Hoy

img
Fecha: abril 20, 2017
La corrupción y otras conmemoraciones
Juan Domingo Fernández 20-04-2017 | 7:21 | 0

Cada día tiene su afán y la ONU por su parte un surtido calendario para conmemorar causas justas. Algunas de esas jornadas son tan conocidas como el Día Mundial contra el Cáncer, el Día Internacional de la Mujer o el Día Mundial del Libro y de los derechos de autor, que se celebra precisamente el próximo domingo, 23 de abril. Otros días internacionales se nos antojan menos relevantes, aunque es probable que la cercanía o los vínculos con el tema de que se trate condicionará nuestra opinión.
Se establecen días tan de sobra justificados como el de los Refugiados o el de la Salud, pero la programación oficial incluye también algunos más singulares: el de la Diversión en el Trabajo, el del Beso, el de la Felicidad o el Día Internacional de los Asteroides, por ejemplo. Salvo este último, cuya necesidad específica me queda algo a trasmano, la conveniencia de los demás estoy dispuesto a defenderla de forma entusiasta, sobre todo los de la Diversión en el Trabajo y el Beso, cuya culminación habría que celebrar, supongo, el Día Internacional de la Felicidad.
No quiero pecar de tiquismiquis porque es obvio que la mayoría de las conmemoraciones se establecen para el ámbito sanitario, de la salud, la ciencia, el desarrollo económico y los avances sociales. Sin embargo, me desconciertan algunas propuestas de la ONU. El 11 de diciembre se fijó como Día Nacional del Tango (es de suponer que en Argentina), pero ¿por qué no su equivalente en México para las rancheras o los corridos; y en España para las bulerías, los fandangos y la jota aragonesa? ¿No da lugar a discriminaciones la reserva oficial de jornadas conmemorativas? ¿Vivimos ya bajo el imperio de lo políticamente correcto a toda costa?
Cuando repaso el calendario de días internacionales y mundiales no me atrevo a borrar ninguno, al contrario, subrayaría varios imprescindibles: el 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa; el 21 de septiembre, Día Internacional de la Paz; el 7 de abril, Día Mundial de la Salud; el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer…
Y bueno, me siguen sorprendiendo algunos recordatorios bien peculiares: el Día del Orgullo Zombie, el del Soltero, el del Pistacho o el Día del Orgullo Friki. ¿Significa que vivimos en una sociedad fértil en conquistas y plural en matices sociales? ¿La apoteosis del postureo? Desde luego la nómina de días raros alberga joyas de museo: Día del Bolígrafo, del Cannabis, de Star Wars, de los Calcetines desparejados…
Aunque pueda parecer que todas las causas cuentan con su correspondiente cumpleaños, echo de menos bastantes aniversarios. ¿Cuándo es por ejemplo el Día de la Corrupción, afán al que miles de personas se entregan frenéticamente en España desde hace años? ¿Cuándo el Día nacional de la Irresponsabilidad, de quienes dicen «yo no sé nada» o «a mí que no me pregunten»? ¿Cuándo el Día de la Ley del Embudo? Me parece que alguien tendría que ir avisando a la ONU.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Domingo Fernández
Blog personal del periodista Juan Domingo Fernández

Categorías

Otros Blogs de Autor