Blogs

Puigdemont, Macguffin y la gallina

Todo lo que se ignora, se desprecia», advertía don Antonio Machado. Y aunque siempre hay ciertos ‘agujeros de ignorancia’ que se pueden tapar, lo malo es cuando el agujero, además de espacio hueco contiene un prejuicio, que es una verdad adulterada, un resabio, una falsedad. El aire que ocupa la ignorancia –el vacío– puede rellenarse con certezas, pueden sustituirlo la información, los datos, el conocimiento… Lo malo es cuando en el agujero anida un prejuicio. Por eso sostiene Diderot que la ignorancia está menos lejos de la verdad que el prejuicio. Mucho más que el ignorante yerra quien tiene la mente ofuscada por los prejuicios, quien se obstina en la prevención intransigente.
¿Y a qué viene tan largo preámbulo?, te preguntarás, mi buen Yorik. Pues al polémico asunto del mensaje de móvil de Puigdemont y el conseller huido Toni Comín. No voy a entrar en la porfía de si es legal o ilegal la grabación y difusión de esos mensajes. Todo eso ahora me parece secundario, anecdótico. Creo que se trata de uno de aquellos ‘Macguffin’ que utilizaba Alfred Hitchcock en las tramas de sus películas para hacer que avanzara la historia aunque se tratase de algo sin mayor relevancia en el resultado final. Una especie de recurso o truco para mantener el ‘suspense’: una argucia argumental.
Así que las diatribas sobre el mensaje grabado en el móvil de uno de los huidos a Bélgica se eleva a las alturas mediáticas igual que el humo de una escandalera y nos distrae a todos (como los ‘Macguffin’ de Hitchcock) de otras circunstancias y aspectos esenciales de los protagonistas: su condición de huidos de la justicia y presuntos delincuentes.
Este episodio de los mensajes (no su contenido) me recuerda la historia de la gallina en la selva, que ya he contado en otras ocasiones. Un grupo de exploradores somete a los miembros de una tribuna africana al experimento de proyectarles el documental de una boda regia en Europa. En la película se ven carrozas engalanadas, palacios, escenas de baile, gente arremolinada en las calles aplaudiendo al paso de los contrayentes… Al finalizar la proyección preguntan qué es lo que más les ha gustado. Nadie se atreve a hablar. Por el fin el jefe de la tribu dice: «La gallina. Eso es lo que más no ha gustado». Atónitos, los exploradores se miran desconcertados y deciden visionar de nuevo la película. Descubren que mientras la carroza avanza escoltada por vistosos jinetes se percibe apenas durante décimas de segundo el vuelo alicorto de una gallina. En ese detalle es en el único que repararon o al menos, el único que llamó su atención… Yo creo que esa ‘volandá’ de lo intrascendente, de lo secundario, es también la metáfora de una digresión informativa. No el mensaje en sí.
Y al separatismo golpista, al que se empecina en hacernos tragar como legítimo lo que en el fondo y en la forma atenta contra la Constitución y la convivencia del conjunto de los españoles le vienen de perlas estas diatribas. Sirven a sus intereses más que por contribuir a ‘su’ causa, por dar verosimilitud de legalidad a planteamientos llenos de prejuicios, de odio e ignorancia.

Temas

Antonio Machado, atención mediática, Carles Puigdemont, cataluña, Constitución, democracia, Diderot, españa, Hitchcock, ignorancia, legalidad, odio, política, prejuicios, redes sociales, Toni Comín

Juan Domingo Fernández

Sobre el autor

Blog personal del periodista Juan Domingo Fernández

febrero 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728