Hoy

img
Autor: JDF8453
Noticias sin matrícula
img
Juan Domingo Fernández | 08-12-2005 | 9:48| 0

Los periodistas sabemos mejor que nadie que hay noticias que se acoplan de maravilla a ciertos lugares, situaciones o tiempos. Las antiguas secciones de los periodicos donde se volcaban todas esas ‘curiosidades’ o noticias de segundo nivel son una prueba evidente. Así, a la progresista Europa le solían corresponder noticias relativas a inventos, experimentos cientificos y similares. Y a otro nivel, dentro de España, también funcionaban una serie de ‘estereotipos’ o prejuicios según los cuales los corderos con dos cabezas y seis patas, los crímenes tremebundos o las situaciones de injusticia social con señorito y criados eran propias de Extremadura. Por fortuna han cambiado los tiempos, pero no sé por qué percibo un malsano ‘regocijo’ en ciertos ambientes cuando se ha sabido que toda esa historia de los tigres y leones para safaris de medio pelo sucedía en la provincia de Badajoz. No sé si es un exceso de prejuicios, pero tal vez la historia no ‘pintara’ tan bien si se hubiera descubierto por otras latitudes.

Por eso me gustaría que, como los coches ahora, algunas noticias pudieran leerse en sus términos completos, pero sin la referencia de la matrícula, de la provincia. Para considerarlas por su valor en sí, no por las letritas de la provincia. ¿Estamos de acuerdo?

Ver Post >
Ojo con el calvo
img
Juan Domingo Fernández | 26-11-2005 | 6:18| 0

Supongo que el que más o el que menos conoce a algún calvo (con perdón, Pablito) al que se le asigna familiarmente ese adjetivo. A partir de estas fechas, sin embargo, en España reluce un calvo por antonomasia, que es el calvo de la Lotería de Navidad. Todos le conocemos.
El gran Julio Camba escribía cada año un artículo sobre la lotería, defendiendo con ironía gallega la misma tesis: «El pueblo español invierte sus ahorros en la Lotería en lugar de dedicarlos a la industria, de la misma manera que, en vez de canalizar sus ríos, organiza rogativas durante las épocas de sequía. El trabajo no le inspira ninguna confianza, y, además, le resulta incómodo. Que trabajen los pueblos de poca fe; pero no aquellos que creen en la Providencia», apostillaba.
La constatación de la tesis de Camba es el famoso calvo de la Navidad. Yo creo que su poder fabuloso no proviene de la fuerza que tiene la publicidad en televisión, ni de esa música tan dulcemente invernal del anuncio. La fuerza del calvo que sopla a las bolas de la fortuna y que nos mira hace semanas desde las barras de cualquier bar o cafetería es la interrogación que nos plantea, esa pregunta clave, el gran acierto de la campaña publicitaria sobre el gordo de Navidad: «¿Y si cae aquí?». Esas cuatro palabras son una flecha que siempre da en la diana. Te estás tomando el café y el tío te interroga con esa duda nada metafísica. ¿Y si cae aquí? Y claro, vas y compras. Pero desde la cafetería de enfrente también te interroga mirándote a los ojos. ¿Y si cae aquí? La pregunta se repite en el estanco. ¿Y si cae aquí? Y en la papelería, y en la frutería y en el kiosco…
¡Qué genio el autor de la campaña! Êse sí que conoce bien al español, abocado a comprar lotería no por avaricia, ni tal vez por envidia, sino para evitar hacer el gilipollas. ¿Y si cae aquí y soy el único al que no le toca? Qué tío.

Ver Post >
De Cáceres o Badajoz
img
Juan Domingo Fernández | 31-10-2005 | 10:25| 0

DURANTE nueve años he vivido en Madrid, donde compré mi primera vivienda y donde estudié y trabajé sin sentirme nunca forastero.
Los compañeros casi nunca acertaban con mi pronunciado acento extremeño ?que mantengo con los años, como una parte más de mi ADN? y del que jamás se me pasó por la mente prescindir.
Unos creían que era latinoamericano; otros, canario, andaluz e incluso murciano.
Raramente acertaban a la primera. El acento jamás me causó problemas, aunque sí tuve que cuidar la sintaxis y olvidarme de esas particularidades tan cacereñas a la hora de hablar: «Ten cuidado, que lo caes»; «Me lo he quedado olvidado» y cosas así.
Cuando hablaba de mi tierra con los amigos que no conocían mucho Extremadura siempre explicaba que, en un sentido amplio y resumiendo, se podría decir que Cáceres es más Castilla y Badajoz más Andalucía. Todo el mundo entendía esa generalización.
Sin embargo, la primera vez que se me ocurrió plantear esa idea por escrito en este diario, hace ya veinte años, un lector escribió metiéndose conmigo y sugiriendo que me dedicara a escribir sobre la región, sin más disquisiciones.
Al cabo de los años mantengo mi acento y creo conocer algo por encima el carácter de mis paisanos. ¿Pero seguirá siendo cierto que en Cáceres somos más parecidos a Castilla y en Badajoz más parecidos a Andalucía? Tal vez pregunte acerca de esta cuestión a mi admirado Álvaro Valverde, tan ponderado siempre en sus juicios y apreciaciones.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Domingo Fernández
Blog personal del periodista Juan Domingo Fernández

Otros Blogs de Autor