Hoy

img
Etiqueta: literatura
Mendoza y Trueba
img
Juan Domingo Fernández | 01-12-2016 | 19:11 |0

Hay días en que reina la unanimidad en el panorama cultural español, signifique eso, como diría Millás, lo que signifique. Ayer fue una de esas jornadas. La concesión del Premio Cervantes a Eduardo Mendoza –un escritor precisamente de estirpe cervantina– es una de las alegrías que consienten la justicia poética, la del jurado y antes que ninguna la justicia de los lectores.
Mientras que muchos novelistas con gran número de seguidores se sienten estigmatizados por la ‘naturaleza’ que se atribuye a sus obras, en el caso de Eduardo Mendoza el éxito nunca cuestionó que la suya es literatura de calidad, nada de best seller para consumo rápido o novelas de leer y tirar.
Con otro valor añadido: el sentido del humor y la ironía recorren buena parte de su obra y ponderan el descreimiento como un camino certero para mirar y acercarse a la realidad. Incluida, por supuesto, la realidad de la ficción. Recordaba ayer con un amigo la sorpresa y el regocijo que sentí al leer a finales de los años setenta ‘El misterio de la cripta embrujada’, con aquellos personajes y situaciones primos hermanos del teatro del absurdo y perfilados con humor

Ver Post
De la pasión y las obras nutricias
img
Juan Domingo Fernández | 11-11-2016 | 11:08 |0

En el mundo hay libros y autores nutricios y autores y libros infecundos; juzgados, claro está, de manera personal, no con pretensión generalizadora. Para mí han sido fértiles y estimulantes por ejemplo los libros de Borges, de Monterroso, de Cervantes, de Laurence Sterne… entre otros muchos. Pero imagino que cada lector puede elaborar una lista de obras que le despertaron el afán creativo o la necesidad de acudir a nuevas historias para enriquecer su universo literario. Un fenómeno que no se limita únicamente a las creaciones de ficción sino que abarca cualquier fruto del espíritu humano, desde los tratados de filosofía y de historia hasta los manuales de ciencias humanas y las enciclopedias de arte. Desde la exposición o el cuadro que nos abre la puerta a estéticas insospechadas hasta la película o la música que literalmente nos traslada a un universo fértil, abonado al trabajo creativo.
Esa efervescencia y vitalidad que se adivina en la exposición ‘Los fauves. La pasión por el color’ que la Fundación Mapfre mantendrá abierta en Madrid hasta el 29 de enero de 2017. Una muestra donde se comprueba cómo la pasión por los colores puros y la

Ver Post
El éxito, Harry, Frodo y El Padrino
img
Juan Domingo Fernández | 04-08-2016 | 20:11 |0

HAY autores a los que no les basta el trabajo de pura ‘creación’ y precisan de un trabajo complementario para llegar a fin de mes. En España supongo que es el caso de nueve de cada diez novelistas y tal vez del cien por cien de los poetas. Ocupaciones que garantizan la ardua supervivencia y lucen en sus frutos ese carácter ‘alimentario’ al que se refirió Luis Buñuel para unas cuantas de las películas que rodó en su etapa mexicana.
Aunque no nos engañemos, la creación por encargo o directamente para ganar dinero no es un asunto nuevo. La historia del arte y de los mecenazgos son columnas de ese templo. Hace unos años, Bioy Casares citaba las palabras del Doctor Johnson: «Sólo un badulaque escribe por placer» y recordaba que el propio Johnson escribió una de sus novelas no por encargo, sino para pagar el entierro de su madre. Lo mismo cabe decir de Shakespeare, Defoe, Balzac o Galdós, entre otros muchos.
En Oxford comprobé con mis propios ojos la devoción literaria que despierta una vieja taberna, ‘Eagle and child’, ‘El águila y el niño’, donde se reunían en tertulia profesores y escritores tan conocidos como C.S. Lewis y J.R.R. Tolkien. El

Ver Post
A los del lado oscuro
img
Juan Domingo Fernández | 02-06-2016 | 21:18 |0

La condena a quienes se dedican a insultar amparados en el anonimato de los foros digitales resulta ya asunto recurrente y lleva camino de convertirse en un nuevo género literario. ¿Quién no ha maldecido la despreciable tarea del trol que arremete con ánimo malicioso e injurioso? El último escritor al que he leído quejarse amargamente de esta práctica es a Felipe Benítez Reyes, que el sábado pasado firmaba su columna en HOY con el título ‘Los ocultos’ y en la que advertía: «Lees en pantalla un artículo o una noticia y sabes que lo espeluznante empieza tras su punto final, en esa sección de comentarios en que unos seres con nombre de robot o de mascota exhiben su desprecio no ya por la gramática y la ortografía, no ya por el criterio ajeno, no ya por las técnicas budistas de control sobre las emociones, no ya tal vez por sí mismos, sino también, y sobre todo, por la facultad de distinguir un razonamiento de un vómito» (…) «Gente que solo hecha espumarajos por el pensamiento cuando se siente a salvo en su cueva, bajo el amparo de un pseudónimo».
Supongo que ya habrá alguien preparando la correspondiente antología de textos en los que se condena y

Ver Post
Camilo J. Cela en Cáceres
img
Juan Domingo Fernández | 12-05-2016 | 19:56 |0

Estos días se asoma a las páginas de los periódicos la figura de Camilo José Cela, del que ayer, 11 de mayo, se cumplían cien años de su nacimiento. Del Cela personaje puede decirse aquello del cronista taurino: «División de opiniones: unos en su madre y otros en su padre». Pero si hablamos del Cela escritor, son palabras mayores.
En 1986 Cáceres fue declarada por la Unesco Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Con tal motivo, en abril del año siguiente invitaron a Cela a dar el pregón de la fiestas medievales organizadas para conmemorar el título de Patrimonio de la Humanidad. Aquel acto (retransmitido incluso por alguna cadena de radio a nivel nacional) se convirtió en un espectáculo cinematográfico. A Camilo José Cela, alojado en el Palacio de Carvajal
–entonces reservado para los huéspedes y las visitas de honor– le dispusieron una carroza tirada por cuatro caballos blancos a la que se subió en la Plaza de Santa María, rodeado de un gentío impresionante, y con la que recorrió la Plaza Mayor, San Juan, Paseo de Cánovas, Avenida de la Montaña y Colón hasta llegar al Complejo Cultural San Francisco, en cuyo auditorio principal ofreció el

Ver Post
Borges y los maestros invisibles
img
Juan Domingo Fernández | 05-05-2016 | 19:27 |0

Cuenta el escritor Alberto Manguel en una entrevista reciente que cuando acudía a casa de Borges entonces ya ciego para leerle cuentos de autores como Kipling, Henry James o Stevenson, el autor de ‘El Aleph’ los analizaba «y era como escuchar a un mecánico que desarmaba un motor y explicaba que tal tubo va en tal lugar, que tal tornillo va con ese tornillo. Para mí, como adolescente fue una lección de lectura, de literatura, de escritura, que en ese momento no supe apreciar, porque los adolescentes somos arrogantes y yo pensé que estaba ayudando a un pobre viejito ciego».
En ocasiones, las más provechosas enseñanzas que nos regala la vida las recibimos como un don del que desconocemos su procedencia y ante todo su valor. Es preciso aprender a conocer la vida y a uno mismo para reparar en la trascendencia de algunas lecciones. Por eso hay magisterios ‘invisibles’ a pesar de su relevancia, pues al igual que la luz necesita la sombra para ‘concretarse’, ciertos aprendizajes son imposibles de alcanzar en soledad, por ciencia infusa, es decir, sin la fuente nutricia de un magisterio. Alberto Manguel, a quien el azar y una de esas simetrías de la historia han

Ver Post
De lecturas pendientes
img
Juan Domingo Fernández | 17-07-2015 | 20:39 |0

Ando estos días organizando el donoso escrutinio de los libros que pienso llevarme en las vacaciones y como suele ocurrirme cada año se disputan los huecos en la maleta las relecturas, las deudas antiguas (confieso que de este agosto no pasa ‘El gran Meaulnes’, de Alain-Fournier ) y algunos títulos más recientes entre los que solo voy a citar dos, muy distintos entre sí, de dos escritores nacidos en Extremadura: ‘Cuentos del día a día’, de Tomás Martín Tamayo y ‘Vida secreta’, el último libro de poemas de Javier Rodríguez Marcos, aparecido en la colección Nuevos Textos Sagrados de Tusquets.
Durante un tiempo yo creí también que los libros son la residencia más confortable de la vida. (Por cierto, Alberto Manguel, ese sabio que en su juventud le sirvió de lazarillo lector al Borges ya vencido por la ceguera, ha escrito hace poco ‘El viajero, la torre y la larva. El lector como metáfora’, donde viene a desmentir que el lector ideal sea precisamente el que se encierra en su torre de marfil parafraseando al fray Luis de León en ‘Vida retirada’: «¡Qué descansada vida / la del que huye el mundanal ruïdo / y sigue la escondida / senda por

Ver Post
Mis cinco libros
img
Juan Domingo Fernández | 24-04-2015 | 11:27 |0

En abril, libros mil. Tiempo de recomendaciones y recuentos. ‘Territorios’, el suplemento cultural de ‘El Correo’, pide a escritores, editores, libreros y profesores que seleccionen cada uno las cinco obras que, a su juicio, deben leer los jóvenes antes de la mayoría de edad. Algunos títulos se repiten en los cánones sugeridos. Medito acerca de cuáles seleccionaría yo. Es complejo limitarse a solo cinco obras, pero ahí van: ‘La isla del tesoro’, ‘Crimen y castigo’, ‘Cien años de soledad’, las ‘Narraciones extraordinarias’ de Poe y ‘El lazarillo de Tormes’.
Creo que otras obras maestras, por ejemplo la poesía de Bécquer o de Machado, ‘El Quijote’, ‘Luces de Bohemia’, ‘La Regenta’, ‘Fortunata y Jacinta’… son imprescindibles también en cualquier canon, pero no sé si necesariamente en la primera juventud. ‘Quizás ‘La metamorfosis’ de Kafka o ‘Madame Bovary’ sean más ‘provechosas’ para un lector formado, para una sensibilidad lectora educada en los matices. O tal vez no, y lo aconsejable sería dejarse llevar por el cataclismo de esas peripecias literarias que nos sacuden como aguas turbulentas.
La lectura

Ver Post
El perro, Dios y Buzzati
img
Juan Domingo Fernández | 03-04-2015 | 16:44 |0

En el famoso cuento ‘El perro que ha visto a Dios’, Dino Buzzati plantea la inquietante historia de Tis, pueblo italiano al que llega un ermitaño del que únicamente se hace amigo fiel un perro vagabundo. Los habitantes de Tis hace siglos que desdeñaban no solo cualquier práctica religiosa (en misa casi nunca había nadie) sino que además se deleitaban en la blasfemia.
Sobre la pequeña colina solitaria a unos diez kilómetros de Tis en la que se asentó el ermitaño, los campesinos de la comarca empezaron a advertir por la noche extrañas luces. Incluso desde el pueblo vieron alguna que otra vez un resplandor y todos concluyeron sin dificultad que aquella era la luz de Dios. Pero con la misma naturalidad se sumieron en su tradicional indiferencia ante todo lo que significara religión. Pensaban que aquellos fenómenos eran atribuibles al ermitaño y que no había que preocuparse, pues pertenecían a esas evidencias corrientes del que afirma, por ejemplo, llueve esta noche o hace viento. Al cabo de un tiempo murió el ermitaño y el perro empezó a frecuentar las casas y las calles de Tis. En cuanto aparecía el animal, alguien anunciaba: «Mira, el perro que ha

Ver Post
Cercas en Salamina
img
Juan Domingo Fernández | 26-09-2014 | 09:22 |0

La aceleración emocional que causan los procesos nacionalistas son como las tormentas de verano: en pocos minutos arrasan con todo lo que encuentran a su paso. A esa aceleración, especialmente perceptible en el caso de Cataluña, no escapa ninguna parcela o apartado de la vida social, desde los ámbitos públicos, comunes, a los de carácter privado. Así se explica que uno de los escritores españoles con más proyección internacional, comprometido con su tiempo y no un habitante remolón de su propia ‘torre de marfil’, tenga que salir al paso de burdas insidias tales como atribuirle frases y «barbaridades» que nunca ha dicho. Ese escritor se llama Javier Cercas y aunque nacido en Extremadura, concretamente en la localidad cacereña de Ibahernando, desde niño reside en Cataluña, a donde se trasladó su familia a mediados de los años sesenta del pasado siglo.
Aprovechando el ‘malentendido’ periodístico de una entrevista en el semanario italiano L’Espresso, en el que junto a la foto de Cercas aparecía el titular: «Una utopía asesina», la centrifugadora de las redes sociales y los entusiastas de triturar desde el anonimato le pusieron en el punto de mira

Ver Post
Sobre el autor Juan Domingo Fernández
Blog personal del periodista Juan Domingo Fernández

Categorías

Otros Blogs de Autor