Hoy

img
Etiqueta: moral pública
Contra la corrupción y el populismo
img
Juan Domingo Fernández | 18-02-2016 | 20:25 |0

Pensaba dedicar esta columna a esos políticos de ‘monopoly’ que calculan estrategias lejos de la calle, al margen de las instituciones y de la gente, pendientes tan solo de sus consultores y de los palmeros de las redes sociales, pero he decido que no, que insistir por esa linde es contribuir a su telerrealidad de ‘Show de Truman’ en la que ellos trajinan a ambos lados del cristal con generosa cosecha –hay que reconocérselo– electoral y mediática… «Allá ellos, allá ellos», que repetía el verso del genial César Vallejo.
Lo malo de la política en estos días de mensajes masificados es que «el hombre de la calle», como dice Larry Lorenzoni, «no cree serlo». Aparte de un seleccionador de fútbol, en algunos españoles habita también un espectador crédulo al que le cuesta separar las voces de los ecos, los argumentos de la propaganda. Los de la telerrealidad juegan con la certidumbre de su primer mandamiento: «Habla con desparpajo ante las cámaras de televisión y nadie cuestionará lo que dices». Los hay maestros en el género. Pasan incluso por líderes. Cazan en manada, como los lobos, y si les pillas en un renuncio tienen la habilidad de darle

Ver Post
El abuelo de Benny
img
Juan Domingo Fernández | 23-10-2015 | 09:05 |0

“Mi abuelo no era capaz de recetar una píldora que hiciera correr más rápido a un galgo, pero podía hacer una que hiciera que los otros cinco fueran más despacio”. El autor de esa frase es Benny Green, un saxofonista británico que durante años fue conductor de programas musicales en la BBC y que sentía tal devoción por el escritor y humorista P. G. Wodehouse que llegó a dedicarle una biografía literaria.
Como algunas humoradas inteligentes, la capacidad que Benny Green le atribuye a su abuelo en materia de carreras de galgos trasciende la simple ironía y encierra una lección moral. O inmoral, según se mire. No es precisa una imaginación desbordada para constatar que las capacidades del abuelo de Benny se ponen en práctica diariamente en muchos otros ámbitos, entre ellos el de la política y la cosa pública.
¿Quién no ha conocido alguna vez a ese político que incapaz de avanzar con limpieza en su gestión va sembrando de minas el mañana para sus adversarios? ¿O ese político que al igual que los malos estudiantes pospone las tareas y trata de aprobar aprendiéndose la lección con alfileres en el tiempo de descuento? ¿O al que desvía la atención

Ver Post
Del CIS, la gente y el juicio de Gracián
img
Juan Domingo Fernández | 08-10-2015 | 19:19 |0

En la vida de las personas la fama y el prestigio no tienen que ver tanto con la cantidad como con la calidad. Ocurre en literatura, en ciencia y creo que también en la política. Ningún escritor por el mero hecho de escribir muchos libros consigue acrecentar su fama y su prestigio. Es más, a veces ocurre lo contrario y para revalidarlo ahí está lo que dijeron T.S. Eliot de E.M. Forster o José Donoso de Juan Rulfo: «Su fama crece con cada libro que no escribe».
Ayer se conocieron los datos del último estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), respecto a los cabezas de lista en las pasadas elecciones autonómicas. Según dicho estudio, el político extremeño mejor valorado es Guillermo Fernández Vara, del PSOE, con una media de 5,47 puntos. Tras él se sitúan María Victoria Domínguez, de Ciudadanos, (4,80); Álvaro Jaén, responsable regional de Podemos (4,46) y por último José Antonio Monago, del PP, con una media de 4,43 puntos.
El estudio del CIS se realizó entre el 27 de mayo y el 23 de junio de este año, es decir, conocida ya la palabra definitiva, la voz incuestionable de las urnas. En la memoria de quienes contestaron a la entrevistas

Ver Post
Diógenes y el éxito
img
Juan Domingo Fernández | 28-06-2015 | 16:05 |0

EN la sociedad competitiva la moneda de curso legal es el éxito. Según las épocas cambian las efigies y los símbolos que se acuñan, pero la moneda sigue representando un valor, el éxito, inseparable del hombre. Es verdad que no siempre (al menos antes de las grandes revoluciones burguesas) el principal sinónimo del éxito fuese la riqueza. Aunque hoy cueste entenderlo, en algunos momentos de la historia el éxito en la vida no se medía por la cantidad de dinero o patrimonio acumulado. Hubo hombres que gozaron de una existencia coronada por el mayor de los triunfos gracias a su condición de seres libres, jamás uncidos al yugo de ningún poder ni a la servidumbre de ningún amo. A mí me entusiasma la figura de Diógenes, aquel sabio griego que portaba una lámpara encendida a todas horas para «buscar a un hombre honrado». Aquel sabio que renunció a toda riqueza y atadura hasta el extremo de que utilizaba como único refugio donde cobijarse un viejo tonel de vino situado en la calle. Es famosa la anécdota del día en que se presentó ante Diógenes un triunfante y endiosado Alejandro Magno con ánimo obsequioso para decirle: «¿Qué deseas que te conceda? Pídeme

Ver Post
Sobre la piedad
img
Juan Domingo Fernández | 27-02-2015 | 19:35 |0

Se nos advierte una y otra vez que vivimos en sociedades competitivas y que avanzamos de forma irremediable hacia modelos de convivencia en los que primará el individualismo feroz. Puede ser. Sin embargo, nadie es una isla y a este mundo únicamente se llega formando parte del eslabón de una cadena que se remonta a la noche de los tiempos, a nuestra aparición como especie. De ahí el poco aprecio que me suscitan los nacionalismos aldeanos y la visión alicorta de los dominados por el racismo étnico. ¿Qué mayor riqueza que el mestizaje de sangre y la ancestral sabiduría acumulada por pueblos y generaciones? Preferiría mil veces tener antepasados que hubieran emparentado con griegos, fenicios, celtas, iberos, vetones, romanos, judíos… que aborígenes aislados en un terruño donde hace unos cuantos siglos empezaron a bajarse de los árboles.  
Sin embargo, hoy no quiero hablar del pecado nacionalista ni de los modelos sociales que deshumanizan al hombre obligándole a unas condiciones de vida poco respetuosas con los valores esenciales. «El hombre es superior a las bestias no porque las pueda hacer sufrir, sino porque es capaz de compadecerlas», nos explica

Ver Post
Artes adivinatorias
img
Juan Domingo Fernández | 13-02-2015 | 18:42 |0

Decía el mexicano Jorge Ibargüengoitia respecto a las predicciones y las artes adivinatorias que sus preferidas eran la astrología y el tarot, aunque la experiencia más desagradable la tuvo la vez que una mujer le echó las cartas y le anunció: «Dentro de poco tiempo estará usted ante un hombre de ley». Mientras pensaba qué significaría aquella predicción le embargaron y tuvo que comparecer ante el juez. Según Ibargüengoitia fue la única ocasión en que le dijeron algo con sentido, porque lo relevante, claro está, es el sentido de las cosas. ¿Qué importancia tiene que le anuncien que una mujer rubia está pensando en usted? «Esto, huelga decir, no tiene importancia. Lo que sería interesante», añade, «sería saber qué es lo que está pensando la mujer rubia».
Yo creo que el panorama político es ahora igual de abstruso que la firma de un loco. Lo mismo te anuncian el paraíso a la vuelta de la esquina que te acoquinan con la admonición de unas velas negras… En mitad de la niebla resulta imposible saber si aquello que reluce en lo alto del castillo son los éxitos de los emboscados en su marcha triunfal o aquella cosa, como dice el chascarrillo

Ver Post
Mcguffins en la política
img
Juan Domingo Fernández | 05-12-2014 | 20:47 |0

En las películas de Alfred Hitchock son habituales los ‘Mcguffins’. ¿Qué es un ‘Macguffins’? Un elemento introducido en la trama para atraer el interés del espectador sin constituir un aspecto esencial del argumento; es decir, un ‘Mcguffins’ es un recurso para incrementar el suspense pero que no alberga la clave de la película. Una pista falsa o una forma perspicaz de distraer la atención.
La realidad política española y la extremeña también están plagadas de ‘Mcguffins’, aunque sospecho que sin la sutil elegancia de las tramas de Hitchock sino más a lo rústico, con la estética de las películas chinas, plagadas de trucos ramplones. Mientras hay quien se entretiene con las andanzas del ‘pequeño Nicolás’ o con la contestada propuesta de vender en Mérida la antigua sede de la Presidencia de la Junta y residencia oficial de los presidentes electos de Extremadura durante 28 años, o sea, durante siete legislaturas, en toda España crece la preocupación por la corrupción hasta niveles de alarma y por aquí el personal tiene formada su composición de lugar respecto a los 16 viajes (32 vuelos) a Canarias.
Según datos del último barómetro

Ver Post
El 'baremo Gladiator'
img
Juan Domingo Fernández | 31-01-2014 | 20:10 |0

En una de las escenas más memorables de ‘Gladiator’, la película de Ridley Scott, el viejo emperador Marco Aurelio trata de convencer al protagonista, el general Máximo Décimo Meridio, de que se convierta cuando él muera en su sucesor temporal y ceda el poder al Senado para que Roma vuelva a ser una república. Sin embargo, el general, cansado de campañas guerreras y conquistas, sueña con regresar a su tierra y se muestra renuente a aceptar la oferta de Marco Aurelio. Además, sabe que el emperador tiene un hijo, Cómodo, quien aguarda impaciente a sucederle. «¿Y Cómodo?», pregunta el general Máximo para subrayar lo inusitado de la propuesta. «Cómodo es un hombre sin moral. Eso lo sabes desde siempre», contesta Marco Aurelio: «Cómodo no puede gobernar. Es más, no debe gobernar», sentencia el anciano emperador.
Aunque la película es un prodigio cinematográfico rebosante de matices y de acción, de planos y secuencias trepidantes que se superponen y enlazan, el tema central de la historia pivota precisamente sobre esas seis palabras: «Cómodo es un hombre sin moral». Y aquí no importa tanto que se trate de una obra de ficción que no se corresponde,

Ver Post
Catálogo de especies
img
Juan Domingo Fernández | 16-12-2011 | 19:56 |0

Dicen que en los tiempos antiguos una ardilla podía cruzar España saltando de árbol en árbol. No sé si es pura exageración o simple imagen para evocar un paraíso forestal del que fuimos expulsados o al que los siglos aplicaron la voracidad que ahora amenaza a la selva amazónica. Supongo que la realidad ambiental no es un todo inmutable, sino un conjunto complejo de elementos que va transformando el tiempo y de manera especial la mano del hombre.
Eso lo saben muy bien los cazadores y los proteccionistas que alertan sobre la invasión de especies exóticas invasoras. Hace poco más de un mes el Gobierno aprobó un catálogo de especies exóticas invasoras que incluye 136 animales o plantas entre las que figuran el jacinto de agua, la perca, el lucio, el mejillón cebra, el mosquito tigre, el picudo rojo, el siluro, la cotorra argentina, el mapache o la ardilla gris. Variedades todas ellas que resultan muy perjudiciales si se integran en nuestros ecosistemas. No soy pescador, pero siento que declaren ilegal al siluro, un pez que parece un monstruo de Julio Verne, antes de saber con certeza si se han reproducido ya en el embalse de Alcántara, donde he oído historias

Ver Post
Sobre el autor Juan Domingo Fernández
Blog personal del periodista Juan Domingo Fernández

Categorías

Otros Blogs de Autor