Hoy

img
Etiqueta: naturaleza
Dersu y los parceleros
img
Juan Domingo Fernández | 26-10-2017 | 18:18 |0

DICE Diego Algaba Mansilla en su reciente artículo ‘Parceleros’ que se acordó de esos personajes tan característicos de la Extremadura rural «después de ver a uno de ellos cogiendo las aceitunas de un olivo que hay al final de la Avenida María Auxiliadora», en Badajoz. La magnífica evocación que hace Diego Algaba de aquellos hombres –algunos de los cuales han terminado yéndose a vivir con sus hijos o nietos a la ciudad, entre las cuatro paredes de un piso «al que hay que subir en ascensor»– a mí me recordó al instante la peripecia de un personaje legendario: el viejo cazador ‘Dersu Uzala’, obra maestra de Akira Kurosawa.
Esa película, que retrata la vida en libertad de un cazador en plena naturaleza (la tundra y los bosques siberianos) es también la conmovedora historia de una amistad entre el capitán Vladimir Arseniev, explorador del ejército ruso y el viejo cazador Dersu Uzala. No voy a desvelar cómo acaba la película, sólo me detendré en algunos pasajes de la historia. Tras las expediciones, Arseniev decide llevarse a vivir a su casa en la ciudad al viejo Dersu, al que le empieza a fallar la vista.
La vida en el hogar transcurre dulce y

Ver Post
El mastranzo
img
Juan Domingo Fernández | 19-06-2015 | 18:27 |0

Acostumbro a dar un largo paseo a primeras horas de la mañana. Una caminata que me ayuda a ordenar pensamientos y a reparar también en esos regalos de la naturaleza que tantas veces nos pasan inadvertidos, ya sean bandadas de aves cruzando el cielo en busca de bebederos, algunos humildes arriates de casas bajas o las alfombras de flores al pie de los árboles que anuncian el fin de la primavera y la llegada del calor.
Durante los paseos disfruto con el arrullo de las tórtolas, con las maniobras de las cigüeñas –a esas horas siempre mirando al levante– intentando colonizar los pinos y cedros más confortables para sus nidos… Me cruzo con otros paseantes camino del trabajo, con escolares soñolientos apesadumbrados por el peso de la mochila, con jóvenes parejas agarradas de la mano, con jubilados investidos de serenidad que repiten cada día, como un tic inevitable el movimiento del bastón sobre las rayas de la acera… La vida que no se detiene.
Al comenzar la caminata me asalta, acaso también como un tic, el recuerdo de los versos con los que Claudio Rodríguez arranca ‘Don de la ebriedad’: «Siempre la claridad viene del cielo; / es un don: no se halla entre

Ver Post
La lección de Araújo
img
Juan Domingo Fernández | 10-05-2013 | 19:41 |0

El naturalista, escritor y divulgador Joaquín Araújo, afincado desde hace treinta y tantos años en un paraje próximo a los Ibores, en el corazón de las Villuercas, dejó la pasada semana desconcertado al auditorio que seguía atentamente su charla en el Ateneo de Cáceres cuando resumió su vaticinio respecto al futuro inmediato de la sociedad con una frase que tenía algo de acertijo y de misterio: «Hasta que lo primero no vuelva a ser lo primero, no hay solución». Lo primero es la Naturaleza o, en sentido muy amplio, la agricultura y la ganadería, porque como el propio Araújo señala en su libro ‘Cultivar, encuentros con la tierra’, «cuidar de lo que nos cuida es mucho más que las labores del campo».
Otra de sus grandes reflexiones cabe en una frase muy corta: «La Naturaleza no se endeuda». Araújo insistió en esa circunstancia para subrayar, precisamente, lo contradictorio y ‘antinatural’ que resulta el consumismo insensato en que hemos sucumbido y cuyas consecuencias están resultando devastadoras para buena parte de la sociedad.
Sostiene un proverbio oriental que son cuatro las cosas de las que siempre tenemos más de lo que deseamos: pecados,

Ver Post
Plegaria del árbol
img
Juan Domingo Fernández | 27-07-2012 | 17:55 |0

En el Paseo de Cánovas de Cáceres y en otros muchos parques y jardines de España se exponen en carteles o en muros de azulejos la ‘Plegaria del árbol’, ese canto que seguramente pueda considerarse con toda justicia uno de los primeros manifiestos proteccionistas de nuestro tiempo. La plegaria, con múltiples versiones, tiene la fuerza de los salmos y de las invocaciones antiguas:

«Tú que levantas contra mí tu brazo armado, antes de hacerme mal ¡reflexiona!

Dios me ayuda a crecer sin molestarte. Soy la sombra amiga que te protege de sol. Mis flores y frutos sirven a tu recreo. El bosque en que vivo es fuente de salud, deleite y belleza. Soy la viga que soporta el techo de tu casa. Las tablas de tu mesa y la cama en que descansas. Soy el mango de tus herramientas. La tabla de tu cuna, la madera de tu barca, la puerta de tu casa, el bastón de tu vejez. Con mis ramas enciendo tu hogar y cueces pan. Mis hojas alimentan tu ganado y son abono para tus campos»…

La plegaria nos recuerda que el árbol representa la hermosura del paisaje, el refugio de los pájaros, el encanto de la huerta, la señal de la montaña, el calor de la leña en el hogar y un detalle nada

Ver Post
Dersu y el agua
img
Juan Domingo Fernández | 20-01-2011 | 22:10 |0

En 1971 el director de cine Akira Kurosawa sufre una fuerte crisis con un intento de suicidio que le sume en un paréntesis de cinco años de silencio sin rodar una película. Renacido del abismo de la depresión, y con 65 años de edad, Kurosawa regala al mundo ‘Dersu Uzala’ (’El cazador’), una de esas obras maestras en las que el simbolismo del hombre en equilibrio con la naturaleza se convierte en enseñanza que trasciende circunstancias históricas o geográficas, una lección intemporal sobre los valores profundos de la humanidad. Un filme con el que obtuvo el Óscar a la mejor película extranjera de 1975 y que le proporcionaría también el entusiasmo y futura financiación de cineastas como Francis Coppola, George Lucas y Steven Spielberg.

‘Dersu Uzala’ está basada en las memorias del explorador del ejército ruso Vladimir Arseniev, quien conoce casualmente a ese viejo cazador siberiano que le servirá como guía en su expedición y en sus trabajos topográficos por la taiga y la tundra. Con una fotografía prodigiosa, la película es mucho más que la historia de una amistad, es el testamento de dos hombres, Arseniev y el propio Kurosawa, capaces de

Ver Post
Sobre el autor Juan Domingo Fernández
Blog personal del periodista Juan Domingo Fernández

Otros Blogs de Autor