Hoy

img
Etiqueta: progreso
De la despoblación y de los tópicos
img
Juan Domingo Fernández | 19-01-2017 | 20:35 |0

Algunas de las injusticias más sangrantes que se han cometido con Extremadura tienen su origen en tópicos repetidos hasta la náusea, tópicos cultivadores de una imagen denigratoria, de brocha gorda. Tópicos como los versos de Quevedo: «Vinieron extremeños a cuadrillas / bien cerrados de barba y de mollera», que contribuyeron a perfilar un imaginario colectivo donde encajaban a la perfección la manida y falsa figura de un Francisco Pizarro cuidando cerdos antes de irse a la conquista de Perú; las ficciones tremendistas del Pascual Duarte, que Cela sitúa en la región; los Azarías y ‘santos inocentes’ que poblaban nuestras dehesas; aquellas Hurdes de hambre y de miseria que Buñuel enturbió –a pesar de su buena voluntad– o ese cliché colectivo por el cual durante años se ha vinculado a esta tierra con la truculencia de Puerto Hurraco… (Hubo hasta periodistas, de prestigio, que para despreciar a los dirigentes políticos de entonces se inventaron el remoquete: «Socialismo de Puerto Hurraco». Mira tú qué talento.
Justo estos días en que Fitur contribuye a difundir una imagen bien distinta de Extremadura, –una de las regiones con índices de

Ver Post
El dios Neptuno y los robots
img
Juan Domingo Fernández | 05-01-2017 | 20:35 |0

EN Bolonia están escandalizados porque la red social Facebook se ha escandalizado a su vez –y además censurado– la imagen de una estatua, la del dios Neptuno desnudo, que preside una fuente que lleva cinco siglos abierta al público y constituye uno de los iconos famosos de la ciudad italiana. La historia reciente de Facebook está llena de bloqueos y censuras disparatadas. Desde unas manos carnosas que a sus ojos representaban otra cosa que lo que representan, la dramática imagen de la ‘niña del Napalm’ captada por Nick Ut durante la guerra de Vietnam, hasta las de una madre amamantando dulce y decorosamente a su bebé. Pero los encontronazos del arte y la censura vienen de antiguo. La actitud censora ha dependido bastante de la época y el momento cultural. La misma estatua del dios Neptuno, promovida por el cardenal Carlos Borromeo para rendir tributo a su tío, el papa Pío IV, hubo un tiempo en que no fue tan bien mirada por las autoridades eclesiásticas y debió lucir una especie de pantalones de bronce que ocultaban su anatomía. Suerte similar a la sufrida por los frescos de Miguel Ángel de la capilla Sixtina.

En Cáceres todavía se recuerda el

Ver Post
Antifábula de la granja
img
Juan Domingo Fernández | 31-10-2014 | 20:15 |0

Durante décadas de progreso, en aquel viejo país la gente vivió alegre y confiada. En todas las aldeas y en todos los pueblos, cada familia tenía su gallinero y recogía los huevos que ponían las gallinas. Había temporadas en que el gallinero producía regular y generosamente y otras en que bajaba algo la producción, pero sin excesivos dientes de sierra. Podemos decir que en el viejo país, donde el gallinero era la principal fuente de producción, la vida transcurría en orden y sin especiales sobresaltos.
Cada familia centraba sus esfuerzos en criar y educar a los hijos, en convivir civilizadamente y en buscar oportunidades de futuro, siempre con observancia de las leyes y respeto al bien común. Gracias al producto que se obtenía de los gallineros, los ciudadanos podían, en mejores o peores condiciones, llevar a sus hijos a la universidad, rehabilitar sus viviendas, adquirir productos de consumo, contribuir a la creación de infraestructuras y bienes sociales, a la dotación de mejores escuelas, hospitales, residencias para ancianos, guarderías, centros de ocio…
La sociedad se desarrollaba sin otros contratiempos que los propios de la naturaleza; es decir,

Ver Post
El cebo y el pez
img
Juan Domingo Fernández | 17-01-2014 | 20:32 |0

Hace varias décadas el sociólogo Alberto Moncada solía recurrir a un relato muy gráfico para subrayar nuestro secular retraso en materia pedagógica. Si a través de la máquina del tiempo nos visitara un ciudadano de la antigua Roma, –explicaba Moncada– en el único lugar en el que ese viajero no se sentiría extraño es en una escuela española. En las calles de cualquier ciudad le sorprenderían los vehículos, los edificios, los semáforos, los luminosos… En las viviendas, los electrodomésticos, los materiales plásticos, las fotografías… En el aula escolar, sin embargo, estaría en su mundo, en un ámbito que le resultaría conocido, familiar, cercano: una pizarra, un maestro y un grupo de muchachos en sus pupitres recitando cansinamente la tabla de multiplicar o la lista de los reyes godos… La escena, algo caricaturesca, es verdad, funcionaba perfectamente para revelar de manera sencilla las contradicciones de un modelo pedagógico que, a pesar de las limitaciones y vaivenes zigzagueantes, ha evolucionado mucho y creo que hacia mejor.
Pero si el ciudadano de la antigua Roma viajara ahora a nuestro tiempo hay un ámbito donde sí que se encontraría como

Ver Post
Hacia la sabiduría
img
Juan Domingo Fernández | 22-03-2013 | 18:05 |0

La destrucción de miles de negativos y diapositivas que el fotógrafo Daniel Mordzinski almacenaba en unas dependencias del diario ‘Le Monde’, en París, devuelve a la actualidad el viejo tema de las hecatombes patrimoniales, la desaparición de las cosas queridas, ya sean la Biblioteca de Sarajevo, el Museo de Bagdad o los miles de yacimientos expoliados en cualquier rincón del mundo.
Cuando la desaparición afecta a objetos a los que no nos sentimos vinculados por razones sentimentales o geográficas quizás el pesar sea más tolerable, menos intenso. Ojos que no ven, corazón que no sienten. Pero cuando lo que perdemos pertenece al ámbito íntimo de nuestro trabajo o de nuestras emociones, la sensación de pérdida debe de resultar tan dolorosa como la que agobia a Daniel Mordzinski estos días.
¿Quién no se ha sentido mutilado, incompleto, al darse cuenta de que nunca más verá aquella fotografía de su niñez o de su juventud cuya pérdida le daña y desconsuela diariamente? Y no por el valor material del patrimonio, a pesar de la cínica sentencia de Maquiavelo: «Los hombres olvidan más fácilmente la muerte de su padre que la pérdida de su

Ver Post
Piratas veteranos
img
Juan Domingo Fernández | 13-04-2012 | 20:36 |0

La piratería, como la piedra filosofal, es capaz de convertir el plomo en oro. «¿Quién hace de piedras pan, sin ser el Dios verdadero?» se preguntaba Quevedo, que conocía de sobra la respuesta: el dinero. En vez de la piratería podría escribir la rapiña, el robo, el pillaje, el saqueo… En el fondo es lo mismo. Si el pirata cuenta con las bendiciones del poder  será considerado un explorador, un conquistador, un colonizador o un adelantado del progreso. El mundo funciona así desde la noche de los tiempos. Sin embargo, la piratería a la que ahora me refiero tiene que ver más que con la disputa al ‘otro’ de materias primas o riquezas, con la apropiación de lo ajeno para usarlo como si fuera propio. Desde prácticas recientes como las desarrolladas por la empresa Odyssey, que expolió un pecio español cargado de monedas de oro y plata, Nuestra Señora de las Mercedes, hasta las recolecciones masivas que han llenado las vitrinas y salas del Museo Británico, del Museo del Louvre o del Museo de Berlín, por citar tres espacios famosos que albergan los frisos y estatuas del Partenón, la Victoria de Samotracia y el busto delicado y misterioso de

Ver Post
Un mosaico romano en la basura
img
Juan Domingo Fernández | 23-03-2012 | 16:25 |0

Si como decía Sartre «el hombre es una pasión inútil», en España ramificamos ese sentimiento con pasiones tan inútiles como el pesimismo, la animosidad irracional o el desprecio al semejante. Hasta en la poesía nos puede el lado trágico. Desde el «Miré los muros de la patria mía…» de Quevedo hasta «En un viejo país ineficiente / algo así como España entre dos guerras…» de Jaime Gil de Biedma, nos recorre el descreimiento y la pesadumbre. O ambos a la vez.
El pesimismo, tan fructífero en la literatura, no lo es en cambio en la vida diaria. Los neurólogos le reconocen al optimismo una primogenitura que solo es peligrosa en manos de economistas y políticos. Es decir, la ciencia recomienda las concepciones optimistas para todas las actividades del hombre, salvo las relacionadas de cerca con la gestión de economistas y políticos, pues en tales casos dejarse llevar por el optimismo sin base más que estimulante puede resultar suicida. (Los críticos a José Luis Rodríguez Zapatero y quienes pensaban que nunca iba a estallar la burbuja inmobiliaria entenderán bien este razonamiento).
En realidad, la existencia del hombre, esa pasión inútil, que decía

Ver Post
El mundo progresa
img
Juan Domingo Fernández | 27-01-2012 | 22:13 |0

A historia es un albañal de miserias humanas, pero también un río que se regenera y cuyas aguas, a medida que pasan las décadas, se vuelven más cristalinas.
Las vicisitudes de la política nos impulsan estos días a echarnos las manos a la cabeza no sé si debido al asombro o para resguardarnos de la que está cayendo. En estas cuestiones influye mucho el color del cristal con que se mira. Y los aumentos que tengan la lupa o el microscopio. No voy a caer en el descreimiento cínico de quienes sostienen que corruptos y malas hierbas han existido siempre, pero sí que me consuelo con un detalle incuestionable: solo en las sociedades democráticas el ciudadano acaba enterándose de los casos de corrupción y sus responsables sometidos al imperio de la ley. [Ahora es cuando alguien levanta la mano entre la audiencia y pone el ejemplo que constituye la excepción a la regla. Acepto la enmienda].
Prosigamos. ¿En qué dictadura los delitos de corrupción son denunciados públicamente y sus responsables juzgados en procesos con todas las garantías? Quiero decir que a pesar de todos los reparos y de todas las excepciones, el mundo es, ‘globalmente’, mucho mejor un siglo

Ver Post
Dersu y el agua
img
Juan Domingo Fernández | 21-01-2011 | 10:57 |0

En 1971 el director de cine Akira Kurosawa sufre una fuerte crisis con un intento de suicidio que le sume en un paréntesis de cinco años de silencio sin rodar una película. Renacido del abismo de la depresión, y con 65 años de edad, Kurosawa regala al mundo ‘Dersu Uzala’ (’El cazador’), una de esas obras maestras en las que el simbolismo del hombre en equilibrio con la naturaleza se convierte en enseñanza que trasciende circunstancias históricas o geográficas, una lección intemporal sobre los valores profundos de la humanidad. Un filme con el que obtuvo el Óscar a la mejor película extranjera de 1975 y que le proporcionaría también el entusiasmo y futura financiación de cineastas como Francis Coppola, George Lucas y Steven Spielberg.

‘Dersu Uzala’ está basada en las memorias del explorador del ejército ruso Vladimir Arseniev, quien conoce casualmente a ese viejo cazador siberiano que le servirá como guía en su expedición y en sus trabajos topográficos por la taiga y la tundra. Con una fotografía prodigiosa, la película es mucho más que la historia de una amistad, es el testamento de dos hombres, Arseniev y el propio Kurosawa, capaces de

Ver Post
Sobre el autor Juan Domingo Fernández
Blog personal del periodista Juan Domingo Fernández

Categorías

Otros Blogs de Autor