Hoy

img
Etiqueta: redes sociales
El arroz con leche y el ladrillo
img
Juan Domingo Fernández | 19-10-2017 | 19:17 |0

Para debatir, conversar, dialogar… es preciso que el emisor y el receptor (interlocutor) se presten atención y compartan al menos un código y un canal comunes. Ese principio vale tanto para un grupo de amigos como para el conjunto de la sociedad, incluidas las redes sociales. Y ahí quería llegar yo.
Una reciente macroinvestigación sociológica prueba que las redes sociales, y especialmente Facebook, «fomentan la hipersegmentación ideológica, el separatismo y la polarización de la opinión pública, lo que origina un deterioro de la calidad democrática», según señala Miguel Ormaetxea en ‘Media-tics’. Es sabido que muchos lectores, espectadores y oyentes buscan tan solo aquellos medios de comunicación que les provean de informaciones y opiniones donde sientan confirmadas o ‘reforzadas’ sus preferencias políticas, económicas, deportivas, culturales…
El advenimiento de las redes sociales –acogido como un ‘nuevo amanecer’ incluso por dirigentes políticos bienintencionados– no contribuye sin embargo a mejorar las posibilidades de diálogo y de debate, sino al contrario. Esa macroinvestigación lo que prueba es que las plataformas de redes

Ver Post
Del cónsul burlón y ozú con el Facebook
img
Juan Domingo Fernández | 03-08-2017 | 20:07 |0

La destitución fulminante del cónsul español en Washington por mofarse del acento andaluz y de Susana Díaz me recuerda aquella humorada de «no me importa que fume si a usted no le importa que le vomite encima». La justicia poética de la reciprocidad.
Ya saben la historia: con motivo de la visita de la Reina a Málaga el pasado 20 de julio el diplomático puso en su Facebook (solo para sus amigos) un post ridiculizando el habla andaluza y a la presidenta de la Junta de Andalucía: «Hay q ver q ozadia y mar gusto la de la susi, mira que ponerse igual que letirzia, cmo se ve ke n sabe na de protoculo ella tan der pueblo y de izquieida. Nos ha hecho quedar fatá a los andaluse dimicion ya».
Pocas horas después y tras haber exigido la Junta la reprobación por el comentario en la red social, el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, destituyó de inmediato a Enrique Sardá Valls como cónsul en Washington. Donde las dan las toman.
Reniego del falaz argumento de que el ya excónsul tiene derecho a título personal de mofarse de quien quiera aunque no le asista ese derecho cuando lo hace en su condición de responsable público. A mí me parece que lo alarmante de verdad

Ver Post
No es serpiente, es Pesesín
img
Juan Domingo Fernández | 13-07-2017 | 18:28 |0

En periodismo hay un género clásico que sobrevive a la propia evolución de los medios: la serpiente de verano. Me refiero a ese tipo de noticias sin excesiva relevancia, vinculadas a las vacaciones y bastante llamativas, a las que en casi todas las Redacciones se acudía en socorro ante la escasez de hechos destacados. La ‘serpiente de verano’ podía ser el avistamiento de ovnis, los excesos de ciertas fiestas ancestrales en lugares remotos o las noticias alarmantes sobre el abandono de mascotas en periodo estival.
En estos tiempos de plena transición entre el soporte papel y los soportes digitales, el periodismo no ha renunciado a las serpientes de verano, aunque tal vez sí reclama para ellas un carácter esencialmente de entretenimiento y una procedencia preferente: el universo digital y las redes sociales. Más que en las páginas impresas de los periódicos el hábitat ideal para reproducirse la especie son las redes sociales. La galaxia digital.
¿Por qué digo todo esto? Por la historia de Pesesín, de la que ayer se hacía eco ‘El País’. En pocas palabras: el dueño de un pez (que resultó ser dueña) se va de vacaciones y deja en el descansillo del

Ver Post
De Séneca a Azarías
img
Juan Domingo Fernández | 29-06-2017 | 19:10 |0

Me parece que Internet y el universo de las redes sociales se asemeja a los tiempos de los pasquines y de las pintadas. Una época en que el rumor, las medias verdades y la información descontextualizada circulaban igual que la moneda de curso legal. En determinadas circunstancias (bajo una feroz censura o un poder absoluto) supongo que los pasquines cumplieron su papel –valga la expresión– igual que las pintadas en las paredes. Para difundir eslóganes nada mejor que un muro, de ladrillo o de Facebook. Que se lo cuenten a los jóvenes de Mayo del 68 cuando pedían «¡Levantad los adoquines que debajo está la playa!» o a esos precursores de Banksy que ironizaron en el Londres de 1975 con otra pintada memorable: «Dios no está muerto: está vivo, saludable y trabajando en un proyecto mucho menos ambicioso».
El universo de las redes sociales suscita firmes reticencias porque la información que nos llega a través de nuestras cuentas no suele estar jerarquizada (su carácter en un porcentaje altísimo es aleatorio, azaroso, circunstancial); puede tratarse de datos no confirmados y para muchos usuarios, además, las redes sociales ‘ocupan’ un espacio y un tiempo

Ver Post
Moix y la tórtola con el tiro en el ala
img
Juan Domingo Fernández | 02-06-2017 | 18:52 |0

Ante el caso Moix la división de opiniones que suele darse en el ruedo ibérico se ha transformado en unanimidad, pero las críticas en vez de a su familia, como en el chiste, se dirigen al partido que lo apadrina y que ‘formalmente’ lo sostiene en el puesto. Bueno, hasta este momento en que escribo, porque la historia de Moix me recuerda bastante los primeros capítulos de la historia del exministro José Manuel Soria y la maldición de Panamá.
Por lo visto, oído y leído, buena parte de los reproches al proceder de Moix y del PP giran alrededor de estos argumentos: «No es sostenible ni política, ni ética, ni estéticamente». «La mujer del César debe ser honrada y además parecerlo». «¿Qué credibilidad va a tener Moix si mantiene una empresa en un paraíso fiscal?». «Con qué autoridad moral va a seguir siendo fiscal jefe Anticorrupción?».
En las redes sociales, sin embargo, las críticas son menos convencionales y más demoledoras. Por ejemplo algunos tuits de Gerardo Tecé con munición de ironía: «El fiscal jefe Anticorrupción con empresa en paraíso fiscal no tiene intención de dimitir, porque si al español no lo toreas, se extingue». Y otro:

Ver Post
Donaciones millonarias
img
Juan Domingo Fernández | 30-03-2017 | 18:29 |0

Dos de las noticias que han acaparado la atención durante las últimas horas tienen que ver con reparto de dinero. La primera se resume en este titular: «Rajoy intenta seducir a Cataluña con 4.200 millones en infraestructuras». La segunda tiene otro cariz: «Amancio Ortega dona 320 millones para renovar equipos oncológicos en España». Ya pueden imaginarse cuál de ellas arrasa en el balcón de las redes sociales.
Con el dinero donado por el empresario de Inditex podrán adquirirse 290 equipos de última generación destinados a hospitales públicos de todas las comunidades autónomas. Esa misma noticia subraya el hecho de que cada año se diagnostican en España más de 200.000 nuevos casos de cáncer, de los que al menos un 60 por ciento precisan tratamiento por radioterapia en algún momento de su evolución.
No es la primera vez que la Fundación Amancio Ortega colabora en programas de apoyo a la oncología española. Ya lo hizo con anterioridad en dos comunidades autónomas: su Galicia natal y Andalucía, a las que donó 17 y 40 millones de euros respectivamente para la compra de mamógrafos digitales, nuevos aceleradores lineales y nuevos equipos de

Ver Post
De inmundicias públicas y otros males
img
Juan Domingo Fernández | 23-03-2017 | 17:50 |0

Las redes sociales son pequeñas fuentes de las que a veces brota agua cristalina pero también descomunales alcantarillas que transportan todo tipo de inmundicias, una especie de doctor Jekyll y míster Hyde multiplicado y global. Cronológicamente las redes son un medio joven –tal vez en plena adolescencia– sometido a las transformaciones y crisis propias de la edad. En España existe una sensibilidad a flor de piel con cualquier aspecto relativo al terrorismo que me parece más que justificada después de sufrir durante décadas los brutales asesinatos de la ETA y el mayor atentado hasta la fecha del terrorismo islamista radical en Europa.
Por eso resultan incomprensibles y difíciles de disculpar ciertos tuits o mensajes pretendidamente humorísticos alusivos a víctimas de ETA como Irene Villa, Ortega Lara, Miguel Ángel Blanco o hace pocos días tras la muerte de Bimba Bosé a causa de un cáncer de mama. Infamia sin humor.
¿A qué viene este largo preámbulo?, te preguntarás, mi buen Yorick. Pues a que ayer asistimos al penúltimo episodio de este sarampión de ‘excesos’ que solo deriva en malestar, ofensas gratuitas, gasto público y más trabajo para los

Ver Post
Del poder y las sombras
img
Juan Domingo Fernández | 15-12-2016 | 19:16 |0

A quien consigue el poder hay dos cosas que le preocupan sobremanera: conservarlo y asegurarse que la imagen que pasará a la posteridad concuerda con sus pretensiones. En la antigüedad y en nuestros días. De ahí proceden los miles de monumentos públicos que salpican las civilizaciones del mundo, desde los coliseos hasta los grandes templos, pasando por las pirámides o los arcos de triunfo. En ese afán por aposentarse en la historia con el maquillaje adecuado está el origen también de los primitivos cronistas, de los biógrafos y de los muchos medios de comunicación de masas, incluidas las redes sociales.
La historia del poder (del signo que sea) nunca es ajena al correspondiente ejercicio de agitación y propaganda, aunque con las técnicas y los avances disponibles se van actualizando los procedimientos.
La experiencia prueba sin embargo que es más difícil garantizarse el juicio favorable de la historia que la propia supervivencia en el poder. Sucedía así en los tiempos de los imperios históricos y también en los más recientes. A Stalin, Mao o Hitler les resultó más fácil mantenerse en el poder que garantizarse el aplauso de la posteridad. La historia

Ver Post
Rita Barberá, del purgatorio a la gloria
img
Juan Domingo Fernández | 24-11-2016 | 18:08 |0

En nuestro país tiene mucho prestigio la muerte. Antes de hacer su aparición y sobre todo, después… «Dios nos libre del día de las alabanzas», avisa el proverbio popular. Por algo será. La muerte sirve para consagrar a una persona o para redimirla. Para procurar que perdure su memoria o para intentar que sucumba al olvido. Al amparo de su poder se han erigido mausoleos o se han sembrado las cunetas de sepulturas. Arriba y abajo.
Durante el antiguo Bachillerato nos enseñaban que el entierro de Larra sirvió, entre otras cosas, para que se diera a conocer un poeta como José Zorrilla. La prosa funeraria siempre ha gozado de buena salud en España. La prosa y a veces hasta los propios muertos. Ahí el poeta bohemio Pedro Luis de Gálvez, de quien Pío Baroja contó que se paseaba por los cafés de Madrid con una caja donde llevaba un niño muerto, pidiendo dinero para enterrarlo.
En España somos capaces de levantar panteones por suscripción pública a personajes populares y al mismo tiempo hacer humor negro sobre la muerte sin solución de continuidad. Recitamos de memoria las ‘Coplas a la muerte de su padre’ de Jorge Manrique y la ‘Elegía a Ramón Sijé’ de

Ver Post
Del odio y de redes sociales
img
Juan Domingo Fernández | 14-07-2016 | 19:57 |0

Las burlas y expresiones de odio vertidas en las redes sociales por la muerte del torero Víctor Barrio son las dos caras de una moneda, la de nuestro país. Mientras un puñado de «sociópatas», como los califica Fernando Savater, vuelcan en las redes «la cantidad de basura que la gente lleva en la cabeza», miles de personas además de escandalizarse por esos disparates les afean tales conductas buscando incluso el amparo de la justicia.
En un país como España, cuyo emblema hace décadas podría haber sido el cuadro de Goya ‘Pelea a garrotazos’ y el lema las palabras de Machado: «De cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa», las cosas han cambiado mucho, a pesar de episodios bárbaros como el de las burlas por la muerte de un joven diestro en una plaza de toros.
Desde estas mismas páginas nos invita el psicólogo Carlos Pajuelo a evitar las expresiones de odio y desprecio al ‘otro’, a quienes no comparten nuestras ideas o sentimientos.
«Los más obstinados suelen ser los más equivocados, como todos los que no han aprendido a dudar», decía Samuel Butler. La costumbre de aprender a dudar y de ejercitarse en el respeto al de enfrente es una vacuna

Ver Post
Sobre el autor Juan Domingo Fernández
Blog personal del periodista Juan Domingo Fernández

Otros Blogs de Autor