Hoy
img
Etiqueta: supremacismo
Cataluña y Tabarnia tras el espejo
img
Juan Domingo Fernández | 28-12-2017 | 19:01 |0

Ha bastado la humorada formidable de Tabarnia para catapultar a las huestes independentistas al diván del psiquiatra. Menuda inocentada, ya que la prensa seria no las incluye en sus páginas el 28 de diciembre… El descoloque lo resumen las redes sociales con un par de imágenes y una metáfora: «donde las dan, las toman», «probar de su misma medicina» y «Tabarnia es un despiadado espejo para nacionalistas, es el reflejo de su insolidaridad y de su pesadez. Pero también es el coste, muy real, que pagarán quienes promuevan un referéndum de autodeterminación. En Quebec fue mano de santo», que es el tuit que puso el dirigente de Cs Girauta el martes 26 en su página oficial.
¿Qué es Tabarnia? El neologismo surgido de contraer las palabras Tarragona y Barcelona, dado que en las comarcas costeras de esas dos provincias se concentra la mayoría de los votantes constitucionalistas, contrarios a las veleidades del ‘procés’. Tabarnia, que posee ya su bandera, está dispuesta a un futuro referéndum para que ellos puedan constituir una comunidad autónoma ajena a Cataluña pero vinculada de pleno derecho a España y a la Unión Europea… Ellos creen que ‘el resto

Ver Post
De la fatal intolerancia
img
Juan Domingo Fernández | 24-11-2017 | 10:55 |0

Lo peor del intolerante emboscado es la aspiración a que comulgues con ruedas de molino y le agradezcas encima la generosidad del gesto. Como en el mundo de los toros, los intolerantes más peligrosos son los mansos, no los bravos; es decir, aquellos que se camuflan tras la sonrisa meliflua mientras ‘de facto’, infringen la legalidad y violentan la convivencia. Un ejemplo prototípico de intolerante emboscado es el diputado Rufián, que simula escandalizarse al tiempo que agita unas esposas desde el escaño o finge asombros ante divertidas columnas de opinión como ‘La vía mística de Fray Junqueras’, de Rubén Amón en ‘El País’.
El intolerante emboscado opera en estos casos igual que aquel energúmeno que acompasaba los bofetones al adversario con la frase: «¡Que no te estoy pegando…! ¡Que no te estoy pegando…!», intentando desmentir con palabras lo que proclamaban sus manos. Vamos, el no afirmativo…
Para el intolerante emboscado las respuestas nunca son contestaciones, son agresiones; el hecho de que el vecino se defienda siempre lo considerará un ataque y la exposición de argumentos en su contra (aunque se formulen de la manera más educada e

Ver Post
Sobre el autor Juan Domingo Fernández
Blog personal del periodista Juan Domingo Fernández

Otros Blogs de Autor