Blogs

Antonio Tinoco Ardila

Apenas Tinta

La experiencia es un estorbo

Leo los periódicos, oigo la radio, veo los telediarios, sigo la actualidad de lo que pasa por afición y oficio y llego a una conclusión desoladora: cada vez entiendo menos, y casi nada desde un tiempo a esta parte. Peor que eso, porque no sólo no entiendo casi nada, sino que me da la impresión de que para llegar a comprender lo que pasa debería olvidar, ‘desaprender’, borrar las enseñanzas que, como a cualquiera, ha dejado en mí la edad y empezar a tratar de entender lo que cuentan los periódicos, las radios, las televisiones con unos ojos nuevos y un cerebro moldeado de acuerdo con los parámetros mentales de la gente de hoy.

Me tengo que ‘resetear’ porque estoy viendo que la experiencia es un estorbo. Un ejemplo: veo a Sánchez hace unas semanas hacer una gira por varios países de Latinoamérica y en estos días visitar Canadá. Lo que los medios de información cuentan de estos viajes es que a nuestro presidente lo reciben los presidentes latinoamericanos o el canadiense con ceremonias protocolarias que incluyen momentos de mucha fanfarria, como revista a las tropas, etc. y después se entrevistan en la correspondiente sede presidencial y hacen declaraciones que no sirven para nada. No entiendo el objeto de esas visitas. Tampoco se habla de él, o se hace de pasada, como si en realidad no importara a qué va el presidente. Yo, a falta de datos para sustentar otra, tengo una opinión sobre a qué va de viaje: va a lo que se ve, no lo oculta, a sacarse fotos. Pero como nadie habla de eso, la conclusión a la que llego es que el equivocado debo ser yo: un ignorante que no ve lo que los demás ven, y además ve lo que no existe.

Otro ejemplo: todo está patas arriba en torno a las elecciones municipales en Barcelona ante la posibilidad de que Manuel Valls, que fue primer ministro de Francia, se presente a la Alcaldía. Tanto está influyendo esa candidatura aún no nata que los demás partidos vuelven a pensarse sus estrategias; incluso Oriol Junqueras, desde la cárcel, ha ordenado cambiar a Alfred Bosch, el candidato que ya tenía y que había ganado unas primarias, por Ernest Maragall, el hermano de Pasqual, se entiende que por si se le pega algo del alcalde de los Juegos Olímpicos. Los medios de comunicación hacen cábalas sobre el efecto que la candidatura de Valls tendrá en el ‘procés’ y su proyección internacional. Pero  no he visto que ninguno pregunte qué sabe este hombre de Barcelona, qué experiencia tiene de política municipal, qué alcalde puede ser. A mí me parecen preguntas imprescindibles, pero como tampoco nadie habla de eso la conclusión es, otra vez, que el ignorante, el equivocado, debo ser yo.

Pablo Casado, el nuevo presidente del PP, está muy contento porque la Fiscalía no ve delito en su máster. Lo que opine el fiscal es para él lo que importa. Y debe tener razón porque si no va a dimitir a pesar de las sobradas pruebas de que su máster fue un chanchullo del que, en el mejor de los casos,  se aprovechó, es porque espera (como lo espera Sánchez por sus chanchullos propios) que nadie le vaya a pedir cuentas.

A mí me gustaría pedírselas porque es lo que he aprendido de mi experiencia que, por lo que veo, es la fuente de mi ignorancia y de la que, para poder estar al día, quizás me  tenga que ir quitando. No sé.

PD: Manuel Valls hizo oficial ayer su candidatura a la Alcaldía de Barcelona que, en este texto, se da sólo como posibilidad debido a que fue escrito con anterioridad a que la anunciara.

 

Temas

Otro sitio más de Comunidad Blogs Hoy.es

Sobre el autor

Blog personal del periodista Antonio Tinoco.

septiembre 2018
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930