Adelgazar sin ansiedad

Adelgazar sin ansiedad

EFE

EFE

Adelgazar sin ansiedad

Nana de Juan, tras entrevistar a la Doctora Escoda, escribe un artículo que tal vez aclare mas de un punto a quienes emprenden una dieta de adelgazamiento por las bravas.

De cara al buen tiempo las señoras desean lucir lo mejor de ellas mismas a pesar de que les cueste un sacrificio, que darán por bien empleado si el resultado se acerca, aunque sea mínimamente, a su ideal soñado.

Es una temeridad – lo he apuntado en diversas ocasiones en este blog – empezar una dieta de adelgazamiento sin el asesoramiento adecuado, como lo es la automedicación: en ambos casos alentada porque “a la hermana o a la madre o a la abuela de la amiga que lo recomienda, le ha ido muy bien”. No olvidemos nunca que eso es jugar con la salud, y la salud es lo único que nos queda para una calidad de vida excelente.

Por eso cualquier sugerencia que venga del especialista debe ser tomada en consideración porque ellos/as si saben lo que hacen.

¡Ah!, otra cosita. En los paises del tercer mundo la delgadez extrema es el calvario suyo de cada día.Go to fullsize image

He aquí estas recomendaciones por si a álguien le sirven de algo.

Las personas nerviosas pasan por un calvario cuando deciden hacer una dieta de adelgazamiento. La dieta anti-ansiedad reduce la tensión nerviosa, estimula el descanso y propicia un sueño reparador.

Intento personalizar y equilibrar mis dietas, procurando que el cuerpo no sufra y que el paciente no pase hambre, por lo que me decanto por una dieta protéica, asegura la doctora Nuria Escoda, directora del Centro de Medicina Estética Escoda y artífice de esta dieta contra la ansiedad, fruto de su experiencia de muchos años de trabajo.

La principal base de mi dieta consiste en una alimentación que incorpore verduras, frutas y proteínas de pollo y de pescado, con poca carne roja, y la eliminación de proteínas de absorción rápida como los azúcares refinados y los cereales y que evite los hidratos de carbono, sin olvidarnos de la actividad física, asegura esta experta.

Para las personas con síntomas de ansiedad, la doctora Escoda añade a esta dieta un aminoácido fundamental, el triptófano que, ingerido por la tarde, nos ayuda a producir serotonina, un antidepresivo y relajante natural de nuestro organismo, que contribuye a reducir los procesos de ansiedad a la vez que estimula el descanso y el sueño reparador, resalta la especialista.

Para los pacientes con una ansiedad pasiva, está indicado el aminoácido L-Tirosina que, ingerido por la mañana, ayuda a generar en el organismo adrenalina y dopamina, dos neurotransmisores que activan, estimulan y producen sensación de bienestar, resalta Escoda.

Los aminoácidos fundamentales son aquellos que el propio organismo incorpora a través de la alimentación o bien en forma de suplementos-comprimidos o pastillas- y los neurotransmisores son las sustancias químicas que utiliza el sistema nervioso para comunicarse, nos explica Escoda.

La doctora Escoda efectúa al paciente un test de neurotransmisores para saber si estos aminoácidos, que suele recetar en forma de pastillas, tienen que acompañarse de algún suplemento proteico enriquecido, como los ácidos grasos Omega 3, protectores del sistema nervioso, resalta Escoda.

Estos aminoácidos no tienen contraindicación alguna ni sirven para adelgazar, pero son útiles para relajar el organismo y acabar con la ansiedad; no son pastillas mágicas, ni la panacea, pero sí que hacen su labor, remacha Escoda.

Para los pacientes que sienten hambre por las mañanas, la doctora receta L-Tirosina, un aminoácido que ayuda a generar adrenalina y dopamina, ya que sus propiedades estimulantes facilitan la disminución de apetito al mediodía y que la comida sacie más, nos comenta.

Por Nana de Juan.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.