Pagar con el móvil

Go to fullsize image

Ya anticipaba en un post titulado “Hackers mentales” la ràpida implantación de lo digital en nuestras vidas. Algo impalpable, invisible e incomprensible para los profanos se esconde entre los unos y ceros de del sistema binario. Desde los mp3, 4 y 5, hasta los telefonillos, pasando por los net-books, iPods, iPads, e-books y domótica, todo tiene lugar en el dominio de lo digital: algo que no se puede palpar, ni ver ni oler ni gustar ni oir mientras se realiza. Como decía en el post mencionado ” …muy duro para una sociedad que basa toda su filosofía de vida en lo material”… Pero es lo que hay, y no lleva visos de cambiar a corto plazo. Por tanto, tendremos que irnos acostumbrando(las nuevas generaciones – como se apunta mas abajo – ya lo han hecho) so pena de quedarnos descolgados de la sociedad con sus nuevos avances tecnológicos. Avances tecnológicos que nos permitiran pagar todo con el móvil. Pero no a través de una llamada a la entidad bancaria o una confirmación telefónica, sino directamente de móvil a móvil a traves de una interface que nos permite conectar dos unidades y que, a modo de una tarjeta de crédito celular, posibilita las operacines de pago como si fuese dinero efectivo o cheque conformado, a través de sofware que conecta con compañías exclusivamente dedicadas a las transacciones comerciales.
Si os interesa el tema podeis darle un vistazo al artículo que sigue, a cargo de dos especialistas del New York Times, Claire Cain Miller y Nick Bilton.

Por Claire Cain Miller y Nick Bilton

The New York Times

Usted gana una apuesta, pero el perdedor no tiene suficiente dinero encima para pagar. Si tiene una tarjeta de crédito, y la mayoría de la gente por lo general la tiene, finalmente hay una solución. Una cantidad de compañías grandes y pequeñas – Square – están creando maneras innovadoras para que los individuos eviten el efectivo y los cheques, y paguen sus deudas, públicas y privadas, usando sus celulares.

Varias de las compañías han creado pequeños lectores de tarjeta de crédito, que se pueden incorporar al celular y, por una pequeña suma, permiten a cualquier individuo o pequeña empresa convertir un teléfono en una unidad procesadora de tarjetas de crédito. La aplicación para celulares de Paypal solo requiere un pequeño toque entre dos celulares para transferir dinero. Apple ha presentado una solicitud de patente para un sistema de pago por celular.

Brian Kusler, de 40 años, un ingeniero de sistemas, ya está ayudando a que los billetes se conviertan en cosa de coleccionistas. Luego de almorzar en un restaurant de San Francisco, quien lo acompañaba pagó la cuenta y le pidió su parte. En vez de salir a buscar un cajero automático, los dos chocaron sus iPhones, y Kusler transfirió de forma inalámbrica su parte de la cuenta, unos 100 dólares.

“No llevo encima mucho efectivo; no creo que nadie lo haga en estos tiempos”, dijo Kusler. “Nos fuimos y a menudo tengo que acordarme de pagar a mis amigos al volver a casa y yo quiero poder hacerlo en el lugar”.

Hay evidencias de que se está usando con menos frecuencia dinero en billetes, según datos de la Reserva Federal. Si bien los pagos en efectivo son difíciles de rastrear, la cantidad de transacciones sin efectivo en Estados Unidos creció de menos de 250 por persona en 1995 a más de 300 en 2006. Datos sobre las existencias de billetes de baja denominación y billetes destruidos indican que el uso de efectivo llegó a su pico a mediados de la década de 1990 y, desde entonces, ha estado declinando, según descubrieron dos economistas del Banco de la Reserva Federal de Cleveland.

“Cuando se introdujeron las tarjetas de débito a comienzos de los noventa, fue el comienzo de una lenta y gradual reducción del uso de cheques y papel moneda”, dijo Red Gillen, analista de Celent, una firma de investigaciones y consultora en materia de tecnología y servicios financieros, con sede en Boston.

Aún así, el efectivo siguió siendo esencial en ciertas instancias, tales como pagarle a un colega la parte del almuerzo que le toca, comprar fruta en un mercado o cerveza en un bar que solo acepta efectivo. Estas nuevas tecnologías de pago por celular podrían cambiar eso también.

“El problema del efectivo es que es tangible, demanda llevar una cantidad de billetes y hay que ir continuamente al cajero automático”, dijo Jack Dorsey, uno de los cofundadores de Twitter . Ahora lidera Square, una compañía que hace dispositivos del tamaño de una moneda pequeña, que se puede utilizar en el conector del auricular de un iPhone, iPad, iPod Touch o un teléfono con Android para aceptar instantáneamente pagos con tarjeta de crédito. “Si podemos hacer que las tarjetas sean más convenientes y más rápidas, pueden reemplazar muchos de los usos del efectivo”.

Una billetera liviana no es problema para Joe Mangrum, un artesano de New York, que ha estado usando Square para recibir donaciones de transeúntes y vender copias de su libro. Las ventas aumentaron mucho desde que comenzó a aceptar pagos con tarjeta de crédito a través de su iPhone, según dijo. “Logré hacer la venta en vez de quedarme sin nada porque no tienen efectivo”.

Los nuevos servicios podrían tener el mayor impacto para las empresas pequeñas, como puestos de venta de productos del campo o compañías de limpieza hogareña, que solo aceptan efectivo y cheques porque no tienen tiendas donde puedan contar con terminales para tarjeta de crédito y no quieren meterse en relaciones complicadas de largo plazo con compañías de tarjetas de crédito. Rachel Ancliffe, una diseñadora de ropa en Portland, Oregon, vende sus vestidos y blusas desde su casa y usa Intuit GoPayment para procesar pagos de tarjeta de crédito.

“No se puede aceptar cheques porque entonces uno simplemente se despide de sus productos por estafas y cheques rebotados”, dijo Ancliffe. “Vendo 10 veces más porque acepto tarjetas de crédito”.

La protección contra fraude que ofrecen las compañías de tarjetas de crédito es la misma que cuando se usan esta modalidad de pago en una registradora. Algunas de las compañías nuevas dicen que la seguridad contra estafas puede haber mejorado incluso porque dan recibos por correo electrónico, y las de Square incluyen fotos y un mapa de donde se hicieron las transacciones.

Desde la década de 1970 se viene prediciendo la muerte del efectivo, a partir del momento que se introdujeron transacciones electrónicas tales como el depósito directo de cheques. Pero la mayoría de los experimentos con pagos digitales, como los de 2006 de Visa, se concentraron en pasar el celular por una lectora en un negocio, cosa que es popular en Japón, en lugar de las tarjetas de crédito.

Los pagos con celulares no se impusieron en Estados Unidos, porque los estadounidenses se sienten igual de cómodos buscando una tarjeta de plástico o un celular en sus bolsillos.

En vez de reemplazar las tarjetas de crédito, las tecnologías de Square y GoPayment se basan en ellas. Las compañías de tarjetas de créditos siguen intermediando y cobrando una suma por cada pasada de tarjeta o choque de celulares.

GoPayment cuesta 12,95 dólares por mes, además de un costo por transacción de 30 centavos de dólar más entre 1,7 y 3,7 por ciento del pago, según las tasas de las compañías de tarjetas de crédito. Por su parte, Square es gratuito, y los usuarios pagan 15 centavos más 2,75 a 3,5 por ciento de cada transacción. Estará disponible para iPhones y Ipod Touch en mayo, y de forma progresiva se podrá utilizar en otros teléfonos y dispositivos.

El intercambio de dinero entre amigos usando la aplicación de PayPal para iPhone es gratis si los usuarios usan una cuenta de banco o de PayPal, y cuesta 30 centavos más 2,9 por ciento de la transacción para tarjetas de crédito.

Aunque la gente usará menos el efectivo, no será una práctica que desaparecerá, dijo Wayne Abernathy, vicepresidente ejecutivo para política de instituciones financieras de la Asociación de Banqueros de Estados Unidos. “Históricamente, hemos visto más innovaciones fallidas que exitosas en materia de formas de pago, porque hay que convencer a la gente de que son seguras, más eficientes y confiables”, dijo Abernathy.

Pero la sociedad sin efectivo podría hacerse realidad a medida que crezca la generación más joven, acostumbrada a comprar música vía iTunes y regalos virtuales en Facebook.

“A la gente mayor tiende a gustarle usar efectivo o cheques” dijo Abernathy. “La gente más joven no quiere tocar un pedazo de papel. Quieren hacer todo de manera electrónica”.

MAS NOTICIAS CURIOSAS en WFL news, el periódico digital multiomedia con 2 ediciones diarias ( 8 de la mañána y 8 de la tarde ):

http://paper.li/wizfun/1315752719#

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.