Hoy

img
Categoría: Cultura
Efi Cubero, una voz poética sin imposturas

Efi Cubero

Efi Cubero

Poeta, ensayista, artista experimental, Efi Cubero, natural de Granja de Torrehermosa, ha regresado a su tierra después de casi toda una vida residiendo en Cataluña. Ella, que ha tenido el honor de entrevistar a lo más granado de la literatura de las últimas décadas, accede con toda amabilidad a responder a las preguntas de “Catalana con jamón”.

¿Qué ha significado para ti este retorno a los orígenes?

Una no retorna porque en el fondo siempre formamos parte de un paisaje y un paisanaje. La vuelta es siempre ida. Sabemos muy bien que es siempre ida, y hasta huida. Extremadura es mi centro, el lugar de mi origen, el eje radial donde convergen todas las direcciones del mundo y del tiempo. Esta tierra, que es el enclave de mis antepasados y sus huesos la abonan, ha representado siempre para mí algo gravitatorio y universal. Un enlace abierto a todo mestizaje. No olvidemos que venimos de diversas etnias y culturas y que somos mestizos, afortunadamente. En cuanto a mi pueblo, Granja de Torrehermosa, significará siempre para mí ese cálido latido que enlaza cada casa donde nadie está solo. Un micro universo que avanza  hacia los campos, hacia los encinares, hacia las sierras que, como las islas, empujan la mirada hacia un tiempo sin tiempo, el lugar de mi origen, la luz que por primera vez vieron mis ojos sin memoria. El pueblo donde empecé a sentir esta extrañeza que siempre me acompaña. Y la tristeza que sentí al tener que abandonarlo de la mano de mis padres recién cumplidos mis once años.

Dije una vez en un poema que la tierra siempre nos empequeñece, nos acerca hacia ella  un pálpito de vida, como una sigilosa confidencia… Este paisaje mío es siempre acorde con mi voz sin imposturas.

Yo camino por Granja cada día, puesto que he vuelto a mi origen de nuevo para que así me abrace su calor sin mentiras. Siempre me bastará la eterna seducción de sus cielos limpios, su noble y cariñoso paisanaje, la belleza de esa arquitectura alzada por alarifes y artesanos, lo sencillo de todo, donde todo fue, y es, antecedente.

Junto al poeta Joan Brossa

Junto al poeta Joan Brossa

VINCULOS CON CATALUÑA

¿Con qué sentimiento has regresado a tu tierra?, ¿qué vínculos sigues manteniendo con Cataluña?

Con el sentimiento de avanzar en una nueva etapa después de mil viajes y vivencias. Con el sentimiento de caminar por la naturaleza en libertad.  No soy nostálgica, descreo de la memoria, la memoria puede engañarnos porque o bien idealizamos demasiado o bien demonizamos, según nuestros estados sucesivos. He vuelto con el convencimiento de que deseaba vivir aquí. Que éste es realmente mi sitio. Que amo – sin sensiblerías- a esta tierra y a sus gentes. He vuelto por convicción y reflexión. En cuanto a Cataluña, mis vínculos afectivos y culturales siguen igual. Allí viví más de cincuenta años, allí completé mi formación, estudié, trabajé, luché y allí tengo parte de lo que más amo: mis chicas, mis chicos, mis hermanos, mi familia, y muchos de mis amigos.

Recientemente la revista Turia ha publicado un número dedicado a Extremadura, en el que también figuras. ¿Cómo ves el momento de la producción literaria en nuestra región?

La producción literaria en nuestra región la veo ahora en un momento magnífico. Después de aquel momento de eclosión expansiva en el tiempo de Ibarra y de Francisco Muñoz, hubo una época en que languidecía, o parecía languidecer, pero ha resurgido con nuevos bríos, con voces nuevas de excelencia que se suman a las que afortunadamente poseemos, con ganas infinitas de seguir haciendo las cosas bien. Abundan nuevos proyectos y nuevas iniciativas, nuestro acervo cultural está muy, pero que muy vivo. La calidad literaria y artística, hoy por hoy, se encuentra a la altura de lo mejor. No me cabe la menor duda. Lo que realmente me gustaría es que nuestros pueblos se implicaran más y se interesaran de veras por la calidad que se les ofrece, un libro o una obra de arte siempre aportan infinitamente más de lo que cuestan, monetariamente hablando. Ahí está la batalla.

libros-peqANTE TODO, POETA

Poeta, ensayista, participante en muestras de arte contemporáneo; ¿en qué registro te encuentras más cómoda?

En el de poeta, por supuesto. Ya sé que no soy políticamente correcta al referirme a mí misma de esa forma, pero yo soy desobediente, creo en lo que verdaderamente creo. Descreo de muchas falsas poses y modestias fingidas. Y también de humildades sagaces. Mi libertad, sagrada, respeta, profundamente, la libertad sagrada de los demás. La poesía forma parte de mí desde que me conozco, una libreta escolar me recuerda que ya escribía “poemas” a los ocho años. El poeta nace y luego se hace, así es o así lo pienso yo. La poesía es algo misterioso y profundo, un poeta sabe perfectamente que nada viene de afuera, aunque nos llenemos del barro de la vida y todo lo humano nos sacuda y nos duela, todo se gesta dentro de cada enigma que viene a ser uno mismo. Mientras vivimos no escribimos. Sólo en la soledad nos encontramos frente al poema y con la realidad- irrealidad de la propia existencia ya que no existe un ideal sin pugna con sus fracturas, ni resistencia que vencer.

Con Dulce Chacón en el domicilio de ésta en Madrid

Con Dulce Chacón en el domicilio de ésta en Madrid

Hay quien ha definido tu poesía como un cauce sereno en la superficie, que guarda en el interior la pasión de una vida vivida por y para la poesía. Y es cierto que al leer tu obra uno se deja mecer por la suavidad de las formas, mientras penetra, casi inconscientemente, la contundencia y profundidad del contenido. ¿Estás de acuerdo con esta consideración?

He tenido suerte. Los que han hablado de mi obra, todos personalidades de prestigio, lo han hecho con la suficiente carga de profundidad y ahondando a conciencia en ella. Cada uno me ha visto desde un punto distinto, pero con rigor y solvencia, penetrando en la esencia de mi poesía y alejados de anécdotas, por fortuna. No puedo estarles más agradecida. Ahora mismo, el poeta José Manuel Díez, prepara a conciencia una antología de mi obra. Por supuesto que le he otorgado carta blanca, no puedo estar en mejores manos.

Yo te diría que, dentro de la precisión lingüística, hay que buscar los contrastes, hallar la tensión máxima que oscila entre la serenidad y el desasosiego nivelando ese plano de sombras de la palabra y el silencio. Hay que ahondar en la esencia a través de la exigencia del lenguaje, en prosa y en poesía, desde una indagación interior. También lo que nos hace soñar testimonia una ausencia, frente a ese sol de espaldas al espejo que refleja nuestro yo más vulnerable. Hay ocultaciones, claro, un tenso y dialógico deambular en torno a una misma y a los otros, los que nos precedieron. Yo empleo disoluciones en torno a lo autobiográfico y a veces mantengo también un cierto recelo o desapego en no aceptar lo que se propaga como verdades absolutas. Busco la palabra lo más sobria y reflexiva posible, que esté dotada de emoción sincera, de magnetismo y síntesis hacia lo que yo considero que vale la pena ser nombrado; hay un arco autoral que no evita el recuerdo, pero intento que se articule con palabras que de alguna forma desenmascaran el orden establecido. Los poetas somos los extraños, los inestables, desconcertados pero centrados seres que orillamos los filos del vacío, ese doble lugar de la creación desde donde se avista también la trascendencia. Algo único y extra vital que cicatriza la herida de existir y abre espacios al sueño o a la revelación de lo que somos.

Junto a Carme Riera en el V Congreso Internacional dedicado a José Agustín Goytisolo

Junto a Carme Riera en el V Congreso Internacional dedicado a José Agustín Goytisolo

En tu trayectoria has tenido la oportunidad de coincidir, y también entrevistar, a muchos autores destacados de las letras catalanas y españolas. ¿Cuál te ha producido un mayor impacto?

Todos. O casi todos. He tenido la oportunidad de entrevistar extensamente a personajes relevantes del mundo del Pensamiento, la Ciencia, el Arte y la Literatura. Algunos, a raíz de esa entrevista, se hicieron amigos míos hasta el momento mismo de su muerte. De esos amigos fieles y profundos con los que daba gusto conversar. De alguna forma todos me han impactado, cada cual por su sabiduría, su manera de ser, de estar y ver el mundo, su abarcador talento y su humanismo. Un privilegio impagable, sin duda.

Detecto una especial estima por una autora, Carme Riera, que tuvo un gran impacto en los jóvenes que vivíamos en Cataluña en la década de los setenta del siglo pasado. ¿Cuál es tu relación con ella?

La admiro y considero amiga. Me fue presentada por la familia Goytisolo- Carandell, aunque yo la había leído desde siempre. Alguien que crea y actúa, con una enorme capacidad tanto creadora como de trabajo. Incansable. Imborrable. Una gran escritora y una gran mujer. Con ella he tenido la suerte de asistir a congresos internacionales como ponente, participar en mesas redondas con personalidades y catedráticos de altura, y también he formado parte, junto a ella, como miembro de jurado en premios literarios. Creo que ambas nos apreciamos bastante.

BADAJOZ, PAISAJES LITERARIOS

Eres de Granja de Torrehermosa y precisamente tu localidad, a través de la figura de Santiago Castelo, es una de las que forman parte de un nuevo producto turístico, Badajoz, Paisajes Literarios, impulsado por la Diputación de Badajoz. ¿Qué opinión te merece que la literatura pueda convertirse en un recurso, que además de nutrir el alma y el sentimiento de la gente, contribuya al desarrollo de los territorios, más en ámbitos rurales extremeños?

Me parece genial. Una propuesta extraordinaria. Cuando visitamos Praga, por poner un ejemplo, tenemos siempre presente a Rilke, o a Kafka. Si vamos a Portugal, a Saramago, Pessoa, a tantos…La luz de los pueblos es sobre todo la Cultura. La Poesía. El Arte en todas sus facetas…Me alegro muchísimo de que se haya elegido a Santiago Castelo para ese nuevo producto turístico, él cantó vivamente, hondamente, su paisaje. Su pueblo puede estar orgulloso de tener un poeta como él. Es merecedor, con todos los honores, de que siempre se le recuerde por lo mucho que aporta, y de formar parte para siempre de esta tierra tan nuestra.

Finalizada la entrevista solicitamos a Efi un poema dirigido a los lectores de “Catalana con jamón”. Entre varios de los que nos ofrece, aleccionamos el que reproducimos a continuación.

BATALLAS

Cuando uno es niño y libra cien batallas

ni sabe ni imagina que ese juego incruento

no ha tenido en la historia de los hombres

nada que sea apacible.

Cuando uno es niño escribe con los ojos.

Frente a los goterones que empapan las encinas

recoge con las manos su ensimismada luz,

calibra como ahora las sílabas de lluvia

y las deja que caigan lentamente

formando los regueros sobre el tiempo

como en la tierra blanda de los brotes

sobre la paz de algunos nombres idos.

(De, PUNTO DE APOYO, Luna de Poniente, 2014)

Ver Post >
Eduardo Moga: de Barcelona a Extremadura, vía Londres

Eduardo Moga, dedicando uno de sus libros

Eduardo Moga, dedicando uno de sus libros

En los últimos meses Eduardo Moga (Barcelona, 1962) está viviendo cambios que podríamos describir como radicales. De habitar primero en Barcelona y después en Londres –durante los últimos dos años y medio-, con sus poblaciones millonarias y sus problemáticas urbanas; ha pasado a hacerlo en Mérida, la capital extremeña, con sus algo menos de 60.000 habitantes. De dedicarse profesionalmente durante 27 años a los números, las cuentas y las contrataciones, como jurista en el departamento de Economía de la Generalitat de Catalunya; a ser el nuevo director de la Editora Regional de Extremadura y coordinador del Plan de Fomento de la Lectura, tras imponerse en un proceso de concurrencia competitiva, al que se presentaron 24 aspirantes. Licenciado en Filología Hispánica, Premio Adonáis de Poesía 1995, traductor de Bukowski, Rimbaud. Whitman y Faulkner, entre otros; su vinculación con Extremadura le llega de la mano de su mujer madrileña, cuya familia es originaria de Malpartida de Cáceres y de Gata.

Eduardo, al que conocí apenas unas fechas antes, con motivo del acto conmemorativo del Día Mundial del Libro en la Biblioteca Regional de Extremadura, me parece una persona afable, buena conversadora y muy predispuesta a escuchar y empaparse de las novedades del entorno.  Quedo con él en Badajoz, en el Work Shop Café, una cafetería que además es espacio de trabajo colaborativo, para hablar de sus primeros meses al frente de la Editora Regional, y para saber algo más de su vida y su personalidad.

Mi relación con Extremadura –nos explica- ha sido a través de mi mujer, que aunque madrileña, es hija de extremeños: mi suegra de Malpartida de Cáceres y mi suegro de la localidad de Gata. Ella siempre ha tenido un importante contacto sentimental con la tierra, pues es donde venía de pequeña a pasar los veranos. En un momento dado, hacia 2006, surgió la posibilidad de hacernos con una casa de labor agrícola de la familia, en Hoyos, que rehabilitamos. A partir de ese momento, hemos venido de forma habitual en los períodos vacacionales, volviendo a establecer contacto con la gente del pueblo, tanto familiares, como nuevas amistades que hemos ido haciendo, incluyendo personas del ámbito literario, sobre todo de la provincia de Cáceres, lo que también ha incrementado mi vinculación extremeña.

Buscando el YO interior

Aunque su gran pasión es la literatura, y en especial la poesía, Eduardo se ha desempeñado profesionalmente en el ámbito económico-jurídico, en el departamento de Economía de la Generalitat de Catalunya. Tanto él, como su mujer, patóloga pulmonar, estaban un poco hartos del entorno laboral y social de Catalunya. Esto motivó que ella optase, y consiguiese, una plaza en el Hospital Cardiotorácico de Londres; lo que estimuló a Eduardo a solicitar la mencionada excedencia y marchar a la capital británica, en la que ha vivido los últimos dos años y medio, dedicado como freelance a lo que realmente le gusta: escribir, traducir, hacer reseñas… En esas estaba cuando se convocó la plaza de director de la Editora Regional de Extremadura y decidió presentarse al puesto porque le parecía adecuado a sus intereses y a sus aptitudes: me apetecía trabajar en algo que realmente tuviera que ver con mi yo interior –apunta Eduardo-  y no solo con mi formación académica. Y esto tenía que ver directamente con mi actividad literaria, con mis intereses literarios y con el mundo de la cultura. Me presenté, gané y aquí estoy.

Trasladarse a vivir a Extremadura desde Londres, donde aún permanece su mujer, ha sido un poco como volver a casa, como reconectar con los rasgos de las culturales meridionales, porque Inglaterra no es precisamente el paraíso de las relaciones humanas, ni el lugar ideal para hacer amigos o tener vida social –asegura Moga-. Su experiencia británica la plasmó en el blog Corónicas de Ingalaterra, al que ha sucedido, desde que ha llegado a la dirección de la Editora Regional de Extremadura, Corónicas de Españia. Amante de la conversación, del paseo, de estar con la familia, de los viajes, de la buena música (especialmente el jazz y la clásica), disfruta sobre todo leyendo y escribiendo, por este orden –nos aclara-. Aunque escribir también tiene una dimensión problemática y doliente, prevalece el sentido de placer y el de consuelo: siempre he pensado que con lectura cerca, nunca estás solo. Su llegada a Extremadura está facilitando de algún modo esta pulsión, porque los fines de semana se encuentra moderadamente solo en Mérida, por lo que se acompaña con la escritura y con la lectura. Ante el peligro de que lo que antes era satisfacción por la literatura, por no ser el objeto de su trabajo cotidiano, ahora se convierta en rechazo, al sí serlo, Eduardo se muestra contento de que de momento no le haya pasado.

Recuperar el prestigio de la Editora Regional

Eduardo Moga ratifica una opinión bastante generalizada, que la Editora Regional de Extremadura ha sido la mejor editorial institucional de España, tanto por la calidad de su catálogo, como por la calidad de su diseño y su presencia en el mundo cultural. Sin embargo esa buena imagen se ha ido diluyendo en los últimos años, quizás debido a la crisis económica, quizás a los cambios en los equipos que habían dado continuidad a la Editora desde sus orígenes. En esos cambios Eduardo ve esa idea tan hispana y nociva, que no sé si es cainismo o galdosianismo, de cargarse todo lo anterior, con independencia de que sea bueno o malo, con tal de diferenciarse y distinguirse de lo precedente. Y entre esos cambios considera que fue un error modificar la imagen de las colecciones de la Editora. Con lo que cuesta crear e identificar una imagen de marca –añade-, el cambio ha originado confusión entre lectores, libreros, distribuidores…

Su incorporación la entiende como una voluntad de dar un nuevo impulso y recuperar el prestigio que tuvo la Editora Regional de Extremadura, siempre dentro de los parámetros y posibilidades de las actuales circunstancias. Entre sus prioridades figuran recuperar las ayudas a la edición de libros, que estuvieron vigentes hasta 2010, que es un mecanismo de apoyo al sector transparente y claro; modificar la naturaleza digital de la editora, mejorando la web, haciéndola más útil para la gente, facilitando el acceso a los fondos existentes desde 1984, interconectándola con las redes sociales; y mejorar la distribución, para que los libros de la editora estén realmente disponibles tanto en las librerías extremeñas, como en los de las principales ciudades de España, como Madrid y Barcelona.

Llevar los libros a la vida cotidiana

El puesto de Eduardo Moga, conlleva además ser el Coordinador del Plan de Fomento de la Lectura de Extremadura. Desde esta otra faceta, su objetivo es conseguir que la literatura, y por lo tanto la lectura, esté realmente presente en la vida de la gente o, más concretamente, en aquellos ámbitos sociales en los que no suele estarlo: mercados, estafetas de correos, comisarías de policía, centros sanitarios, residencias de mayores… Y sobre todo en relación a colectivos que tienen más dificultades de acceso a la misma por múltiples razones: enfermos crónicos, ancianos, personas con dificultades de movilidad, presos, emigrantes, menores problemáticos, colectivos más vulnerables, con menos herramientas culturales e incluso de acceso a internet. En esos ámbitos inusuales, y para esa gente en dificultad, sí que me gustaría que el hecho vivo de la literatura, que es ante todo placer y consuelo, estuviera presente en su entorno y en su vida. Quizás muy ideal y demasiado ambicioso, pero es lo que me gustaría.

La conversación va llegando a su fin, pues Eduardo tiene que coger un vuelo que le llevará a Barcelona y desde allí a Túnez, donde participará en el IV Encuentro Euromagrebí de Escritores. Pero antes de acabar dedicamos unos minutos a hablar de Extremadura, de sus enclaves y atractivos. Considera que la Sierra de Gata es uno de los lugares más bonitos de España, por naturaleza, historia, gastronomía y por el carácter de la gente. También tiene palabras elogiosas para Cáceres, una ciudad que le parece maravillosa, con uno de los cascos antiguos más bonitos y coherentes de España. El Jerte, el Ambroz, Las Hurdes, Guadalupe, Yuste, Monfragúe… No hay zona que no me guste y en todas descubro atractivos, sin olvidar la cercanía de Portugal.

Una de las cosas que más le han llamado la atención en relación a Extremadura es que muchos catalanes no sabían nada de la región. Me sorprende –dice Eduardo- que un sitio con tantos atractivos no haya sido más visitado. Eso sí, los que vienen una vez, y yo se lo he recomendado y he venido con muchos amigos, la valoran muy positivamente y les gusta mucho.

Hablamos también de tebeos e historietas, pero eso dará para unas cuantas líneas en Trazo de Tinta.

Acompaño a Eduardo hasta el aeropuerto de Badajoz y de regreso le deseo internamente toda la suerte y felicidad que yo he encontrado en esta tierra extremeña.

Ver Post >
Rafa Martínez, de Badajoz al Olimpo de las historietas

Rafa Martínez con Belén (izqda.) y María (dcha.)

Rafa Martínez, nacido en Badajoz en 1950, es uno de los editores de historietas más longevos y prestigiosos de España. Propietario de NORMA Editorial, ha regresado por unos días a su ciudad natal para apoyar a dos sobrinas suyas, Belén y María, en la aventura de poner en marcha una librería especializada, Comics, ubicada en el número 65 de la Calle Santo Domingo.

Tras casi 20 años de nuestro último contacto, en el curso internacional de verano que codirigí en 1996 con Alejandro Pachón en Jarandilla de la Vera, con motivo del centenario oficioso de los cómics, le veo ilusionado en medio de tanto ajetreo. Llega a Badajoz después de haber estado varios días en la ciudad italiana de Verona con el gran Milo Manara, hablando de futuros proyectos editoriales. Mientras caminamos por el parque de Castelar, escenario de algunas de sus correrías infantiles, camino del hotel Zurbarán, me explica que estudió en las Escuelas Profesionales Virgen de Guadalupe, en la carretera de Sevilla. En 1965 se traslada a vivir a Barcelona, donde ya estaban sus padres y sus dos hermanos mayores. Desde entonces hasta ahora, su relación con la ciudad ha sufrido altibajos. Los primeros años apenas regresó. Los que solían venir eran sus padres. A partir de 1990, tras el fallecimiento de su progenitor, sus desplazamientos a Badajoz fueron mucho más asiduos, para traer a su madre. Tras la muerte de ésta, se abrió un nuevo paréntesis hasta que una de sus sobrinas le localizó a través de las redes sociales, recuperando el contacto e iniciando el camino que ha llevado a la apertura de la tienda Comics en Badajoz.

DE CHICO DE LOS RECADOS A EDITOR

La relación de Rafa con el mundo de las historietas se remonta a su hermano Juan que, como era habitual en la época, intercambiaba cuentos, así les denominaban, con otros niños, por lo que siempre tenía tebeos de segunda mano en casa para leer.

La emblemática revista CIMOC

Nada más llegar a Barcelona en 1965, se enteró de que en Selecciones Ilustradas, la agencia de dibujantes que dirigía Josep Toutain, necesitaban chicos de los recados. Entró a trabajar allí, mientras por las noches acudía a una academia para cursar bachillerato elemental. Su tarea consistía, junto con otros seis o siete chicos más, en atender todos los encargos que les hacía la numerosa nómina de autores que, como Esteban Maroto y Luis García, dibujaban allí básicamente para editoriales extranjeras. No teníamos ni silla en el estudio, recuerda Rafa Martínez. Sus conocimientos de inglés –estudió por su cuenta un curso con discos de vinilo de 45 r.p.m.- y su dominio de la mecanografía –su madre se preocupó de que con 10 años aprendiese en Badajoz con la esposa de un bombero que enseñaba a los niños a escribir a máquina-, no pasaron desapercibidos en la agencia y pronto le empezaron a encargar trabajos como escribir cartas. A los 19 o 20 años ya empecé a viajar por el extranjero representando a dibujantes a cuenta de Selecciones Ilustradas, explica.

Tras la muerte de Franco, Rafa Martínez vio que era el momento de dar un salto, pues los mejores autores españoles querían ver publicada su obra en nuestro país. Sin embargo en Selecciones Ilustradas no parecían estar por la labor, pues consideraban demasiado arriesgado ponerse a editar. Y así, en 1977, con 300.000 pesetas que tenían ahorradas por su trabajo traduciendo guiones del inglés al castellano, decide poner en marcha su propia empresa. Al mismo tiempo conoce en Hamburgo, a donde había ido a vender portadas del Oeste, a la que será su segunda esposa, Norma. Ésta se viene a España con varias representaciones de fotógrafos para publicaciones eróticas y empiezan a vender material a revistas como Play Boy, Lib, Intervíu o Yes. Esto le permite ganar el dinero necesario para montar inicialmente NORMA, que comenzó como agencia de portadistas, fotógrafos y dibujantes, a los que había que pagar al contado; y al poco tiempo, un año aproximadamente, lanzarse ya a la edición. Este fue el principio de una trayectoria que llega hasta hoy en día y que deja para los amantes de la historieta títulos tan emblemáticos como la revista CIMOC, durante muchos años santo y seña de la edición de cómics en España.  Y también un amplio catálogo de autores, entre los que se encuentran algunos de los más importante del mundo, como Hugo Pratt, Moebius, Enki Bilal, Miguelanxo Prado, Jacques Tardi, Will Eisner o Katsuhiro Otomo.

Hoy, en 2015, NORMA Editorial es una empresa sólida. Cuenta con una plantilla de 48 empleados y es la única editorial importante de historietas que realiza la distribución directa en más del 60% del territorio español, salvo en parte de Andalucía, Madrid y Galicia, donde se mantienen fieles a unos distribuidores que siempre les han funcionado bien. La mayor parte del equipo de trabajo es interno, muy profesional y de una calidad humana extraordinaria -explica Rafa-, encabezado por el director, Oscar Valiente, que entró en el equipo hace 22 años, contando entonces con 17; y el administrador, Vicente Campos, que ya formaba parte de mi equipo de ventas en Selecciones.  En su opinión, ésto les permite hacer una edición más ordenada y de mayor calidad.

HISTORIETA Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

En el Parque de Castelar

En un mundo en el que las nuevas tecnologías han llegado con una enorme fuerza y para quedarse, Rafa Martínez es de los que cree que el cómic físico, en papel, va a perdurar a través de las librerías especializadas: me gusta la idea de que la gente va a la librería a ver, a tocar, a dejarse orientar e informar. Nuestra librería Norma, en el Passeig de Sant Joan de Barcelona es un santuario para los aficionados. Aún con la crisis ha crecido y contamos con un equipo de 14 personas que llevan como mínimo 20 años con nosotros, que conocen los gustos de los clientes y empatizan con ellos.

Considera que las nuevas tecnologías aportan muchas cosas y son imprescindibles, hoy por hoy, para divulgar y dar a conocer por ejemplo las novedades, los autores… El reto –indica Rafa- es conseguir que las generaciones que ya han nacido con la pantalla y el mundo digital, vean que los distintos soportes y formatos pueden convivir y que cada cosa tiene una utilidad y una función distinta, pero a la vez atractiva e interesante. Han de ver que hay cosas, como una buena obra de historieta, que requieren un tiempo, un ritmo, un sosiego en un ambiente adecuado, que es distinto a la inmediatez y la urgencia que muchas veces tiene lo digital. Es una experiencia diferente, basada en la narratividad y el papel impreso, que no debería desvirtuarse, ni olvidarse.

Y hablando de obras en papel, nos cuenta una de las aventuras editoriales en las que está embarcado y que más ilusión le hacen: una historia de la vivienda, desde la cueva a la casa domótica, en la que se entremezclan historieta e ilustración, a lo largo de 600 páginas a cargo de uno de los grandes autores españoles, Daniel Torres.

COMPROMISO SOCIAL

La conversación toca a su fin, pero antes hablamos del compromiso social de Rafa Martínez, que está detrás del apoyo prestado a sus sobrinas Belén y María para poner en marcha la tienda Cómics en Badajoz.

Creo que la situación de los jóvenes es muy dura en general –comenta Rafa- pero quizás en Extremadura aún lo sea más. El caso es que me enteré de que una de mis sobrinas estaba ganando apenas 280 € al mes en una gran superficie, en Huelva, por trabajar un montón de horas a la semana, y me dije que esto ya no podía ser, que esto es esclavitud. Ahí es cuando decido hacer algo a través de lo que yo puedo aportar, que es mi profesión de editor. Dicho y hecho. En apenas 7 semanas, con el aporte de conocimiento y apoyo técnico y financiero de su editorial, Belén y María han podido poner en marcha esta librería especializada en Badajoz. Extremadura es la comunidad autónoma en la que menos vendemos –señala Rafa- pero creo que hay hueco para una iniciativa como ésta. Igual nos equivocamos, pero había que hacerlo y, por lo menos, hemos podido quitar dos personas del paro.

Además de este ejemplo más familiar y cercano, el compromiso social de este badajocense trasplantado a Catalunya se demuestra como patrón que es de la Fundació Pare Manel, una institución arraigada en los barrios barceloneses de Verdum y Roquetes, que desarrolla proyectos de acción social y educativa en familias desestructuradas, de los que ya se han beneficiado más de 300 niños.

Rafa Martínez, que mantiene un inmejorable aspecto físico, me dice adiós para seguir tutelando las primeras horas de funcionamiento del proyecto empresarial de sus sobrinas. Después le esperan nuevos viajes, nuevos proyectos editoriales, para seguir ensanchando ese camino, entre la realidad y la ilusión, que un día arrancó en la ciudad de Badajoz para llevarle, pasando por Barcelona, al universo en el que las historias se narran dibujándolas sobre un papel: los cómics.

Ver Post >
Francisco de Pajaro: cuando la basura se convierte en arte y en grito contra una sociedad enferma

Una de las obras efímeras de Francisco de Pajaro en Londres

Barcelona se ha convertido, desde hace 10 años, en la base de operaciones de Francisco de Pajaro, un artista natural de Zafra, que ha hecho de la basura el material con el que, día a día, produce efímeras obras, el Art is Trash, con las que grita contra una sociedad que considera enferma. Londres, Barcelona, Mérida, Badajoz, han sido escenario de unas creaciones que fascinan por su inmediatez y que diseccionan como un bisturí las miserias humanas.

Naces en 1970 en Zafra. ¿Cómo te defines profesionalmente?, ¿cuándo surge tu vena artística? Me dedico a pintar en la basura las miserias humanas. Mi inquietud artística nace de niño; en la escuela, mi timidez la escondía dibujando continuamente sobre los libros de texto; en papel, dibujaba batallas de indios y pistoleros. En mi película siempre ganan los indios. Cuando cumplí 20 años decidí indagar más seriamente en el misterio del arte, el misterio de crear algo de la nada.

En 2002 decides marchar a Londres en busca de nuevos horizontes. ¿Qué razón te impulsa a dar ese paso? Bueno…básicamente fue por una tragedia, un accidente. Tenía junto con un amigo una empresa de rotulación y pintura artística. Mi amigo murió en un accidente de circulación. Mi vida cambió en un segundo, todo se me vino abajo psicológicamente. Decidí dejarme llevar por mi instinto, y mi instinto me llevó a dedicarme al arte por completo con todas las consecuencias. El arte se convirtió en mi pañuelo donde llorar y en mi refugio más íntimo.

Es en 2004 cuando llegas a Barcelona. ¿Qué motivación encuentras para ir a la capital catalana? En aquel momento Barcelona era la ciudad ideal para ir, sonaba por ser una ciudad de vanguardia, cosmopolita y tenía una buena acogida para las inquietudes artísticas. Llevo en Barcelona diez años, y en todo este tiempo he trabajado en muchos lugares, tratando de conseguir trabajos que no me esclavizaran y así poder tener tiempo para pintar. Barcelona es mi ciudad de llegada y de partida hacia otro lugar.

Tú mismo has dicho que en 2006 murió ese sueño de libertad de expresión que te había llevado a Barcelona. ¿A qué lo achacas? En 2006 las autoridades de la ciudad aplicaron su peculiar antipatía con la Ordenanza Cívica. Para mí, una ordenanza antisocial, intolerante y recaudatoria. De pronto, todo se prohibió en la calle. El graffiti ha sido el más perseguido. Estoy en contra de los que pintan en lugares privados y monumentos históricos, pero que no te dejen hacerlo en una persiana de un negocio con el consentimiento del propietario, me parece bastante cínico. Si te ven tocando una guitarra te la confiscan. La indigencia, causada por ellos mismos, está también perseguida incomodando, por ejemplo, los asientos públicos o eliminándolos de las plazas. Hay tantas prohibiciones que no caben en esta entrevista.

En 2009 decides salir a la calle y lanzas el concepto el arte es basura. ¿Por qué?, ¿es un doble grito, contra el propio mundillo artístico, y contra la sociedad, o más bien, contra los que dictan las normas de la sociedad? Es un grito contra todo. Contra las galerías de arte que te cobran dinero por exponer, contra las políticas de unos políticos corruptos, contra las inmobiliarias, contra la delincuencia de traje y de corbata, contra el abuso policial, contra la Monarquía, contra los pobres que roban a los pobres, contra una sociedad enferma de consumo. En definitiva, contra la condición destructiva humana que nos arrastra a las personas, como yo, que no queremos estar en un barco pirata cargado de falsa moral.

Desde un punto de vista estético, tu arte efímero, combina diversas técnicas, que podríamos encuadrar entre el collage, la pintura, el dibujo de cómics, la escultura, etc. ¿Cómo llegas a la elección de esos soportes y ese formato para expresarte? Particularmente noto muchas influencias de la historieta, a caballo entre el underground y la publicaciones de humor satírico, tipo El Jueves o las francesas Hara-Kiri y Le Canard Enchainé. Salgo a la calle por la dificultad de mantener el alquiler de un local, donde pintar cuadros que nadie te comprará, porque las galerías convencionales te cerraban las puertas, y el sistema establecido, las instituciones, no dan la facilidad a los artistas emergentes de poder crear y de poder mostrar sus trabajos. En mi caso, la basura tirada en las calles, ha sido el soporte ideal para representar a toda la sociedad que detesto. Todo mi trabajo es improvisación. Los pocos comics que pude conseguir de niño me marcaron. Cuando decido pintar sobre lienzos, empiezo por Dalí y el último Picasso, Basquiat, etc…tengo influencias de todo.

Has realizado tus acciones de Art is Trash en diversos lugares: Mérida, Badajoz, Barcelona, Londres. ¿En qué lugar has sentido que tu trabajo ha tenido más repercusión y más comprensión? Fuera de España es más aceptado y te valoran mucho más. En España, como en otros lugares, a la gente le gusta también, pero los que te cierran las puertas y deciden qué artista será aceptado en su círculo son las instituciones, los políticos. Estamos políticamente secuestrados por el bipartidismo inculto e ignorante. Mi futuro artístico no está aquí, soy consciente de ello.

¿Crees que aceptar tu actividad como arte forma parte del propio snobismo social, que de algún modo quieres denunciar? Todo es una gran contradicción y Art is Trash, también.

Una pregunta muy prosaica: ¿de qué vive un artista como tú que se dedica a hacer obras tan efímeras y, por lo tanto, difícilmente monetizables, por utilizar un palabro muy en boga? Cuando intervengo en la calle no lo hago por dinero, a no ser que alguien me llame para hacer una performance en un evento o un show. No me gusta ser un mono de feria, así que si alguien se quiere beneficiar con mi presencia pongo un precio. Pintar en la calle y en la basura está prohibido en Barcelona. Estoy fusilado en multas.

¿Vuelves a Barcelona, cuáles son tus proyectos futuros? Sí, ahora vuelvo a Barcelona a pasar el invierno. Para el verano se publicará un libro personal sobre estos cuatro años interviniendo en diferentes ciudades. La idea es mostrar el por qué salí a la calle, el descubrimiento de la basura, el proceso y cambio en hacer y entender el arte, a mi manera.

¿Cuál sigue siendo tu relación con Extremadura, regresas a menudo? Bueno, llevo dentro de mí treinta años de vida en Zafra. Los mejores años de mi vida los he pasado ahí. Mi humor y carácter es castúo. Mi extremeñismo está en mis pinturas. Suelo venir una vez al año y reconozco que, cada vez que salgo, tardo una mijina más en volver.

Ver Post >
Carolina Coronado y Víctor Balaguer, una relación literaria entre Extremadura y Catalunya

Carolina Coronado

En la década de los cuarenta del siglo XIX, la escritora almendralejense Carolina Coronado y el editor catalán Víctor Balaguer, mantuvieron numerosos intercambios y contactos literarios, con el trasfondo de las primeras publicaciones y antologías españolas protagonizadas por mujeres. La escritora y ensayista Carmen Fernández-Daza, estudiosa de Carolina Coronado, ha indagado en esa relación literaria que une, en los albores del primer feminismo hispano, Badajoz con Barcelona.

Víctor Balaguer i Cirera (Barcelona, 1824 – Madrid, 1901) está considerado uno de los escritores catalanes más importantes del siglo XIX. Poeta, narrador, traductor, periodista, historiador, activista, antólogo, dramaturgo, político, académico y fundador de instituciones; Balaguer es una de las figuras más destacadas del movimiento de la Renaixença. Surgido a mediados del siglo XIX, emparentado estéticamente con el Romanticismo europeo, este movimiento surgió con la intención de hacer renacer el catalán como lengua literaria y de cultura, y dignificarlo socialmente tras siglos de postergamiento en beneficio del castellano.

Según explica Carmen Fernández-Daza en su obra La familia de Carolina Coronado. Los primeros años en la vida de una escritora (1820-1852), la relación entre Carolina Coronado y Víctor Balaguer se centra, sobre todo, en el ámbito editorial. Más en concreto a través de sendas publicaciones periódicas: El Genio, publicado en Barcelona por Víctor Balaguer; y El Pensamiento, publicado en Badajoz, bajo la dirección de Pedro Coronado, hermano de Carolina, aunque la presunción de todo el mundo era que la escritora era quien realmente movía, entre bambalinas, los hilos de la publicación.

Victor Balaguer

En unos momentos en los que la creación literaria hecha por mujeres empezaba a asomar a la luz pública en España, Balaguer mantuvo un importante compromiso con ellas, haciendo de El Genio, un notable escaparate para su obra. Así fueron muchas las poetisas y narradoras que colaboraron en sus páginas, al tiempo que en sus diferentes secciones la publicación se hacía eco del estreno de obras de teatro o de la edición de libros escritos por mujeres. Y entre ellas, Carolina Coronado. Así, el 5 de enero de 1844, El Genio se hacía eco de los éxitos teatrales de la escritora de Almendralejo, y ese mismo año, el 27 de octubre, Carolina Coronado publicó en las páginas del semanario barcelonés ¡Ay de mí!, dedicado a su hermano Pedro.

Serenata y antología

Carmen Fernández-Daza reseña varios hechos más que demuestran el interés de Balaguer por la autora extremeña.

Así, el 5 de enero de 1845, El Genio publicaba el siguiente elogio de El Pensamiento, de Badajoz: Recomendamos a nuestros suscriptores la lectura del periódico literario y científico que sale en Badajoz, cuyo primer número tenemos a la vista. El papel y la impresión es de lo mejor que se publica y en cuanto a su parte literaria bastará decir que cuenta con las más acreditadas plumas; de las señoras Doña Robustiana Armiño, Dª Ángela Grassi, Dª Carolina Coronado, y de los señores D. Juan Martínez Villergas, D. Juan Guillén Buzarán, D. Francisco Cea, D. Víctor Balaguer, D. Gabino Tejado, D. Rafael González de la Cruz y otros muchos de acreditada nombradía. Su director, D. Pedro Coronado, es sujeto que se interesa vivamente por la literatura y gloria de su país y estamos persuadidos que nada perdonará para hacer de semejante publicación una de las mejores que de esta clase se publican en España.

Al día siguiente, 6 de enero de 1845, la asamblea de la Junta Directiva de la Sociedad Filomática de Barcelona, acordó, por unanimidad, nombrar socia corresponsal en Badajoz a Carolina Coronado. No hay que ser muy avispado –explica Fernández-Daza- para imaginar que la propuesta debió partir de Balaguer, miembro de aquella Sociedad que había nacido en 1839 con el fin de difundir los llamados “conocimientos útiles” y de la que también formaba parte Josefa Massanés. La escritora extremeña aceptó gustosa, y el 6 de febrero se incluyó en el orden del día el nombramiento oficial.

Otro ejemplo del interés y las buenas relaciones, es el hecho de que Balaguer encargara una serenata para agasajar a Carolina Coronado, con música de Narciso Call, que remitió al periódico El Pensamiento, apareciendo publicada el 4 de febrero de 1845.

Uno de los resultados más importantes de esta relación, según refleja Carmen Fernández-Daza en su obra, fue la edición de la primera antología de mujeres poetas del siglo XIX. Con el título El Pensil del Bello Sexo, se publicó por entregas en 1845, siendo gratuita para los suscriptores del semanario El Genio. Precisamente la escritora de Almendralejo encabezaba la relación de redactoras de la mencionada antología, en la publicidad que el propio semanario hacía de la misma, y que a continuación reproducimos.

PENSIL DEL BELLO SEXO redactada por doña Carolina Coronado, doña Amalia Fenollosa, doña Manuela Cambronero, doña Josefa Massanés, y doña Ángela Grassi, bajo la dirección de don Víctor Balaguer. Los que no sean suscritores al GENIO pagarán tres rs. por entrega.

Ver Post >
Monólogo sobre Tennesse Williams de la compañía catalana Tantarantana en la Sala Guirigai

El pasado mes de agosto me hacía eco de la presencia de la compañía extremeña Guirigai en la Sala Tantarantana de Barcelona. Ahora es la compañía catalana la que devuelve la visita, en el marco del III Ciclo Nacional de Complicidades en Red. Será hoy viernes, y mañana sábado, cuando el escenario de Los Santos de Maimona acoja las representaciones de la obra Tennessy (W), un monólogo basado en las propias memorias del autor de Un tranvía llamado deseo o de Una gata sobre el tejado de zinc caliente.

Martí Perraferrer en el papel de Tennesse Williams

El actor Martí Peraferrer, habitual en series como Hospital Central o El Comisario, con un amplio recorrido en las compañías de Silvia Munt, Josep María Flotats y del Teatro Romea de Barcelona;  es el encargado de dar vida a uno de los escritores estadounidenses más importantes del siglo XX. Perfectamente caracterizado, nos sumerge, a través de su monólogo, en las vivencias de Tennesse Williams. Se habla de teatro, del hecho creativo, de algunas curiosidades, pero también de la soledad, de la locura, del amor homosexual, del éxito y del fracaso, de la impotencia, de las drogas y del arte.

En opinión de Peraferrer, intérprete, co-productor e impulsor de este proyecto escénico, la intención del mismo es acercar al público la vida de Tennesse Williams, observada desde todos los prismas posibles … seguramente no se trata de un espectáculo facil, ni para el actor, ni para el espectador; pero si que intentamos que sea, sobre todo, emotivo y sincero, directo y nada elitista. Quien se quiera quedar en la simple anécdota puede hacerlo y a quien quiera dejarse llevar por los sentimientos, intentaremos ayudarle.

El escenario representa el apartamento neoyokino del escritor

La obra, que se puede ver los dos días, a las 9 de la noche, en la Sala Guirigai de Los Santos de Maimona, comienza con una anécdota que resume y explica perfectamente cuál fue la actitud personal del creador de Baby Doll, Dulce pájaro de juventud y La noche de la iguana: Tennessee Williams entra en una pequeña sala de conferencias de la Universidad de Yale, al principio de los años 80. Su trayectoria de autor teatral ya está en decadencia. Se acerca el final de su producción escénica y también de su vida. El joven público asistente al encuentro se muestra muy apático ante la presencia de uno de los dramaturgos norteamericanos más importantes del siglo XX. Sólo un perro que acompaña a uno de los estudiantes parece poner la oreja prestando mucha atención. Cuando acaba su charla, un estudiante le pregunta si es cierto que su carrera teatral ya está acabada. Él, sin inmutarse y con una sonrisa en los labios, contesta: Mire eso pregúntele al perro.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor