Blogs

Adolfo Marroquín

Ciencia Fácil

La ciencia avanzando, y nosotros con estos pelos

01-investigador-y-pelo-vegetalConsidero que el estudio de la influencia del clima en la salud humana, debería ser de interés siempre, pero más aún en estos tiempos de cambios climáticos, por lo que, buscando ampliar conocimientos sobre el particular he entrado en el sitio de la NLM (National Library of Medicine) de los EEUU, donde me han llamado la atención, entre los fondos disponibles, algunos artículos sobre las interrelaciones clima-salud, que analizaré a la brevedad posible. Pero de momento, los que me han llamado la atención son unos que trataban de la pérdida de cabello, la denominada alopecia, y en los que se incluían consideraciones y se analizaban potenciales causas.

Ciertamente, este tema no tenía, en principio, mucha relación con mi búsqueda inicial, pero me pareció que contenía aspectos que podrían ser de interés para muchas personas, de forma que opté por informarme y trasladar a ustedes algunos de los citados aspectos.

Por ejemplo, se sabe que el ciclo normal del crecimiento del cabello dura de 2 a 3 años y que cada pelo crece aproximadamente un centímetro al mes durante esta fase. Los estudios realizados aportan estadísticas, de las que se deducen que alrededor del 90% del cabello en el cuero cabelludo está creciendo simultáneamente, mientras que el 10% restante se encuentra en una fase de inactividad, de reposo podríamos decir. El reposo dura del orden de 3 a 4 meses, tras lo cual ese cabello inactivo se cae y en su lugar comienza a crecer nuevo cabello. La pérdida de cabello puede no ser permanente, puesto que los folículos pilosos no se destruyen, y a veces puede que sólo estén pasando una fase de descanso.

Pero ¿sabían ustedes que es normal que una persona pierda aproximadamente 100 cabellos de su cabeza cada día, y que en la mayoría de los casos esos cabellos vuelven a crecer?, ¿y sabían que el cuero cabelludo contiene normalmente alrededor de 100.000 cabellos? Naturalmente todas estas cifras se refieren a valores medios, de gentes medias, en condiciones medias, por lo que son meramente orientativos, de forma que, para individuos concretos, pueden presentarse importantes desviaciones de esos valores medios, e incluso desviaciones absolutas, en algunos casos.

Cada pelo sigue su “ciclo del cabello” de forma independiente del resto, lo que permite que mudemos nuestro pelo progresivamente a lo largo de todo el año. Sin embargo, a igualdad de todo lo demás, parece ser que a principios de otoño los cambios hormonales hacen que crezcan menos pelos nuevos que en otras estaciones. Eso implica que, si en condiciones normales se desprenden diariamente alrededor de 100 pelos, entre septiembre y noviembre la pérdida capilar puede duplicarse o triplicarse. El proceso no suele durar más de tres meses y no debe preocuparnos demasiado, porque, en la mayoría de los casos, suele ser reversible.

02-otono-en-nuestra-cabeza

Es un hecho que muchos hombres y algunas mujeres pierden pelo a medida que envejecen, pero también pueden perderlo si sufren ciertas enfermedades, como problemas de tiroides, diabetes o lupus, o si están tomando ciertas medicinas o, como es bien conocido, si se encuentran en tratamiento de quimioterapia por cáncer. Otras causas pueden ser el estrés, una dieta baja en proteínas, la existencia de un origen genético, con antecedentes familiares, o simplemente una mala nutrición. Cuando la calvicie es de origen genético, lo que significa que usted heredó un gen para la calvicie, no hay manera de evitarla; sin embargo, algunas otras causas de la pérdida excesiva del cabello sí pueden prevenirse.

Algunas pérdidas de cabello reparables, son las ocasionadas por problemas hormonales. Si usted sufre de hipotiroidismo o hipertiroidismo, su cabello puede caerse, más de lo normal y, por lo general, esta pérdida de cabello puede abordarse y minimizarse tratando su enfermedad de tiroides. También la pérdida de cabello puede ocurrir si las hormonas masculinas o femeninas, conocidas como andrógenos y estrógenos, están desequilibradas. En este caso, corregir el desequilibrio hormonal puede detener esa pérdida de cabello.

En la mayoría de los casos, la pérdida notable de cabello es gradual, lo que significa que ocurre durante un largo período de tiempo; esto es especialmente cierto en los hombres. La pérdida del cabello se considera excesiva cuando aparecen zonas aisladas de calvicie o bien cuando se produce un debilitamiento notable de todo el cabello, o de gran parte del mismo. También, en ocasiones, el cabello puede caerse de forma repentina, debido a un shock repentino, físico o emocional.

Es evidente que el pelo no es solamente el cabello que tenemos en la cabeza; de hecho, tenemos pelo (o vello) en casi todas las partes del cuerpo, excepto los labios, las palmas de las manos y las plantas de los pies. La mayor parte del pelo que tenemos en el cuerpo es fácil de ver, como por ejemplo el de las cejas, la cabeza, los brazos o las piernas. Según el lugar donde se encuentre, el pelo cumple diferentes funciones. El pelo de la cabeza, aparte de la componente estética, que suele llevar emparejada, proporciona a la misma cierta protección contra el frío, el calor y hasta los golpes. Las pestañas protegen los ojos, disminuyendo la cantidad de luz y polvo que puede penetrar en ellos; y las cejas protegen los ojos del sudor que puede gotear por la frente.

El pelo siempre crece a través de la piel de la misma manera, sin importar de dónde salga (de tu cabeza, brazo, pierna, etc.); comienza en la raíz capilar, debajo de la piel, donde las células se agrupan para formar la queratina, la proteína de la que están formadas las uñas. La raíz está dentro de un folículo, que es una especie de tubo pequeño insertado en la piel.

03-pelos-al-viento

El pelo crece de la raíz, sale del folículo y atraviesa la piel, haciéndose entonces visible. Los pequeños vasos sanguíneos que se encuentran en la base de cada folículo alimentan la raíz del pelo para permitir su crecimiento. Pero una vez que el pelo emerge de la superficie de la piel, las células que lo forman ya no están vivas. Las células de cada uno de los pelos que ves en tu cuerpo están muertas.

El tipo más común de pérdida de cabello se llama alopecia androgenética, también conocida como calvicie de patrón masculino o femenino. Tiende a ser hereditaria y provoca la caída gradual del cabello. A medida que los hombres envejecen, pueden empezar a perder cabello en la parte frontal de su cuero cabelludo. El patrón de pérdida de cabello para las mujeres es diferente. Su cabello puede debilitarse por todo el cuero cabelludo, pero a menudo es más evidente a lo largo de “la raya del peinado”. En cuanto al color del cabello, es debido a la melanina, la sustancia que también da color a la piel, de forma que cuanto más claro es el cabello, menos melanina estará presente; una persona con cabello negro o castaño tiene mucha más melanina que una con cabello rubio o pelirrojo. A medida que la gente envejece, la cantidad de melanina disminuye y es entonces cuando comienzan a salir las canas.

Un consejo para lucir un hermoso cabello, mientras dure, es seguir una dieta saludable. Suena raro, pero no lo es. Una dieta rica en nutrientes adecuados ayuda a nuestro cuerpo en general, y en particular a nuestro pelo, por lo que… ¡Debemos cuidar nuestro cabello de dentro hacia fuera!

Adolfo Marroquín Santoña

Noticias y comentarios sobre temas científicos

Sobre el autor

Adolfo Marroquín, Doctor en Física, Geofísico, Ingeniero Técnico Industrial, Meteorólogo, Climatólogo, y desde 1965 huésped de Extremadura, una tierra magnífica, cuna y hogar de gente fantástica, donde he enseñado y he aprendido muchas cosas, he publicado numerosos artículos, impartido conferencias y dado clases a alumnos de todo tipo y nivel, desde el bachillerato hasta el doctorado. Desde este blog, trataré de contar curiosidades científicas, sobre el clima y sus cambios, la naturaleza, el medio ambiente, etc., de la forma más fácil y clara que me sea posible.


octubre 2017
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Contenido Patrocinado