Calidad y cantidad del agua, un futuro pendiente | Ciencia Fácil - Blogs hoy.es

Blogs

Adolfo Marroquín

Ciencia Fácil

Calidad y cantidad del agua, un futuro pendiente

01-cantidad-y-calidad-del-aguaEl filósofo, matemático y astrónomo griego Tales de Mileto, que vivió hace más de 2.500 años, consideraba que el agua era “el principio de todo lo que existe”. De hecho, no hay nada más abundante en nuestro planeta. Además, el agua es un constituyente necesario de las células, de todos los tejidos animales y vegetales y no puede existir la vida en ausencia de agua porque en ella se desarrollan todas las reacciones bioquímicas de los seres vivos.

Sencillamente, el agua es el fundamento de la vida porque la vida ha nacido en ella, podemos decir por tanto que es la base de todo lo vivo que existe. Tiene fantásticas propiedades terapéuticas, con enorme influencia sobre nuestra salud, sin embargo, no siempre se comprenden sus muchas virtudes, como por ejemplo que el agua es incluso un magnífico “medicamento”, tanto al ser ingerida, como cuando nos sumergimos en ella en nuestros baños

El Dr. Alexis Carrel, Premio Nobel de Medicina en 1912, relacionaba el agua con la inmortalidad, cuando decía: “La célula es inmortal. Es realmente el fluido en el que flota, básicamente agua, lo que degenera. Renovando éste fluido a intervalos, brindaríamos a las células lo que necesitan para su alimentación y, hasta donde nosotros conocemos, el pulso de la vida continuaría para siempre”. Obviamente Carrel hablaba de agua pura.

Por su parte, el médico de origen iraní F. Batmanghelidj, afirma: “La deshidratación crónica es la raíz de la mayor parte de las enfermedades degenerativas del cuerpo humano, que, muy frecuentemente, emite diversas alarmas, a través de las cuales está reclamando el agua que necesita”. Cabe agregar que sus posibilidades curativas son tan amplias debido a que el agua es el disolvente universal, lo que abre todo un mundo de posibilidades, llegando el Dr. Batmanghelidj a afirmar que “un cuerpo enfermo, con frecuencia, no es más que un cuerpo sediento”.

Claro que cuando estos doctores, y muchos otros que defienden la hidratación como base esencial para la salud, hablan de la necesidad de beber agua, se refieren naturalmente a agua con una calidad suficiente, que no es decir poco, puesto que las impurezas admisibles en el agua para consumo humano, están reguladas en España por un Real Decreto, concretamente el R.D. 140/2003 de 7 de febrero de ese año, por el que se establecen los criterios sanitarios de su calidad.

Ahora bien, en ese Decreto se incluye un listado de los diferentes elementos físicos y químicos de las aguas potables y las cantidades admisibles de cada uno de ellos que corresponden a un agua que pueda ser calificada como de una “calidad deseable”. El citado Decreto es del año 2003, si bien la última actualización de ese texto legal, ha sido publicada el 30/07/2016, y está en vigor.

02-agua-contaminada

Pero, fíjense ustedes, que en el citado texto legal, entre los elementos del agua potable, se citan cloruros, sulfatos, calcio, magnesio, sodio, potasio o aluminio, entre otros, porque la reglamentación también enumera los valores máximos de “las sustancias no deseables” que puede contener el agua de consumo y que son, entre otras, nitratos, amonio, hierro, cobre, fósforo, flúor o bario. A ellas se añaden, en un Anexo del citado R.D., algunas “sustancias tóxicas” y las concentraciones máximas de las mismas que son admisibles en el agua de consumo, sustancias como arsénico, cianuro, cromo o níquel. Es decir, ¡la propia disposición legal las considera sustancias tóxicas pero admisibles en ciertas cantidades!

El Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos de la ONU, en su edición de 2018, recomienda soluciones basadas en la naturaleza para mejorar la distribución y la calidad del agua y para reducir el impacto de las catástrofes naturales asociadas al cambio climático. Pero, está claro que, aparte de la calidad, sin duda muy importante, conviene también revisar la disponibilidad futura. Es evidente que el agua disponible en nuestro planeta, está distribuida por la superficie de forma muy irregular, ya que el 97% de ella se encuentra en los grandes mares y océanos, bajo la forma de agua salada, mientras que sólo un 3% es agua dulce, lo que convierte a esta pequeña parte en un bien muy valioso para mantener a la humanidad.

Por otra parte, menos del 0,027% de la cantidad total de agua potable de la Tierra está disponible directamente y que, en su mayoría, se encuentra bloqueada en los casquetes polares. El resto del agua potable, o es subterránea, o se acumula en ríos, arroyos y lagos. En cuanto a las aportaciones, es claro que, con carácter general, la fuente más importante de agua dulce es la lluvia. De ahí que sea crucial preservar y no interferir artificialmente sobre el ciclo hidrológico, en el que la evaporación del agua de los océanos, da lugar a la subsiguiente precipitación de la misma, en forma de lluvia, integrándose en el ciclo, y comenzando su nuevo recorrido hasta los océanos.

03-ciclo_hidrologico

Y ya que hablamos de la lluvia, parece lógico echar una ojeada a cómo se presenta el futuro de esta variable meteorológica y su papel en la recarga de acuíferos, en el marco del cambio climático, que sin duda estamos atravesando. El cambio climático afecta a la rapidez de recarga de las aguas subterráneas, es decir a los recursos freáticos renovables, y al espesor de las masas freáticas. Sin embargo, no es mucho lo que se sabe sobre la recarga y los niveles actuales, tanto para los países desarrollados como para los que están en desarrollo; además, ha habido muy pocas investigaciones sobre el impacto futuro del cambio climático sobre las aguas subterráneas, o sobre las interacciones entre el agua subterránea y el agua superficial.

Analizando los aspectos regionales del cambio climático y de los recursos hídricos en Europa, podemos decir que en Europa abunda el agua, y hay gran número de ríos permanentes, muchos de los cuales fluyen desde el centro del continente hacia la periferia. La sensibilidad de Europa al cambio climático presenta un gradiente norte-sur bien definido, y son muchos los estudios que indican que el sur de Europa será el área más afectada. Según las proyecciones, el clima de la Europa meridional, que es ya cálido y semiárido, se calentará y secará aún más, amenazando sus vías navegables, sus centrales hidroeléctricas, y su producción agrícola.

04-futura-sequia-europa

A lo largo del siglo en curso, las previsiones apuntan a un creciente riesgo de sequías, sobre toda Europa, pero mucho más marcadas cuanto más al sur; de forma que en España nos esperan años, más bien decenios, muy secos y muy cálidos, como corresponde al calentamiento global y a su consecuencia el cambio climático generalizado, arrastrando sequías y también inundaciones, puesto que una de las características del “nuevo régimen hídrico” que ya se está instalando en nuestro planeta, es que las precipitaciones, que serán en su conjunto escasas, se presentarán frecuentemente acompañadas de breves, pero violentos, fenómenos tormentosos con gran intensidad.

En condiciones normales Europa en general, y España en particular, no debería tener problemas de suministro de agua, ni en cantidad ni en calidad, para el consumo humano e incluso para las necesidades básicas de los recursos hídricos. Repito, por si no ha quedado claro, “En condiciones normales…”.

Adolfo Marroquín Santoña

Noticias y comentarios sobre temas científicos

Sobre el autor

Adolfo Marroquín, Doctor en Física, Geofísico, Ingeniero Técnico Industrial, Meteorólogo, Climatólogo, y desde 1965 huésped de Extremadura, una tierra magnífica, cuna y hogar de gente fantástica, donde he enseñado y he aprendido muchas cosas, he publicado numerosos artículos, impartido conferencias y dado clases a alumnos de todo tipo y nivel, desde el bachillerato hasta el doctorado. Desde este blog, trataré de contar curiosidades científicas, sobre el clima y sus cambios, la naturaleza, el medio ambiente, etc., de la forma más fácil y clara que me sea posible.


abril 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30