Blogs

Adolfo Marroquín

Ciencia Fácil

Aguas residuales, una fuente renovable

01-agua-abundante-contaminacion-escasezEl indudable cambio climático en que estamos inmersos, nos va a obligar a reescribir los libros de geografía que se estudian en las escuelas de nuestro país, puesto que, si no se toman pronto las medidas necesarias, la vieja división climática de una España húmeda y una España seca, se transformará muy pronto en una España semiárida la primera y una España absolutamente árida la segunda.

A comienzos del año 2018 la situación de sequía se había extendido prácticamente a toda la Península Ibérica, y pese a la abundancia de las precipitaciones posteriores, en forma de lluvia y de nieve, en muchas regiones, que dieron lugar a importantes inundaciones, lo cierto es que quedaron aún muchas áreas con un fuerte déficit hídrico. Y lo peor del caso es que, de acuerdo con los modelos climáticos, este tipo de situaciones serán cada vez más y más frecuentes en el futuro, por lo que sería insensato no tomar las medidas que estén a nuestro alcance, para aprovechar todas las fuentes de recursos hídricos disponibles.

La primera medida es, sin duda, el ahorro de agua en el día a día. Es esencial que nos convenzamos de que debemos mantener un uso sostenible de esa agua, a la que tan fácilmente accedemos con solo abrir un grifo. Pero para garantizar la disponibilidad de ese recurso es necesario seguir los principios de la economía circular, es decir, buscar un círculo virtuoso de reutilización de los recursos. Para ello hay que potenciar el uso de agua regenerada para cosas como riego de parques y jardines, e incluso el riego agrícola.

Disponemos de la tecnología necesaria para que el agua que sale de las depuradoras pueda ser recuperada y devuelta a los ríos sin provocar daños en el ecosistema, lo que reduciría las extracciones netas de los cauces. Esto es algo que ya se ha hecho en lugares como California o Israel, zonas en las el agua tiene el valor de algo esencial, que no se puede derrochar, porque su disponibilidad no está siempre asegurada.

El Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2017, concluye que en un mundo donde la demanda de agua dulce está en constante aumento y en el que los escasos recursos hídricos se ven cada vez más exigidos por la captación excesiva, así como por la contaminación y el cambio climático, sería sencillamente insensato no aprovechar las oportunidades que brinda una mejor gestión de las aguas residuales. Se estima que, en la actualidad, más del 80 % de las aguas residuales en el mundo se vierten al medio ambiente sin ningún tipo de tratamiento, algo evidentemente indeseable, que debemos tratar de corregir.

Por lo general, una vez que el agua ya sido utilizada, pasamos a considerarla una carga que debe ser eliminada, e incluso como una molestia a ignorar. Las consecuencias de esta indiferencia son cada vez más evidentes, y sus efectos más inmediatos, como son el deterioro de los ecosistemas acuáticos y las enfermedades transmitidas por el agua contaminada, tienen repercusiones en el bienestar y la salud de muchas personas. Ante una demanda en constante crecimiento, las aguas residuales están cobrando impulso como una fuente alternativa y fiable de agua dulce.

En este sentido, las aguas residuales ya no deben considerarse como un problema que necesita solución, sino como una parte de la solución ante los problemas a los que hoy se enfrentan las comunidades de todo el planeta. Aunque en este tema, como en tantos otros aspectos de la vida real, lo cierto es que ni actualmente, ni a medio plazo, el problema del acceso a ese bien esencial que es el agua dulce, no es igual para todos, y precisamente para que eso no sea así, debemos conseguir la integración de las aguas residuales al ciclo natural del agua en el planeta.

02-el-agua-no-es-igual-para-todos

Por otra parte, las aguas residuales también pueden ser una fuente rentable y sostenible de energía, de nutrientes y de materia orgánica, entre otros subproductos útiles. Los potenciales beneficios de la extracción de dichos recursos van mucho más allá de la salud humana y medioambiental, con posibles repercusiones en la seguridad alimentaria y energética, así como también en la mitigación del cambio climático. En el contexto de una economía circular, donde se busca un equilibrio entre el desarrollo económico, la protección de los recursos naturales y la sostenibilidad ambiental, las aguas residuales constituyen un recurso abundante y valioso. La perspectiva es ciertamente optimista, siempre y cuando se tomen pronto las medidas oportunas.

Se prevé que la demanda mundial de agua aumente considerablemente en las próximas décadas. Además del sector agrícola, al que se destina el 70% de las extracciones mundiales, se esperan aumentos importantes en la demanda de agua para la producción industrial y energética. La urbanización acelerada y el desarrollo de sistemas de suministro de aguas municipales y de saneamiento también contribuyen al aumento de la demanda.

Los escenarios de cambio climático prevén que las variaciones espaciales y temporales de las dinámicas del ciclo del agua empeorarán, de modo que la brecha entre la oferta y la demanda de agua se agudizará cada vez más. Es muy probable que en el futuro, la frecuencia e intensidad de las sequías e inundaciones, modifiquen las actuales cuencas hidrográficas en muchas áreas del mundo.

En la actualidad, dos tercios de la población mundial vive en regiones donde sufren escasez de agua al menos un mes al año. Unos 500 millones de personas viven en zonas donde el consumo de agua supera los recursos hídricos renovables localmente, en una proporción de dos a uno. Las zonas más vulnerables, aquellas donde los recursos no renovables, como las aguas subterráneas fósiles, continúan agotándose, han pasado a depender en gran medida de las transferencias que provienen de zonas con abundantes recursos hídricos y buscan constantemente fuentes alternativas económicas.

03-agua-abundante-gota-y-pajaro

La disponibilidad de recursos hídricos está intrínsecamente ligada a la calidad del agua, ya que la contaminación de las fuentes de suministro puede excluir diferentes usos. El aumento en los vertidos de aguas residuales sin tratar, junto con la escorrentía de tierras agrícolas y las aguas residuales industriales, con tratamiento inadecuado, han llevado al deterioro de la calidad del agua en el mundo. Por todo ello, si las tendencias actuales perduran, la calidad del agua continuará deteriorándose en las próximas décadas.

En general, la reutilización de agua es más viable desde el punto de vista económico si el punto de reutilización se encuentra cerca del punto de producción. Tratar el agua residual hasta alcanzar un nivel de calidad apropiado para el consumo ayudará a la reducción de los costes y a la recuperación de las inversiones. El uso planificado de aguas residuales tratadas, completa o parcialmente, para los servicios de los ecosistemas, puede aumentar la eficiencia del recurso y generar beneficios al reducir las extracciones de agua dulce y reutilizar los nutrientes, permitiendo así el desarrollo de las industrias afines.

04-figura-1-1

El último Informe de Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo 2017, titulado “Las aguas residuales: El recurso desaprovechado”, se pregunta ¿Por qué no modificar nuestro punto de vista y considerar que las ingentes cantidades de aguas residuales domésticas, agrícolas e industriales vertidas a diario en el medio ambiente constituyen un recurso valioso, en vez de un problema oneroso?

De acuerdo con el WWAP (Programa de Evaluación de los Recursos Hídricos de la ONU), la integración de las aguas residuales en el ciclo hidrológico, es decir en el ciclo natural del agua, es una medida de la que no podemos prescindir, si no queremos llegar a que un día, tal vez no muy lejano, nuestros grifos en lugar de dar agua, den pena.

Adolfo Marroquín Santoña

Temas

agua, agua dulce, agua regenerada, aguas residuales, calidad del agua, cambio climático, ciclo hidrológico, ciclo natural del agua, déficit hídrico, escasez de agua, España, fuente renovable, inundaciones, recursos hídricos, recursos naturales, sequías, sostenibilidad ambiental

Noticias y comentarios sobre temas científicos

Sobre el autor

Adolfo Marroquín, Doctor en Física, Geofísico, Ingeniero Técnico Industrial, Meteorólogo, Climatólogo, y desde 1965 huésped de Extremadura, una tierra magnífica, cuna y hogar de gente fantástica, donde he enseñado y he aprendido muchas cosas, he publicado numerosos artículos, impartido conferencias y dado clases a alumnos de todo tipo y nivel, desde el bachillerato hasta el doctorado. Desde este blog, trataré de contar curiosidades científicas, sobre el clima y sus cambios, la naturaleza, el medio ambiente, etc., de la forma más fácil y clara que me sea posible.

mayo 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031