Hoy

img
Etiqueta: atmósfera
Las anomalías del clima se veían venir desde el siglo XIX
img
Adolfo Marroquín Santoña | 02-08-2017 | 17:04 |0

01-antes-y-despues-del-cambicliDesde hace ya varios años, los términos efecto invernadero, calentamiento global, cambio climático, extinción de especies, degradación de suelos, desertificación, y otros, se han hecho habituales en los medios de comunicación, por lo que resultan ya generalmente conocidos, al menos “de oídas” o “de leídas”, a pesar de lo cual siempre faltan cosas por conocer y aclarar. Por ejemplo, es frecuente llamar “cambio climático” al conjunto formado por las causas y sus efectos, cuando convendría separar ambos conceptos.

Frecuentemente se dice que son consecuencia del cambio climático cosas que poco o nada tienen que ver con él, y sin embargo no se le achacan situaciones que sí son consecuencia de ese cambio. Es como si se hubiera troceado el tema, separando las piezas como si se tratara de un puzle, y después tratásemos de forzar la entrada de una pieza en un hueco, sea el suyo o no.

02-el-puzle-planetario

Algunas realidades, constatadas por la observación, son que los glaciares están derritiéndose en todo el mundo y que, con cada verano, disminuyen más y más los hielos marinos, de forma que las criaturas marinas tienen ya dificultades para sobrevivir en aguas cada

Ver Post
Sobre el clima y sus cambios se habla mucho y se hace poco
img
Adolfo Marroquín Santoña | 04-04-2017 | 16:16 |0

Hace ya unos cuantos decenios, muchos más de los que me gustaría recordar, cuando este servidor de ustedes asistía, como joven y aplicado alumno, a las clases de Astrofísica y de Física del Aire que por aquel entonces impartían en la Universidad Complutense de Madrid los ilustres Profesores D. Enrique Gullón de Senespleda y D. Francisco Morán Samaniego, respectivamente, se me planteaba frecuentemente la duda de por qué perteneciendo ambas disciplinas al ámbito de las llamadas Ciencias Exactas, y siendo ambas tratadas con el mismo rigor y exactitud en los cálculos, los resultados eran, sin embargo, tan divergentes en cuanto a su capacidad de proyección hacia un futuro previsible.

Las cosas han cambiado poco desde entonces, de forma que hoy somos capaces de predecir con absoluta precisión la posición de cualquier cuerpo celeste en cualquier momento y en cualquier instante, actual o futuro, en este siglo o en siglos venideros, y sin embargo no somos capaces de predecir el valor que alcanzará una variable meteorológica cualquiera en un lugar determinado dentro de apenas unos días.

Las causas de esta aparente contradicción hay que buscarlas en la periodicidad de

Ver Post
Catatumbo, la electricidad al acecho
img
Adolfo Marroquín Santoña | 07-12-2016 | 12:38 |0

 

Las descargas eléctricas no son simples exhibiciones de fuerza por parte de la naturaleza, por muy impresionantes que resulten, sobre todo para quien se encuentre próximo a ellas, sino que son el resultado de la búsqueda del equilibrio eléctrico entre las nubes, el suelo y la atmósfera de su entorno. El camino preparatorio de la descarga entre una nube y la tierra, o entre dos nubes, comienza dentro de las propias nubes de tormenta; con chorros de cargas negativas (electrones), que saliendo de la zona negativa (centro-inferior) de la nube se van acercando hacia tierra o hacia la zona positiva (superior) de otra nube, dando lugar a la llamada guía escalonada, que va trazando potenciales caminos de descarga.

En el caso de descargas nube-suelo, en el suelo, bajo la nube, se ha producido la acumulación de cargas positivas (iones), que han sido atraídas por las negativas de la base de la nube. Se sabe que en las nubes de tormenta la parte superior posee cargas positivas, mientras que en la parte central e inferior de la nube predominan las cargas negativas, con lo que la nube tomaría forma de “dipolo eléctrico”. Pero, frecuentemente se presenta también un pequeño

Ver Post
Belleza eléctrica en tormentas y volcanes
img
Adolfo Marroquín Santoña | 17-06-2016 | 15:08 |0

Puede resultar raro aplicar el concepto de belleza a dos fenómenos violentos y agresivos, como son las tormentas y los volcanes en erupción, pero a la idea que cada uno tiene de la belleza le es de aplicación aquello de que “sobre gustos no hay nada escrito”; como ocurrió en un examen de un espabilado alumno de química, que al ser preguntado por las propiedades físicas del ácido sulfhídrico (gas con un apestoso olor a huevos podridos) respondió que era un gas de olor agradable, y al ser cuestionada su respuesta por el profesor, se limitó a manifestar “Bueno, a mí me gusta”.

En el catálogo de muestras naturales que atesora la naturaleza, ésta suele presentarnos aspectos muy diferentes, a veces suaves y hasta melancólicos, como en los amaneceres o atardeceres. Pero otras veces la naturaleza nos muestra directamente fenómenos violentos, como en el caso de los huracanes, tornados, grandes tormentas, o enormes erupciones volcánicas, aunque siempre con la belleza (“Bueno, a mí me gusta”) acompañando a esas exhibiciones naturales de enorme potencia.

De hecho, he de confesar que esa afición y admiración hacia la enigmática belleza de las tormentas

Ver Post
Si cambian los aerosoles, cambia el clima
img
Adolfo Marroquín Santoña | 02-06-2016 | 15:16 |0

A los efectos del clima y sus cambios, los aerosoles son las partículas sólidas o líquidas en suspensión dentro de la atmósfera terrestre. Es evidente que estas partículas intervienen en el balance radiativo del sistema SOL-TIERRA, y que esa intervención juega un importante papel en el intercambio de energía. Sin embargo, durante años, ese papel no se ha tenido en cuenta suficientemente al estudiar el clima y sobre todo sus cambios.

Estudios desarrollados en el Instituto de Investigación de Nevada (EE UU) han demostrado que 15 de los 16 veranos más fríos ocurridos entre el año 500 a. C. y el 1000 d. C., fueron causados por la inyección en la atmósfera de ingentes cantidades de aerosoles, procedentes de grandes erupciones volcánicas.

De la propia definición de los aerosoles y de la estructura de las nubes, podemos considerar  a éstas como bolsas de aerosoles en gotitas líquidas o sólidas, formadas alrededor de “núcleos de condensación”. También son aerosoles los que contiene el humo procedente de incendios o de la quema de productos de todo tipo, agrícolas, forestales, etc., o del polvo levantado y transportado por el viento, desde áreas

Ver Post
El sistema climático se está cansando de nosotros
img
Adolfo Marroquín Santoña | 04-04-2016 | 11:09 |0

Las interacciones entre los cinco subsistemas que componen el SISTEMA CLIMÁTICO (al que en adelante llamaremos GAIA, versión inglesa de la diosa de la Tierra, GEA) son tan complicadas, complejas y, hasta cierto punto, imprevisibles, que es probable que nunca lleguemos a comprender todos los entresijos de este entramado y mucho menos a modelizarlo matemáticamente, tratando de conseguir modelos físico-matemáticos que nos permitan alcanzar una razonable precisión en nuestras proyecciones (predicciones) a medio o largo plazo.

Desde hace años se ha puesto de moda echar la culpa de los problemas del clima al llamado “efecto invernadero”, considerando que los malos de esta película son los conocidos como GEI (Gases de Efecto Invernadero), fundamentalmente el vapor de agua, que ha pasado desapercibido, pese a que es el GEI que más contribuye al efecto invernadero (del orden del 60%), pero con el que no hemos contado al no ser un GEI antrópico, es decir no haber sido emitido por el hombre a la atmósfera, el metano (CH4), el ozono (O3), los óxidos de nitrógeno (NOx), el hexafluoruro de azufre (SF6) muy escaso, afortunadamente, puesto que es el GEI más potente, y por

Ver Post
Hoy hay vida en la Tierra, gracias a la que hubo ayer
img
Adolfo Marroquín Santoña | 07-01-2016 | 09:41 |0

Podría pensarse que el título es una evidencia, pero como veremos no es tan evidente, puesto que parece muy probable que ayer hubo vida en otros planetas, en los hoy no la hay. La idea de que la propia vida existente en el planeta Tierra fuera la que modeló las condiciones medioambientales, para ajustarlas a sus propias necesidades aparece ya en 1875, en un artículo publicado en la Scientific American. Ciertamente, existen indicios suficientes que apuntan a que la Tierra es lo que es, gracias a la vida que existió en ella.

Sabemos que la Tierra, nació como cuerpo espacial independiente, hace 4,5 eones (Un  eón equivale a 1.000 millones de años), y los primeros rastros de vida sobre el planeta Tierra se detectan en algunas rocas sedimentarias, cuya edad ronda los 3 eones (3.000 millones de años), estimándose que en los primeros tiempos, tal vez a lo largo de todo el primer eón, fueron millones las formas de vida elementales, de cuerpo blando, que se extinguieron sin dejar huella de su existencia.

Cuando se examina el universo globalmente, e incluso observando sólo nuestra propia galaxia, la vía láctea, y se analiza el polvo interestelar  y las nubes gaseosas

Ver Post
El planeta se nos va de las manos. Muchas Cumbres, pero el mismo clima
img
Adolfo Marroquín Santoña | 23-12-2015 | 17:05 |0

Durante la COP21 recientemente celebrada en París, había concienciación y unanimidad en las observaciones de los científicos; la atmósfera de nuestro planeta se está calentando debido a la acumulación en ella de los gases de efecto invernadero, generados por la actividad humana. El objetivo de la Conferencia, era dar algunas respuestas a este fenómeno que pone en peligro el futuro de la presencia del ser humano en algunas áreas de nuestro planeta. Pues bien,… ¡Siempre nos quedará París!

Pasemos revista a algunos asuntos relacionados con el clima, sus cambios y sus cumbres:

¿Qué es una COP? Cuando se trata de asuntos relacionados con el clima y sus cambios, la COP es la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Como ejemplo, la COP21 es la celebrada en París en diciembre 2015. Después comentaremos lo hecho y lo dejado de hacer allí.

Desde hace ya varios años, los términos efecto invernadero, calentamiento global, cambio climático, extinción de especies, degradación de suelos, desertificación, biodiversidad, etc., se han hecho habituales en los medios de comunicación, por lo que

Ver Post
El año 2015, el más cálido registrado nunca
img
Adolfo Marroquín Santoña | 11-12-2015 | 10:58 |0

 

Figura: Anomalías de la temperatura media para el período de enero a octubre de 2015 según el conjunto de datos HadCRUT.4.4.0.0. Las cruces (+) indican temperaturas superiores al percentil 90º, excepcionalmente elevadas, y las rayas (-) indican temperaturas inferiores al percentil 10º, lo que indica condiciones excepcionalmente frías. Fuente: Centro Hadley del Servicio Meteorológico de Reino Unido.

Los gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera alcanzaron nuevos niveles máximos durante el 2015 y, durante la primavera del hemisferio norte, la concentración media mundial de CO2 superó por primera vez la barrera de las 400 ppm (partes por millón). En consecuencia, el 2015 será probablemente el año más cálido del que se tienen datos, con las temperaturas en la superficie del océano en los niveles más altos, desde que se dispone de registros.

Esto viene a confirmar la tendencia de los últimos años, puesto que en conjunto, el quinquenio 2011 a 2015 ha sido también el más cálido registrado nunca, habiéndose producido durante ese período numerosos fenómenos meteorológicos extremos, en particular olas de calor, todo ello como consecuencia del

Ver Post
El acceso futuro al agua, un problema pendiente
img
Adolfo Marroquín Santoña | 05-09-2015 | 11:29 |0

No es casual que hablemos de nuestro planeta como “el planeta azul”, el color que asociamos con el agua, que es sinónimo de vida. Los seres humanos estamos constituidos por un 70 % de agua, y el agua es vital para la salud, la agricultura, la industria y para el medio ambiente en general. Sin embargo, sólo una pequeña parte de las reservas mundiales son de agua dulce, y la inmensa mayoría de ese agua potable no es accesible para el común de los mortales.

Por otra parte, su volumen en un lugar dado no se mantiene constante. Las condiciones meteo-climáticas de los meses y años anteriores, que determinan la cantidad de agua disponible en un momento dado, varían mucho en el marco del propio ciclo hidrológico. El agua, evaporada por el Sol, va a parar a la atmósfera, y desde allí regresa a la superficie en forma de precipitaciones, que se evaporan de nuevo hacia la atmósfera, tras la escorrentía de una parte hacia los lagos, ríos u océanos, o la infiltración hacia aguas subterráneas, y esa situación cambia de un lugar a otro y de un día a otro.

Las actividades humanas afectan también al suministro de agua a través del ciclo hidrológico. Con el cambio

Ver Post
Adolfo Marroquín, Doctor en Física, Geofísico, Ingeniero Técnico Industrial, Meteorólogo, Climatólogo, y desde 1965 huésped de Extremadura, una tierra magnífica, cuna y hogar de gente fantástica, donde he enseñado y he aprendido muchas cosas, he publicado numerosos artículos, impartido conferencias y dado clases a alumnos de todo tipo y nivel, desde el bachillerato hasta el doctorado. Desde este blog, trataré de contar curiosidades científicas, sobre el clima y sus cambios, la naturaleza, el medio ambiente, etc., de la forma más fácil y clara que me sea posible.