Hoy

img
Autor: JaviRunTrail
Cuando entrenar se convierte en un placer
img
Javier García | 02-02-2015 | 1:30| 0

De repente siento una leve patada en mis piernas.

Una melodía está sonando. Es el timbre de mi teléfono móvil avisándome de que son las 6 de la mañana.

Muchas veces me ocurre. No sé si es que pienso que está sonando en mis sueños, pero no suelo oír el teléfono. Una nueva patada cariñosa, me devuelve a la realidad avisándome de que hay que levantarse.

La mochila la dejé preparada la noche anterior.

Con resignación, muevo el edredón, y salgo despacio de la cama. Se está mucho mejor dentro.

Corto dos rebanadas de pan y las tuesto, para después ponerle un poco de ajo, aceite, sal y miel, un exquisito desayuno acompañado de una pieza de fruta.

Mientras se tuesta me visto y me voy preparando, mallas, camiseta térmica, otra camiseta técnica encima, calcetines y ruego que el resto de las cosas estén en la mochila y no echar nada en falta.

Salir es de lo más duro, porque el frío (rondando los 0º) te da fuerte en la cara poniéndote de nuevo en tu sitio.

En la luna del coche hay una capa de hielo que me toca raspar, ya dentro, el vaho sale de mi boca,  la calefacción tarda en reaccionar, y cuando ya sale aire calentito, y noto que empieza a calentar las manos, llego al aparcamiento, a un par de kilómetros de la sierra.

El suelo blanco de la escarcha y empieza a amanecer.

Salgo, me preparo, enciendo el reloj, ato mis zapatillas, me pongo los guantes y la chaqueta. Uff, ¡qué frío hace!

Los primero minutos cuestan, y mucho, correr bajo cero, da mucha pereza y la brisa hace que la sensación térmica sea aún menor. Miro al fondo y allí está la montaña, unos tonos anaranjados avisan de que está empezando a amanecer. No se oye nada más que las zapatillas golpeando el suelo, tratando de entrar en calor los dedos de los pies.

Mientras tanto, no hay manera de que los de las manos, las orejas y la nariz, dejen de sentir ese dolor tan intenso de frío.

Incluso parece que hoy no es el día apropiado para salir.

El camino se convierte en sendero, lo llano se inclina y la pendiente empieza a ser pronunciada. Sigo sin oír nada.

Calma.

Pero también empiezo a no sentir el dolor de los dedos, no sé si por entrar en calor, o porque lo que me rodea lo está superando. Cada vez la pendiente es más fuerte y lo que era sendero se está convirtiendo en pedrera, resbaladiza por el rocío de la noche. La atención empieza a exigir que todos mis sentidos se enciendan y la concentración es máxima.

Ya no recuerdo el calor de la cama, ni el sonido de la alarma del móvil, en mi sueño, ni el hielo de la luna del coche. Ahora me siento bien. Todo lo que empezaba siendo negativo se va difuminando, ya no está, eso no existe. Ahora estoy donde quiero, ahora sí estoy convencido de que merece la pena, a pesar del esfuerzo para poner en marcha el cuerpo, esto es lo que quiero.

Cada noche que me acuesto pensando en que tengo que madrugar para entrenar, me ronda en la cabeza la negativa de levantarme en mi día de descanso laboral. Pero después mi cuerpo y mi mente se sienten inexplicablemente bien.

Pero eso no os lo describo…

… eso lo dejo para que lo descubráis.

Ver Post >
Consejos para buscar carreras en las que participar.
img
Javier García | 26-01-2015 | 1:04| 0

Bueno, vamos a empezar el trabajo, ¿no?

He dejado unos días para reflexionar e incluso, mostré una de las cosas que más nos ayudan a los que corremos porque sí.

Ten en cuenta que practicar este deporte no debe suponer ninguna obligación. Vamos a divertirnos, ya tendrás tiempo de planificarte para mejorar marcas y tiempos. No te precipites, y vamos poco a poco.

Una lectora compartió el primer artículo en su perfil de Facebook, y rápidamente generó una serie de comentarios entre sus amigos. ¡Han decidido animarse entre ellos para correr! Digamos que ha empezado un sano “pique” entre ellos. Bien, esa idea es buena. Ese: “¿A que no eres capaz de empezar a correr conmigo?” es el primer paso. ¡Ya nos hemos animado!

Ahora, lo que vamos a hacer es marcarnos un objetivo. Cuidado que el objetivo no sea demasiado ambicioso, no busquemos algo que sepamos que no lo vamos a lograr porque conseguiríamos el efecto contrario al que deseamos.

Pero: ¿a qué carreras vamos? ¿Cómo me entero de las carreras en las que puedo participar?

Hay multitud de carreras en la actualidad, no es demasiado difícil encontrar alguna de casa. Eso sí, seguro que el querer participar en una carrera nos obligará a viajar.

Lo primero es decidir qué tipo de carrera vamos a hacer, si asfalto o montaña, por ejemplo. Para empezar, yo optaría por empezar con una de asfalto o pista de tierra.

En la web Atletismoex.com encontrarás pruebas no sólo en Extremadura, sino también en otras comunidades, y también  te ofrece planes de entrenamiento para diferentes distancias: 5km, 10km, Media maratón y Maratón,y también con consejos para los diferentes objetivos de tiempos que quieras obtener.

En Carreras Populares tienes también una amplia gama de carreras que se celebran fuera de nuestra comunidad, y resulta sencillo encontrarlas por fechas.

También puedes echar un vistazo a la página del Gobex, en la que podrás encontrar las carreras del Circuito Deporte y Naturaleza Extremadura, en la que podrás consultar también las carreras de montaña de la Federación Extremeña de Montaña y Escalada (FEXME).

Elige una carrera y una distancia, que sea cerca de tu localidad o que se celebre en una zona que te motive, que se adapte a tus cualidades y capacidades, que estés convencido de querer hacerla, y que no te suponga un estrés prepararla.

Creo que será mejor que empieces por unos 5km si no has participado nunca, o atreverte con los 10km, pero que no sea de montaña. Una carrera llana es la mejor opción para no agobiarte y no sufrir demasiado.

Busca un plan de entreno ( Pincha ATLETISMOEX o  FOROATLETISMO para ver alguno)

¡¡¡PONTE LAS PILAS Y A DISFRUTAR!!!

 

 

Ver Post >
Los valores de una carrera.
img
Javier García | 20-01-2015 | 11:03| 0

 

Marcos y Gonzalo esperándome para entrar

No quería dejar pasar mucho tiempo para contaros la carrera de ayer. Posiblemente no sea el momento más adecuado, pero son valores que aprendes y debo transmitiros

El 18 de enero (ayer) se celebró en Malpartida de Cáceres la IV Media maratón “Los Barruecos”. El año pasado asistí a ver a unos amigos, la zona la conozco bastante bien, y pensé que sería interesante y bonito participar en ella.

Siete días antes había corrido un Trail de 37 km por montaña en Sao Mamede, Portugal, y no salí nada contento. Fue de esos días en que todo parece ir mal, cabeza, piernas… por lo que no iba muy convencido a Los Barruecos. Acabé con los ánimos por los suelos, destrozado.

En casi todas las carreras a las que voy, encuentro gente conocida. El reencuentro es una de las cosas motivadoras de este deporte. A pesar de ser gente que solo ves en las carreras, al final se coge cariño

Allí fui con Ángel, Gonzalo y Marcos, y con amigos de Calamonte de mi Club Pasito a Pasito.

Realmente tenía mis dudas sobre ir o no, a las 9:30 mando un mensaje a Marcos preguntándole si van a correr, con la esperanza de tener un NO como respuesta, y tener la excusa perfecta.

Pero ese no fue un SÍ. Ya tenía un extra condicional para ir.

Hacía frío, llovía y había estado lloviendo toda la noche, mucho aire (aumenta la sensación de frío, menor sensación térmica). No me apetecía nada, después de lo mal que lo pasé en Portalegre, pero quería probar mi cuerpo en este inicio de temporada.

Corrí bien, tranquilo y hasta el 15 que me alcanzó Marcos no empecé a “apretar”, pero sabía que a tanto no llegaba, aun así me mantuve. Me ayudó tenerlo a mi lado. Después a 600 metros me alcanza Gonzalo, me pasan los dos y quería entrar con ellos, pero no podía. Sin embargo, los últimos 300 metros no escuchaba otra cosa que sus ánimos, lo que agradecí enormemente. Ellos son conscientes de lo que me ocurría y me animaron mucho.

Ángel, y el resto de compañeros, entró después.

Un rato de conversación, y llevo a Gonzalo a casa a Cáceres. En el corto viaje que estuvimos hablando, aprendí mucho de él. Y me contó cosas que posiblemente sólo se cuentan entre compañeros que conectan, y nos quedó pendiente hacer entrenos juntos. Ahí me di cuenta de que hay otra persona más con la que salir a correr. Un plus de esta jornada

Al llegar, Ángel me hizo un regalo que me encantó. Muestra del aprecio y apoyo que nos damos entre nosotros, cuando atravesamos malos momentos y nos refugiamos en este deporte. Otro plus de esta jornada.

Quizás no le veáis mucho sentido. Pero realmente son sensaciones y experiencias que, en mi caso, esta pasión por la carrera me ha regalado.

Como veis es una oportunidad para aprender valores de los demás y con los demás.

Como veis una razón más para practicar este deporte.

Ver Post >
CORRER PORQUE SI
img
Javier García | 14-01-2015 | 2:28| 0

Bueno, pues ya veis que el nuevo año ha llegado. Muchos apenas habréis notado la diferencia, pero seguro que  la gran mayoría ya tiene ideas nuevas que realizar en este año.

¿Qué aún no sabes qué? Te lo voy a poner fácil. Empieza a correr. “Uff, ¿correr?” Sí, muchos de vosotros decís que correr es de cobardes, o que correr no tiene mucho sentido, ¿Para qué?

Es sencilla la respuesta: PARA ENCONTRARTE MEJOR.

Desde que empecé a correr he notado innumerables beneficios en mi vida. Empecé por probar, al principio entrenaba porque me iba a los Alpes, y una de las ascensiones que iba a hacer era el Mont Blanc: 4810m. Para ello, debía estar algo más en forma de lo que al principio estaba. Así que empecé con trotes. Sí, me aburría un montón, y recuerdo que apenas era capaz de hacer unos 4-5 km, y me volvía a casa. Aún así me parecía mucho. Recuerdo con los tres primeros km, 1.5 de ida y otros de vuelta… Cuando logré hacer 5 km, me encontraba muy satisfecho. Al final he acabado haciendo carreras de más de 100 km.

Aviso: correr engancha.

Ahora, los días que no salgo a entrenar, bien por descanso o por realizar otra actividad (entrenamiento cruzado) me siento “raro”.

Por lo tanto, ahora que nos vamos a ir conociendo os voy a proponer correr. Tened en cuenta que desde que empezamos a andar, nuestra obsesión, desde pequeños era llegar lo más pronto posible. Jugábamos después al “pilla pilla”, al escondite… en casi cualquier juego corríamos.

Correr es una actividad que va unida a nuestras vidas, y lo practicamos casi sin darnos cuenta. “He quedado y llego tarde…”

Ahora vamos a correr por placer, por conseguir esa sensación de alcanzar algo que nos parece inalcanzable. Para los que ya lleváis tiempo corriendo, ¿Por qué no marcarnos mayores objetivos?

Empecemos: Vamos a buscar una carrera. Competir, no es ganar la carrera, es ganar a nuestra mente. Buscaremos algo asequible, una carrera corta, de 5 o como mucho de 10 km. Venimos de divertirnos de la San Silvestre de nuestra localidad. Vamos más allá.

Empezaremos a sacrificarnos, a buscar tiempo donde creíamos que no lo había, y a optimizar nuestras actividades. Madruga, aprovecha el día, o alarga un poco la tarde-noche, que te dé un poco más de sí. Comienza caminando, si nunca has corrido. Pero muévete. Conocerás sitios nuevos, incluso de tu propia ciudad, y si viajas, conocerás mejor las ciudades que visitas.

Busca un plan de entreno que se ajuste a tus características, o incluso, puedes buscarte un entrenador personal.

CONSEJO:Es duro, sí, al principio resulta duro y aburrido, pero aguanta, sé fuerte, constante, y llegará un momento que no podrás parar.

 

Correr debe ser como un juego

 

Ver Post >
Sobre el autor Javier García
JAVIER GARCÍA es profesor de Enseñanza Secundaria. Lleva practicando montañismo y escalada desde hace más de 20 años, y hace unos cuatro empezó en el mundo de las carreras. Es miembro de AD Mérida Trail. Creador de la Carrera por montaña el Pocito y participa en carreras de todo tipo, aunque sobre todo por montaña. Entre las carreras más importantes que ha afrontado hasta ahora, además de numerosos maratones por asfalto, se encuentra el Trail del Aneto (92km), la Ultra Trail de Sao Mamede (100km) , la ultra trail de Gredos (82km) y Ultrail La Covatilla (85km). Con este blog, espera transmitir su ilusión por este deporte.

Otros Blogs de Autor