Hoy

img
Las legumbres, un súper alimento
img
Marta Fallola | 17-02-2016 | 11:00| 0

Ricas en hidratos de carbono de absorción lenta, fibra, proteínas y minerales, las legumbres deben recuperar su valor predominante en nuestra dieta.

 

Las legumbres han acompañado la alimentación del hombre desde los orígenes de la agricultura. Junto a los cereales fueron las primeras plantas cultivadas por la humanidad. Garbanzos, lentejas, guisantes, habas, la soja y el cacahuete son algunas de estas legumbres cuya principal virtud es su alto contenido nutricional. Con el objetivo de sensibilizar a la opinión pública sobre las ventajas nutricionales de las legumbres, la ONU ha declarado 2016,  Año Internacional de las Legumbres.

 

Hidratos de carbono, fibra, proteínas, vitaminas del complejo B y sales minerales completan el valor nutricional de las legumbres. Según indica Juan Manuel Moreno, profesor titular de Fisiología y decano de la Facultad de Medicina de la UEx, estos nutrientes tienen pocas grasas, salvo el cacahuete y la soja. “Aportan, además, fibra e hidratos de carbono de cadena larga, de lenta absorción y durante mucho tiempo, de manera que proporcionan energía de manera continuada. Por ello, las legumbres son muy recomendables para los diabéticos”.

 

La Guía de Prevención de la Obesidad de la Diabetes Mellitus tipo 2 de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales destaca en las legumbres la buena proporción de carbohidratos, ente 50 y 60%, el 20% de proteínas y las pocas grasas que contienen (entre 1 y 5%).
Estos granos son parte de la dieta mediterránea, una dieta que ha madurado a lo largo de los siglos. “La historia de los países mediterráneas muestra como a través del método de ensayo y error, combinando alimentos, los pueblos han creado dietas muy equilibradas”, explica Moreno.

 

Así, el hombre ha sabido combinar las legumbres con otros alimentos para crear platos equilibrados. “Las legumbres son fuente de proteínas de bajo valor biológico, y por este motivo es recomendable combinarlas con carnes, cereales como el arroz, y compensar así la deficiencia en ciertos aminoácidos esenciales de estos granos”, aconseja Moreno. Prueba de ello son las recetas de nuestros platos tradicionales de legumbres, como el cocido o la fabada.

 

Para facilitar su digestión y eliminar las sustancias tóxicas, las legumbres secas necesitan cocción. “Pero en la cocción se pierden los minerales. De ahí que la sabiduría popular haya sabido aprovechar el caldo del cocido de los garbanzos para tomarlo en sopa y recuperar así los minerales perdidos. La sopa del cocido es un plato de alto valor nutritivo rico en calcio, fósforo, magnesio y potasio”, apunta Moreno. El famoso cocido, “la carne de los pobres”, es un plato fundamental en nuestra dieta que enriquecido con carne o arroz aporta las proteínas y aminoácidos adecuados.

 

Más legumbres en nuestra dieta

Ventajas de las legumbres. Infografía de la FAO

“Se recomienda consumir las legumbres entre 2 y 4 veces por semana. Sin embargo, en la actualidad no se alcanza esta frecuencia de consumo. Debemos promover su consumo especialmente entre los más jóvenes, pues es donde éste es más bajo”, así lo indica desde la Dirección General de Salud Pública del SES, el médico Eulalio Ruiz Muñoz.

 

“En la década de los años 60, el consumo de legumbres se situaba entre los 12 y 14 kilogramos por persona y año en España. Hoy, nuestro consumo es de apenas 5 kilogramos por persona y año”, matiza Moreno. Sin duda, el cambio en el ritmo de vida y la comida rápida han influido en esta tendencia.

 

Las legumbres deben ser promocionadas como alimentos muy saludables por su alto contenido en hidratos de carbono de absorción lenta, fibra, proteínas y su poder saciante. “En Extremadura se recomienda el consumo de legumbres para mejorar la salud en general de la población y como herramienta para luchar frente a problemas de salud de importante impacto en nuestra región como es la obesidad, la diabetes, mellitus, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, entre otras”, afirma Eulalio Ruiz.

 

La ONU espera que el Año Internacional de las Legumbres ayude a incrementar la producción mundial de legumbres. Consideradas como un súper alimento, sus beneficios van más allá de su valor nutricional. Son unas aliadas contra el cambio climático y la pobreza, debido a su diversidad genética, versatilidad, menor huella de carbono y bajo consumo en agua.

Ver Post >
La melatonina protege las células del páncreas
img
Marta Fallola | 08-05-2015 | 07:38| 0

Investigadores de la UEx Antonio González y Patricia Santofimia

Estudios del grupo de investigación de Fisiología Celular de la UEx demuestran que la melatonina induce la muerte de células malignas del páncreas y protege, a su vez, las células sanas
La melatonina es una gran aliada de nuestra salud. Esta hormona, producida por la glándula pineal, contribuye a regular nuestro ritmo biológico y ayuda, por ejemplo, a conciliar el sueño. Trabajos realizados por diferentes grupos de investigación han podido demostrar que la melatonina también se sintetiza en otros tejidos del organismo y que se encuentra, además, en determinadas frutas y plantas. Pero sus alcances beneficiosos van aún más lejos. Investigadores de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura han estudiado concretamente dichos efectos positivos de la melatonina en células sanas y tumorales del páncreas.
Los resultados de la investigación muestran que la acción de la melatonina mejora la funcionalidad de las células sanas del páncreas cuando éstas son atacadas por sustancias pro-oxidantes, como el peróxido de hidrogeno, o en situaciones en las que sufren estrés oxidativo. Además, ya en un estudio previo, estos mismos investigadores del grupo de investigación de Fisiología Celular (FICELL) de la Universidad de Extremadura habían observado el efecto deletéreo que produce la melatonina en las células tumorales de este órgano, ya que favorece la muerte de las células malignas. Así lo demostraron los experimentos realizados en la línea tumoral celular AR42J.
“Observamos entonces que la melatonina, a unas concentraciones farmacológicas con un rango desde 10 μM hasta 1 mM, inducía muerte celular en líneas tumorales pancreáticas”, afirma el investigador de la UEx, Antonio González Mateos. “Sin embargo, no conocíamos el impacto que esa misma concentración podía tener en las células sanas del páncreas. Por ello, iniciamos experimentos con células de páncreas de ratón y los resultados han sido muy prometedores, ya que esas mismas concentraciones de melatonina presentan al mismo tiempo un efecto protector sobre las células sanas”, explica el experto.
Doble efecto protector de la melatonina


Este efecto protector se traduce en una reducción de aquellas agresiones que generan estrés oxidativo relacionado con el inicio de posibles resultados inflamatorios y degeneraciones celulares, que pueden dar lugar a alteraciones en el funcionamiento de la glándula, incluyendo el desarrollo de tumores. Los ensayos también han confirmado esta relación en el caso de pancreatitis. “El páncreas, en su función exocrina, se encarga de la síntesis y liberación de enzimas, como por ejemplo la amilasa pancreática. Estas enzimas participan en la digestión de los alimentos en el intestino, y la pancreatitis puede ser la consecuencia de una alteración en la regulación de su secreción, que desencadene una posible auto-digestión de la misma por estas enzimas. Es muy importante, por tanto, la protección que hemos encontrado que ejerce la melatonina en estos casos”, señala Patricia Santofimia Castaño, investigadora del grupo FICELL, que ha realizado su tesis precisamente sobre los efectos de la melatonina en las células sanas del páncreas exocrino.
En esta misma línea, el equipo de investigadores ha estudiado, además, la acción de la melatonina sobre las células pancreáticas estrelladas, responsables de la fibrogénesis en este tejido. Diversos estudios han señalado que, con su crecimiento y el desarrollo de tejido conectivo, este tipo celular facilita el crecimiento tumoral una vez que se ha instaurado, protegiendo las células malignas contra la radiación y los agentes quimioterápicos. Los resultados del grupo FICELL demuestran que la melatonina, en estudios in vitro, ralentiza la velocidad de crecimiento de este tipo celular.
Por tanto, la melatonina no solo induce la muerte de células tumorales en el páncreas, sino que también protege a las células sanas frente al estrés oxidativo, y previene de cambios mayores que podrían ser la base de procesos inflamatorios o cancerosos en el páncreas exocrino.

Ver Post >
Diseñan sistemas de control de contaminantes ambientales mediante el olor
img
Marta Fallola | 06-05-2015 | 09:13| 0

Los investigadores Jesús Lozano (UEx) y José Pedro Santos (ITEFI-CSIC)

Gracias a la nanotecnología y la inteligencia artificial es posible detectar y clasificar, a partir del olor, los gases contaminantes presentes en el aire
Investigadores de la Universidad de Extremadura, en colaboración con otras instituciones, trabajan en sistemas electrónicos que permiten clasificar y controlar los gases contaminantes que se encuentran en el aire de las ciudades, como herramienta para el estudio del cambio climático. En este marco de cooperación ya han desarrollado varios prototipos de “nariz electrónica“, un dispositivo portátil compuesto por un conjunto de sensores que, del mismo modo que la nariz humana, puede simular respuestas olfativas y percibir cualquier compuesto o combinación de compuestos de un olor.

 
La nariz electrónica funciona mediante redes neuronales artificiales que se inspiran en el funcionamiento de nuestro cerebro y permiten a este mecanismo electrónico aprender, mediante técnicas de procesado de tipo supervisado, en un software de reconocimiento de patrones. La nariz clasifica en función de lo que ha aprendido y el olor se convierte así en referente para la clasificación de los contaminantes ambientales.

 
Tratamiento de datos de forma remota a través de Internet


Sin embargo, la nariz electrónica tiene una capacidad de procesado y memoria limitada, y no permite el acceso remoto ni compartir los resultados. Ahora, y en el marco de un nuevo proyecto de investigación denominado TEMINAIR, los investigadores de la Universidad de Extremadura han diseñado una aplicación web para el procesamiento y clasificación de datos on-line, y cuyos resultados han sido publicados en la revista Advances in Intelligent Systems and Computing.
De esta manera, el tratamiento de la información se realiza en conexión a una página web y a un servidor, lo que proporciona más capacidad de procesado y memoria, así como, la clasificación de los datos de forma remota. Además, el servidor facilita al usuario mayor potencial de cálculo y la posibilidad de implementar algoritmos más complejos”, explica Jesús Lozano Rogado, profesor de la UEx e investigador principal del proyecto, Micro y nanosensores para monitorización de la calidad del aire y control medioambiental del Programa Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación Orientada a los Retos de la Sociedad.
El equipo de investigadores está ahora trabajando en la organización de los datos en la nube y en el desarrollo de una aplicación para los smartphones. Este avance ofrecerá muchas ventajas para su transferencia a la sociedad al ser una herramienta que permitirá a otros usuarios e investigadores obtener datos para la evolución del cambio climático.

 
Proyecto TEMINAIR


El proyecto TEMINAIR, que acaba de comenzar, tiene varios objetivos. Uno de ellos, es desarrollar sensores de gas avanzados para la detección de contaminantes ambientales responsables del cambio climático. “Los sensores se basan en las propiedades de unos materiales que al absorber cierto tipo de gases cambian alguna propiedad. Miden el cambio de una propiedad eléctrica, que se calcula como un cambio de tensión, de resistencia o frecuencia”, describe el investigador José Pedro Santos Blanco del ITEFI-CSIC. Esto permite obtener una “huella digital” del gas o conjunto de gases que se perciben por el olor. Nuestro objetivo son los principales contaminantes atmosféricos cuya monitorización es obligatoria por la normativa europea, tales como, el sulfuro de hidrógeno, monóxido de nitrógeno, el ozono amoniaco y los BTEX (benceno, tolueno, etilbenceno y xileno), entre otros.

 
Para optimizar los sensores, los investigadores están trabajando con diversos materiales avanzados, el grafeno, nanohilos y nanofibras de óxido de estaño, óxido de zinc y polímeros con distintas estructuras. El objetivo es el despliegue de estos sensores en gran número a través de redes de sensores y nodos mediante dispositivos que se conecten al móvil.
Asimismo, TEMINAIR pretende concebir sistemas de instrumentación y de procesado avanzados para extraer la información de los sensores y así determinar, cuantificar y clasificar los gases. Los investigadores de la Escuela de Ingenierías Industriales de la UEx son los responsables de esta labor de instrumentación precisa.
El proyecto TEMINAIR lo están llevando a cabo un equipo de investigadores en consorcio coordinado por la Universidad de Barcelona y en el que participan, además, la Universidad de Extremadura, la Universidad Politécnica de Cataluña, el Instituto de Microelectrónica de Barcelona, el CEIT y el Instituto de Tecnologías Físicas y de la Información “Leonardo Torres Quevedo” (ITEFI) del CSIC en Madrid.

 

Ver Post >
El tejo, un árbol en peligro de extinción con cerca de 200 ejemplares envejecidos en el norte de Cáceres
img
Marta Fallola | 21-01-2015 | 09:12| 0

Ejemplar de tejo en Garganta de las Meñas

Los incendios, el pastoreo y las altas temperaturas han propiciado la fragmentación de las poblaciones de tejos y las dificultades para la polinización. Además, se ha demostrado que la germinación en estos ambientes marginales se ve afectada porque los roedores consumen casi la totalidad de las semillas.

 

Muchos árboles acompañan cuentos y leyendas populares. El tejo es una de estas especies, considerada sagrada para los celtas y envuelta en un especial halo de misterio gracias a su longevidad, puede vivir hasta 2.000 años, y las propiedades medicinales de algunos de sus componentes, el taxol, un alcaloide utilizado en el diseño de fármacos anticancerígenos.

 

El tejo, Taxus baccata L, es el único árbol catalogado como especie en peligro de extinción por el Gobierno de Extremadura, según el Decreto 37/2001. Esta especie ha sido objeto de investigación por parte del Grupo Investigación Forestal de la Universidad de Extremadura en el marco de su línea de investigación relativa a la biología y conservación de especies relictas.

 

El objetivo, iniciado en 2002, ha permitido al grupo estudiar la conservación de más de veinte especies arbóreas amenazadas, con la finalidad de remediar el estado de conservación desfavorable, a través de proyectos financiados en una primer etapa por el Gobierno de Extremadura y desde 2006 mediante convocatorias del Plan Nacional de I+D.

 

Unos 200 ejemplares en Extremadura

Los resultados del estudio advierten que el tejo vive en un ambiente marginal y en condiciones desfavorables en Extremadura. Son poblaciones fragmentadas, separadas por largas distancias que impiden la polinización necesaria para la regeneración de la especie. “El tejo es una especie relativamente común en el nordeste de Europa. En el sur de Europa y Norte de África se hace cada vez más raro debido a las sequías, los incendios forestales y el pastoreo excesivo. Todo ello ha acentuado el declive y aislamiento de la especie”, afirma el experto de la UEx, Fernando Pulido, responsable de esta investigación.

 

En la Península Ibérica y en Extremadura, el tejo habita en zonas húmedas de montaña cerca de arroyos. “En este sentido, su inaccesibilidad se convierte en su mejor protección frente a la amenaza del fuego y pastoreo”, sugiere Pulido.

 

En un primer momento de la investigación, los expertos de la UEx han identificado y localizado en torno a 200 ejemplares en un inventario y mapa de esta especie en Extremadura. Esta localización previa ha permitido llevar a cabo el estudio en las tres zonas con una densidad de población relativamente alta, en torno a 20 y 30 árboles: Nuñomoral en las Hurdes, que acoge la reserva más grande de tejos, Garganta de Cuartos en Losar de la Vera y Garganta de los Papúos en el Valle del Jerte.

 

Enemigos del tejo

 

“La peculiaridad del tejo es que hay árboles “machos” que generan polen pero no frutos, y árboles “hembras” que producen sólo frutos”, explica Pulido. Para que la especie se reproduzca, el polen tiene que llegar hasta los ejemplares productores de frutos y polinizarlos. Sin embargo, y así lo ha demostrado el equipo de la UEx, las grandes distancias entre los ejemplares obstaculizan la polinización.

 

Para llegar a esta conclusión dividieron los árboles en dos grupos, el primero polinizado de manera natural y el segundo polinizado artificialmente. Esta metodología ha permitido a los investigadores comprobar que los tejos polinizados de forma artificial multiplicaron por tres la producción de frutos. Así, queda probado que es la ausencia de polen y no otros factores, la causa detrás de la disminución de frutos.

 

Además, los investigadores han encontrado otro problema añadido a la polinización y que afecta también a la regeneración de la especie en ambientes marginales. Los frutos del tejo están formados por un arilo rojo que envuelve la semilla. Su vistoso color atrae a los pájaros y mamíferos que comen la parte carnosa y blanda del fruto, expulsando así la semilla. De esta manera, los animales favorecen la diseminación de las semillas y su germinación, ya que se trata de una especie gimnosperma, como los pinos y abetos.

 

Sin embargo, los investigadores han comprobado que el consumo de las semillas por parte de los roedores impide en muchos casos la germinación de estas. Así es el caso sobre todo en poblaciones marginales de tejos donde las tasas de recogida de semillas por los roedores ascienden hasta un 92,5%, mientras que en grandes concentraciones los valores registrados son de 65,4%.

 

La consecuencia de la marginación ecológica es evidente. Sin polinización no hay frutos, y por tanto, tampoco semillas, y sin semillas no se produce la regeneración y nacimiento de nuevos árboles. “Los tejos que sobreviven en Extremadura son ejemplares viejos, se están muriendo y la población no se regenera, de manera similar a lo que está ocurriendo a las encinas en la dehesa extremeña”, señala Fernando Pulido. Ahora sólo falta aplicar las medidas de mitigación propuestas por los expertos para favorecer la regeneración de la especie.

 
Referencia:
R. Sanz & F. Pulido. “Pollen limitation and fruit abortion in a declining rare tree, the Eurasian yew (Taxus baccata L.): A reproductive cost of ecological marginality”. Plant Biosystems (2014) doi: 10.1080/11263504.2014.976290
R. Sanz & F. Pulido. Post-dispersal seed depletion by rodents in marginal populations of yew (Taxus baccata): consequences at geographical and local scales. Plan Species Biology (2014) doi: 10.1111/1442-1984.12030

Ver Post >
El canto del ruiseñor urbano es diferente
img
Marta Fallola | 24-11-2014 | 10:07| 0

El ruido ambiental en las ciudades es el responsable del canto diferente observado en los ruiseñores que habitan los parques y jardines urbanos.

 

Ruiseñor. Foto de Daniel Patón

El canto melodioso del ruiseñor ha sido figura poética y ha inspirado a numerosos artistas. Su imagen de sensibilidad e inocencia acompaña los títulos de conocidos escritores como Oscar Wilde o John Keats. Sin embargo, poco se imaginaban estos artistas que el canto del ruiseñor evolucionaría de manera distinta en los parques y jardines de nuestras ciudades. Así lo afirma un estudio publicado por el profesor de Ecología de la Universidad de Extremadura, Daniel Patón, y dos de sus alumnos.

 

Según este experto, los más de 20 parámetros acústicos estudiados apuntan a que estamos ante dos estirpes de ruiseñor desde un punto de vista fenotípico, el ruiseñor urbano y el ruiseñor silvestre con características de canto diferentes.

 

En la naturaleza los cantos de los ruiseñores son variables para atraer a las hembras. “Hay más frecuencias de canto y mayor variabilidad debido a la competencia entre machos. Por el contrario, los ruiseñores en las ciudades cantan más agudo, durante más tiempo y con menos llamadas territoriales agresivas. Esto puede tener consecuencias sobre la selección sexual al no establecer territorios tan marcados”, explica el investigador.

 
Daniel Patón avanza que estas diferencias acústicas a largo plazo pueden causar el aislamiento genético posterior de esas poblaciones, de acuerdo con el modelo matemático desarrollado en el estudio. Este comportamiento podría, incluso, desencadenar en el futuro un proceso de especiación del ruiseñor. Término en biología que se aplica cuando una población de una determinada especie da lugar a otra nueva. Algo que viene ocurriendo en la evolución de las especies desde hace millones de años.

 

El ambiente urbano y, más en concreto, el ruido ambiental es el responsable de que las llamadas territoriales de los ruiseñores en las ciudades sean menos eficaces y poco agresivas. La actividad humana está detrás de muchos cambios en el comportamiento de las aves. Para muchas de estas especies es atractivo colonizar los parques y jardines de las ciudades debido a la abundancia de comida, agua y la poca amenaza de depredadores naturales, a excepción del gato y la urraca. Esto plantea un escenario futuro interesante de la evolución de la ecología urbana, según Patón.

 

El hábitat de las ciudades es un excelente refugio para las aves, ayuda a preservar especies amenazadas y, seguramente, en un futuro veremos nacer subespecies de aves urbanas. Estamos escribiendo una nueva evolución de las aves, un nuevo canto del ruiseñor para los futuros poetas.

Si quieres escuchar el audio con el microreportaje, este es el enlace.

 

Referencia:
D. Patón, A. Jiménez and A. Hurtado “Sonometric variability of urban and wild nightingales (Luscinia megarhynchos L.)”. Noise pollution: Sources, effects on workplace productivity and health implications, pp 1-18. Nova Publishers, NY (USA). ISBN: 978-1-63321-110-0On Fri, 14 Nov 2014 10:31:22 +0100 (CET)

Ver Post >
¿Por qué es importante entender los mecanismos de orientación espacial en el cerebro?
img
Marta Fallola | 27-10-2014 | 10:45| 0

Este año, el Premio Nobel de Medicina o Fisiología ha reconocido la labor de los científicos que han desvelado cómo funciona el sistema interno del cerebro que permite orientarnos en el espacio.

 

Los galardonados con el Premio Nobel de Medicina o Fisiología, John O’Keefe y el matrimonio formado por May Britt y Edvar Moser, han dirigido su investigación a una zona del cerebro llamada corteza entorrinal, un área de mucho interés porque en ella se localiza un sistema de coordenadas que nos permite la orientación y memorial espacial y es, además, la primera zona del cerebro dañada en los pacientes con la enfermedad de Alzheimer. Por esta razón, uno de los primeros síntomas en estos enfermos es la desorientación.

 

Los trabajos de estos premios Nobel han aportado mucha luz sobre las funciones de esta zona del cerebro, y lo que la hace tan especial. Han descubierto un nuevo marco conceptual en la integración de señales espaciales en el cerebro. Los neurocientíficos quieren comprender cómo funciona esta estructura, para buscar las causas que la distorsionan desde nuevas perspectivas”, explica Carlos Gutiérrez Merino, catedrático de la Universidad de Extremadura en el área de Bioquímica y Biología Molecular.
El objetivo es hallar nuevas vías, por tanto, que pueden cambiar el patrón de búsqueda, abrir nuevas perspectivas en la prevención y ralentización de enfermedades neurodegenerativas. La corteza entorrinal, situada en el lóbulo cerebral más próximo a la nariz, está muy cerca de otra región esencial, el hipocampo, implicada en los procesos de aprendizaje y consolidación de la memoria.

 

Esta proximidad estructural le permite actuar como interfaz para comunicar y transmitir información entre, por un lado, el hipocampo, encargado del aprendizaje y de la memoria, la amígdala, el complejo de neuronas que coordina la respuesta emocional, y finalmente, el neocórtex, responsable de nuestras decisiones voluntarias, que recibe, a su vez, las señales desde la corteza entorrinal.
Este engranaje funciona como un sistema filtrador de información, de interacción de señales, cuya importancia queda patente cuando mejora la memoria en los pacientes con Alzheimer al recibir la corteza entorrinal estímulos eléctricos, “aunque esta mejoría es transitoria porque hay un proceso degenerativo que sigue avanzando”, matiza el investigador.
“La corteza entorrinal presenta una organización muy estratificada de capas de neuronas en las que cada una responde de distinta manera y se comunican y hablan entre sí. Descubrir este lenguaje y ponerlo de manifiesto de manera experimental, es lo que ha sido reconocido por el premio Nobel”, declara el profesor Gutiérrez Merino, coordinador del Grupo de Investigación Estrés oxidativo y bioenergética en cerebro y músculo.

 

El profesor de la UEx lo describe como una lluvia de estrellas, las neuronas colocadas en estratos y respondiendo cada una de ellas a distintos estímulos. Cuando una neurona se activa, o se enciende, tiene un patrón eléctrico característico en amplitud y frecuencia que es posible registrar. Estos registros y los diagramas de frecuencia recogidos en avanzadas técnicas de imagen en ratas han sido las herramientas utilizadas por los científicos ganadores del Nobel.
El primer avance reconocido ha sido el sistema de posicionamiento espacial del cerebro, descubierto por el británico John O’Keefe, profesor del Instituto de Neurociencia Cognitiva de la University College de Londres. “O’ Keefe identificó en 1971 las neuronas que detectan una posición concreta en el espacio, y las llamó Place cells. Estas células son las que reconocen en el mapa de Google una plaza o sitio concreto de Badajoz, por ejemplo”, avanza el investigador de la UEx.

 

Nos podemos orientar en el espacio gracias a los mecanismos que tienen lugar en la corteza entorrinal y el hipocampo

Pero además de estas células de posicionamiento observadas por O’Keefe en el hipocampo, son necesarios puntos de referencia en el espacio para obtener el posicionamiento preciso y la búsqueda de caminos. Aquí, es donde entran los hallazgos del matrimonio Moser. “May-Britt y Edvard Moser, ya más recientemente, descubrieron la estructura de conexión celular que marca una malla reticular de referencia, las grid cells, es decir, el mapa de la ciudad”, explica el Doctor Gutiérrez Merino.

 

Estas células “grids” de rejilla son claves para marcar los puntos de referencia según movamos, por ejemplo, la cabeza. Son un sistema de coordenadas que permite la navegación espacial, y por eso a estos científicos se les ha llamado los padres del GPS cerebral.
A su vez, estas células en su funcionamiento están acopladas a otras que detectan puntos espaciales, las llamadas Border cells o células limítrofes. “Esas conexiones nos informan si estamos haciendo movimientos circulares o en cuadrado. Esta compleja estructura neuronal está configurada como un sistema de planos de diferente precisión o granulados, a modo de un enfoque progresivo. Por tanto, el cerebro va enfocando hasta que la posición es más precisa. Por ello, en los procesos de aprendizaje vamos más lentos al principio hasta progresivamente alcanzar el semi-automatismo,” revela el investigador.

 

 

El Premio Nobel de Medicina otorgado al descubrimiento del GPS cerebral abre nuevas vías para posibilitar un diagnóstico más precoz de las enfermedades neurodegenerativas. El análisis más fino de las estructuras que se están dañando en las fases iniciales de la enfermedad, ayudará a encontrar las causas primarias que inducen el daño, cómo podemos intervenir sin técnicas invasivas para ralentizar el proceso y, lo más importante, acercarnos a la raíz, el origen de la enfermedad.

 

 

Ver Post >
Científicos para un futuro mejor
img
Marta Fallola | 26-09-2014 | 10:42| 0

Taller de ciencia de los alimentos en la edición de 2013

Hoy es un día especial, celebramos La Noche Europea de los Investigadores. Por tercer año consecutivo, la Universidad de Extremadura organiza, bajo el lema “Científicos para un futuro mejor”, la gran cita de la sociedad con la ciencia y la investigación.  Enmarcada dentro del programa de I+D Horizonte 2020 de la Comisión Europea  con el objetivo de promover y popularizar las carreras científicas, La Noche Europea de los Investigadores es una oportunidad única para  conocer a los científicos y su trabajo. #ERN14 será trending topic gracias a la participación de 300 ciudades europeas, entre ellas Badajoz y Cáceres.

 

 

Se trata de una ocasión excelente para disfrutar en familia o con los amigos de la ciencia y la tecnología, gracias a un amplio y entretenido programa de divulgación científica. No habrá otro día igual. Niños, jóvenes o mayores, todos podemos participar y encontrar, sin duda, las actividades que nos interesan dentro del variado y extenso programa de la universidad extremeña que se puede consultar en la web http://culturacientifica.unex.es.

 

Los espacios universitarios de Badajoz y Cáceres serán el escenario de talleres prácticos de ciencia, experimentos, juegos, visitas a los laboratorios, exposiciones y charlas divulgativas. Constituirán, asimismo, el lugar de encuentro entre el  público y los investigadores, alumnos y personal de la universidad que ese día colaboran para que la fiesta europea de la ciencia y tecnología sea un éxito en Extremadura.

 

Son 11 los centros de la UEx, a los que se han sumado a Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Badajoz y el Centro de Cirugía de Mínima  Invasión Jesús Usón en Cáceres, los que han diseñado las mejores actividades, adaptadas a todas las edades para acercar la ciencia y la tecnología importantes en nuestra vida cotidiana. Talleres que llevarán a cabo, además, los propios investigadores, porque el 26 de septiembre es su noche y la de todos los que tenemos curiosidad, sed de conocimiento y nos cuestionamos las cosas. Aprenderemos y descubriremos ciencia gracias a la pasión y la vocación que, sin duda, los científicos nos “comunican” y transmiten durante el desarrollo de los talleres. Nos llena de satisfacción observar cómo cada año el público que se acerca a la universidad es más numeroso y quién sabe si entre esos niños y jóvenes hay una vocación latente para la ciencia esperando despertar y crecer.

@martafallola

Servicio de Difusión de la Cultura Científica de la UEx

Ver Post >
Un linaje de malaria invasora amenaza las aves tropicales en Perú
img
Marta Fallola | 26-06-2014 | 15:09| 0

El estudio de la malaria aviar es fundamental para conocer la evolución de la enfermedad en el hombre

El equipo de profesores y alumnos

 

El investigador de la Universidad de Extremadura Alfonso Marzal está llevando a cabo desde hace dos años un programa de formación de investigadores peruanos en el estudio de la malaria aviar en varias regiones de Perú, gracias al apoyo de instituciones como la National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos. Aunque el objetivo del programa es investigar cómo afecta la deforestación del bosque amazónico a la prevalencia de la malaria en aves, los resultados de esta colaboración formativa y científica han mostrado un dato inquietante, la aparición de un linaje de malaria aviar nunca antes descrito en América del Sur.

 

Se trata de la especie invasora Plasmodium relictum SGS1, responsable del 39% de las infecciones de malaria aviar analizadas y que se encuentra en 8 especies de aves hospedadoras de las regiones de Lima y Huanuco en Perú. La introducción de Plasmodium relictum fuera de su hábitat nativo está detrás del declive global e incluso extinción de numerosas especies. Así, según explica Alfonso Marzal, este peligroso linaje está emparentado con el patógeno responsable de la desaparición del 70% de las aves silvestres en Hawái.

 

La malaria es una enfermedad infecciosa emergente y la creciente expansión del patógeno Plasmodium relictum ha motivado que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) clasificara a este parásito en la lista de las 100 especies invasoras mundiales más peligrosas. Muy activo en amplias zonas de Europa, África y Asia, el linaje Plamodium relictum SGS1, que se transmite por el mosquito del género Culex, ha sido descrito por primera vez en América del Sur gracias a este estudio, cuyos primeros resultados ya han sido publicados en la revista Biological Invasions. La detección de este parásito en la región de Huanuco apunta, además, a que ha traspasado la barrera natural de la cordillera de los Andes y que está a las puertas de la Amazonia, amenazando la fauna forestal.

 

Para el investigador de la UEx, estudiar el comportamiento de la malaria en aves es fundamental “porque nos indica de manera fidedigna cómo evoluciona la enfermedad en condiciones naturales, según los cambios que se produzcan en el medio ambiente. Las fluctuaciones socio económicas y las diferencias en la asistencia sanitaria en nuestra sociedad hacen difícil los estudios de prevalencia de la enfermedad en seres humanos, mientras que el análisis del comportamiento de malaria aviar proporciona datos más fiables. Además, estos datos nos pueden dar indicios sobre la evolución de la enfermedad en el hombre”, explica Marzal. Hay que tener en cuenta que uno de los principales problemas globales de la malaria es su creciente resistencia a los fármacos como la cloroquina, primaquina y artemesina. Ante las defensas del hospedador, el parásito ha desarrollado armas cada más virulentas que pueden favorecer la propagación de la enfermedad.

 

Campañas de sensibilización y formación

¿Cuál es el vector de transmisión de este parásito en zonas no endémicas? Alfonso Marzal explica que las posibles causas de estos contagios están relacionadas con el cambio global. “El tráfico ilegal de especies exóticas, los movimientos migratorios, la deforestación, la conversión del bosque en tierras de cultivo, entre otros, crean las condiciones idóneas para que el mosquito aumente su rango de distribución y su reproducción”.
El investigador de la UEx tiene claro cómo corregir esta situación. “Además de fortalecer el control sanitario en el comercio de especies y prevenir el tráfico ilegal, es imprescindible promover la concienciación y la educación tanto en colegios y universidades como en las administraciones y gobiernos, sobre los riesgos y consecuencias de la deforestación en el cambio de los patrones en los vectores de transmisión de la malaria”, afirma Marzal.

Por ello, la principal labor de este investigador es trabajar con las comunidades indígenas y formar, a través de cursos y en el propio campo, a estudiantes en la captura de aves, extracción de sangre, mediciones, etc. Porque “proteger el bosque amazónico es proteger la salud de nuestros hijos y las futuras generaciones con independencia de donde vivamos”, reivindica el investigador.

@martafallola

 

Ver Post >
El microblogging en la divulgación científica
img
Marta Fallola | 15-06-2014 | 11:37| 0

Tweet your science recopila una base de datos de científicos activos en Twitter

El microblogging de Twitter es una canal muy potente para la divulgación científica. La rapidez y agilidad de comunicación, el grado de interactividad y la diversidad de destinatarios y usuarios convierten a esta herramienta de web 2.0 en un vehículo a explorar, no sólo por los profesionales de la comunicación dedicados a la divulgación científica, sino también por la propia comunidad investigadora. Los últimos informes elaborados por la FECYT, la Comisión Europea y la National Science Foundation de Estados Unidos, entre otros, avalan que Internet es ya la primera fuente de información científica, por delante de medios tradicionales en este ámbito como la televisión.

 

Son cada vez más los científicos que se están animando a difundir su producción científica a través de Twitter. Aproximadamente, uno de cada 5 científicos norteamericanos es activo en esta red social, en especial los más jóvenes. La tendencia, según se desprende de los datos de La VI Encuesta sobre Percepción Social de la Ciencia elaborada por la FECYT (2012), es que entre los usuarios que utilizan internet, los medios generalistas pierden terreno a favor de blogs y redes sociales. En España, los blogs han ganado 20 puntos porcentuales en dos años y las redes sociales han aumentado casi un 50% desde 2010. Aunque, según la última encuesta del Eurobarómetro de la Comisión Europea, todavía estamos lejos de los niveles de países como Suecia y Finlandia.

 

El microblogging presenta, no obstante, algunos inconvenientes que hay que tener en cuenta a la hora de activar esta red social. Los autores tienen un control limitado sobre la interpretación y comentarios posteriores a sus publicaciones. Existe el riesgo de mal interpretar la información o de comentarios incompletos o erróneos. Esto con la dificultad añadida de que en ciencia y tecnología es complejo sintetizar un mensaje o una idea en 140 caracteres. Para remediar esta síntesis, es conveniente transmitir una idea en varios tuits y enlazar con la entrada de un blog o artículo en prensa.

 

Otra cuestión a tener en cuenta es que muchos usuarios de Twitter comparten enlaces sin leer el artículo completo, sino pasajes muy específicos como el título, el primer párrafo y los comentarios de otros lectores. Así lo explica un informe de la consultora Charbet en 2013. Un 16,12% de los mensajes analizados en una encuesta generaron más “retuits” que veces se hizo clic en los enlaces. Por lo tanto, parece indicar que no por retuitear estamos mejor informados.

 

A pesar de estos inconvenientes o aspectos a tener en cuenta, las ventajas del microblogging son innegables. Es una herramienta clave a la hora de involucrar la participación activa de los ciudadanos en la divulgación de la ciencia, acercar la producción científica a otros destinatarios fuera de la comunidad investigadora. Promueve, además, el intercambio de opiniones (a veces difícil de distinguirlas de las noticias), el feedback, en definitiva, el punto de encuentro  entre los ciudadanos y los científicos.

 

Ver Post >
Cómo evitan los cetáceos a las orcas
img
Marta Fallola | 12-06-2014 | 08:56| 0

Una de las estrategias de los cetáceos consiste en mantener bajo el efecto Doppler de sus emisiones acústicas para evitar ser localizados por las orcas. Además,  conocer este efecto puede ayudar a prevenir las colisiones de las  orcas con los barcos

 

En el mar, todos los días se libra una batalla por la supervivencia. Cetáceos como las ballenas, delfines, marsopas o zifios, utilizan auténticas estrategias para no ser detectados por su más temible depredador, la orca o ballena asesina.

 

Una de estas tácticas, investigada mediante modelos matemáticos por la Universidad de Extremadura, consiste en mantener muy bajo el efecto Doppler de sus emisiones acústicas en función de su movimiento natatorio. De esta manera, sus depredadores no pueden así localizar su posición exacta ni calcular la distancia que les separa.

Puedes escuchar el reportaje  de 4 minutos sobre esta investigación en el espacio de cultura científicaTubo de Ensayo . Y, si quieres saber más sobre el efecto Doppler, la serie Big Bang Theory te lo explica en este vídeo

 

Los resultados del estudio,  apuntan, por tanto, a que existe un efecto Doppler muy bajo en el 85% de las especies de cetáceos de las 69 analizadas, como medida de protección frente a los depredadores.

 

“El efecto Doppler es el cambio de frecuencia de onda que ocurre cuando un animal se mueve y emite sonido al mismo tiempo. Por delante del animal las ondas se comprimen y el sonido es más agudo, mientras que por detrás, las ondas se alargan y el sonido es más grave”, explica Daniel Patón, profesor en la Universidad de Extremadura y coordinador de la investigación.

 

En un medio de escasa visibilidad, tridimensional y amplio como el mar, que un depredador localice a su presa es muy difícil. “Pero, las orcas son auténticas centrales de escucha del sonido, ya que su oído detecta un enorme intervalo de frecuencias, y captan desde infrasonidos por debajo de 200 Hz hasta sonidos superiores a los 20.000 Hz”, afirma Daniel Patón.

 

Cualquier cambio en las múltiples frecuencias de sonido que hay en el mar advierte de la presencia de un animal. Por tanto, los cetáceos intentan minimizar su detección por las orcas y tiburones a base de adaptar su señal a la velocidad que tienen en ese momento.

 

Así, a partir del análisis matemático de las llamadas de ecolocalización de 69 especies de cetáceos, obtenidas de diversas fuentes internacionales, los investigadores han buscado un patrón común en la gran variabilidad de comunicación de estas especies, que constituyen, sin duda, el grupo animal de mayor complejidad acústica que existe.

 

El modelo matemático ha sido realizado teniendo en cuenta la temperatura del agua, su salinidad, profundidad, velocidad de natación y frecuencia fundamental de emisión de estos animales. Los investigadores han descubierto que la mayoría mantiene baja la frecuencia de onda de su movimiento y que sólo 15 especies tienen efecto Doppler alto.  

 

Para Daniel Patón, estas 15 especies no necesitan minimizar su efecto Doppler porque disponen de otros recursos alternativos para escapar a los depredadores.

 

Este es el caso de las ballenas hocicudas o zifios que permanecen mudas por encima de 200 m de profundidad, principal área de caza de las orcas. Estas ballenas serían detectadas por las orcas fácilmente si emitieran en superficie, ya que su efecto Doppler puede superar los 1.000Hz.

 

Los delfines del género Lagenorhynchus, para escapar de los depredadores, se desplazan a velocidades muy altas, en grupos muy numerosos y emiten en frecuencias de sonido muy variables.

 

Por último, las especies del género Cephalorhynchus nadan en grupos pequeños pero su velocidad es superior a la de las orcas. Es el caso de los Cephalorhynchus heavisii que se desplazan a más de 44 km/h por el agua y su efecto Doppler puede superar los 4.000Hz. Su velocidad, pequeño tamaño, maniobrabilidad, agilidad y los hábitats tropicales y costeros que frecuentan dificultan su captura por las orcas.

 

Según el  científico, los resultados de esta investigación pueden dar lugar a dos aplicaciones importantes para la preservación de estas especies: evitar las colisiones de las orcas y cetáceos con los barcos gracias a una mejor detección de estas especies y, ya desde un punto de vista científico, estudiar cómo va modulando el efecto Doppler a lo largo del día en especies concretas colocándoles un localizador de GPS que al mismo tiempo graba.

 

@martafallola

 

Para la realización de este estudio, los datos han sido obtenidos, entre otros, de la Agencia Norteamericana del Océano y la Atmósfera (NOAA) y su web DOSITS (http://www.dosits.org/audio/marinemammals), de Macauly Library de la Universidad de Cornell (http://macaulaylibrary.org/), el Laboratorio Acústico de la Universidad de Oregón y su web Mobysound (http://www.mobysound.org), y la Fundación Oceanográfica Scripps y su web Voices in the Sea  (http://cetus.ucsd.edu/voicesinthesea.org)

Referencia:

Daniel Patón, Roberto Reinosa, María del Carmén Galán, Gloria Lozano, Margarita Manzano (2014). “Maintaining of low Doppler shifts in cetaceans as strategy to avoid predation”. Journal of Experimental Marine Biology and Ecology 455 (2014) 50–55.

Ver Post >
Sobre el autor Marta Fallola
“Trabajo en el Servicio de Difusión de la Cultura Científica de la Universidad de Extremadura, cuyas misiones principales son comunicar la I+D+i que genera la UEx y organizar actividades de divulgación científica. Nuestros proyectos tienen la finalidad de acercar la ciencia y la tecnología a la sociedad en general. A través de este blog pretendo compartir el conocimiento, las experiencias y la investigación que llevan a cabo los investigadores de la Universidad, y promover un espacio de encuentro y opiniones que contribuya a fomentar la cultura científica, porque la Ciencia también es Cultura.”

Otros Blogs de Autor