Arrugas: Lo divino de lo humano | De lo divino y lo humano - Blogs hoy.es

Blogs

José Moreno Losada

De lo divino y lo humano

Arrugas: Lo divino de lo humano


De los ojos y las manos de unas contemplativas:

Lo divino y lo humano sólo se revelan ante los ojos que tienen capacidad de contemplar. Contemplar es descalzarse ante la realidad para dejarla que hable en lo profundo del corazón más allá de la pura apariencia. Hay personas que hacen de la contemplación la vida, se convierten en fuentes donde los demás podemos beber. En la contemplación  descubren la sed del absoluto y guiadas por esa luz son capaces de beber en las fuentes de lo sencillo y de lo diario. Hoy me llega esta reflexión de una religiosa contemplativa, de ese tesoro de convento que tenemos en Talavera la Real, que es uno de los muchos que pueblan nuestra geografía extremeña. Éste  fue el primero que se fundó de la reforma carmelitana llevada a cabo por Teresa de Jesús, tiene más de cuatrocientos años.  Es una señal del absoluto en medio de un pueblo  rural, apuntando al cielo amando intensamente la tierra. Hoy nos hace tocar lo divino desde la contemplación de las arrugas de lo humano. Os invito a escuchar lo divino de lo humano, lo que ve una contemplativa joven y alegre en las manos arrugadas de una contemplativa anciana con corazón de niña.

ARRUGAS EN LAS MANOS
El pasar del tiempo lo veo en unas manos llenas de arrugas, llenas aún de una vida que se sigue entregando, aunque el alma de ésta anciana sigue siendo joven, toparse con ella en cada claustro, es una alegría, encuentras una palabra de aliento con solo ver sus ojos llenos de alegría, de amor, de una entrega hecha sin reservas.

No hay palabras para expresar la sabiduría de los ancianos, alguien me dijo una vez que los ancianos aguantan más a los jóvenes que los jóvenes a los ancianos, he meditado ésta frase mucho tiempo, he ido observando el día a día en el mundo, en los abuelos que se acercan, en los hijos que los cuidan, en los nietos que los rodean, en las monjas mayores con las que convivo, y es totalmente cierto. Nuestros ancianos ya han vivido lo que aún creemos que sólo vivimos nosotros, lo he visto en las miradas y sonrisas de un abuelo que siempre viene con sus nietos, aunque sean épocas diferentes, ellos poseen ese tesoro que en nosotros solamente estamos descubriendo, ellos han caído, pero no se han quedado allí, se han levantado, han vivido para que nosotros tengamos éste día.

Los abuelos gozan de las sonrisas, de los juegos de sus nietos, gozan con ellos; verlos, contemplarlos no solo produce ternura, sino que dan ganas de entregarse, de seguir viviendo y dando la vida con todo, cabe entrar aquí lo que dice san Pablo: “ningún sufrimiento es comparado con la Gloria que nos espera en el cielo”; y ellos, nuestros ancianos lo han vivido, saben que cualquier alegría supera cualquier sufrimiento.

Muchas veces gastamos nuestro tiempo en lo que no nos hace vivir, en lo que no nos da vida, y sinceramente, la vida es más sencilla de lo que pensamos, solo que estamos acostumbrados a vivir en el futuro, en lo que no existe, estamos acostumbrados a vivir fuera de la realidad; nuestros ancianos han gozado de compartir con los amigos, aún en su ancianidad lo hacen, disfrutan de estar juntos, porque tiempo atrás forjaron grandes lazos que se conservan en el tiempo, porque vivieron con realidad las relaciones con los demás. Hoy estamos en una era virtual, muchas veces dejamos de lado gozar del que tenemos a nuestro lado, de la belleza de la creación, de un sol espléndido que cae sobre unas hojas que muestran su verdor, de unos pétalos que se abren para ser acariciados por nuestro Dios. Nuestros ancianos han gozado de todo esto, han sabido vivir, no han dejado de vivir.

Las manos que hace mucho gozaban de tanta jovialidad hoy han visto pasar muchos años, han visto formar parte de nuestra historia, han vivido desastres y alegrías, son manos que han mostrado vivir plenamente el instante y que aún lo siguen haciendo, que ven que la vida es más de lo que siempre pensamos o esperamos; son manos dispuestas a servir, siempre buscando servir en el silencio, servir en las pequeñas cosas.

Yudis Isabel de la Santa Cruz

Temas

Otro sitio más de Comunidad Blogs Hoy.es

Sobre el autor

“Entre lo divino y lo humano, pero sin fronteras entre lo uno y lo otro, va deambulando mi vida de cada día, como la de todos. Me muevo como ciudadano de a pie en la ciudad secular, como hermano en medio del mundo y como oveja-pastor en el ámbito eclesial, y no soy más que puro intento de una identidad en estos caminos de lo humano y de lo divino. Abro este blog con el deseo de seguir siendo encuentro y, ojalá, para abrir los ojos, con todos vosotros, a lo trascendente y lo inmanente de nuestra historia cotidiana." Pepe Moreno Losada, nacido en Granja de Torrehermosa en 1958, ahora –ya mayor- sacerdote en Badajoz y profesor en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura.


marzo 2016
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031