Hoy

img
Fecha: junio, 2016
Gladys, restaurante de arte y disfrute
José Moreno Losada 28-06-2016 | 10:34 | 0

La originalidad de lo humano

La originalidad del restaurante Gladys no está en un elemento, sino en la confluencias de muchos, y sobre todo de aquellos que son intangibles, lo que se cuenta dentro de la verdadera “economia”, la organización de lacasa de lo humano.  Hacer de un negocio un lugar de encuentro, es verdadero arte, y dentro de él caben todas las artes y todos los artistas, así como todos aquellos que buscan lo que merece la pena. Manu está consiguiendo articular lo humano y está “restaurando” más allá de la cocina, que se hace un instrumento, de aquello que tanto necesita este mundo y esta sociedad, unas relaciones humanas, creativas, claras, sinceras y solidarias.

Una exposición de collage y una cena

No todo está en manos de las administraciones y de las subvenciones. Hay mucho de vida y de relación que genera bien-ser y bienestar. Ayer me acerqué a la cafetería Gladys, el motivo era doble; por una parte había prometido a mi amigo Manolo Barrantes que me acercaría a ver su exposición de collages, por otra quería ir con unas amistades a tomar unas tapas celebrativas de fin de curso, para conversar y compartir de nuestras propias vidas. El lugar era propicio y amable. Allí se daba la mezcla del arte y del bien hacer en el servicio de la restauración culinaria y de relación.

Un rincón de arte y relaciones

Está siendo una filosofía que genera vida en la ciudad desde un sencillo rincón. Manu en esta nueva etapa  del negocio, transmitido de su padre, quiere ser creativo, aportar algo nuevo, y quiere hacerlo con aquellos que son creadores, que son de la ciudad, que desean aportar y compartir desde lo que piensan, sienten, crean… He visto ya pasar a bastantes: Gamero, Pedro Monty, Seres, Barrantes, Juan Ledesma, Christian…  El establecimiento es sede del encuentro, del arte, la música, la literatura, sin límite, abierto y acogedor. Pero sobre todo es lugar de relación y de ciudadanía, de comunión y esperanza.

Aportar, unir y crear

Es un modo  de aportar y crear, de enriquecer en la interconexión de sentires y bellezas que hablan al corazón y al alma de lo humano. Se puede tomar una copa, tener un conversación profunda y estar acompañado de una obra de arte, de una música excelente, o de una magia incomparable. Así ha sido siempre en la historia de las artes, las lenguas y las literaturas, se han encontrado, comunicado, compartido, han generado escuela y ambiente, y eso ha sido lugar de acogida  y de crecimiento de otros que llegan inocentes e iniciandos para  poder adentrarse en el mundo de la creación.

Cuando los creadores se unen

Ayer eran los collages de Manolo Barrantes, mirarlos, acoger su colorido, atreverse a pensar la idea que transmiten, dejarse hablar por ellos o hablarles, comentarlo, y eso hacerlo en un momento de esparcimiento, de fraternidad y disfrute, se convierte en un complemento de lo humano y de lo creativo. Generado por iniciativas de gente inquieta y generosa, capaces de lo comunitario, más allá de lo mercantil. Ojalá se multipliquen iniciativas de este tipo, y ya sé que hay algunas más. Pero hoy quería señalar esta que ya lleva un proceso de vida interesante con bastantes personas implicadas que van haciendo que nos impliquemos y lo conozcamos muchos más.

El negocio

Ayer fue una velada estupenda e integral, como han sido otros momentos anteriores. Nada espectacular, pero  sí algo profundo y sencillo que tiene otro lenguaje, otra finura y agrado,  en medio de esta sociedad, a veces, tan burda y tan basta. Felicito a Manu por saber ser lugar de unión y relación, generar un “negocio” en el verdadero sentido del término: lugar para la relación, la contemplación, el ánimo y la ayuda en el intercambio de aquello que no sólo es crematístico, sino humano.

Ver Post >
¿El actual sínodo panortodoxo?
José Moreno Losada 27-06-2016 | 10:57 | 0

El Papa Francisco nos invita a orar por el síno panortodoxo.  ¿pero  de qué se trata y qué es este sínodo? 

Aberto Gata nos ayuda a descubrirlo:

Desde el 797 hasta ahora…

Desde el 18 de junio hasta el 26 de junio de 2016 aproximadamente se está celebrando en la isla de Creta el  Sínodo Pan-Ortodoxo. Se trata de un acontecimiento vital y muy esperado para el futuro del cristianismo ortodoxo, dado que no se celebraba un concilio de esta magnitud desde el cisma de Oriente que separó a las iglesias romana y bizantina en el año 1054. El último concilio similar que se celebró fue el de Nicea II (797). Ese Sínodo se convoca para tratar temas comunes entre los cristianos ortodoxos y acercar posturas entre las diversas iglesias cristianas ortodoxas y con las otras iglesias cristianas. Plantearán los temas acerca de la misión de la Iglesia Ortodoxa, la diáspora en otras latitudes de estas iglesias, el matrimonio, las relaciones con el resto del mundo Cristiano.

La fecha del comienzo del Sínodo no es casual pues el 19 de junio los cristianos ortodoxos celebran la fiesta de Pentecostés. Ese dato se debe a que los ortodoxos emplean el calendario juliano, diferente al nuestro el gregoriano.

Ausencias

Sin embargo el Sínodo ha dado mucho que hablar debido a la ausencia de 5 de las 14 principales Iglesias auto-céfalas del cristianismo ortodoxo. Las iglesias ausentes son Antioquía, Rusia, Bulgaria, Serbia y Georgia. De las 5 iglesias ausentes la Iglesia Ortodoxa Rusa es la que tiene mayor número de fieles (140 millones de fieles). De hecho agrupa aproximadamente a 2/3 de los cristianos ortodoxos del mundo. Los motivos de dichas ausencias se deben a desacuerdos respecto a los temas que se van a tratar en el Sínodo. Georgia, Rusia y Bulgaria están en desacuerdo con los temas del Concilio mientras que el patriarcado de Antioquía (cristianos sirios) se ausenta del Sínodo debido a desencuentros con el Patriarcado de Jerusalen por un tema de jurisdicción, uno de los más antiguos del mundo cristiano.

Peculiaridades

Para entender mejor sobre lo que pase en el Sínodo es necesario conocer bien las costumbres y particularidades del cristianismo ortodoxo.

Un rasgo esencial del cristianismo ortodoxo es que no existe dentro del mismo una autoridad común que aglutine a todos los cristianos ortodoxos como pasa en la Iglesia Católica. Todas las principales iglesias que conforman el cristianismo ortodoxo son autocéfalas, es decir, son autónomas y sólo reconocen la autoridad de su propia jerarquía aunque mantienen entre sí una comunión doctrinal y sacramental.

Para los ortodoxos todos los obispos y patriarcas de sus iglesias son iguales. Ningún obispo o patriarca tiene primacía sobre los demás. Por supuesto no reconocen por esa razón al obispo de Roma como vicario de Cristo ni como líder de la cristiandad. Sólo reconocen una primacía de honor o primus inter pares en la figura del Patriarca Ecuménico de Constantinopla. Esa igualdad se debe a que para los ortodoxos Jesucristo es la única cabeza de su iglesia y que estableció la estructura de la iglesia tal y como ellos la conservan. Esa autonomía de la que gozan las iglesias nacionales ortodoxas es lo que explica en parte la ausencia de las 5 iglesias ya referidas.

Uno de los temas que se hablarán en el Sínodo es el del matrimonio. En las Iglesias Ortodoxas se permiten la ordenación sacerdotal de hombres ya casados. Sin embargo si un sacerdote se ordena como tal sin estar casado no podrá casarse en un futuro. La consagración episcopal sólo se alcanza si se permanece célibe.

Respecto al tema de la diáspora, existe en América una Iglesia ortodoxa cuya autocefalía o autonomía está puesta en discusión. Con un millón de fieles la Iglesia Ortodoxa en América recibió su estatus de autocéfala de manos del Patriarcado ortodoxo de Moscú pero no es reconocida como tal por el patriarca ecuménico de Constantinopla.

Relaciones ecuménicas

Respecto a las relaciones de los cristianos ortodoxos con el resto del mundo cristiano, se han dado algunos pasos que dan esperanzas a un posible clima de diálogo ecuménico con los  católicos y protestantes. El pasado 12 de febrero el Papa Francisco y el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill I se han encontrado en La Habana (Cuba) para acercar posturas y firmar una declaración conjunta. Aquel encuentro fue esencial y algo histórico porque las relaciones entre ambas iglesias eran inexistentes desde el cisma de 1054. Además fue el primer encuentro entre un Papa y un Patriarca de Moscú, un acontecimiento sin precedentes que abre puertas a la posibilidad de un diálogo entre ambas iglesias e incluso a la posibilidad de que en el futuro un Papa visitará Rusia.

El 25 de mayo del 2014, el Papa Francisco se encontró con el actual patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, en Jerusalén con motivo del 50º aniversario del encuentro de sus respectivos predecesores Pablo VI y Atenágoras en la misma ciudad santa en la que se puso fin a las mutuas excomuniones que desataron el cisma de Oriente de 1054. En ese momento también firmaron una declaración conjunta.

El pasado 16 de abril del 2016, con motivo de su viaje relámpago a la isla griega de Lesbos para encontrarse con los refugiados que han llegado a dicha isla desde Turquía, dio un discurso dirigido al problema de los refugiados y firmado una declaración conjunta con el arzobispo de Atenas y toda Grecia, Ieronymos, y con el Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I.

Alberto Gata Tocón. Miembro de la delegación de Ecumenismo y Diálogo interreligioso de Mérida-Badajoz.

 

Ver Post >
Hasta el cielo, don Francisco (Cura de Granja)
José Moreno Losada 21-06-2016 | 10:09 | 2

Irse al cielo

El otro día el Arzobispo me decía que él esperaba ver a Dios con inmediatez cuando muriera, que lleva tiempo deseándolo.  A los pocos días, me contaba Elena y me lo confirmaba Mamen –Maestra-  que le habían explicado a su hija cómo era el Cielo, donde estaban nuestros seres queridos, como su tía Araceli, y lo veía tan apetecible que ella se quería ir ya, para gozar de él. Como Paula, una religiosa contemplativa de noventa años de Talavera, que está loca por hacer ese viaje para estar ya con el esposo divino y en el corazón del Padre. Traigo todo esto a colación de algo vivido hoy.

Don Francisco ha muerto

He asistido al sepelio, a la celebración cristiana en la que despedíamos a  “Don Francisco”, el que ha sido el cura de Granja  de Torrehermosa , mi pueblo,y de la Aldea de Cuenca –esta de Córdoba- durante más  de cuarenta años . Llevaba ya siete años  en el asilo de Azuaga, cuidado por las hermanas religiosas. Allí me pidieron, junto a otros sacerdotes del pueblo, que hiciera el gesto de poner sobre el féretro la casulla, la estola y el evangeliario, como signos de su ser y hacer ministerial en la Iglesia. Curiosamente él había sido el sacerdote que me lo había impuesto a mí el día de mi ordenación y para mi primera misa, hoy era yo el que lo ponía para su despedida final para el cielo. Allí estaban fieles de  Granja, de Cuenca, de su pueblo  natal de Valverde de  Llerena, donde se enterraba, y sacerdotes compañeros que queríamos estar con él en este momento tan trascendental. Al poner sobre su cadáver aquellos  símbolos me venía a mi cabeza y a mi corazón lo que este hombre sencillo ha sido para mi pueblo.

Curas octogenarios

En él, en su vida,  veía reflejada toda la generación de presbíteros, que venían desde los años 50, que fueron preparados para un ejercicio del ministerio consagrado en un tiempo de cristiandad en la sociedad y tuvieron que abrirse, con verdadera alegría en muchos casos, a la renovación del Concilio Vaticano II y de la sociedad considerándose servidores del pueblo de Dios, que habían venido a servir y no a ser servidos. Han tenido que aprender a celebrar, a evangelizar, e incluso a andar sin sotana y sin reconocimiento social, en una cultura y sociedad nueva, en medio de los hombres como un hermano y un ciudadano más.Han sido sacerdotes que han sabido vivir sus vidas como seres expropiados para utilidad pública. Recuerdo que en su homenaje de los cincuenta años sacerdotales,  el pueblo valoraba que él había sabido hacerse uno más en medio de ellos.

Su vida y nuestras vidas

Don Francisco ha visto nacer a muchísimos vecinos y los ha bautizado, les ha dado la primera comunión, ha gritado ¡vivan los novios¡ en cientos de bodas, acompañado a los enfermos hasta la muerte y se ha movido entre todos conociendo las pobrezas, las alegrías, las tristezas, la esperanzas y los fracasos de cada una de las familias del pueblo. Mirar la vida y persona de Paco  ya gastada, era mirar al pueblo y ver en su vida y en sus facciones algo de todos nosotros, por eso hoy sentíamos ante él un verdadero cariño.

Él  ha conocido nuestros pecados y nosotros  hemos sabido de sus defectos y debilidades, pero al final del camino, tras los años compartidos la balanza hablaba de una entrega auténtica al pueblo y a la parroquia, que los paisanos con su presencia en el entierro querían  reconocer y agradecer.

La gracia de Dios en él

Lo que se puede valorar en él,  es lo  mismo que es propio en muchos sacerdotes ya vencidos por los años, ya  octogenarios avanzados que vamos despidiendo:

La sencillez:

Recordaba hoy como llegó con su vespino,  con el que recorría todas las calles y casas y supo hacerse uno más del pueblo; sabía ser hermano y compañero de las inquietudes, tanto sociales, como culturales, materiales y espirituales. Su grandeza ha sido siempre su cercanía.

La pobreza:

Llegó con muy poco y se va con menos, muriendo como cualquiera del pueblo en el asilo, pero va con un tesoro que nadie podrá quitárselo nunca: lo que ha vivido y amado entre nosotros.

La preferencia por los débiles:

No ha tenido nada y lo ha dado todo; los más pobres del pueblo, los más desvalidos han sido lo que más han disfrutado y lo han poseído como algo propio. El esquizofrénico ha sido su hijo, el abuelo solo y enfermo ha sido su padre, el alcohólico ha sido su hermano, el arruinado y los parados ha sido sus herederos, los inmigrantes disfrutan de su casa como propia, los pobres han sido su dueño.

Ha cuidado la vida celebrativa de la parroquia, incluida la música y el canto,  y en todo ha querido ser fiel a Dios, al que lo expropió para utilidad pública. Al poner hoy sobre él las vestiduras sacerdotales y el evangelio  he sentido orgullo, por mi pueblo y por este cura sencillo y pobre. Don Francisco nos ha ganado y para siempre será un cura de Granja, un hijo predilecto del pueblo, porque siendo uno más ha sido verdadero hermano.  Por eso hoy le hemos aplaudido al verlo salir a hombros de compañero para marcharse para siempre, en nuestro aplauso iba ese saludo querido:  

Adiós, Don Francisco, hasta el cielo.

 

 

Ver Post >
Ser hermanos: Gabriel, Pepe y Maxi
José Moreno Losada 20-06-2016 | 11:15 | 0

Somos tres

FELICIDADES.

Hoy mi hermano el pequeño, Maxi, cumple 56 años y siento el deseo de felicitarle expresando sentimientos de fraternidad vividos en nuestra familia, en especial entre los tres hermanos: Gabriel, el mayor, Pepe (yo), y Maxi (el menor).

Nuestros padres, nuestras vidas

No sé por qué no fuimos cuatro o solamente dos, pero el caso es que somos tres. Entiendo que cada uno vive la fraternidad de un modo original y único y que ninguna experiencia es repetible. En nuestro caso, padres sencillos de pueblo, Gabriel y Dolores, casados en Granja de Torrehermosa. De aquellos que se casaban con pocas cosas y el primer año lo pasaban en casa de sus padres, hasta que después se independizaban y buscaban su casita propia. Y normalmente iban ya con el primer hijo nacido en esa casa de los abuelos, en nuestro caso Gabriel, que creo que nació en una casa allá cerca del Cristo, porque fue después cuando los abuelos compraron la casa en la calle Cervantes, donde vivimos  años con ellos, en su enfermedad y vejez, después  ya  quedamos allí nosotros. La casa humilde de la Calle de Guadalupe (Sevilleta, dijimos siempre de niño) fue la vivienda de nuestros padres, la propia, allí vine yo al mundo cuatro años después del mayor, y allí arribó a la vida el más pequeño, Maxi, dos años después, completando el trío de esta fraternidad original y única. Hoy hace 56 años que nació ese pequeño de color moreno, inquieto, impulsivo, vivaz, luchador, cariñoso, sensible, amigo, hermano…

Aquella casa de Sevilleta

Aquella casa ya en el recuerdo, fue nuestro mundo de infancia serena, sencilla y feliz. Allí nos sentimos queridos, reconocidos, valorados, y allí sufrimos, lloramos, nos castigaron, estudiamos. Aquella calle fue nuestra calle, nuestro reino, nuestros vecinos, nuestros amigos, nuestros juegos, nuestras peleas. Una infancia donde vimos llegar el agua corriente, las llaves de la luz para apagarlas y encenderlas, la cocina de gas butano, el instituto libre adoptado del pueblo. En el que fuimos monaguillos, nos hartamos de moras en las huertas, nos bañamos en las albercas, hasta que llegó la gran piscina municipal… es como para  ponerse a soñar.

La casa de los abuelos

Después nos trasladamos a vivir con los abuelos, en la enfermedad de la abuela, y ya quedamos  con el abuelo hasta su muerte, y allí han muerto nuestros padres con esa casa de referencia en Granja, en la calle Cervantes. Donde también nos incorporamos a  su vida y su ambiente con un cariño especial que no sigue uniendo a todos ellos, los vecinos –muchos ya en el recuerdo vivo y esperanzado-, como  a una familia.

Todo esto con el amén de un sentido familiar de abuelos, tíos y primos, donde no había separación, ni límite. Una unidad añorada y sentida, que el tiempo nos ha ido robando y las  opciones de vida tomada. Y esa casa como referencia de la urdimbre que venía de los mayores y todos sentían como propia.

En esa casa fue donde nos fuimos haciendo conscientes de las dificultades de la vida, cuando caían las canales y los  padres  no podían salir a trabajar, cuando el dinero no llegaba, cuando muchos salían en autobuses llenos a tope para Alemania de la calle central del pueblo y veíamos muchas lágrimas en muchos ojos, de los problemas y dolores familiares, muertes, rupturas…

Pero todo eso lo vivimos unidos y unidos nos adentramos en los vericuetos en los que cada hermano iba tomando posiciones para ser y hacer en la vida.

El mayor

El mayor rompiendo los moldes, haciendo el papel de más rebelde porque con él ensayaban, y arrojándose  a trabajar temprano en la aspereza del campo en el pueblo, en los hoteles en Mallorca, para después deambular, hasta terminar en la gerencia de una empresa donde se ha jubilado. Tras casarse con Rafi, que fue ATS –de las primeras que se llamaban así- en Granja de Torrehermosa, y tener dos hijos Héctor , casado ya con Estela y padre de Paula, y Ana Belén que es ahora maestra de infantil y  con ilusión de ser en un futuro una buena madre. Con un recuerdo entrañable de la casa de Cervantes y de los abuelos. Ahora cuida y nos une, ya muy tranquilo, sereno, generoso, bondadoso, atento, alegre…

El pequeño

Maxi, siendo el pequeño, ha sido el que más ha estado con los padres en la etapa  más mayor de ellos, el más apoyo, aunque también, después de haber sido voluntario en la base militar de Talavera, muy chulino  con su uniforme, se dedicó a trabajar muy duro durante toda su vida, ahora ya jubilado, en bares y restaurante. La mayor parte de los años en Mérida. Allí tuvo que ir a buscar trabajo, junto a Gabriel y Rafi,  y después se unió a él Justi, de los que nacieron Sara y Maxi – el pequeño-. Sara nos regaló a la primera sobrina-nieta, Lidia, por lo que Maxi fue el primer abuelo entre nosotros siendo el más pequeño. Los dos hermanos viven en Mérida, y muchos días se pasean y toman el café juntos para darme envidia de su bienestar, aunque también “envidian” el mío. Por ser el más pequeño ha sido el más mimado y, también, el que más ha sufrido nuestras impertinencias de mayores, aunque, a veces aliado con el mayor, he sido yo, el del medio, el que me he llevado todos los palos, jejejeje…

El del medio

Yo con once años, gracias a mucha gente, me incorporé al Seminario de Badajoz y allí comencé una vida de estudios que todavía ando en ella, tras ordenarme sacerdote en el año 1981, ejerciendo el ministerio en distintos lugares, hoy en Badajoz.

Al día de hoy, mirando el proceso de nuestra fraternidad, es para dar gracias a Dios. Poder mirarnos y sentir el cariño y la entrega fecundada por  mi padre y mi madre, nos llena de orgullo, de ternura y de cuidado mutuo, entre nosotros y para con los demás. Y le pedimos a Dios, a través de la Virgen de los Dolores y el Cristo del Humilladero, que nos mantenga unidos hasta el final de nuestras vidas. Pasado mañana que es el segundo aniversario de nuestra madre Dolores, nos uniremos para rezar por ella y por mi padre, y estaremos juntos abrazándonos y queriéndonos para mostrarles que lo que ellos nos dieron como el mayor regalo lo seguimos guardando: el ser hermanos.

Ver Post >
Médicos sin fronteras, Chapeau¡¡¡
José Moreno Losada 19-06-2016 | 12:11 | 0

“Hemos tomado esta decisión por principio, para distanciarnos de una política que generan dolor y sufrimiento” (MSF)10154457597264672

 

MSF renuncia a los fondos públicos de la Unión Europea y sus estados miembros, en protesta por su dañina política migratoria.

NO TODO VALE…

Pasados tres meses del acuerdo entre la UE y Turquía, que los Gobiernos europeos consideran un éxito, miles de personas vulnerables han sido abandonadas a su suerte sin importar el coste humano. Como consecuencia directa de este acuerdo, más de 8.000 personas, entre ellas cientos de menores no acompañados, han quedado atrapadas en las islas griegas, donde han estado viviendo en condiciones extremas, en campos superpoblados, a veces durante meses. Estas personas temen ser devueltas por la fuerza a Turquía, y a pesar de esta posibilidad, se les priva de asistencia legal, su única defensa contra una expulsión colectiva. La mayoría de estas familias, que Europa ha decidido apartar de su vista mediante disposiciones legales, han huido de la guerra en Siria, Irak y Afganistán.

“MSF lleva meses denunciando la vergonzosa respuesta europea, centrada en disuadir a estas personas en lugar de proporcionarles la asistencia y la protección que necesitan”. La semana pasada, la Comisión Europea dio a conocer una nueva propuesta para replicar la lógica del acuerdo con Turquía en más de 16 países de África y Oriente Próximo; estos acuerdos impondrían restricciones en los convenios de comercio y ayuda al desarrollo a los países que no frenen la migración hacia Europa o no faciliten los retornos forzosos, y premiarían a los que sí lo hagan. Entre estos socios potenciales se encuentran Somalia, Eritrea, Sudán y Afganistán, cuatro de los diez principales países de origen de los refugiados y solicitantes de asilo*.

El intento de Europa de externalizar el control migratorio está teniendo un efecto dominó, con las fronteras cerrándose una tras otra hacia el este, hasta Siria –apunta el representante de MSF–. La gente tiene cada vez menos lugares a los que huir. En Azaz, 100.000 personas han quedado atrapadas entre una frontera cerrada y el frente de batalla: la aterradora situación de la gente de Azaz ¿va a ser una excepción o por el contrario va a ser la norma a partir de ahora?”

El paquete financiero del acuerdo UE-Turquía incluye 1.000 millones de euros en ayuda humanitaria. Nadie duda de que hay necesidades humanitarias en Turquía, país que en la actualidad acoge a unos tres millones de refugiados sirios, pero esta ayuda no se basa solo en tales necesidades: esta ayuda se ha negociado como recompensa por las promesas de control fronterizo. Esta instrumentalización de la ayuda humanitaria es inaceptable.

Por todo ello, “Médicos Sin Fronteras no va aceptar más financiación de instituciones y Gobiernos cuyas políticas son tan dañinas.  De este modo llaman a los Gobiernos europeos a cambiar sus prioridades: en lugar de maximizar  el número de personas que pueden rechazar, deben aumentar el número de personas que pueden acoger y proteger”.

EL TRIGO Y LA CIZAÑA, LOBOS CON PIEL DE OVEJA

Ahora es médico sin fronteras, hace unos días era el Papa Francisco quien pedía que se rechazara una ayuda ambigua, que venía de Argentina, al proyecto de escuelas.

Comienzan los gestos públicos de coherencia de que no todo vale. La coherencia pide que se distinga los que es solidaridad de lo que es injusticia y no digno.

Buenas lecciones para comenzar a discernir  y separar el trigo de la cizaña, necesitamos adentrarnos en esos espacios y disquisiciones, porque no podemos bailar todos los bailes ni todas las músicas.

Y esta lección nos vale para todos los ámbitos, también para  el camino de las elecciones  y los modos de presentar programas, promesas, etc. No todo vale.

Sobre todo no vale, como decían los profetas: “así dice el SEÑOR: Por tres transgresiones de Israel, y por cuatro, no revocaré su castigo, porque venden al justo por dinero y al necesitado por un par de sandalias…Oíd esta palabra, vacas de Basán, que estáis en el monte de Samaria, las que oprimís a los pobres, quebrantáis a los menesterosos…”  Se le ha puesto precio a un modo de hacer y de ser, y con ello hemos entendido que hemos acabado con un problema que está en la puerta y afecta a millones y millones de hermanos.

Hemos de levantarnos y acabar con estos modos de hacer en nuestra Europa, la del humanismo  cristiano, la de la dignidad de la persona, la de ética mínima y ciudadana. No es de coherencia, no forma parte de nuestro pensamiento ni de nuestro sentir. Ahora, ya… Todos con Médicos sin fronteras ¡

 

Ver Post >
Sobre el autor José Moreno Losada
“Entre lo divino y lo humano, pero sin fronteras entre lo uno y lo otro, va deambulando mi vida de cada día, como la de todos. Me muevo como ciudadano de a pie en la ciudad secular, como hermano en medio del mundo y como oveja-pastor en el ámbito eclesial, y no soy más que puro intento de una identidad en estos caminos de lo humano y de lo divino. Abro este blog con el deseo de seguir siendo encuentro y, ojalá, para abrir los ojos, con todos vosotros, a lo trascendente y lo inmanente de nuestra historia cotidiana." Pepe Moreno Losada, nacido en Granja de Torrehermosa en 1958, ahora –ya mayor- sacerdote en Badajoz y profesor en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura.