¿Es posible soñar en pasado? 25 años | De lo divino y lo humano - Blogs hoy.es

Blogs

José Moreno Losada

De lo divino y lo humano

¿Es posible soñar en pasado? 25 años

JEC   en sus  veinticinco años: “Soñar  y celebrar el pasado yel futuro”

Un día de sueños: Navidad

El día de hoy si tuviera que titularlo dudaría entre  estos titulares: “Soñar en pasado” o “Sueño cumplido”. Porque las dos cosas estaban ocurriendo al mismo tiempo, y me estaban produciendo –lo más curioso de todo-  el deseo de seguir soñando en futuro con razones de vida y de peso. Voy a  intentar explicarme.

Todos tendemos a pensar los sueños como realidad de futuro que nos gustaría que llegaran a ser realidad algún día. Yo hoy sin embargo me he sentido como que estaba soñando hacia el pasado y que las cosas estaban ocurriendo como ocurrían, como realmente han ido aconteciendo, y no deseaba que fueran de otra manera porque realmente me parecen y son un sueño. O sea, que puesto a soñar y a pensar el pasado para llegar a este presente, yo lo sueño tal y como ha sido.

Ayer me decía Manolo Rico, nuevo consiliario de JEC en nuestra diócesis, que hoy en la celebración diocesana de la navidad  de estos jóvenes estudiantes católicos –JEC- querían que presidiera la Eucaristía. La razón que me daba era que se iba a tener en cuenta la cifra simbólica de los 25 años de esta nueva andadura del movimiento por Badajoz, y que yo era significativo en esa etapa porque había sido consiliario durante más de veinte años, los había acompañado en este proceso. Yo ya estaba ilusionado con la celebración como cada año y había caído en la cuenta de esta edad tan simbólica, pero el hecho de presidir la Eucaristía hizo que  me durmiera anoche y  esta mañana con ese sabor de inquietud celebrativa, preguntándome acerca del hilo conductor de la liturgia eucarística celebrativa de tanta vida.

Sentir para celebrar

El sentimiento al recorrer estos años –que a veces refresco con un álbum de fotos y dedicaciones que me regalaron en mis veinticinco años  sacerdotales los de la JEC- era de profundo agradecimiento por la utopía realizada y cumplida. Aquí se cumple aquello de que ha sido utópico pero no ucrónico, algo que no estaba en el lugar, que no tenía espacio en nuestra diócesis, pero que de modo progresivo se había ido encarnando y fecundando en nuestra realidad eclesial y estudiantil, y así ha demostrado que sí se ha dado en el tiempo, que era posible, que no era algo que no tuviera nunca su tiempo.  El tiempo ha sido lugar de nacimiento, consolidación, crecimiento, extensión, fecundidad, compartir y universalidad de esta misión específica y especializada de llevar la alegría del evangelio a la realidad juvenil estudiantil, en los institutos y universidades. Y terminaba mi sueño viendo a Alvaro Mota, pacense –aquel niño que se bautizó con quince años- , en un encuentro internacional en Roma representado a la pastoral universitaria de España, enviado por la Conferencia Episcopal, y saludando al Papa con el ósculo de la Paz y dando testimonio de  que su caminar cristiano juvenil estaba dinamizado en el movimiento de acción católica especializada estudiantil de España.

Aquella semilla de mostaza, la pequeña levadura, el grano de trigo…

Esto ha sido posible porque muchos han creído en ello y lo han creado, desde aquel primer profesor universitario cristiano – Vidal Luis Mateos-, animador de jóvenes en la parroquia de san José, que se informó y se formó para acompañar a cuatro adolescentes de instituto en un camino que les fuera propio y les diera protagonismo humano y cristiano real.  Hoy estaban allí miembros de los grupos de aquellos primeros años: Fabio, María José, Paco Colón, José Miguel, Nazaret, Marieta… Y de éstos ha habido cientos que están sembrados por el mundo. A lo largo de los 25 años han sido bastantes los que han pasado de un modo u otro y han trabajado sus vidas y han compartido sus caminos en la búsqueda y en el compromiso de su ser jóvenes, ser estudiantes y ser cristianos. Todos en búsqueda pero con verdad y gracia. Y los adultos que los hemos acompañados siendo testigos del hacer de Dios en lo oculto de sus vidas y sus personas, enriqueciéndonos así a todos nosotros.

Dios cumple la  promesa a los sencillos

Pero también era sueño cumplido. A mi lado en el altar estaban Carmen, Javi, Jesús, Teresa, Carlitos…pitufos que son ya hijos fecundados en matrimonios y profesionales que viven su fe en lugares eclesiales y seculares de distinto tipo y que la mayoría siguen teniendo grupos de revisión de vida como referencia a la luz del evangelio con el deseo de hacer un mundo con las claves del Reino de Dios. Ahí veo la posibilidad de confesar hoy con fe que la promesa se ha cumplido que el sueño que yo podría tener como sacerdote cuando llegué a este movimiento con aquellos animadores entregados y militantes jóvenes inquietos estaba bien cumplido por el Padre. Claro que he disfrutado y mucho, como decían hoy algunos, pero sobre todo he aprendido a ser apóstol en medio de ellos que son verdaderos apóstoles de los jóvenes.

Presente y futuro de JEC

Pero la riqueza  del pasado solo nos sirve para saber que estamos enraizados en una tradición de vida, ahora nos sigue importando el presente y el futuro de los jóvenes que pueblan nuestras escuelas en sus distintos niveles ¿Quién les acompaña y les ofrece un proceso de vida y de luz? Nos alegrábamos por el testimonio de todos los que hoy siguen construyendo la casa viva de la JEC en la iglesia diocesana, lo han testimoniado hoy, que siguen apostando por el reino y la presencia evangelizadora en su ambiente. Allí estaban los universitarios de hoy, los alumnos adolescentes de institutos, los había de quince años y también de más de veinte, en armonía, caminando juntos, pensando juntos, construyendo juntos, queriendo juntos, programando y transformando. Y todo por el conocimiento de Jesucristo que van experimentando y que lo consideran una verdadera ganancia frente a los bienes pasajeros de este mundo. Ellos han organizado el encuentro y por ellos hemos acudido. Son nuestro sueño, soñamos con ellos, creemos con ellos y queremos que ellos sigan creando lo que van creyendo.

Hoy este movimiento, en su vida  sencilla y comprometida, desde jóvenes adolescentes y maduros, han vuelto a proclamar que han encontrado la señal de Dios, la verdad de este niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre, hoy se han vuelto a sentir y a reconstruir como casa-belén. Desde su corazón ha buscado ventanas, puertas, chimeneas, ojo de buey, veleta…y han visto que merece la pena hacer de su ser jóvenes, estudiantes, y creyentes, una casa común, un movimiento juvenil de protagonismo auténtico y en el que sus personas sean el centro, donde puedan descubrir juntos al Dios de la vida, al Cristo de sus entrañas, para ser y para vivir, para hacer comunidad y un mundo de todos y para todos. Seguimos naciendo y creciendo en la navidad… a por otros 25 años, que merece la pena.

 

 

 

Temas

Otro sitio más de Comunidad Blogs Hoy.es

Sobre el autor

“Entre lo divino y lo humano, pero sin fronteras entre lo uno y lo otro, va deambulando mi vida de cada día, como la de todos. Me muevo como ciudadano de a pie en la ciudad secular, como hermano en medio del mundo y como oveja-pastor en el ámbito eclesial, y no soy más que puro intento de una identidad en estos caminos de lo humano y de lo divino. Abro este blog con el deseo de seguir siendo encuentro y, ojalá, para abrir los ojos, con todos vosotros, a lo trascendente y lo inmanente de nuestra historia cotidiana." Pepe Moreno Losada, nacido en Granja de Torrehermosa en 1958, ahora –ya mayor- sacerdote en Badajoz y profesor en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura.


diciembre 2016
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031