Sombras de luz y ternura, al atardecer. | De lo divino y lo humano - Blogs hoy.es

Blogs

José Moreno Losada

De lo divino y lo humano

Sombras de luz y ternura, al atardecer.

AL ATARDECER, SOMBRAS DE LUZ Y TERNURA

La imagen puede contener: cielo, crepúsculo, árbol, exterior y naturaleza

Atardecer privilegiado y compasivo, con sombras que nacen de luz y vida. Salgo de la parroquia y recibo la bendición de un sol que vuelve a despedirse expandiendo serenidad, color, paz, sin dejar de ser pasión y protección, como los  atardeceres del balcón silencioso  y materno de mi casa. Enseguida vislumbro la procesión entrañable del límite,  una vez más  empujado con la bendición del sol y el corazón de otros que han descubierto una alteridad de plenitud, allí donde otros  sólo ven discapacidades. Se trata del paseo animado y voluntarioso de una familia especial, algunos de ellos acuden a veces a nuestro templo.

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, árbol y exterior

PROCESIÓN DE VIDA

En medio de la procesión oigo la llamada de Ana Iglesias: Padre, cómo estás? hace mucho que no te veo… y nos saludamos con cariño, con un beso de paz y alegría. Le pregunto de su vida y me dice que feliz y contenta, en su trabajo vocaionado y en  todo. Ahora se ha idenpendizado, viviendo una nueva etapa, y hasta tiene un perrito de compañero. Le pregunto si tiene pareja y me dice que eso es más difícil, pero cuando sea la tengo que casar yo. Le acompaña Fany y más trabajadores, algún voluntario grandote con corazón de Villalón, y el equipo de grandezas humanas que habitan el centro. Me dejan y siguen avanzando y cantando.  Por el camino el sol  les da calor y  color , en la pared de la Iglesia aparecen  vivas sombras de ternura, empuje de aliento y espíritu de vida, caminos por descubrir, altares de la presencia de un abosluto que se da, como siempre, en los límites que procuran un amor sin fin. Y yo me quedo musitando y meditando, hay sombras que lo son de luz y de vida, que  reflejan el misterio de un amor que brilla más que todo el oro del mundo y que no se podría comprar con nada de este mundo.  Esas  sombras no pueden dar miedo ninguno, sólo ternura. A mi hoy me la han dado, me han hecho recordar lo que me comentaba ayer un padre en la entrada de catequesis desde su experiencia con un hijo que tiene autismo. Recordaba que en las primeras veces que acudió al centro especializado, también junto a nuestra parroquia, un padre le dijo que se alegrara de ese hijo con autismo. El no lo entendía cómo podía alegrarse de  tener un hijo con autismo, pero ahora después de tres años lo confiesa con fe firme, se alegra enormemente de este hijo, de las riquezas que a través de él están llegando a su vida persona, a su matrimonio, a su familia, y se emocionaba al contar cómo su hija de ocho años es un verdadero ángel de la guarda para él, sin más instrucción que el amor y el cuidado que le depara a su hermano y cómo tiene su grupo de amigas entre las niñas que también tienen autismo como su hermano, con las que juega y se hermana totalmente. Misterios de vida, sombras de luz y de ternura.

NO SE ENCIENDE UNA LUZ PARA ESCONDERLA…

Por eso quiero gritarlo y reconocerlo en medio de la asamblea, en medio de esta comunidad de amigos que nos seguimos y compartimos vida y esperanza, a veces desde el dolor y el sufrimiento:

“Hoy de nuevo, habéis sido sombra de luz y de vida, la ternura me ha cubierto entre la luz del sol y vuestra procesión amada, paseo querido, humanidad unida en los límites, haciéndose fuerte en el abrazo y en el empuje. Nuestro barrio tiene una luz especial, no dejéis que se apague que os necesitamos. Con vosotros aprendemos a valorar lo que somos y todo lo que tenemos. Vuestra sonrisa y vuestra fuerza vital nos sobrepasa y nos empuja mucho más que a las sillas de ruedas, el espíritu grita en vuestro interior y no podemos ser indiferentes ante él. Gracias por vuestro Espíritu.”

Temas

Otro sitio más de Comunidad Blogs Hoy.es

Sobre el autor

“Entre lo divino y lo humano, pero sin fronteras entre lo uno y lo otro, va deambulando mi vida de cada día, como la de todos. Me muevo como ciudadano de a pie en la ciudad secular, como hermano en medio del mundo y como oveja-pastor en el ámbito eclesial, y no soy más que puro intento de una identidad en estos caminos de lo humano y de lo divino. Abro este blog con el deseo de seguir siendo encuentro y, ojalá, para abrir los ojos, con todos vosotros, a lo trascendente y lo inmanente de nuestra historia cotidiana." Pepe Moreno Losada, nacido en Granja de Torrehermosa en 1958, ahora –ya mayor- sacerdote en Badajoz y profesor en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura.


enero 2017
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031