Blogs

José Moreno Losada

De lo divino y lo humano

La Paella y Dios – A la luz de la carta “Placuit Deo”-

O nos salvamos juntos o no nos salvamos…

No hay texto alternativo automático disponible.“No hay un arca de Noé que salve a algunos y deje perecer a los demás. O nos salvamos todos, o perecemos todos” (Leonardo Boff)

Un gran teólogo, Ladaria, que el Papa Francisco ha encargado del tema de la Doctrina de la Fe  para illuminar a los católicos en lo nuclear de nuestro credo y de la salvación, ha elaborado una carta aclarando temas teológicos muy profundos en torno a la salvación, tal como la entendemos en la Iglesia, y avisa que no valen  las ideas culturales que presentan la salvación de un “modo individualista” y “espiritualista/interior”, o sea, ideas de la salvación cerradas en uno mismo y en su puro bienestar interior, al margen de la comunidad humana y fuera del compromiso encarando con el mundo y con la historia… Mientras leo la carta – es difícil concentrarse en este vivir- me acuerdo de la historia que tenemos montada  para el Domingo en la parroquia de Guadalupe: “la paella solidaria”. Un acto de visibilización en la calle de la comunidad incluyente, conviviendo con los miembros de Aspaceba y Apnaba, situados en la demarcación parroquial. Y traigo a colación un diálogo de messenger de esta mañana con uno de los implicados,  lo identifico con uno de los párrafos de la carta oficial sobre la salvación, y me da alegría pensar que esta “Paella será salvífica” porque es “comunitaria y comprometida”, por eso me alegro y me ilusiono.

Diálogo de messenger

La vida:
Esta mañana hablando con un amigo -implicado en el evento y su organización- sobre la paella solidaria que estamos preparando para el Domingo, dialogábamos por el messenger cosas así:

-” El evento del domingo va a ser un buen momento.. primero tendremos una misa en la que van a participar los paralíticos y niños con autismo.. con toda la comunidad. Me hace mucha ilusión lo que estamos preparando y todos los que estáis participando”. (YO)

-“A mi también Amigo. Esta mañana cuando me levanté, me acordé de ti. Miré por la ventana, dí gracuas a Dios por otro nuevo y maravilloso día, y pensé; Que le habrá movido a este hombre a ser sacerdote??? Quizás el ayudar a los demás. Gracias por tu amistad. Un abrazo apretao.” (EL)

-“Me movió encontrarme con las personas, compartir la vida… y saber que Dios estaba allí , en todos vosotros, antes de que llegara yo y cuando y o llegara me iba a encontrar con él… y al día de hoy estoy rodeado de una multitud de mujeres y hombres de Dios, que le dais sentido a mi vida…yo esta mañana pensaba: Pepe ya vas a cumplir sesenta años, o sea, cambio de tercio, y entro en el último, momento para reflexionar a fondo en qué quiero gastar “mis últimos cuartos -tercio-“, una vez que la vida me ha enseñado donde está lo fundamental… jeje” (yo)

Una clave salvífica, una paella que salva

-Y este evento, como muchos otros, lo hacemos porque la salvación ha llegado a nosotros y sabemos que no nos salvamos solos -individualismo- ni solo por dentro -espiritualismo/nogsticismo- sino en comunidad:

“El lugar donde recibimos la salvación traída por Jesús es la Iglesia, comunidad de aquellos que, habiendo sido incorporados al nuevo orden de relaciones inaugurado por Cristo, pueden recibir la plenitud del Espíritu de Cristo (Rm 8, 9). Comprender esta mediación salvífica de la Iglesia es una ayuda esencial para superar cualquier tendencia reduccionista. La salvación que Dios nos ofrece, de hecho, no se consigue sólo con las fuerzas individuales, como indica el neo-pelagianismo, sino a través de las relaciones que surgen del Hijo de Dios encarnado y que forman la comunión de la Iglesia. Además, dado que la gracia que Cristo nos da no es, como pretende la visión neo-gnóstica, una salvación puramente interior, sino que nos introduce en las relaciones concretas que Él mismo vivió, la Iglesia es una comunidad visible: en ella tocamos el carne de Jesús, singularmente en los hermanos más pobres y más sufridos. En resumen, la mediación salvífica de la Iglesia, «sacramento universal de salvación»,[19] nos asegura que la salvación no consiste en la autorrealización del individuo aislado, ni tampoco en su fusión interior con el divino, sino en la incorporación en una comunión de personas que participa en la comunión de la Trinidad.” (De la carta “Placuit Deo”)

No hay duda que nuestra paella del domingo no deja de ser una traducción a pie de calle de este párrafo: “Obras son amores y no buenas razones”
SOMOS UNA FAMILIA…

 

Temas

Otro sitio más de Comunidad Blogs Hoy.es

Sobre el autor

“Entre lo divino y lo humano, pero sin fronteras entre lo uno y lo otro, va deambulando mi vida de cada día, como la de todos. Me muevo como ciudadano de a pie en la ciudad secular, como hermano en medio del mundo y como oveja-pastor en el ámbito eclesial, y no soy más que puro intento de una identidad en estos caminos de lo humano y de lo divino. Abro este blog con el deseo de seguir siendo encuentro y, ojalá, para abrir los ojos, con todos vosotros, a lo trascendente y lo inmanente de nuestra historia cotidiana." Pepe Moreno Losada, nacido en Granja de Torrehermosa en 1958, ahora –ya mayor- sacerdote en Badajoz y profesor en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura.

marzo 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031