Hoy

img
PALABRA, CORAZÓN Y MANOS
img
José Moreno Losada | 10-08-2016 | 07:50| 0

DIÁLOGO INTERRELGIOSO: PALABRA, CORAZÓN Y MANOS

 

Monseñor Ayuso: ¿obispo de la curia o un apóstol para el diálogo?

En algún momento el Papa Francisco avisó de que no tenía sentido hacer obispos curiales, carrera eclesiástica. Recientemente consagró obispo a Miguel Angel Ayuso, un comboniano sevillano, que es actualmente Secretario del Pontifico Consejo Interreligioso y Viceprefecto de la comisión para las relaciones religiosas con los musulmanes. ¿Era una contradicción del papa? Creo que no.

Durante el verano tengo la suerte de pasar unos días en el seno de la casa de los franciscanos en el santuario de la Virgen de Regla. Me siento afortunado porque allí se pueden disfrutar de cosas que no tienen precio: el descanso, la luz, el mar, el silencio, el agua, los paseos… y la gente. Entre ellos un señor callado, discreto, anónimo que decían que era un monseñor de Roma.  Pero que este año lo he descubierto de un modo nuevo, al encontrarlo con la misma sencillez pero con el anillo de plata que le delata como nuevo obispo de la Iglesia católica. Eso ha dado pie a más conversación y encuentro personal.

Un apoyo y ánimo para mi trabajo en el campo del diálogo

Recuerdo cuando don Celso, arzobispo de Mérida-Badajoz, me hizo el encargo de animar la cuestión del ecumenismo y del diálogo interreligioso. Aunque había tenido contactos con este tema a nivel docente, no había realizado labor pastoral directa de calle con el mismo, ahora surgía un nuevo reto. Al buscar  información en las redes me encontré con que Miguel Ángel Ayuso, ese señor discreto de Regla que traía regalos de Roma y Jerusalén a los más desvalidos de la residencia, el tal monseñor, era una pieza clave en el dicasterio  romano dedicado al diálogo interreligioso, y especialmente en lo que se refiere a la comunidad islámica mundial. Preparado de desde el ámbito comboniano, ha estado más de veinte años entre Egipto y Sudán, ha ocupado cargos docentes sobre el mundo árabe e islámico, conocedor de lenguas, viajero incansabe… y hace unos años lo recabó Roma para trabajar, junto al Cardenal Turán, en esta labor tan urgente de la relación interreligiosa, por su conocimiento y experiencia tanto teológica, como pastoral, vivencial y dedicación de vida y alma a la causa.

Este año lo volvía a encontrar en la casa de espiritualidad de Regla, equipado con su anillo como indicación de su nueva situación ministerial. Toda la casa vivía el acontecimiento como algo propio y gozaban de esta cercanía del obispo, que seguía viviendo en la normalidad y humildad de todos los años, incluso más cercano y cariñoso, o al menos más expresivo.

Una bella conferencia sobre la misericordia y el diálogo entre las religiones

Ayer nos regaló una conferencia en el marco del claustro franciscano, al que acudieron feligreses de Chipiona, especialmente muchas personas de las que veranean en esta playa tan familiar y humanizadora, que tiene como centro el santuario de la Virgen. La comunidad franciscana, con motivo del año de la misericordia van organizando actividades de tipo espiritual y formativo acerca de esta actitud fundamental cristiana que hemos de traducir en obras. El obispo Ayuso intervino disertando sobre la “misericordia y el diálogo interreligioso”, desarrolló claves fundamentales de dicha actitud en el encuentro con otras religiones, aplicándolo a la relación personal en ámbitos culturales donde la realidad actual nos llama a convivir y a cuidar la casa común.

Claves sencillas y fundamentales

Las ideas fundamentales, partiendo de los últimos pontificados papales y subrayando el del Papa Francisco, que nos hizo llegar fueron sencillas como su persona, a la vez que de una gran profundidad y radicalidad. Expuso:

-El diálogo interreligioso es una condición urgente para la paz en el mundo, por eso es una necesidad y condición fundamental para los cristianos. Aunque no es sencillo, hemos de llegar al diálogo de la “amistad”, como el papa propone.

– La  apertura y el verdadero diálogo viene desde una identidad con una profunda formación en nuestro ser cristiano  y una buena  información de las otras religiones.

– El diálogo de la amistad  es un compromiso: Saliendo de nosotros mismos con la palabra, escuchando la palabra del otro, haciendo que las palabras se encuentren y se unan, para que puedan encontrarse los corazones, y ha de acabar con un buen apretón de manos: Palabra, corazón y manos. Así de sencillo lo expone el papa Francisco.

– El diálogo no es algo teórico es un reto para vivirlo a pie de calle,  en todas las iglesias locales y parroquiales, sólo así se evitarán los simplismos que acaban que en fundamentalismos. La comunidad internacional a través de la ley ha de acabar con el terror que nos invade, y nosotros hemos de aprovechar este momento: para conocernos, amarnos, ayudarnos y defendernos de esta plaga de terrorismo que ataca al mundo y a la humanidad. Todos los que tenemos sentimientos religiosos hemos de unirnos en la lucha para la dignidad humana y el cuidado de la casa común de la creación.

– Es también momento de orar, de conversión, para hacer la paz nuestra tarea, pedirlo desde nuestros corazones religiosos.

– Concluyendo: La cuestión del diálogo hoy tiene una importancia fundamental, el papa nos dice que el diálogo interreligoso no es otra cosa que hacernos compañeros de viaje, en nuestro peregrinar terreno, hacia la verdad. Saber ir con todos los hombres de buena voluntad que tienen sentimientos religiosos auténticos, fuera de todo descarte y exclusión indiferente,  divisoria y violenta, buscando la verdad y el reino del paraíso prometido y esperado desde la fe.

Un ministerio sencillo para dialogar a pie descalzo

De este modo Monseñor Ayuso, traía a pie de calle y de playa los discursos y el trabajo elaborado y cuidado a nivel mundial del Vaticano en su trabajo por el verdadero diálogo entre las religiones, ni que decir tiene que no es un obispo para la curia, sino que se ha elegido un apóstol para la Iglesia del diálogo que quiere caminar por la amistad, el papa cuenta con él para esta labor tan esencial hoy. Subrayo esas claves del Papa para el diálogo, que seguro que van a ser las de este obispo para su misión apostólica: Palabra, corazón y manos.

José Moreno Losada, desde el Santuario de Regla en Chipiona.

 

 

Ver Post >
Los hábitos sí hacen al monje…
img
José Moreno Losada | 31-07-2016 | 12:13| 0

Detalles y vida

Paso a paso. A nadie nos es extraño el adagio de que “el hábito no hace al monje”, aclarando que la vocación es cuestión interna de opción fundamental, y que la procesión, también el hábito, ha de ir por dentro. Ya lo decía Jesús en el Evangelio referenciando las filacterias de los fariseos y sus vestimentas externas, de las que siguen abundando,  y volviendo como reclamo de presencia e identidad, en los ámbitos religiosos, aunque el papa se ha descargado de bastante de ellas para poder andar más ligero de equipaje y hacer un camino más real y cercano al original del maestro.

Sin embargo, los hábitos  – costumbres, acciones, gestos, sentimientos, decir, acoger…- si hacen perceptible y cognoscible un quehacer y una misión. Lo digo al hilo de anécdotas vividas personalmente en días de descanso, unas en la playa con la familia y otras en la Vera con los estudiantes.

La Homilía y el tono

Relajado y gozoso en la playa de Chipiona con mis sobrinos y su niña pequeña Paula, que no llega al año, una señora mayor, tras escuchar cómo me dirijo y le hablo a la niña, se va acercando y me pregunta: ¿eres tú o no… porque estoy oyendo y me parece la voz de la predicación de mi parroquia, pero te veo  con una niña pequeña, con bañador… en toda esta barahunda y no me lo explicaba, pero tu voz, el tono, lo que decías, me ha confirmado, al poco estaba allí con su marido para saludarnos y hablar de los nietos y de nuestro quehacer de abuelos.

La,la,la,la, la…, una identidad de gozo.

Inconfundible la letra y original, verdad? Un día en medio de las aguas marinas y sus olas, contento como un niño a quien le hacen un regalo no esperado, entro  y grito, tarareo el lalalala gozoso de tono de aleluya. Mis cercanos, se ríen y me dicen  que cómo soy tan escandalaso. Les respondo que allí no me conoce nadie y me desahogo, que tengo ganas de gritar, en tono gracioso… y desde lejos hay alguien que comienza a gritar: Pepe, Pepe… y viene nadando a toda prisa para besarme con una alegría tremenda. Es Carmen Gema, una estudiante de biología, ya graduada, de nuestros grupos que está allí con su familia.  Ha escuchado tararear a mi modo ese lalala, y me dice que es inconfundible que no me veía, pero que al escucharlo sintió inmediatamente que era yo.  Un lalalala… tan compartido en espacios juveniles y estudiantiles, y coreado a veces por todos, remedando mis bromas tontas.

La gracia de estado

Nos explicaban en el Seminario que los sacerdotes teníamos la gracia de estado. Ante preguntas prácticas de algo tan teológico, un buen sacerdote, tan grande como sencillo, don Antonio Fuentes, nos ponía un ejemplo tonto y clarificador: “Estaréis en el bar del pueblo, estará alguien borracho, ya veréis que os conozca o no, acabará hablando con vosotros… y escucharéis”.  Había terminado el baño, mis familia a su apartamento, yo a mi residencia franciscana en  Regla. Me paro en un banco para ver caer el sol, mi hamaca a mi lado, mi toalla, en bañador… contemplando con paz la caída del astro sobre las aguas y su resplandor de despedida, esponjando el alma en su adiós. Vienen dos señoras, una agobiada, con ansiedad, débil, se hace prueba de azúcar ella misma,  se analiza, la otra le acompaña preocupada. Se siente en el mismo banco, le pregunto, le digo que se tranquilice… poco a poco se le va pasando, creo que le toqué su mano… se recupera y me dice: Mire, no sé que me ha pasado, pero usted me ha dado una paz, como si le rodeara algo  que me sanaba y tranquilizaba, no sé, como si fuera usted sacerdote o algo de eso, algo sagrado. Yo me acordé de la gracia de estado y de la simplicidad con la que lo explicaba Antonio Fuentes.

YO confieso…

En Losar de la Vera, Garganta de Cuartos, ocho días intensos y vivos. Un restaurante junto a la garganta, siete u ocho camareros…algunos de otros años, otros nuevos. Me suelo acercar a leer el periódico, descansar, tomar un café. Se acercan, uno a uno, en estos días todos me hablan de sus vidas, sus situaciones, hasta de sus fallos, preocupaciones, sus alegrías… sus vidas mucho más interesantes que las noticias del gobierno… La camarera me besa con alegría el último día, los camareros me abrazan y nos esperan para el curso que viene… Confesiones en toda regla sin saber por qué, y diciéndome padre… y yo sin hábito.

El facebook y los blogs

Me acerco a la Iglesia del Carmen de la Antilla, un tono de acogida y silencio agradable, tomo foto para compartir. Se acerca una señora de Zafra y me dice que si soy José Moreno Losada, me sorprendo porque no sé quién es. Me habla de sacerdotes conocidos, y me dice que al verme me ha reconocido, porque ella se lee todo lo que escribo en los blogs y me sigue. Me saluda con un cariño especial y me siente como alguien suyo. YO me quedo sintiendo su cariño y su delicadeza, su cercanía…y me alegra de que estemos compartiendo tanto sin yo saberlo.

Por tanto…

Lo confirmo sin duda que el hábito no hace mucho en el monje, pero que  el monje si ha de tener hábitos para que los otros puedan descansar y encontrar lo que Dios quiere darles, a través de instrumentos pequeños y débiles, como soy yo.

Gracias Padre, porque estas cosas se las has revelado a los sencillos y pequeños, y no a  los sabios y entendidos, si Padre así te ha parecido mejor. Dame los hábitos propios de tu sensibilidad y tu amabilidad por el mundo y los humanos. Que mi afectividad sea como la tuya, y tu ternura se empodere de mí. Que los que me rodean me sigan haciendo como tú quieres que sea y que yo me deje interpelar por ti, y todas las anécdotas entrañables que pones a mi lado.

 

Ver Post >
Masacre y respuesta…
img
José Moreno Losada | 15-07-2016 | 11:42| 0

Acabo de formar parte de un tribunal de fin de grado en magisterio, Jana ha presentado un trabajo acerca del diálogo interreligioso en las aulas, un proyecto de intervención para el diálogo y el encuentro entre religiones y cultura, para niños de primaria que son musulmanes, evangélicos y católicos, en una barriada pobre, de inmigrantes, etnia gitana… y esto el día después de otra masacre. Esta debe ser nuestra respuesta, también con los niños y desde los niños, , somos vecinos y hermanos, hay mostruos pero estamos juntos frente a ellos, no nos van a separar, nos queremos conocer y querer.

Me encanta la reflexión de este hermano y amigo sociólogo que es Imanol Zubero. A ella me sumo desde el trabajo de Ana y desde mi quehacer en esta facultad de educación en Badajoz:

Releyendo a Bauman el día después de la matanza de Niza (y escuchando a Zaz)

Un muñeco junto a una de las víctimas.

¡Qué seguro, confortable, cálido y amigable sería el mundo si fueran los monstruos y sólo los monstruos quienes perpetraran actos monstruosos!

Daños colaterales, Fondo de Cultura Económica, 2011, p. 182.

Europa fue capaz de vivir y aprendió el arte de vivir con los demás. En Europa, como en ningún otro lugar, “el Otro” es el vecino de la puerta de al lado o al otro lado del pasillo, y los europeos, tanto si les gusta como si no, deben negociar los términos de su vecindad a pesar de las diferencias y la alteridad que los separa.

Ceguera moral (con L. Donskis), Paidós, 2015, p. 238.

Y en esta tensión debemos seguir viviendo. Entre la posibilidad de que el monstruo sea la persona que vive en la puerta de al lado y la necesidad ineludible de reconocer y construir la vecindad a pesar de la alteridad. No dejándonos ganar por el miedo que tantas veces nos lleva a convertirnos en el mismo monstruo al que queremos combatir. No renunciando a mejorar en el arte, tan trabajosamente aprendido, de vivir con los demás, y no sólo con los nuestros. (Imanol Zubero)

Creo firmemente que la solución viene por aprender a ser vecino y no por atacar para defenderno. La mejor defenesa no es buen ataque, sino un buen camino de justicia y dignidad, de fraternidad compartida, de verdadera vecindad. Y es posible en la escuela y en la calle.. es posible.

 

Ver Post >
El amor verdadero
img
José Moreno Losada | 14-07-2016 | 09:10| 0

 A la luz del Papa Francisco

Ahora es el papa Francisco  el que nos ayuda a profundizar en la afectividad realizada en el amor de Cristo, nos presenta, desde las claves que da san Pablo en su himno a la caridad en la carta a los Corintios, las pistas para discernir y aspirar al mejor corazón, al mejor carisma y a la mayor felicidad, al amor más auténtico. No es una obligación, se trata de una sensibilidad integrada e incrustada en nuestras entrañas, de un modo de ser y de sentir con respecto a nosotros mismos, los demás y Dios. Lo tomamos de su comentario al texto paulino en la exhortación “Amoris laetitia” (La alegría del amor). Lo hemos sintetizado como  algo nuclear del documento y del pensamiento del Papa, aunque no es lo que más se difunde. En las jornadas de formación de los jóvenes universitarios será tema central a la hora de juzgar acerca de la afectividad y de las relaciones.

Por un amor verdadero:

I.- El amor es paciente, su paciencia se afianza en el reconocimiento de que el otro también tiene derecho a vivir en esta tierra junto a mí, así como es. Que tu amor sea ejercicio de una profunda compasión que te lleve a aceptar al otro como parte de este mundo, también cuando actúa de un modo diferente a como a ti te gustaría.

II.- El amor es servicial, se expresa más en las obras que en las palabras, se hace fecundo cuando nos entregamos y nos donamos sin medidas, sin reclamar nada a cambio, cuando lo hacemos por el solo gusto de dar y de servir.

III.- El amor no tiene envidia sino que procura descubrir su propio camino para ser feliz, dejando que los demás encuentren el suyo. Lo que sí hace es rechazar la injusticia y buscar a los que sufren para ser causa de su alegría, con deseos de verdadera equidad.

IV.- El amor es humilde y sabe que para poder comprender, disculpar o servir a los demás de corazón es indispensable sanar el orgullo y cultivar los sentimientos de humildad.

V.- El amor camina por la senda de la amabilidad, genera vínculos, cultiva lazos, crea nuevas redes de integración, construye una trama social firme. Para ello ejercita la capacidad de decir palabras de aliento, que reconfortan, que fortalecen, que consuelan, que estimulan.

VI.- El amor se hace excelente cuando se desprende de sí mismo y  es capaz de ir más allá de la justicia,  se desborda en gratuidad total sin esperar nada a cambio, hasta llegar al amor más grande que es dar la vida por los demás.

VII.- El amor no se deja  vencer por el mal, reacciona ante la molestia con la bendición del corazón, deseando el bien del otro, orando por su liberación y sanación del espíritu del mal, deseando su bendición.

VIII.- El amor no permite que los malos sentimientos penetren en sus entrañas, no deja que el rencor se adueñe de sus sentimientos, al contrario intenta comprender la debilidad ajena y trata de excusar a las personas como hacía Jesús.

IX.- El amor huye de la venganza que se alegra de la injusticia ajena, sino que se alegra con el bien del otro, cuando se le reconoce la dignidad, cuando se valoran sus capacidades y sus buenas obras. Le  hace feliz la felicidad del otro porque no se cierra en si mismo ni en sus propias necesidades.

X.- El amor no se deja vencer por las amenazas, se impone contra toda dificultad o juicio, no exige que el amor del otro sea perfecto para valorarlo. Acepta que el otro ama como es y como puede, con su límites, que su amor es real aunque sea limitado y terreno. Por eso convive con la imperfección, la disculpa y saber guardar silencio ante lo limitado del amado.

XI.- El amor confía, deja en libertad, no domina ni posee. Favorece con su libertad  la sinceridad y la trasparencia del otro al donar confianza, le ayuda a mostrarse realmente como es.

XII.- El amor sabe de esperas y de esperanzas, sabe que el otro puede cambiar, que en su interior está el bien, y  sobre todo sabe que en el corazón del Padre está llamado a la plenitud del Cielo, por eso le puede mirar con esperanza, en plenitud aunque ahora no sea visible su amor.

XIII.- La persona que ama es fuerte, capaz de romper la cadena del odio y del mal, lo soporta todo y no se deja dominar por el rencor,  el desprecio hacia los otros, o de lastimar o cobrarse de algo. El amor lo es a pesar de todo, es más fuerte que la muerte.

Conclusión:

“Y si no tengo amor no soy nada…”

Ver Post >
” Ricardo, un sacerdote digno de confianza”
img
José Moreno Losada | 11-07-2016 | 17:42| 0

“RICARDO Y SU PARROQUIA”

La alegría del evangelio y la familia numerosa

Hemos viajado muchos kilómetros juntos… más de 200.000 – viajes de ida y vuelta a Perú, alguno en primera clase, por aquello de que los últimos serán los primeros también  en Iberia, cuando faltan asientos-, pero esto sólo es una anécdota en su vida de ministerio y de humanismo bondadoso, y en mi relación personal con él. Hablo de Ricardo Cabezas de Herrera, sacerdote diocesano de Mérida-Badajoz y actual párroco de la parroquia del Perpetuo Socorro en nuestra ciudad pacense, que está celebrando los veinticinco años de su fundación, aquella parroquia que comenzó en un garaje de la hermanas. Celebración que coincide con los cincuenta años sacerdotales de su ministerio, ordenado en 1966.

Siguiendo al “compasivo y digno de fe”

En su quehacer sacerdotal ha habido lo que llamamos unificación de la persona, en él no ha sido oficio sino configuración personal para vivir la raíz bautismal que le define como hijo de Dios y hermano de los hombres en el Espíritu de Jesús. En eso ha seguido a Jesús – desde la carta a los Hebreos- en lo que se refiere a ser “compasivo y digno de fe”. Desde ahí ha entendido la llamada y el caminar ministerial de su existencia.

En su reflexión personal y compartida familiarmente, como una carta a la comunidad,  en la celebración que tuvo lugar este Domingo en la Parroquia, con la presencia de una comunidad numerosa y presidida por el Arzobispo Celso, él hacía notar dos claves fundamentales con categorías muy sencillas de su forma de entender el Evangelio que le habían acompañado en todo este trayecto presbiteral de cincuenta años: “Familia numerosa” y “ser feliz”.

El regalo ser “familia numerosa”

Familia numerosa enraizada en la clave de la misericordia como ejercicio de la compasión mutua y comunitaria. Para Ricardo no hay duda, da fe de ello, de que “Dios se ha dejado ver a favor suyo” -como hizo  y hace el Resucitado con sus discípulos-,  a través de los acontecimientos sencillos de la vida, tanto desde la experiencia de trabajar en una planta embotelladora de Butano en Mérida, como de estudiar en Madrid, ser cura de los Santos de Maimona, actuar de Vicario pastoral en la diócesis, ser profesor de teología dogmática, y participar en la creación de esta parroquia con una comunidad de personas queridas. De todos estos lugares, destaca que su corazón ha quedado grabado por miles de personas y sus historias, en las cuales se ha sentido vivo y querido, tanto en las de gracias como en las de pecado, en las de éxito como de fracaso, en las de vida como las de muerte, en las de dentro como en las de fuera, en la de los creyentes como en la de los increyentes. Para él no ha habido fronteras  ni exclusiones, por eso agradece al Padre la “Familia numerosa” que le ha concedido y con la que sigue viviendo y amando sin límites.

“Allí fui feliz…”

También destaca la alegría del Evangelio. Según relata con familiaridad las etapas y quehaceres de su ser y vivir sacerdotal, va anotando cada paso con el mismo final: “y allí fui feliz”.  Ha sido feliz, ha vivido en la alegría del evangelio y la ha compartido. Por eso agradece que en su vida se haya hecho realidad, no por la perfección ni la sabiduría – de la cual es un verdadero agraciado- , lo que proclama  cada domingo en la liturgia eucarística: “con vosotros he vivido alegrías y tristezas, angustias y esperanzas, las vuestras y las mías, realmente “las nuestras”, como sucede en toda auténtica familia… y he sido feliz con vosotros”.

En el caso de ayer se fusionaban dos  dimensiones de celebración inseparable el 25 aniversario de la comunidad parroquial y el 50 aniversario de su ordenación sacerdotal, se fusionaron en un acto porque es que no hay separación alguna, entre Ricardo y su parroquia, su ministerio y su bautismo, su teología y su pastoral. Él lo explica muy bien cuando habla del genitivo epexegético: “la parroquia de Ricardo” y “Ricardo el sacerdote del Perpetuo”, la vida es “nuestra”, y desde ahí él se siente: vecino, hermano, compañero, discípulo, maestro, amigo, hijo, padre… Todo con el deseo de que el otro se sienta querido y servido, a la vez que valorado, admirado y comprendido.

Te doy gracias Padre por ellos

Ricardo terminaba su agradecimiento ante el Señor, no tanto por los regalos que de tantas personas había recibido a lo largo de su  vida; sino ante todo, por todas esas personas, ellos han sido el gran regalo de su vida. Yo quiero unirme a esa acción de gracias, con toda su comunidad parroquial, con su compañeros, religiosas, con esa gran “familia numerosa” que le define, y agradezco al Padre, todos los regalos que he recibido de su persona, que son muchos, pero sobre todo por su “persona”, por su sencillez y gracias por su valor de referencia humana, cristiana, sacerdotal y eclesial. Yo también he sido feliz contigo y he aprendido caminos para seguir siéndolo, desde tu modo de ser y estar en medio de los hombres, con compasión, sencillez, y haciéndote digno de confianza. Personalmente creo que soy fiel a muchos compañeros del presbiterio si proclamo tu diocesaneidad y eclesialidad profunda y entregada en el caminar de nuestra iglesia de Mërida-Badajoz, en su historia y en su caminar tú ha sido significativo en estos cincuenta años, un  testigo fiel en lo  que se refiere a Dios, a la Iglesia, y al corazón de la humanidad que es donde siempre has situado lo divino y lo cristiano. La marca de la casa paterna va en tu pastoral: “pasó haciendo el bien, curando, sanando…sin condenar ni juzgar” y creo que se te puede aplicar a tí, sin duda, eso que te gusta tanto de Machado  y Miguel Hernández: “un hombre bueno” y “un compañero del alma”.

 

Ver Post >
LA TRISTEZA DE UN RAMADÁN SANGRIENTO
img
José Moreno Losada | 07-07-2016 | 17:36| 0


 La mañana y la blancura del musulman en Badajoz

El día seis de Julio salía al amanecer, cuando el sol se atreve airoso con la noche y se levanta luminoso y ardiente en esfera de luz y calor estival, miraba las murallas y la alcazaba, las palmeras señoriales de la circunvalación, iluminadas por esa luz de grandeza, y llegando al puente del Rivillas me impresionó contemplar a un musulmán de blanco riguroso y refulgente con su chilaba, que me recordaba a la túnica del Señor transfigurado en el Horeb , a la vez que me invitaba pensarlo en muchos siglos atrás. Recordé que ese día era pascual y glorioso para la comunidad islámica que celebraba su final del Ramadán, razón posible de esa vestidura festiva y refulgente,  con la alegría de su esperanza en la fuerza de la trascendencia de que es buena y les bendice en Alá.

Sangre y dolor, en el deseo de la purificación.

En ese momento recordé cómo este ramadán he ido siguiendo todas la noticias de atentados terroristas de yihadismo, a veces con gestos suicidas de los propios terroristas entregándose en actos de barbarie y destrucción. En el equipo de Diálogo interreligioso hablamos de esta situación de dolor, en especial para el mundo islámico, y dijimos de dar constancia de todos los atentados durante este mes. Mi amigo Alberto Gata, joven universitario que se debate con su trabajo fin de grado en Historia, miembro del equipo se prestó a hacer balance de estos atentados  y hoy recibo sus datos, que lo son de tristeza y de motivo de comunión y abrazo con todos los musulmanes auténticos que viven el ramadán como  lugar de conversión y bondad en su camino a la santidad.

Su lista daba un resultado de casi cuatrocientos muertos y cientos de heridos, aquí están datados por mi amigo Alberto:

Los fundamentalistas han conseguido ensangrentar el  Ramadán:

-7-8 de junio: Bagdad fue sacudida por dos terribles atentados con coche bomba a los pocos días después de empezar el Ramadán. El balance total fue de 31 muertos y más de 70 heridos.

-11 de junio: doble atentado en un barrio predominantemente chií en las afueras de Damasco (Siria). El saldo fue de 12 muertos y más de 50 heridos.

-12 de junio: Un ciudadano estadounidense de familia afgana perpetró una terrible masacre en Orlando (Florida). El objetivo fue un local gay de la ciudad, el Pulse. El balance de víctimas mortales y heridas fue de 50 muertos y 53 herido.

-14 de junio: En Magnanville (Francia) a 50 km al oeste de París un yihadista asesinó brutalmente a un policía y a su esposa en su casa delante de su hijo de 3 años.

-28 de junio: Atentado en uno de los aeropuertos de Estambul (Turquía). Presuntamente el DAESH está detrás de ese atentado. El saldo fue de más de 40 víctimas mortales de los cuales casi la mitad eran turistas extranjeros y más de 200 heridos. Los tres terroristas que cometieron el atentado se inmolaron con bombas.

-1 de julio: 6 yihadistas asaltaron un restaurante en Dacca, la capital de Bangladesh, tomando rehenes. La policía pudo acabar con todos los terroristas pero el ataque costó la vida a 28 rehenes.

-2 de julio: El DAESH hizo explotar un camión bomba en una zona chií de Bagdad junto a una heladería. El balance de víctimas y heridos es de 213 muertos y más de 200 heridos.

-4 de julio: El DAESH comete 3 atentados en ciudades diferentes de Arabia Saudí. En el atentado de Medina murieron 4 policías y 5 civiles fueron heridos.

 Los musulmanes, las primeras víctimas

La mayoría de los atentados cometidos durante el Ramadán han tenido lugar en países de mayoría musulmana como Irak, Yemen, Turquía, Bangladesh e incluso en la misma cuna de la religión islámica. La mayoría de las víctimas mortales de esos bárbaros atentados son musulmanes de a pie que no tienen nada que ver con esos asesinos bárbaros ni comulgan con sus paranoias. De ahí se llega a la conclusión de que los mismos musulmanes son las primeras víctimas del fundamentalismo islámico por partida doble: Son víctimas por sufrir en carne propia los atentados, el miedo y el terror de esos grupos fanáticos y, en el caso de los musulmanes residentes en Occidente, por ser objeto de las sucesivas olas de xenofobia e islamofobia desatadas a consecuencia de esos atentados.

De hecho los musulmanes chiíes están en el punto de mira del EI debido a que el grupo terrorista es suní y para ellos los chiíes son considerados herejes. Esa división del mundo islámico entre suníes y chiíes se remontan a los primeros tiempos del Islam, en concreto desde la muerte del profeta Mahoma, fundador del Islam.

No identificamos Islam y violencia

Desde el catolicismo somos conscientes de que  el fundamentalismo religioso siempre ha estado presente en todas las religiones. El DAESH, como cualquier grupo fundamentalista, no representa ni al islam ni a todos los musulmanes. No todos los musulmanes comulgan con las locuras de esos asesinos. Estos asesinos, al emplear la bandera de la religión musulmana para justificar sus atrocidades, ensucian y mancillan la buena imagen de los musulmanes por todo el mundo. Esa imagen negativa es el caldo de cultivo que dio lugar a la aparición y ascenso de grupos y partidos de extrema derecha en Europa que fomentan el odio y la discriminación contra los musulmanes. El DAESH considera que su yihad o guerra santa es para defender su fe. En realidad todo conflicto religioso se desató más por motivos políticos, económicos y geo-estratégicos que por motivos religiosos.

Por eso hoy, desde la delegación diocesana par el Diálogo interreligioso de Mérida-Badajoz,  queremos felicitar a la comunidad islámica del mundo y  reconocer junto a ellos, y al propio Papa Francisco, que la religión auténtica nada tiene que ver con la violencia y la barbarie de los fundamentalismos. Los fundamentalistas islámicos ni representan a todos los musulmanes ni son auténticos musulmanes. Prueba de ello es la condena unánime por parte de las comunidades musulmanas de todo el mundo a las atrocidades cometidas por DAESH en los últimos 3 años.Como dijo el Papa Francisco en su visita apostólica a Albania en 2014: Nadie puede usar el nombre Dios para cometer violencia. “Matar en nombre de Dios es un sacrilegio. Discriminar en nombre de Dios es inhumano”.

Ver Post >
Jóvenes afectivos y modernos
img
José Moreno Losada | 04-07-2016 | 09:04| 0

Juventud, afectividad y modas

“Más allá del botellón”

Navalperal de Tormes, Solana de Ávila, Puerto perales, Losar de la Vera… Son nombres y lugares de verano que me llenan de fuerza y de vida a través de los jóvenes  estudiantes extremeños con los que he compartido vivencias de formación en  claves de humanismo cristiano que, de alguna manera, han ido jalonando también mi propia vida y mi  ministerio en medio de ellos.Ahora ya estamos preparando las jornadas que celebraremos los próximos días, del 23 al 30  de Julio, en la garganta de Cuartos, en el albergue-campamento de la diócesis de Plasencia.

Adolescentes y moda

Los jóvenes de la Juventud Estudiante Católica, estudiantes de instituto y universidad, se plantean cada año aspectos de su formación humana y cristiana que necesitan y por los que tienen verdadero  interés, en orden a ir construyendo sus vidas y dando pasos de unificación y madurez personal. Concretamente este año, los de secundaria han optado por adentrarse en el mundo de las modas  para analizar aspectos tan importantes como qué son, cómo funcionan, qué lenguajes utilizan, a quiénes se dirigen, con influyen y configuran el pensar y el sentir de los jóvenes, que ganchos y prejuicios utilizan, que consecuencias tienen a nivel personal, ambiental, estructural… Se trata de descubrir esas modas y de ver cómo están siendo ellos en medio de ellas. Después se adentrarán en contrapuntos  y dialécticas, con el deseo de ser auténticos y originales, rompiendo esquemas uniformados de influencia externa social, económica, cultural. El evangelio será lugar de referencia y la humanidad de Jesús que se impone a modas que no son de vida ni de verdad, él que es la verdad y la vida, y muestra otro camino, que no es de éxito sino de fecundidad y de realización integral de las personas. Desde este querer ser libres y originales, aparecerán los caminos para integrar las modas superándolas, siendo ellos los que las manipulen y no al revés. El tema se abre con un horizonte inusitado. Un grupo de animadores expertos están dándole al coco para ayudarles en este deseo tan limpio que tienen de formarse y crecer en su propio medio y ambiente.

“Afectividad, sexualidad y pareja”

Los de universidad se atreven con un tema complejo y fundamental: “la  afectividad, los sentimientos, la  pareja, la sexualidad”. Todo ese mundo de relaciones y afectos que acaban determinando quiénes y cómo somos, sentimos, pensamos y actuamos. Entrar en ese mundo misterioso a pie enjuto, con deseo de claridad y profundidad, para ser más y mejores, es todo un reto que habla bien de ellos mismos, de su sinceridad y transparencia, así como su deseo de tener su vida en su propias manos, para ser ellos los que vivan, amen, sientan, se encuentren y proyecten futuros de vida y amor auténticos en todas las dimensiones. Todo a la luz de un Dios bueno, que según nos fue creando en todas las dimensiones de nuestro ser fue hablando de bondad y nunca de miedo ni de peligro, sino de posibilidades y afectos de amor generoso, tanto en el cuerpo como en el alma. Ahí estarán amigos bien instruidos para acompañar, unos que unen medicina y psicología, otros que saben de docencia y de trabajo con interioridades y afectos, alguno que desentraña la palabra del Evangelio abriendo horizontes, y también aquellos que han vivido ya procesos de afectos, entrega, compromiso, pareja y pueden ayudar a abrir caminos y medios de crecimiento en los temas  e inquietudes que se despiertan en el campo de lo afectivo y lo amoroso.

Un paraiso abierto

La formación se vivirán en un contexto de naturaleza envidiable, de convivencia fraternal y alegre, de descanso y gozo, todo un paraíso compuesto por los mismos jóvenes, sin más aditamento externo, que  la realidad de espíritus inquietos que siguen siendo el presente y la esperanza de esta sociedad en la que habitamos. No sé si son ya las veinticinco jornadas de formación que son organizadas desde este movimiento de la Juventud Estudiante Católica de Extremadura, pero para mí –que les acompaño ya cubierto del gris plateado de unas canas juvenalizadas por ellos- son un espacio de motivación únicas y las espero como oasis en el caminar de lo diario. Nos vemos en Losar dentro de unos días.  Estamos abiertos para compartir con otros jóvenes  estudiantes inquietos de institutos y universidades.

Un saludo especial para Manolo Méndez y Loly durán, nuestro queridos cocineros  y cómplices en los últimos años, que no podrán estar por motivos de salud. Os queremos ver pronto con nosotros.

José Moreno Losada.

Ver Post >
Gladys, restaurante de arte y disfrute
img
José Moreno Losada | 28-06-2016 | 08:34| 0

La originalidad de lo humano

La originalidad del restaurante Gladys no está en un elemento, sino en la confluencias de muchos, y sobre todo de aquellos que son intangibles, lo que se cuenta dentro de la verdadera “economia”, la organización de lacasa de lo humano.  Hacer de un negocio un lugar de encuentro, es verdadero arte, y dentro de él caben todas las artes y todos los artistas, así como todos aquellos que buscan lo que merece la pena. Manu está consiguiendo articular lo humano y está “restaurando” más allá de la cocina, que se hace un instrumento, de aquello que tanto necesita este mundo y esta sociedad, unas relaciones humanas, creativas, claras, sinceras y solidarias.

Una exposición de collage y una cena

No todo está en manos de las administraciones y de las subvenciones. Hay mucho de vida y de relación que genera bien-ser y bienestar. Ayer me acerqué a la cafetería Gladys, el motivo era doble; por una parte había prometido a mi amigo Manolo Barrantes que me acercaría a ver su exposición de collages, por otra quería ir con unas amistades a tomar unas tapas celebrativas de fin de curso, para conversar y compartir de nuestras propias vidas. El lugar era propicio y amable. Allí se daba la mezcla del arte y del bien hacer en el servicio de la restauración culinaria y de relación.

Un rincón de arte y relaciones

Está siendo una filosofía que genera vida en la ciudad desde un sencillo rincón. Manu en esta nueva etapa  del negocio, transmitido de su padre, quiere ser creativo, aportar algo nuevo, y quiere hacerlo con aquellos que son creadores, que son de la ciudad, que desean aportar y compartir desde lo que piensan, sienten, crean… He visto ya pasar a bastantes: Gamero, Pedro Monty, Seres, Barrantes, Juan Ledesma, Christian…  El establecimiento es sede del encuentro, del arte, la música, la literatura, sin límite, abierto y acogedor. Pero sobre todo es lugar de relación y de ciudadanía, de comunión y esperanza.

Aportar, unir y crear

Es un modo  de aportar y crear, de enriquecer en la interconexión de sentires y bellezas que hablan al corazón y al alma de lo humano. Se puede tomar una copa, tener un conversación profunda y estar acompañado de una obra de arte, de una música excelente, o de una magia incomparable. Así ha sido siempre en la historia de las artes, las lenguas y las literaturas, se han encontrado, comunicado, compartido, han generado escuela y ambiente, y eso ha sido lugar de acogida  y de crecimiento de otros que llegan inocentes e iniciandos para  poder adentrarse en el mundo de la creación.

Cuando los creadores se unen

Ayer eran los collages de Manolo Barrantes, mirarlos, acoger su colorido, atreverse a pensar la idea que transmiten, dejarse hablar por ellos o hablarles, comentarlo, y eso hacerlo en un momento de esparcimiento, de fraternidad y disfrute, se convierte en un complemento de lo humano y de lo creativo. Generado por iniciativas de gente inquieta y generosa, capaces de lo comunitario, más allá de lo mercantil. Ojalá se multipliquen iniciativas de este tipo, y ya sé que hay algunas más. Pero hoy quería señalar esta que ya lleva un proceso de vida interesante con bastantes personas implicadas que van haciendo que nos impliquemos y lo conozcamos muchos más.

El negocio

Ayer fue una velada estupenda e integral, como han sido otros momentos anteriores. Nada espectacular, pero  sí algo profundo y sencillo que tiene otro lenguaje, otra finura y agrado,  en medio de esta sociedad, a veces, tan burda y tan basta. Felicito a Manu por saber ser lugar de unión y relación, generar un “negocio” en el verdadero sentido del término: lugar para la relación, la contemplación, el ánimo y la ayuda en el intercambio de aquello que no sólo es crematístico, sino humano.

Ver Post >
¿El actual sínodo panortodoxo?
img
José Moreno Losada | 27-06-2016 | 08:57| 0

El Papa Francisco nos invita a orar por el síno panortodoxo.  ¿pero  de qué se trata y qué es este sínodo? 

Aberto Gata nos ayuda a descubrirlo:

Desde el 797 hasta ahora…

Desde el 18 de junio hasta el 26 de junio de 2016 aproximadamente se está celebrando en la isla de Creta el  Sínodo Pan-Ortodoxo. Se trata de un acontecimiento vital y muy esperado para el futuro del cristianismo ortodoxo, dado que no se celebraba un concilio de esta magnitud desde el cisma de Oriente que separó a las iglesias romana y bizantina en el año 1054. El último concilio similar que se celebró fue el de Nicea II (797). Ese Sínodo se convoca para tratar temas comunes entre los cristianos ortodoxos y acercar posturas entre las diversas iglesias cristianas ortodoxas y con las otras iglesias cristianas. Plantearán los temas acerca de la misión de la Iglesia Ortodoxa, la diáspora en otras latitudes de estas iglesias, el matrimonio, las relaciones con el resto del mundo Cristiano.

La fecha del comienzo del Sínodo no es casual pues el 19 de junio los cristianos ortodoxos celebran la fiesta de Pentecostés. Ese dato se debe a que los ortodoxos emplean el calendario juliano, diferente al nuestro el gregoriano.

Ausencias

Sin embargo el Sínodo ha dado mucho que hablar debido a la ausencia de 5 de las 14 principales Iglesias auto-céfalas del cristianismo ortodoxo. Las iglesias ausentes son Antioquía, Rusia, Bulgaria, Serbia y Georgia. De las 5 iglesias ausentes la Iglesia Ortodoxa Rusa es la que tiene mayor número de fieles (140 millones de fieles). De hecho agrupa aproximadamente a 2/3 de los cristianos ortodoxos del mundo. Los motivos de dichas ausencias se deben a desacuerdos respecto a los temas que se van a tratar en el Sínodo. Georgia, Rusia y Bulgaria están en desacuerdo con los temas del Concilio mientras que el patriarcado de Antioquía (cristianos sirios) se ausenta del Sínodo debido a desencuentros con el Patriarcado de Jerusalen por un tema de jurisdicción, uno de los más antiguos del mundo cristiano.

Peculiaridades

Para entender mejor sobre lo que pase en el Sínodo es necesario conocer bien las costumbres y particularidades del cristianismo ortodoxo.

Un rasgo esencial del cristianismo ortodoxo es que no existe dentro del mismo una autoridad común que aglutine a todos los cristianos ortodoxos como pasa en la Iglesia Católica. Todas las principales iglesias que conforman el cristianismo ortodoxo son autocéfalas, es decir, son autónomas y sólo reconocen la autoridad de su propia jerarquía aunque mantienen entre sí una comunión doctrinal y sacramental.

Para los ortodoxos todos los obispos y patriarcas de sus iglesias son iguales. Ningún obispo o patriarca tiene primacía sobre los demás. Por supuesto no reconocen por esa razón al obispo de Roma como vicario de Cristo ni como líder de la cristiandad. Sólo reconocen una primacía de honor o primus inter pares en la figura del Patriarca Ecuménico de Constantinopla. Esa igualdad se debe a que para los ortodoxos Jesucristo es la única cabeza de su iglesia y que estableció la estructura de la iglesia tal y como ellos la conservan. Esa autonomía de la que gozan las iglesias nacionales ortodoxas es lo que explica en parte la ausencia de las 5 iglesias ya referidas.

Uno de los temas que se hablarán en el Sínodo es el del matrimonio. En las Iglesias Ortodoxas se permiten la ordenación sacerdotal de hombres ya casados. Sin embargo si un sacerdote se ordena como tal sin estar casado no podrá casarse en un futuro. La consagración episcopal sólo se alcanza si se permanece célibe.

Respecto al tema de la diáspora, existe en América una Iglesia ortodoxa cuya autocefalía o autonomía está puesta en discusión. Con un millón de fieles la Iglesia Ortodoxa en América recibió su estatus de autocéfala de manos del Patriarcado ortodoxo de Moscú pero no es reconocida como tal por el patriarca ecuménico de Constantinopla.

Relaciones ecuménicas

Respecto a las relaciones de los cristianos ortodoxos con el resto del mundo cristiano, se han dado algunos pasos que dan esperanzas a un posible clima de diálogo ecuménico con los  católicos y protestantes. El pasado 12 de febrero el Papa Francisco y el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill I se han encontrado en La Habana (Cuba) para acercar posturas y firmar una declaración conjunta. Aquel encuentro fue esencial y algo histórico porque las relaciones entre ambas iglesias eran inexistentes desde el cisma de 1054. Además fue el primer encuentro entre un Papa y un Patriarca de Moscú, un acontecimiento sin precedentes que abre puertas a la posibilidad de un diálogo entre ambas iglesias e incluso a la posibilidad de que en el futuro un Papa visitará Rusia.

El 25 de mayo del 2014, el Papa Francisco se encontró con el actual patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, en Jerusalén con motivo del 50º aniversario del encuentro de sus respectivos predecesores Pablo VI y Atenágoras en la misma ciudad santa en la que se puso fin a las mutuas excomuniones que desataron el cisma de Oriente de 1054. En ese momento también firmaron una declaración conjunta.

El pasado 16 de abril del 2016, con motivo de su viaje relámpago a la isla griega de Lesbos para encontrarse con los refugiados que han llegado a dicha isla desde Turquía, dio un discurso dirigido al problema de los refugiados y firmado una declaración conjunta con el arzobispo de Atenas y toda Grecia, Ieronymos, y con el Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I.

Alberto Gata Tocón. Miembro de la delegación de Ecumenismo y Diálogo interreligioso de Mérida-Badajoz.

 

Ver Post >
Hasta el cielo, don Francisco (Cura de Granja)
img
José Moreno Losada | 21-06-2016 | 20:09| 2

Irse al cielo

El otro día el Arzobispo me decía que él esperaba ver a Dios con inmediatez cuando muriera, que lleva tiempo deseándolo.  A los pocos días, me contaba Elena y me lo confirmaba Mamen –Maestra-  que le habían explicado a su hija cómo era el Cielo, donde estaban nuestros seres queridos, como su tía Araceli, y lo veía tan apetecible que ella se quería ir ya, para gozar de él. Como Paula, una religiosa contemplativa de noventa años de Talavera, que está loca por hacer ese viaje para estar ya con el esposo divino y en el corazón del Padre. Traigo todo esto a colación de algo vivido hoy.

Don Francisco ha muerto

He asistido al sepelio, a la celebración cristiana en la que despedíamos a  “Don Francisco”, el que ha sido el cura de Granja  de Torrehermosa , mi pueblo,y de la Aldea de Cuenca –esta de Córdoba- durante más  de cuarenta años . Llevaba ya siete años  en el asilo de Azuaga, cuidado por las hermanas religiosas. Allí me pidieron, junto a otros sacerdotes del pueblo, que hiciera el gesto de poner sobre el féretro la casulla, la estola y el evangeliario, como signos de su ser y hacer ministerial en la Iglesia. Curiosamente él había sido el sacerdote que me lo había impuesto a mí el día de mi ordenación y para mi primera misa, hoy era yo el que lo ponía para su despedida final para el cielo. Allí estaban fieles de  Granja, de Cuenca, de su pueblo  natal de Valverde de  Llerena, donde se enterraba, y sacerdotes compañeros que queríamos estar con él en este momento tan trascendental. Al poner sobre su cadáver aquellos  símbolos me venía a mi cabeza y a mi corazón lo que este hombre sencillo ha sido para mi pueblo.

Curas octogenarios

En él, en su vida,  veía reflejada toda la generación de presbíteros, que venían desde los años 50, que fueron preparados para un ejercicio del ministerio consagrado en un tiempo de cristiandad en la sociedad y tuvieron que abrirse, con verdadera alegría en muchos casos, a la renovación del Concilio Vaticano II y de la sociedad considerándose servidores del pueblo de Dios, que habían venido a servir y no a ser servidos. Han tenido que aprender a celebrar, a evangelizar, e incluso a andar sin sotana y sin reconocimiento social, en una cultura y sociedad nueva, en medio de los hombres como un hermano y un ciudadano más.Han sido sacerdotes que han sabido vivir sus vidas como seres expropiados para utilidad pública. Recuerdo que en su homenaje de los cincuenta años sacerdotales,  el pueblo valoraba que él había sabido hacerse uno más en medio de ellos.

Su vida y nuestras vidas

Don Francisco ha visto nacer a muchísimos vecinos y los ha bautizado, les ha dado la primera comunión, ha gritado ¡vivan los novios¡ en cientos de bodas, acompañado a los enfermos hasta la muerte y se ha movido entre todos conociendo las pobrezas, las alegrías, las tristezas, la esperanzas y los fracasos de cada una de las familias del pueblo. Mirar la vida y persona de Paco  ya gastada, era mirar al pueblo y ver en su vida y en sus facciones algo de todos nosotros, por eso hoy sentíamos ante él un verdadero cariño.

Él  ha conocido nuestros pecados y nosotros  hemos sabido de sus defectos y debilidades, pero al final del camino, tras los años compartidos la balanza hablaba de una entrega auténtica al pueblo y a la parroquia, que los paisanos con su presencia en el entierro querían  reconocer y agradecer.

La gracia de Dios en él

Lo que se puede valorar en él,  es lo  mismo que es propio en muchos sacerdotes ya vencidos por los años, ya  octogenarios avanzados que vamos despidiendo:

La sencillez:

Recordaba hoy como llegó con su vespino,  con el que recorría todas las calles y casas y supo hacerse uno más del pueblo; sabía ser hermano y compañero de las inquietudes, tanto sociales, como culturales, materiales y espirituales. Su grandeza ha sido siempre su cercanía.

La pobreza:

Llegó con muy poco y se va con menos, muriendo como cualquiera del pueblo en el asilo, pero va con un tesoro que nadie podrá quitárselo nunca: lo que ha vivido y amado entre nosotros.

La preferencia por los débiles:

No ha tenido nada y lo ha dado todo; los más pobres del pueblo, los más desvalidos han sido lo que más han disfrutado y lo han poseído como algo propio. El esquizofrénico ha sido su hijo, el abuelo solo y enfermo ha sido su padre, el alcohólico ha sido su hermano, el arruinado y los parados ha sido sus herederos, los inmigrantes disfrutan de su casa como propia, los pobres han sido su dueño.

Ha cuidado la vida celebrativa de la parroquia, incluida la música y el canto,  y en todo ha querido ser fiel a Dios, al que lo expropió para utilidad pública. Al poner hoy sobre él las vestiduras sacerdotales y el evangelio  he sentido orgullo, por mi pueblo y por este cura sencillo y pobre. Don Francisco nos ha ganado y para siempre será un cura de Granja, un hijo predilecto del pueblo, porque siendo uno más ha sido verdadero hermano.  Por eso hoy le hemos aplaudido al verlo salir a hombros de compañero para marcharse para siempre, en nuestro aplauso iba ese saludo querido:  

Adiós, Don Francisco, hasta el cielo.

 

 

Ver Post >
Sobre el autor José Moreno Losada
“Entre lo divino y lo humano, pero sin fronteras entre lo uno y lo otro, va deambulando mi vida de cada día, como la de todos. Me muevo como ciudadano de a pie en la ciudad secular, como hermano en medio del mundo y como oveja-pastor en el ámbito eclesial, y no soy más que puro intento de una identidad en estos caminos de lo humano y de lo divino. Abro este blog con el deseo de seguir siendo encuentro y, ojalá, para abrir los ojos, con todos vosotros, a lo trascendente y lo inmanente de nuestra historia cotidiana." Pepe Moreno Losada, nacido en Granja de Torrehermosa en 1958, ahora –ya mayor- sacerdote en Badajoz y profesor en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura.