Hoy
img
Hay vida…
img
José Moreno Losada | 03-04-2018 | 10:00| 0

Buenos días… os felicito en la octava de la pascua de Resurrección con esta fotografía y poema de Mar Galcerán, que recibo desde Barcelona:

La imagen puede contener: 1 persona, flor y primer plano

Hay vida …. y esperanza,

cuando alguien ama

contra toda lógica,

contra toda razón,

contra toda posibilidad.

 

Hay vida …. y nuevas oportunidades,

en la fuerza y el coraje

de quienes luchan día a día,

en medio su desolación,

para construir los sueños

de una vida mejor.

 

Hay vida …. y luz,

en el corazón de aquellos

que responden,

serena y pacíficamente,

ante la impunidad del mal

que los asedia,

y en los que no guardan rencor

ante la ofensa y la agresión.

 

Hay vida …. y belleza,

en la armonía de la creación,

y en aquellos que aman,

apasionadamente, todo lo que hacen,

no para sí, sino para ofrecer al mundo.

 

Hay vida …. y alegría serena,

en el corazón de los que saben vivir

acogiendo y agradeciendo todo lo que son

y lo que tienen, sin desear más

o, incluso, sin tener nada.

 

Hay vida …. y ternura

en los gestos de compasión

de los que curan heridas

y remiendan las roturas del corazón.

Sí, hay vida cargada de Luz,

esperanza, novedad, belleza,

ternura, alegría …

Y una música de Amor que todo

lo envuelve más allá

de los confines de la tierra.

Nada podrá silenciar su

Eterna sinfonía.

Tampoco el mal, … ni la muerte.

Mar Galceran


Ver Post >
Isabel: autismo con corazón
img
José Moreno Losada | 02-04-2018 | 20:56| 0

Nadie dijo que es fácil…

La imagen puede contener: 11 personas, personas sonriendo, interior
El corazón de Gonzalo y Choni: Isabel.
 
“Hola, hoy en el día del autismo, sólo debo decir que nuestra experiencia es muy bonita. Nuestra vida se llena con nuestra niña, la felicidad que ella tiene, nos la transmite a los dos, nos da solo alegrías. Nadie dijo que es fácil, pero es gratificante.”
A través de Facebook recibo este grito de celebración en el día del autismo. Lo lanza Gonzalo que, junto a Choni, han recibido en su vida matrimonial como un fruto divino la adopción en acogida de Isabel. Lanzados por el amor y el evangelio, un día, entraron en contacto con niños que estaban en ámbitos de protección de menores de la Junta. Allí conocieron a Isabel –niña con autismo- y se dispusieron para poder recibirla los fines de semana en casa y las vacaciones, se trataba de una apuesta de compartir y comprometerse con la realidad débil del mundo, desde su opción creyente.
La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie, océano, exterior y aguaAsí comenzó un proceso de relación y de profundización en el sentido auténtico de la vida, en la comunión de esperanza y de amor gratuito, y en el proceso apareció la seducción de apostar con más radicalidad por la verdad encontrada: la fuerza ser realiza en la debilidad.
El amor auténtico no tiene vuelta atrás y va a más, porque te ayuda a descubrir el tesoro en aquello que la gente considera enterrado y sin vida. Te revoluciona entender que en la debilidad alguien te hace fuerte y saca lo mejor de ti mismo abriéndote un camino de realización y de felicidad que no sospechabas. En el excluido y en su debilidad tu encuentras tu integración y tu fuerza, entonces comienzas a creer que los muertos resucitan, que es verdad que hay vida allí donde parece que sólo hay muerte y te lanzas a algo que sabes que “no es fácil” pero es auténtico y está “lleno de vida”.
Así es como estos padres reconocen que ahora tienen más vida y más amor entre ellos porque se lo ha dado Isabel. Y en ellos encuentro yo lo que estoy buscando en estos días de pascua, una señal fuerte de resurrección. Qué alegría haber conocido a Gonzalo y a Choni, junto a Isabel, pero, sobre todo, escuchar cómo proclaman que Cristo resucitado se ha dejado ver en favor de ellos en esta niña regalada que trae salvación y alegría hasta en su autismo. Y es que es verdad que Cristo ha resucitado, lo saben Gonzalo, Choni, y, sobre todo, Isabel, que lo siente gozosa en sus entrañas. Porque su corazón es grande, grande, grande… para sufrir y gozar, para llorar y reír,  para amar y amar…APNABA Y PARROQUIA
 

José Moreno Losada

Ver Post >
La noche de la luz para los cristianos
img
José Moreno Losada | 01-04-2018 | 20:34| 0

LUZ, PALABRA, AGUA, PAN

Vivimos en esta noche santa la victoria de la vida sobre la muerte, celebramos el encuentro glorioso del hijo crucificado con el Padre de la gloria en la vida eterna abierta por la resurrección por la fuerza del Espíritu. En la vigilia celebramos y vivimos el paso definitivo –no hay vuelta atrás- , la frontera de la oscuridad, del silencio sin sentido, de desierto y la sed, del hambre de la vida ha sido transformada en la gloria de la Luz, de la Palabra, del Agua viva, del Pan del amor eterno. Ellos son los cuatro elementos fundamentales de nuestra celebración.

Que exista la Luz:

El mundo que habitaba en tinieblas, la humanidad que cerraba los ojos a la realidad, tocada de la ceguera de la injusticia (confusión, desigualdad, violencia, hambre, división…) La que se mostraba indiferente ante los acontecimientos y los sufrimientos de los hermanos, que no analizaba las causas y las consecuencias de lo que vivían y ocurría en el vivir diario, ahora ha entrado en otra luz. Ahora los ciegos ven, porque Jesús de Nazaret, el crucificado resucitado ha sido respaldado por el Padre en el Espíritu, porque Dios no quiere la muerte, es el creador de la vida. Los bautizados en Cristo tienen una mirada nueva la que se aprende en el corazón de la compasión y de la misericordia. Aprendamos a mirar la realidad con los ojos de Cristo, con sus sentimientos, dejemos que la vida nos hable y que Dios nos salve en la realidad de lo diario. Agradezcamos la vida que es un don gratuito del Padre.

He oído el grito de mi pueblo:

Cuando existe el dolor no hay mayor desgracia que no poder decirlo y no ser escuchado por nadie. El silencio del dolor, de la muerte, de la desgracia, del fracaso, de los límites, en la soledad total se hace infierno… Dios, en la resurrección del crucificado, ha roto con ese silencio, ha escuchado el grito de su pueblo, de la humanidad y ha lanzado la promesa de la esperanza frente al miedo y la soledad, ya nadie estará solo, no habrá sordera ni mudez, la Palabra del Padre por el Espíritu, entrará en los corazones para llevar una palabra de aliento y de ánimo. El resucitado estará todos los días con nosotros, con los sufrientes de la historia, pensemos y abramos nuestro oído y nuestro corazón a los que sufren hoy. Ahí se revelará el verdadero rostro de Dios, del crucifado que los resucitará, y en los que sufren nos abrazará para siempre: “Venid, vosotros benditos de mi padre porque…” Esta es la noche en que se ha quebrantado la indiferencia y han renacido los que se dejan afectar por el grito de lo humano. Seamos compasivos.

Oíd sedientos todos, acudid por agua:

Una humanidad sedienta: rotos por el ritmo de vida, por los objetivos marcados, por las superficialidades de la existencia, sentimos una sed inagotable y no encontramos la fuente de la vida. Las personas no se sienten felices, consumimos fármacos para nuestra tristeza y nuestra infelicidad. Nuestro mundo se diagnostica de enfermedad del sin-sentido, de la ansiedad agotadora. Lo tenemos todo pero no somos nada. La noche de resurrección abre la fuente del agua de la vida, Cristo quiere darnos su Espíritu, derramar sobre nosotros un agua pura que nos purificará de todo lo que nos ata y nos aprisiona, para respirar en la libertad de los que han encontrado un sentido de la vida en la generosidad y en la entrega, la que nos hace salir de la muerte de la seguridad y de la autorreferencia. De nuestro interior saltará la fuente del agua de la vida eterna, si incorporados –bautizados- a Cristo dejamos que su Espíritu guíe nuestra vida en lo diario, notaremos que donde hoy hay miedo y sequía, nacerá el vergel de la comunión y la valentía de la alegría profunda. Señor dame de tu agua.

Id a Galilea, allí lo veréis y comeréis con El:

El pan sin comunidad se hace duro como la piedra, no hay quien lo coma, solo sirve para tirarlo, es el pan que se come pero no da la vida, sino la muerte, como el que comieron nuestros padres en el desierto. El mundo muere de hambre no por falta de pan, sino por no saber partirlo en comunidad. El resucitado es el crucificado que ha partido el pan en la mesa para hacer una comunidad que llega hasta la vida eterna. En esa mesa, junto a los apóstoles, estamos sentados nosotros y nos alimenta, ya resucitado, para que sepamos construir una mesa redonda como el mundo, un lenguaje nuevo, una esperanza universal. Esta es la noche en la que el Pan se ha hecho de vida eterna y el que lo coma no tendrá hambre jamás y será alimento para todos sus hermanos en la entrega comprometida por la fraternidad verdadera. En este pan que comulgamos está Cristo Resucitado, el que nos promete la vida eterna y nos envía a la misión de llevar la alegría –Aleluya- a todos los hombres de la tierra, que desea que la buena noticia –Evangelio- se anuncie a todos los pobres.

Aleluya

Nuestra noche, se ha vestido de luz, la palabra nos ha llegado al corazón, nos hemos sentido renovados en el agua del Espíritu que colma nuestra sed de plenitud, y vamos a comer al Crucificado que ha resucitado y se deja ver en favor nuestro para que nadie nos pueda quitar la alegría de la resurrección, nuestro aleluya. Cristo ha resucitado y nosotros estamos alegres, muy alegres, porque tenemos la Vida. Y nos queremos esconderla ni guardarla porque es de toda la humanidad, somos hermanos. Vayamos a Galilea y lo veremos, allí nos espera.

 

Ver Post >
Los 40 de Alejandro Píriz.
img
José Moreno Losada | 24-03-2018 | 11:49| 0

 

Resultado de imagen de alejndro piriz  badajozQuerido Alejandro:

Hoy me levanto con ánimo pensando que voy a estar contigo y tu gente, que será la mía, una vez más, porque con motivo de tus cuarenta años de vida nos has convocado para compartir vida y mesa y estaremos una representación variada de todos los palos que tú, con tu corazón inquieto, vas tocando por la vida: familia, fe y compromiso, voluntariado, trabajo, educación de las hijas, universidad, colegio, amigos, asociaciones, barrio, escuela. Nos convoca y nos une tu persona, tu vida, tus opciones, tus sentimientos, tu gracia, tu inquietud, tu amistad, tu amor, tu compromiso, tu servicio, tu agradecimiento, por eso aunque no nos conozcamos algunos, hoy tendremos un motivo sacramental de unión, tu persona, tu historia y las nuestras porque formamos, sabiéndolo o no, parte de tu  -y de nuestro- nosotros.

Entrando en el tercer cuarto…

Ya hemos bromeado con que yo entro en los sesenta, son mis últimos cuartos, cambio de tercio, mientras que tú estrenas cuarentena. Yo bajando y tú en la cima, pero en buen momento y con buena velocidad los dos, tu empujando y yo frenando: ¡la vida¡, vamos cambiando los roles. Yo le estoy dando vueltas a lo que quiero en estos momentos, más que por edad por etapa vital, aunque todo acompaña. Y me preocupa, a la vez que me ilusiona y me reta, ver en qué voy a gastar mis últimos cuartos.Pero hoy rezo con los tuyos.

Tus primeros veinte años

Recuerdo cuando te veía anónimo en la eucaristía de la parroquia de Guadalupe en el primer edificio. Tú habías llegado de Cáceres a estudiar física, viviendo con las tías y los abuelos –esa sagrada abuela, ya celestial,como su frigorífico-, participabas alguna vez en la eucaristía y yo recién nombrado de pastoral universitaria, oraba al Padre pidiendo saber llegar a ti y a todos los universitarios… pero desde ti, al ver que inclinabas tu cabeza entre tus manos en el momento de acción de gracias y adoptabas postura de oración y contemplación. No te conocía, después ya me lo expliqué.  Venías de tu primer cuarto de vida, donde desde la familia y la opción por el colegio franciscano de San Antonio, habías intuido que el Jesús de Nazaret podía ser respuesta a muchas de tus preguntas y agua viva para el deseo y la sed de vivir que te inundaba, en tu ser amado y amante, lleno de una afectividad capaz de dar la vida, y sorberla de una vez a impulsos de lo que llegara sin freno ni brida. Quizá por eso, en medio de la vorágine de ese mundo nuevo y por estrenar, en una juventud de iniciativa propia no perdiste el rumbo, aunque sí alguna vez la cabeza, y buscaste sin desperdiciar ofertas de luz y de vida, pequeñas señales de un Dios que quería darte un rostro más cercano, más vivo, más profundo y más auténtico, en el propio proceso de tu vida. Y así fue, tu amigo Fermín que, por azares de lo tradicional, se apuntó a la asignatura de “hombre y Dios” –que tanto ha dado de sí- y como aquellos apóstoles de Jesús que se fueron agrupando por la amistad natural y humana, nos encontramos sin darnos cuenta en un grupo de revisión de vida de JEC –juventud estudiante católica-.  Ahí comenzó el segundo cuarto de tu vida, los otros veinte, si es que llegamos a los ochenta. Deja de fumar por favor…

Dos décadas fecundas y consolidadas

Resultado de imagen de alejndro piriz  badajozEn estos veinte se ha desarrollado  tu ser joven, estudiante-profesional y creyente. Sin que se haya separado nada, sino que ha ido armonizando  y tú has ido creciendo en sabiduría y en gracia en libertad y en verdad, en autenticidad y compromiso. En tu ser personal y humano admiro la construcción de tus emociones en la clave de la búsqueda lo auténtico y lo verdadero sin ceder lo más mínimo al chantaje, al autoengaño, y mucho menos a la infidelidad del respeto a lo humano, a todo lo humano. Desde ese modo de buscar y arriesgar te descubro hijo, hermano, familiar, compañero, pareja,  padre, profesional, educador, ciudadano, universal… y nada acabado sino, consciente de límites y debilidades, aspirando a seguir siendo por encima incluso del hacer.La imagen puede contener: una o varias personas En este sentido me alegra ver cómo en ti aquella aspiración de la pastoral universitaria de un estudio con sentido y el tema del bien interno de las profesiones muestra que es un proceso válido en el contexto actual, que es una repuesta a las personas que quieren construir su existencia, que el estudio ayuda a ser persona y a serlo desde unas opciones que pueden llevar a la organización, la profundidad, el compromiso, la solidaridad, la entrega, la felicidad, la comunión, la transformación de la realidad. Y además siendo conscientes de que eso se hace poco a poco, como el grano de mostaza y la pequeñez de la levadura en medio de la masa. Y me admira cómo estas dos dimensiones  humanas y  estudiantiles/profesionales han ido de la mano de tu descubrimiento de tu ser y del rostro de Dios. Te has abierto al Dios de la vida, y te has ido enamorando  del Jesús de Nazaret que te ha ido haciendo  más libre y más pan en medio de la gente y del pueblo.

Tu vida y lo divino de lo humano

No hay texto alternativo automático disponible.YO quiero seguir al Dios que  tú has encontrado, me quiero sentar en la misma mesa y partir el mismo pan como los discípulos de Emaús, yo quiero volver contigo al grupo y a la comunidad, para poder contar lo que hemos descubierto juntos, pero cuando lo hagamos yo quiero callarme y que hables tú, porque siento gloria cuando narras tus monografías, agradezco en tu agradecimiento, y doy gracias porque tú con tu vida, también tus fallos reconocidos  e incluso amados en la debilidad, me haces creer en un Dios de la ternura y de la compasión,  me siento seguro porque veo que en ti  no juzga y que siempre salva. Me congratulo con todos tus trabajos, con la empresa que acabaste de tu padre, con la que has iniciado con Maria Angeles, con tu nueva etapa en el colegio de la Asunción, con tu compromiso en la comunidad educativa del Candil, con  Ingenieros sin frontera y ONGWA, con JEC y PX, con tu construcción de la familia, con todos tus compromisos, especialmente con los más pobres y por la justicia,  y opciones, todas tus luchas e iniciativas.  Felicito a Dios por tu cumpleaños y me abrazo a ti, a Blanca, a Jara y a Naia –lo del nombre….- y desde vosotros a todos los que hoy nos encontraremos en el rincón de Caya, señal y sacramento de otros muchos, ahí hoy estará el corazón de Dios a borbotones como siempre está el tuyo.

Y lo publico porque se me cae la baba… dando gracias a Dios por tu vida: “El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”.

Y  hoy comenzaremos a expresarte lo que deseamos para tu futuro… esos dos cuartos de vida que, si Dios quiere, estarán muy abiertos para seguir creando y viviendo a tope en esa esperanza llena de sentido y de justicia, de humanidad y verdad, de luz y alegría, de compromiso y lucha, porque otro mundo es posible. Sigue llenando el corazón de nombres que “a jornal de gloria no hay trabajo grande…”

La imagen puede contener: una o varias personas
Ver Post >
Para cristianos y no cristianos… Vivir-la:invitación
img
José Moreno Losada | 21-03-2018 | 13:29| 0

“Vivir la Semana Santa”: Si quieres…

INVITACIÓN: TRIDUO PASCUAL EN LA CASA DE ORACIÓN DE GÉVORA

Resultado de imagen de casa oracion gevoraEn la casa de oración de Gévora (Badajoz) vamos a estar un grupo de cristianos, religiosos y laicos, durante el triduo pascual, desde el Miércoles Santo en la noche hasta el Domingo de Resurrección. La clave va a ser profundizar, en silencio y comunidad, en el misterio que celebramos de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, buscaremos poner nuestros ojos “Fijos en El”, para adentrarnos en sus sentimientos y en la salvación que trae para todos. Ni que decir tiene que está abierto a cualquier persona que quiera compartir este espacio y esta experiencia -Teléfono: 924 43 00 45-. Si me preguntan las razones de hacer esta experiencia pascual utilizaría como respuesta esta reflexión de un gran amigo y hermano mío, Pedro Belderráin, claretiano profundo y apóstol incansable de Jesús de Nazaret. Se trata de un retazo introductorio de una reflexión elaborada por él, con motivo de una intervención en la Iglesia de San Antón de  Madrid, como preparación cuaresmal en torno al acto de piedad clásico de las siete palabras de Jesús en la cruz. Me identifico totalmente con él y me lo aplico personalmente como motivación para estos días de oración, contemplación, comunión y celebración.

Vivir la Semana Santa (De Pedro Belderrain)

Resultado de imagen de pasion y muerte, resurreccionVivimos en una sociedad en la que para muchas personas la Navidad se ha convertido en unas ‘fiestas de invierno’. La Semana Santa se convierte en otra oportunidad para salir de la rutina, descansar de la dureza del año y olvidar unos días los problemas, en esta ocasión al comienzo de la primavera.

No hablo de bondad, ni de calidad humana: en España hay muchas personas de gran corazón que viven nuestras fiestas así, desvinculadas de toda expresión ni fundamento religioso.

Los católicos españoles nos alegramos de que puedan disfrutar de ese derecho. Del derecho al descanso, a la posibilidad de compartir algo más de tiempo con sus amigos, con su familia, con las personas a las que aprecian. Como sociedad necesitamos estos tiempos de encuentro, de socialización, de descanso compartido.

Por ello sentimos de corazón que muchos no podáis tenerlos tan fácilmente, quizá porque os habéis quedado sin familia, porque esta se encuentra muy lejos o porque la vida, en sus vericuetos e injusticias, os está haciendo vivir unos tiempos especialmente duros.

Pero sería muy triste que los cristianos, que quienes nos tenemos por discípulos de Jesús, vivamos la Semana Santa como unos simples días de descanso que el calendario nos regala.

Sería muy triste. La Iglesia, con su liturgia, nos ofrece la posibilidad de que no sea así y nos invita a una serie de celebraciones especiales, en las que la visibilidad y los sentidos cobran un papel que en otros momentos del año no es tan fácil de percibir.

Con la semana santa se nos invita a acompañar a Jesús, a vivir cerca de él en una especie de ‘palco gratis de campo de primera división’ sus últimos días. La Semana Santa da mucho más de sí que un Madrid-Barcelona, la interpretación de la mejor de las orquestas o grupos de música (no en mano muchas piezas de la mejor música tienen que ver con la semana santa).

Es una semana de acontecimientos intensos en que Jesús, el hijo de María y de José, el carpintero, va a entregar su vida hasta el final, demostrando con sus gestos y sus reacciones que se cree de verdad lo que predica y lo que nos invita a vivir. Merece la pena tener hambre y sed de la justicia. Merece la pena ser misericordioso. Merece la pena ser limpio o limpia de corazón. Merece la pena trabajar por la paz.

Las culturas de España y de los países hermanos de América Latina de los que muchos quizá procedéis ayudan también a la liturgia de la Iglesia y su música, sus cantos, sus procesiones, sus costumbres, pueden ayudarnos también a vivir intensamente estas dos semanas de celebración.

¡Qué pena que teniendo el año cincuenta y dos fines de semana muchos cristianos no aprovechen para celebrar a fondo estos misterios que recargarían las pilas de nuestro corazón para todo el año!

En ningún sitio está escrito que los cristianos no tengamos derecho y a veces obligación de descansar, de dedicar tiempo a los amigos, de disfrutar la naturaleza. Claro que sí. Pero como muchos ya habréis experimentado cuatro días bien organizados dan para todo: para celebrar bien los Oficios, para meditar bien la Palabra, para tener algunos gestos especiales de justicia y caridad y para descansar.

La gente comenta sorprendida: ¡puedes entrar a la iglesia de San Antón y recargar el móvil! Efectivamente: gracias a esta comunidad y a su generosidad. ¡Pero también puedes ir a la Iglesia de San Antón y a más de diez mil más en toda España y recargar tu corazón!

Gracias a Dios también hay mucha gente que lo va descubriendo.

La buena vivencia de la Semana Santa es la mejor garantía para una buena vivencia de la Pascua y una gran ayuda para quienes deseamos intentar vivir como Jesús, durante el resto de las semanas del año aunque nuestra vida se parezca muy poco a la del Maestro.

N.B.: Si alguien desea participar llame al teléfono antes indicado o conecte conmigo: jose.moreno.losada@gmail.com

Ver Post >
Para profes… “inno-bar”
img
José Moreno Losada | 20-03-2018 | 12:45| 0

Quieres que te cuente el cuento…?
Para profes…

La imagen puede contener: exteriorExtremadura es la región donde más alumnos pasan la ESO con suspensos”

Nuevamente escuchamos el cuento, que se repite y se repite como el de la sal y el pimiento. Y llega un momento en que uno no quiere que le digan que sí o que no, sino que se busque otra forma de contar el cuento. En la enseñanza está claro que el cuento hay que contarlo con innovación, porque si seguimos haciendo lo mismo no podemos esperar resultados distintos. Es necesario innovar, crear, buscar, compartir, experimentar, ofrecer alternativas, sí o sí, ya no valen paños calientes. Y esto hace falta en todos los niveles escolares, desde la educación infantil hasta la universidad. La docencia ha de recrearse y renovarse ya. Pero esto no se hace sin iniciativas de los propios profesores enamorados de su profesión inquietos, que no se quedan en el discurso de la queja y pasan al de la propuesta compartida, con esperanza y hasta con ilusión, con formas agradables y sencillas.  De eso hay ya iniciativas, yo voy a participar en una de ellas  que me alegra que se produzca en nuestra ciudad con iniciativa universitaria. Por una docencia de calidad ¡

Docentes que apuestan por una docencia innovadora:”INNO-BAR BADAJOZ”

La Cervecería La Ballutería (Badajoz) acogerá el próximo 21 de Marzo a las 20:30 un encuentro de docentes con el nombre “Inno-bar Badajoz”.

La imagen puede contener: textoEn este evento, un total de 50 docentes de diversos niveles educativos (desde la educación primaria hasta el ámbito universitario) se reunirán alrededor de una (o dos) cerveza(s),  para compartir experiencias de innovación educativa. Para ello contarán con las 8 píldoras formativas (de no más de 5 minutos) en las que se expondrán consejos, sugerencias e ideas para favorecer una docencia alternativa. Actividades que pretende motivar e ilusionar tanto a estudiantes como a los propios docentes, así como mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Posteriormente se desarrollará un diálogo con los ponentes y entre los profesores participantes en la actividad.

“Inno-bar” es una creación de Salvador Carrión y Moisés Llorente, docentes de Madrid que idearon esta iniciativa como una herramienta para compartir y difundir actividades de innovación docente. Badajoz se une de este modo a multitud de ciudades españolas que han celebrado una edición de “Inno-bar”.
La actividad se encuentra financiada por un proyecto de innovación docente financiado por el Servicio de Orientación Docente de la Universidad de Extremadura y por la propia cervecería “La Ballutería”. Para la asistencia al evento es necesaria una inscripción previa.

ADENDA -para cristianos-
Allí estaremos participando activamente profesores del movimiento de Profesionales Cristianos,  de los distintos niveles de enseñanza- que creemos en nuestra profesión como lugar de vida y de esperanza. Frente a la noticia de que somos la región con más suspensos en la ESO, sobran quejas y faltan iniciativas desde todos los ámbitos, ni que decir  tiene que desde la innovación docente ha de ser prioritario responder a las problemáticas  de educación y escuela, y los creyentes no podemos estar fuera de este proceso transformador, la resurrección nos empuja a ello.

Ver Post >
Removerse por dentro -Día del padre-
img
José Moreno Losada | 19-03-2018 | 11:23| 0

“Removerse por dentro… la figura de José

Resultado de imagen de san joseHoy festividad de S. José, me regodeo en la figura de mi patrono y dejo que entren dentro de mí hechos de vida que me ayuden a festejarlo con profundidad. Lo hago con el marco de la paternidad también celebrada al hilo de su persona en la relación con Jesús, de quien fue padre putativo –de ahí lo de PePe-.  Esa figura evangélica que sobresale por no sobresalir, por actuar en lo callado, buscando facilitar las cosas haciéndolas  lo más amables posible para los otros, evitando el sufriry facilitando lo agradable de una relación sincera y entregada sin pedir nada a cambio. Me viene a mi interior anécdotas de ayer mismo que se mueven dentro de mí pidiendo reflexión y contemplación orante y creyente.

El grano de trigo y la casa de Gloria

Ayer el evangelio nos proponía reflexionar sobre Jesús ante su muerte, la forma de entender su vida y abrirse al riesgo sintiendo peligrar su vida por aquellos que no le aceptaban y no querían saber de su reino de amor y de paz. Tan sencillo como siempre Jesús hablaba del vivir y del morir con la parábola del grano de trigo, esa observación tan profunda y tan natural. Si el grano no cae en tierra y muere no da fruto, pero si se entierra y muere da mucho fruto, y la aseveración radical y real de que el que quiera guardar su vida la perderá y el que esté dispuesto a entregarla la ganará para siempre. Un lenguaje entrañable más que lógico y amoroso más que comercial.

Y al hilo de este evangelio y de la homilía que había de pronunciar me abrí a lo que el día me propiciaba. Ir más temprano a la parroquia porque el maratón-video- podía después jugarme malas pasadas con los recortes de circulación, café en hospital Clideba que era lo que estaba abierto por mi zona, encuentro con jóvenes que van a celebrar su matrimonio en junio y vamos a preparar su celebración con cuidado y mimo para que sea desde la vida, y camino a la residencia de mayores a celebrar la Eucaristía. La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, gafas e interiorAllí antes de comenzar, me saluda con cariño Gloria –sacristana de lujo- que agradece a Dios profundamente sus noventa y dos años, me cuenta que la vida es lo de cada día, que ella no vive del recuerdo de su casa como muchos, que no la olvida pero no tiene pena, porque la vida no es la casa, sino tu persona y tienes que buscar lo que a la persona más le conviene. Ahora su casa es la residencia y da gracias a Dios por todo lo que en ella le facilita la vida y se la conserva con tanto cuidado. Este detalle me sirve para iniciar la homilía en la parroquia, me sirve como punto de partida: dejar la casa para tener más vida y poder darla.

Una homilía del vivir y del morir

En la homilía hago referencia al guardar la casa o entregarla, vivir de una manera o de otra, facilitar y servir. La propuesta de Jesús es sembrar cada día con fecundidad, hacer lo que hacemos pero con consciencia, porque lo importante no es lo que hacemos sino cómo lo hacemos, desde qué amor y qué filosofía, así vivimos y vamos aprendiendo a morir esperanzados. Aludo a experiencias de vida de la propia parroquia en la que vemos personas que saben vivir y morir al mismo tiempo, que dan la vida en lo cotidiano: acogida de los mayores cuando son dependientes, madre con sus tres hijas, padres de los usuarios de Aspaceba y Apnaba, profesionales dedicados con alma y vida a sus labores, personas que piensan en los demás y tratan de facilitar al máximo la vida de los que les rodean, ricos en relaciones entrañables y sinceras,  transparentes y cálidos, serenos y amables, profundos y silenciosos… granos de trigo que se entierran, se pudren y dan fruto en abundancia para que otros coman el pan de la vida.

El eco: un grano de trigo… parábola viviente

Tras la eucaristía, aun sin desvestirme de las ropas litúrgicas, un señor quiere hablar conmigo aunque sea un minuto, entramos en el despacho y allí en el silencio escucho el eco del evangelio como no podría imaginarme. Las palabras que he dicho, le han removido por dentro y no puede marcharse sin compartir su oración. Su historia familiar le hace evidente la parábola evangélica, su padre es ese grano de trigo que silenciosamente, cae en tierra, muere y da fruto. Nunca pensó en él mismo, fue el nudo de toda su familia, con hermanos y primos, su esposa enfermiza fue siempre cuidada por él. El hijo, siendo único, a los 20 años ya estaba fuera por motivos profesionales y tardó en volver más de 20 años. Cuando se hicieron mayores y notaron debilidades, organizó todo para estar en una residencia y no ser carga para el hijo, dada la enfermedad de la madre. Los dos fueron ingresados en el hospital al mismo tiempo, agravados en su enfermedad, y recuerda perfectamente cómo el padre pidió ir a la habitación de la madre, allí la besó y se despidió de ella, diciendo que eran la última vez que se veían, en la vuelta a su cama le dijo a su hijo que no se preocupara, ya nos vamos, estate tranquilo. A los dos días falleció él, dos días después su esposa. Nunca podrá olvidarlo.

Continuar la parábola y el sentido, morir para vivir

Ahora le toca, vivirlo a él, tiene que acompañar a su esposa en una enfermedad depresiva que lleva ya más de cuatro años, ahora tiene que ser él el grano de trigo, facilitar, enterrarse, alegrar, acompañar, animar, sostener, sufrir, pasear, esperar, confiar, ser referente para sus hijos que a veces no tienen la misma mirada, como él no la tenía hace muchos años. No puede no hacerlo, siente la necesidad de perpetuar el sacramento de su padre, él es fruto de esa entrega paterna y quiere ser así como su padre, alguien entregado en vida, que piensa más en los demás que en sí mismo y que le da sentido a su vivir diario entregándose de corazón, con entrañas, con las mismas que hoy se le han removido al escuchar el evangelio y recordar vivamente las entrañas de su padre querido.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadasFeliz día del padre a todos. Y sigo con mi cantinela: “lo que dice el evangelio no es verdad porque lo diga el evangelio, sino que el evangelio lo dice porque es la verdad en la vida”. Y nunca olvidaré a mi padre partiendo el pan en la mesa a trozos para nosotros, como si fuera su vida, y cogiendo siempre él el ultimo.

Ver Post >
Si el grano de trigo no cae en tierra… -Un alma contemplativa-
img
José Moreno Losada | 18-03-2018 | 20:19| 0

El grano de trigo que da fruto

Resultado de imagen de sembrar trigoCuando se acerca la semana grande los cristianos, la Iglesia nos prepara con un texto evangélico joanneo que nos habla de Jesús y su postura ante la muerte, la parábola que él mismo hace acerca del grano de trigo que cae en tierra y muere para ser fecundo, enfrentándolo a la máxima de que quien quiere guardar su vida la pierde, pero quien está dispuesto a perderla, a arriesgarla, a entregrarla, la ganará  para siempre. Un reflexión ardua de la vida en la muerte, y de la muerte en la vida… y es hoy cuando me llega la reflexión de una hermana contemplativa que, desde su vivir y su camino de fe orante,  hace reflexión personal sobre el texto del grano de trigo y la vida, del enterrarse y la muerte, del dar fruto y la resurrección. Lo descubro profundo en su mística y real en la vida a la luz de hechos  recibidos de hoy mismo, de los que podré dar cuenta en otra ocasión, y que vuelven a reafirmarme en la máxima de que lo que el evangelio dice no es verdad porque lo diga el evangelio, sino que lo dice porque es verdad en la vida. El evangelio está en la vida, y en la muerte, sea la del niño inocente victima de la violencia  o la del científico con su mente preclara en su cuerpo limitado por la parálisis. No hay duda de que todos hemos sido sembrados por otros, cuántos se han perdido, arriesgado, entregado para que nosotros tuviéramos vida. Somos porque otros se sembraron a favor nuestro, y la vida tiene como horizonte sembrarse, porque si alguien pretende guardarse se pierde… Ya lo decía mi abuelo: “Que no nos vamos a quedar aquí como simiente de rábanos”. Por eso, os propongo acoger, en lo profundo de nosotros mismos, esta meditación de  esta religiosa contemplativa, al hilo de su vivir y sentir, en el encuentro con ella misma y con el Padre Dios:

RESURRECCIÓN: “Morir y vivir”:

 “Después de un tiempo largo viendo lo que pasa a mí alrededor me he preguntado ¿has experimentado la muerte?

Si no lo has hecho no has podido experimentar la resurrección. Sí, para resucitar hay que morir, y morir es duro, estar en la verdadera muerte es muy duro; porque en la muerte no eres, dejas de ser completamente, en la muerte no puedes ver y te invaden toda clase de sentimientos, de miedos tan profundos que llegas a tener miedo de ti mismo y te hundes hasta no poder más; y es que realmente no puedes nada porque estás muerto.

Pienso… ¿qué es la muerte?… yo no hablo de una muerte física, no, creo que esa muerte es dulce, pues vas al Encuentro con el Padre, de Ese que jamás te ha cerrado su corazón, aunque tú hayas cerrado el tuyo.

Yo hablo de la muerte del ser, sí, de esa muerte que no sabes controlar, que no puedes controlar, que te supera muchas veces, de esa muerte que hiere profundamente tu ego, que te hunde y realmente no te dejar ser; algunas veces le llaman depresión, crisis por cierta edad, crecimiento excesivo del ego, frustración…y  ciertamente esto es muerte y es que esta muerte tiene muchos disfraces que pueden venir de pecados, de heridas profundas en tu historia, de dudas inmensas en tu fe o en la propia vida, caídas de tu imagen o de un falso testimonio sobre ti, o envidias de otros que te van haciendo agujeros que parecen no sanar, el sinsentido de todo… hay miles de disfraces de esta muerte, y en tu mente empiezan a llegar miles de pensamientos contra ti mismo, contra el mundo, contra… y al final te haces daño a ti mismo y no sabes cómo salir, te encuentras en un círculo que recorres todo el tiempo y no te das cuenta que vas en la glorieta sin salir, porque estás muerto y no puedes ver, la salida está frente a ti, pero no la puedes ver; los que te quieren te ven y sufren, te dicen que esperes y muchas otras cosas, pero… la espera es larga y totalmente oscura, porque no ves a Dios y sientes que caminas a oscuras solo, sin rumbo, sin seguridad, sin nada; es cuando llega la desesperación pero… de repente logras entrar en ti, porque los silencios son más profundos, aunque duelan, la sensibilidad para escuchar se agudiza, aunque se sufra con ello, pero entras en ti y en un rayo de luz ves la maravilla que eres, ciertamente no dejas de ver tus debilidades, tus pecados… pero logras ver que con todo eres un ser maravilloso y te puedes abrazar, sabiéndote hermoso y dentro de ti llega la resurrección, sin que reproches tantos días amargos y es cuando el canto del pájaro que siempre ha estado en tu ventana, suena diferente, el sol te acaricia con suavidad, su luz te invade y puedes sonreír y decir con el corazón ensanchado.

¡Sí, estaba muerto, pero tú Señor, en medio de todo, me estás dando la Vida! Y terminas diciendo que quieres seguir y quieres ver en qué termina su obra contigo, aunque sabes que volverá la noche, porque ella es necesaria, pero la muerte tendrá un color diferente, sabes que vendrá la Resurrección, cuando menos las esperas y cuando más la necesitas, porque no estás solo, Él siempre está contigo, aunque sea en silencio.”

 

Ver Post >
“La escucha ayuda”
img
José Moreno Losada | 15-03-2018 | 10:19| 0

JORNADA SOBRE LA ESCUCHA

No hay texto alternativo automático disponible.

Los centros de Escucha de San Camilo de Badajoz y Mérida hemos organizado para el próximo 14 de abril la I Jornada de Humanización. El objetivo es difundir la capacidad sanadora de la escucha activa. Una escucha atenta y sin juicio que permite al escuchado desahogarse y explorar posibilidades de acción en una situación que le bloquea o le desborda. Y al escuchante le ofrece un espacio para contactar con sus experiencias, con sus emociones abriéndole la puertas al crecimiento personal.

En La jornada compartiremos vivencias personales en diferentes ámbitos sociales y profesionales y podremos experimentar, a través de talleres, los beneficios de la escucha

Esta Jornada está dirigida, en general, a cualquier persona interesada en mejorar la escucha pues ésta siempre enriquece nuestras relaciones personales. Y, en particular, a aquellos para los que la escucha es una herramienta imprescindible en su labor diaria: sanitarios, psicólogos, asistentes sociales, docentes, voluntarios sociales… especialmente quienes se están formando para el ejercicio de estas actividades.

Os esperamos a todos el próximo día 14 de abril y os agradecemos que lo difundáis entre aquellas personas que puedan estar interesados.

Desarrollo jornada:
I Jornada de Humanización.
“La escucha ayuda”
10.00 Presentación de la jornada y de los Centros de Escucha de Badajoz
y Mérida a cargo de sus respectivos directores: D.
Enrique Delgado Amador y Dña Mª Inés Moreno Noves.
10.30 Charla coloquio: “El regalo de la escucha”, impartida por D. Manuel
Jiménez Rodríguez, Médico y Psicólogo Coordinador de
la Unidad del Dolor del Hospital Infanta Cristina de Badajoz.
12.00 Descanso
12.30 Mesa redonda: “La capacidad sanadora de la escucha”. Moderador:
D. Luis Monrobel Alcántara, miembro del Equipo
Coordinador del Centro de Escucha San Camilo-Guadalupe de
Badajoz.
D. Valentín Rodil Gavala. Psicólogo experto en duelo y
responsable de la UMI del Centro de Escucha San Camilo.
 D. Lucas Silva Laso: Usuario del Centro de Escucha de Mérida.
 D. Manuel Jiménez Rodríguez Médico y Psicólogo
Coordinador de la Unidad del Dolor del Hospital Infanta
Cristina de Badajoz.
 D. Carlos Pajuelo Morán, Psicólogo, Orientador en el Equipo
Psicopedagógico de Atención Temprana de la Consejería de
Educación y Empleo.
 Dña. Inmaculada Sánchez Becerra. Vicepresidenta de la
Asociación ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) de
Extremadura.
Seminario diocesano San Atón.
Badajoz. 14 de Abril
14.00. Comida
16.30 a 18.00 Talleres simultáneos
“La escucha en el acompañamiento a personas en exclusión
social”. Dña. Mª Victoria Pulido Pérez y Dña. Mª Inés
Moreno Noves
“Lo que ayuda y lo que no ayuda en la escucha” D. Valentín Rodil
“Escucharme para escuchar” D. Luis Monrobel y D. Juan José
Duque, miembros de la Comunidad Educativa Extremeña de la
Fundación Claudio Naranjo para la educación.
18.00 Conclusiones y Clausura

N.B.- Para quienes quieran quedarse a comer habrá un servicio de catering por un precio de 10 Euros que se deberán ingresar en la CC ES67 2100 1982 8502 0025 8627, antes del lunes 9 de abril, haciendo constar en el ingreso nombre y apellidos.

Para poder inscribirte:
https://goo.gl/forms/yXzS0dGvQiI4XbEi1

Video ilustrativo de lo que es y pretende el CENTRO ESCUCHA SAN CAMILO-GUADALUPE:

Ver Post >
“Silenciarnos, para que la vida hable”. Irene y su luz.
img
José Moreno Losada | 13-03-2018 | 09:58| 0
vk3mxilp6h9

Los primeros pasos de Irene… Una lección de vida en cuaresma 

En el tiempo de cuaresma el evangelio nos propone contemplar el pasaje de la curación del ciego de nacimiento, con él se nos invita a liberarnos de todas nuestras cegueras. El ruido nos ciega, estamos necesitados de la visión del silencio, del interior, de lo más profundo. Hoy siguen ocurriendo los milagros que nos abren los ojos. Irene es un milagro que está abriendo los ojos a muchos, y a los primeros que se los ha abierto ha sido a sus padres… os invito a dejaros tocar en el silencio por esta invitación sencilla, que ponemos en el candelero para que nos alumbre a todos los de casa y con esta luz veamos mucho mejor la vida y nos curemos de tanto ruido falso y ensordecedor que nos ciega en nuestro interior.

Un vídeo para contemplar a fondo y en silencio: 

Un fin de semana apasionante

He vivido un fin de semana apasionante, lleno de pasión en el contexto de esta cuaresma que me está marcando con la clave del “silencio”. El jueves celebrábamos el perdón en la comunidad parroquial, el viernes un encuentro de profesionales que, desde el Evangelio, viven a fondo el compromiso por la equidad y la justicia en la sanidad, la educación, la empresa, la universidad y la ciencia. El sábado una mañana de lujo con preadolescentes en un taller de inclusión  y apertura a los que tienen otras capacidades, entendiendo la parálisis cerebral y el autismo. En la tarde un retiro arciprestal con más de cien personas adentrándonos en claves teológicas de autenticidad y originalidad por el camino del silencio fecundo, en el verdadero ayuno, la oración y la limosna cristiana. Para terminar el Domingo con una celebración eucarística festiva en nuestra parroquia con los miembros de Aspaceba – Parálisis cerebral-, Apnaba -Autismo-y del colegio de la Luz -Coro la luz-– otras capacidades-, con una paella solidaria, donde faltó paella –no hubo multiplicación- pero no solidaridad y fraternidad a pie de calle y de vida. El broche de oro, el concierto impresionante organizado por Manos Unidas en el palacio de Congresos de Badajoz, con músicos de talla experimentados y jóvenes, así como con la grandeza de los componentes del coro Amadeus, que nos ganaron el corazón y el espíritu(Canción Amani: Paz). Trepidante fin de semana y gozoso, no se puede vivir más en menos. Orgulloso de esta ciudad, estos ciudadanos, esta iglesia y estas asociaciones, todo lleno de vida, sensibilidad, fraternidad y esperanza. Y todo eso en medio de una sociedad que está tocada de dolor, límites, exclusiones, violencia… nos dolía la noticia de último Gabriel aniquilado que recibíamos a mediodía, junto a los miles de gabrieles que todos los días sufren, los mártires inocentes de nuestro mundo.

La necesidad del silencio

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, texto, exterior y naturalezaTodo vivido desde de algo fundamental que traemos entre manos y que deseamos que pueble nuestro corazón humano. La sociedad está aquejada y dolorida, pero la sociedad somos nosotros, nuestra vida, nuestras luchas, nuestros límites… nos dicen los expertos que necesitamos saber silenciarnos para hacer menos, o al menos, para vivir algo de lo que hacemos, pero vivir con profundidad y fondo, porque en el fondo todas las cosas son diferentes y se hacen más auténticas. En el retiro arciprestal hubo momentos distintos, uno de ellos fue orar en la presencia de Cristo en la Eucaristía, pero lo hicimos desde la vida. Le pedimos a personas que, desde su silencio y vivencias, compartieran su oración con nosotros, que nos manifestaran cómo sentían y vivían ellos situaciones concretas de sus vidas cuando se adentraban en su interior y las  vivían ante Dios Padre. Las situaciones eran distintas: unos padres que acababan de recibir a su primer hijo, un mujer que visita semanalmente el asilo con los ancianos y que acompaña un grupo de niños en la catequesis, un trabajador que tras un accidente laboral ha estado un año sin poder moverse apenas, un voluntario de cáritas que acoge semanalmente a las personas que acuden desde su pobreza y necesidad, una universitaria que investiga y colabora con universitarios de ecuador en la selva amazónica, y le pedimos también su oración a Reyes Y Pedro, padres que hace dos años acogieron a su tercer hija, Irene, que vive con la dificultad de la ceguera. Comparto con vosotros la oración que proclamó Reyes, acompañada al órgano por su  esposo Pedro, en ella creo que aparece la clave de una vida almada. Se lo pedí a ellos porque hacía unos días que me habían enviado como una de las mejores noticias del mundo que Irene, a sus 24  meses, ya estaba dando sus primeros pasos, y que hasta corría confianda para abrazarse, un video de luz y de visión del amor y la verdad, sin límites. Por eso quiero compartirlo con todos vosotros, es su alegría que se desborda y no se la quieren guardar para ellos mismos:

Irene, que no ve, ha dado luz a nuestras vidas

“Irene nació hace dos años tras un embarazo lleno de miedos e incertidumbres.

                Esos 9 meses, en el silencio de una espera con muchas sombras y con un futuro incierto y desesperanzador, nosotros nos abandonamos en tus manos Señor, lanzándonos sin red hacía lo desconocido; con muchas dudas y con mucho, mucho miedo.

                 Y nació Irene, deseando enseñarnos un camino nuevo, muy distinto al que ya habíamos recorrido con nuestros otros dos hijos; y entonces empezamos a buscar respuestas, llamando a muchas puertas, buscando esperanza, soluciones, algo de luz en todo este camino de tinieblas;  una respuesta humana a tanta confusión….y nos sentimos solos en este proceso,   ….

sin darnos cuenta que tú Señor ibas a nuestro lado, cerca, muy cerca, porque Irene SIEMPRE  ha ido en tu regazo Señor; pero sólo en el silencio de una escucha serena y confiada hemos podido descubrirte.

                Perdona nuestra torpeza Señor, perdona las veces que nos hemos perdido en el ruido del mundo, perdona las veces que hemos dado entrada a la tristeza, perdona las veces que no hemos celebrado cada victoria, perdona nuestra ceguera Señor.

                Irene, que no ve, ha dado luz a nuestras vidas; Irene que aún no habla nos ha enseñado el valor de la ESCUCHA, Irene nos ha enseñado el valor de la esperanza, de la paz, de la calma, del compartir cada logro;

 NOS HA ENSEÑADO A CELEBRAR LA VIDA CONTIGO SEÑOR.

                Gracias Señor por Irene y todo lo que le rodea, Gracias Señor por esa luz que nos transmite su sonrisa, Gracias por esa paz que nos transmite su mirada, gracias por enseñarnos a orar en su camino, desde la VIDA, y gracias por esos logros de Irene que tanto celebramos y en los que sentimos el beso de Nuestra Madre. 

GRACIAS SEÑOR.”

(Pedro y Reyes)

                                                                                                                       

Ver Post >
Sobre el autor José Moreno Losada
“Entre lo divino y lo humano, pero sin fronteras entre lo uno y lo otro, va deambulando mi vida de cada día, como la de todos. Me muevo como ciudadano de a pie en la ciudad secular, como hermano en medio del mundo y como oveja-pastor en el ámbito eclesial, y no soy más que puro intento de una identidad en estos caminos de lo humano y de lo divino. Abro este blog con el deseo de seguir siendo encuentro y, ojalá, para abrir los ojos, con todos vosotros, a lo trascendente y lo inmanente de nuestra historia cotidiana." Pepe Moreno Losada, nacido en Granja de Torrehermosa en 1958, ahora –ya mayor- sacerdote en Badajoz y profesor en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura.