Hoy

img
Fecha: febrero, 2017
QUIERO A PLASENCIA PERO NO ME GUSTA SU DERIVA
Julian Gutiérrez 20-02-2017 | 1:00 | 0

QUIERO A PLASENCIA PERO NO ME GUSTA SU DERIVA

 

 

*La margen derecha del Rio  Tajo engloba a las  ocho comarcas con mayor población del resto de la Provincia.

*Estamos perdiendo población.

*Plasencia es la  Capital natural del Norte de Extremadura.

*La gran extensión del territorio extremeño hace necesario e imprescindible una mayor  descentralización administrativa.

 

Iniciamos un nuevo año (2017) y una nueva singladura con la mirada fija en el horizonte placentino. No es que sea pesimista, pero mi análisis me lleva a que la Capital placentina no lleva el rumbo que siempre tuvo. Locomotora industrial y de servicios no solo para el desarrollo de la Ciudad sino de todo el Norte de Extremadura, de la que es Capital natural con todos sus derechos y obligaciones.

Todas las Comarcas que conforman este territorio a la Derecha del Tajo, fijan su mirada en nuestra Ciudad como referente capitalino para mantener su propia supervivencia como núcleos poblacionales que quieren  seguir existiendo. Para ello es necesario mantener una sinergia entre todas las poblaciones que conformamos el norte regional con su referente que es Plasencia. Así lo ha sido, lo es y debe seguir siendo por el bienestar de todos.

La población en nuestra región sigue disminuyendo,  está envejeciendo y nuestra extensión territorial sigue siendo la misma con todos sus problemas. Los servicios con esta dispersión se encuentran demasiado concentrados. La administración también continúa sin acercar la administración al administrado. Nuestra industria transformadora sigue siendo limitada a pesar de la gran producción de nuestros  regadíos. La infraestructura ferroviaria ya ven con qué lentitud se desarrolla. Esta es la cruda realidad y nuestros políticos siguen sin darse cuenta de ello.

En concreto y refiriéndonos fundamentalmente a nuestra Ciudad, la pérdida de habitantes que lleva sufriendo en estos seis últimos años es llamativa, dado que Plasencia en todo su registro histórico demográfico reciente siempre ha ido creciendo, poco, pero siempre creciendo. ¿Qué está pasando entonces? La demografía en nuestra nación ha bajado de forma preocupante, de una manera general y ha afectado también a nuestra región. Como es un problema general no quiero profundizar más en este tema.

Si quiero adentrarme un poco  en otra forma de dinamización necesaria y que nuestra Ciudad está en déficit y que si se consiguiera darían nuevas fuerzas para el desarrollo futuro.

En este campo es necesario el apoyo decidido de la Administración Central y de la Autonómica. La dotación de más  servicios administrativos periféricos es más que necesario para acercar la administración al administrado y con ello se aumenta población. Tenemos ejemplos evidentes con Cáceres y Mérida.

La primera al crearse como capital de la provincia en 1833 con la Ley de Burgo y dotarla de servicios administrativos periféricos del gobierno central, con ello empezó a fijar población en detrimento de otras. Así lleva más de 150 años y ahí está. No tengo nada en contra, pero es verdad que con la llegada de un sistema democrático a nuestra nación a partir de 1978 y consiguientemente desarrollando el Estado de las Autonomías, fue política general el ir descentralizando competencias y por consiguiente servicios. Así ocurrió en algunas ciudades  que no eran capitales de provincia de otras Autonomías pero en la nuestra nunca se ejecutó. Quedó solo para los mítines y promesas de los Partidos. Prevaleció el que la capital provincial  siguiera creciendo aunque fuese en detrimento de nuestra Ciudad principalmente a sabiendas de la gran extensión territorial, de su orografía y de que al Norte del Tajo el número de habitantes es mayor y con las tierras de labor y regadío más productivas.

Todos estos 150 años de división administrativa han llevado a  centralizar y centralizar todo, sin tener en cuenta que las necesidades de la población eran lo contrario, a sabiendas que el localismo se encargaba de no saciarse nunca.

Con el actual estado autonómico, tampoco se ha querido avanzar en ello, creándose otra nueva  administración centralizadora. No pongo ejemplos para no extenderme, pues llenaríamos unas páginas más del Blog.

En segundo lugar, Mérida, que fue votada por los extremeños como su capital autonómica y con ello sede del gobierno autonómico y consiguientemente con una nueva división  administrativa propia y con el fundamento constitucional de una descentralización, pero la realidad fue la contraria, una nueva concentración de servicios administrativos sin detrimento del central y provincial.

Con ello,  tanto en una como en la otra la población creció y también su desarrollo. Por tanto la población residente a la derecha del Tajo, y que tiene su capital natural en Plasencia, necesita se fije en su capital los criterios dimanantes del gobierno central y autonómico de llevar la administración al ciudadano, lo más próximo a su residencia.

Plasencia y su zona de influencia con ocho Comarcas a su alrededor sigue a la espera de esa descentralización administrativa que tanto ayudarían a su desarrollo. ¿Por qué no se ha conseguido? Quizás por la cortedad de miras  de nuestros políticos y concretamente por el escaso impulso que han concedido los Alcaldes de Plasencia a este fenómeno descentralizador. No han dado la importancia suficiente a ello y así estamos frenados.

En una Ciudad como la nuestra sin un gran desarrollo industrial, sin  empresas suficientes  capaces de transformar nuestra gran producción agrícola y  frutícola de nuestros regadíos  como potencial agro-industrial, derivado de nuestra gran extensión de tierras en regadíos, hacen que el valor añadido se vaya a otras latitudes y con ello nuestra población.

Y si además le negamos la dotación administrativa en base a un fuerte localismo autonómico y central, llevan al Norte de Extremadura a una delicada situación.

Con respecto al  turismo, como fuente de desarrollo, también se nos ha ninguneado y se nos sigue ninguneando, a sabiendas del potencial natural y monumental de esta zona. Un ejemplo claro lo tenemos en la última Feria  de Turismo interior celebrada en León, que en el Stand de Extremadura silenciaba a Plasencia y a las Comarcas naturales del norte regional, como si no existieran. ¿Esto es localismo o no?.

 

 

Ver Post >

Categorías

Otros Blogs de Autor