Hoy

img
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE ÁVILA EN PLASENCIA
img
Julian Gutiérrez | 11-10-2017 | 11:47

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE ÁVILA EN PLASENCIA 

 

 

*No se defiende mejor a la Universidad pública aislándola de la privada.

*Cuando hay  libre competencia  la enseñanza mejora.

*Por qué la Junta de Extremadura se opone a que la UCAV se implante en Plasencia?

*El exceso de protección a la UEX por parte de la Junta de Extremadura y evitar la competencia la perjudica.

*Tampoco la Junta de Extremadura impulsa el crecimiento de la UEX en el campus de Plasencia.

 

 

La Universidad de Extremadura (UEX) está perdiendo estudiantes  en los últimos siete años, el 42%  menos de matriculas. Son muchos los estudiantes del Norte de Extremadura que prefieren estudiar en Salamanca y Madrid. También son muchos de la provincia de Badajoz que prefieren Sevilla o Madrid. Todo ello es un hecho constatable afirmado por la propia UEX.

No obstante desde la creación de la UEX tuvo que hacerse un reparto salomónico para contentar a las ciudades de Cáceres y Badajoz. El eterno problema en una región muy extensa, con una división administrativa de 1830 muy poco acertada y que han vivido de espalda ambas provincias, y dentro de las propias provincias a su vez la mitad de cada una con idiosincrasias distintas (Norte del Tajo y Este de la de Badajoz).

Se pensó que con la creación de la Comunidad Autónoma se evitaría pero tampoco. Se pasó de un centralismo a otro centralismo, en este caso el autonómico mucho más discriminatorio por localista.

El botón tiene una muestra recientísima. El centro asociado de Almendralejo quiso implantar el Grado de Periodismo que no existía en Extremadura y le faltó tiempo a la Junta de Extremadura y a la UEX para decir que Badajoz ya lo tenía pensado implantarlo. La realidad es que la UEX no lo tenía en su proyecto inmediato de crecimiento,  en cuanto Almendralejo informó de su proyecto ya estudiado, se activó la UEX para en quince días reunir al órgano directivo para aprobar el Grado de Periodismo, pero en Badajoz.

Ahora nos encontramos con que la Universidad Católica de Ávila (UCAV), quiere abrir un centro adscrito en la Capital placentina y la Consejería de Educación no tarda en decir que no, considerando que  haga competencia a la UEX. Como si la competencia entre universidades no fuera positiva para la propia universidad. El segundo argumento de la Consejería casi abochorna el comentarlo; decir que  tener la sede fuera de la región. Sin más comentarios. Muchas ciudades españolas tienen Universidad pública y privada y su competencia sirve para enriquecer los conocimientos que se imparten. La investigación se favorece.

Con esos criterios Plasencia no podría haber tenido Universidad en el siglo XVI como la tuvo.

Lo que los placentinos estamos detectando es una cierta discriminación con la Ciudad, cuando alguna Institución como es una Universidad privada que quiere implantarse en ella.

La ciudadanía es consciente y valora muy positivamente el impulso a la economía local que daría este nuevo campus universitario. Pero no solo a su economía sino a la oferta educativa que se vería aumentada.

La sociedad civil en general  y a través de sus Asociaciones está mostrando su apoyo. El revés ha venido solo de la Junta de Extremadura, niega a Plasencia lo que no niega a Badajoz, con unos argumentos que no se sostienen. En Badajoz se pueden implantar dos universidades privadas  “on line”, es decir no presenciales y esas si dejan beneficio y una presencial como la que se quiere implantar en Plasencia, no. Eso se llama discriminación pura y dura con la Ciudad.

Otros Blogs de Autor