Hoy

img
Las teóricas en los círculos
img
cacerescaparatehoy | 02-06-2014 | 06:49| 0
La fotografía es de principios de los años 80.

La fotografía es de principios de los años 80.

 

José nos envía esta imagen con este texto: “Cuando llegaba la calor no había nada mejor que las teóricas en los círculos. Este espacio lo hicimos con mucho cariño y poco dinero. Hoy en día me da pena cada vez que paso por la carretera y los veo abandonados pero en pie, al igual que los grandes monumentos. Quien le iba a decir a Goyo, que fue el que gestiono su construcción, que treinta y tantos años después (que no son nada), no sólo dejo recuerdos en las memorias… además construcciones que marcaron una época.

Cree que la fotografía fue tomada en 1981, “todavía hay algunos que van con pantalones color garbanzo“.

Recordamos a los que quieran enviarnos fotos a dicestudemiliencaceres@gmail.com que no se preocupen si están dañadas o han perdido color. Nosotros las arreglamos.

Ver Post >
Vocabulario de la mili (y 4)
img
cacerescaparatehoy | 15-05-2014 | 14:37| 0
Fotografía subida en internet por Francisco Javier Domínguez de jóvenes haciendo la mili en Cáceres en 1984.

Fotografía subida en internet ,por Francisco Javier Domínguez de jóvenes haciendo la mili en Cáceres en 1984.

 

Quinto: Novato recién llegado.

Rancho: Comida.

Recluta: Novato recién llegado (se era recluta hasta que se juraba bandera y entonces ya era soldado).

Relevo: Toque para hacer el relevo de la guardia saliente. Los que salían de guardia le cantaban en broma a los que entraban con la melodía del toque: “Guardias venid, venid, venid,/ guardias llegad, llegad, llegad,/ unos irán al polvorín/ otros irán a la Principal./ Si tienes guardia, jódete/ que yo también la tuve ayer./ Cuando salgas del cuartel/ quéjate al coronel./ Limpiad las botas y el mosquetón/ si no el sargento os dará un gran bofetón”

Retén: Grupo de guardia suplementaria para reforzar a la guardia de la Principal. También llamado ‘refuerzo’.

Revista de policía: Revisión de la limpieza e higiene de las instalaciones del cuartel.

Santo y seña: Cuando dos soldados de guardia se encontraban cuando estaban de ronda, para reconocerse tenían que dar una clave cada uno de ellos. El primero que hablaba daba ‘el santo y seña’ y el otro ‘la contraseña’. Por ejemplo uno decía ‘Pablo-Palencia’ y el otro ‘pistola’.

Sargento de puertas: Suboficial que se situaba en la puerta del cuartel a la hora de paseo de la tropa y pasaba revista, prestando especial atención al corte de pelo y a las botas.

Servicios mecánicos: Trabajos que no estaban relacionados con las armas, como barrer o fregar.

Taquillas: Armarios metálicos con candado para guardar la ropa o cualquier cosa, generalmente adornados en su interior con fotografías de señoras con poca ropa o ninguna.

Turuta: Corneta. El que tocaba la corneta.

Wisa: Veterano a punto de licenciarse.

Zeta, El: Subfusil Z-45

 

Ver Post >
Vocabulario de la mili. (3)
img
cacerescaparatehoy | 01-05-2014 | 11:01| 0
Reclutas que juraron bandera en Cáceres el 12-IX-1976. Tercer llamamiento, 2º Batallón, 8ª compañía.

Reclutas que juraron bandera en Cáceres el 12-IX-1976. Tercer llamamiento, 2º Batallón, 8ª compañía.

Novatadas: Bromas, algunas crueles y de muy mal gusto, que hacían los veteranos a los reclutas.

NoviaFusil.

OraciónToque de corneta que se ejecutaba después de arriar bandera. También se tocaba por las mañanas en versión corta para avisar a reconocimiento médico. Se popularizó con la letra: “Aaaay, aaaay, qué malito estás”.

Orden del díaPapel en el que se relacionaban los servicios que había en el cuartel al día siguiente, así como la minuta (comidas) y demás actividades. Era leída por el sargento de semana, con la compañía formada, previa voz de mando de “¡Descubrirse a la orden!”.

OrdenanzaTambién llamado ‘machaca’, soldado encargado de llevar y traer papeles oficiales.

PadreSoldado veterano.

Pelar patatasArresto que se cumplía en la cocina pelando patatas o trabajando de pinche. Era la frase que más decía algún mando para espabilar a los reclutas: “¡Los últimos en formar, a pelar patatas!”.

Peluca: Peluquero.

Pelusa: Recluta ‘pelao al cero‘. Era un arresto habitual en alguna época (junto al de pelar patatas).

PetateBolsa de lona grande de color caqui, con ojales metálicos en su parte superior para poder ser cerrado con un candado. Se usaba para llevar la ropa durante los viajes y maniobras.

Pili y MiliPolicía Militar. Soldados con casco blanco que apuntaban el nombre de algún recluta o soldado (para posterior arresto) si le pillaban por la calle sin gorra, con un botón desabrochado de la guerrera o con las botas sucias

PlanearFregar el suelo.

PlantónEstar en un sitio de vigilancia. Se decía “estar de plantón”.

PolloNovato recién llegado.

PrevenciónCuarto de arrestados al lado del Cuerpo de Guardia.

Principal (La)Garita de la puerta principal. Guardia de la puerta principal del cuartel.

ProvisionesServicios en turnos de 24 horas que se hacían trabajando en las cocinas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver Post >
Vocabulario de la mili (2)
img
Sergio Lorenzo | 23-04-2014 | 17:09| 0

EmpanadoTorpe, atontado.

EmpuradoArrestado.

En peores garitas he hecho guardiaFrase con la que se daba a entender, que estaba dispuesto a resolver cualquier problema por difícil que fuera.

EscaquearseDesaparecer sin ser visto. Escaparse de los servicios simulando que se cumplen.

EscribienteSoldado destinado en la oficina.

Estar ‘Lili‘: Estar licenciado.

FaginaToque de corneta que avisaba de que era la hora de comer, la hora del rancho. Los soldados le pusieron letra: “Soldadito de España no tengas pena,/ que al toque de fagina, barriga llena”

FurrielSoldado o cabo que organizaba la plantilla de servicios. A veces también se encargaba del armamento y el vestuario. Según los casos, era el más odiado o querido por los reclutas.

GaritaHabitáculo a modo de caseta, con puerta y mirillas, en donde el soldado se podía refugiar de la lluvia y el frío. En sus paredes había escritas frases como esta: “Ya estoy harto de judías y paellas valencianas, que se las coma el coronel y el sargento de semana”

GariteroEl que estaba de guardia. 

GuripaEl que entraba de guardia.

Hogar del SoldadoBar o cantina con televisor, juegos de mesa, futbolín, biblioteca, etcétera.

ImaginariasSoldados que vigilaban los dormitorios por las noches. Tenían cuatro turnos, relevándose cada dos horas. El peor era el tercer turno porque partía la noche y al que le tocaba no podía dormir. Los mejores eran el primero o cuarto turno porque se podía descansar algo.

Ir de bonitoLlevar el uniforme de paseo.

Maestro armero: Suboficial encargado del ajuste y reparación del armamento. También era el que canalizaba muchas quejas, cuando se decía “¡Vete a reclamar al maestro armero!”.

Marcha de infantesToque de corneta para recibir al general, popularizado con la letra, “Ya viene el pájaro, ya viene el pájaro, ya viene el pájaro, cuando se irá”.

Meter un puroMeter un arresto.

MosquetónFusil corto de cerrojo con peine de cinco cartuchos, del calibre 7,92. Tenía su canción: “Joder con el mosquetón,/ cómo pesa, cómo pesa…./ Joder con el mosquetón,/ cómo pesa el muy cabrón”.

Foto de reclutas en Cáceres en 1980, publicada en www.amigosdelamili.com

Foto de reclutas en Cáceres en 1980, publicada en www.amigosdelamili.com

 

Ver Post >
Vocabulario de la mili (1)
img
Sergio Lorenzo | 11-04-2014 | 07:26| 0

En internet, en páginas web y blogs aparecen distintos vocabularios de palabras que se asocian con la mili. En varias entradas iremos publicando algunas de estas palabras. Se admiten colaboraciones. Correo: dicestudemiliencaceres@gmail.com

Abuelo: Veterano a punto de licenciarse.

Asistente: Soldado asignado a las órdenes de un oficial. Tenía la ventaja de ir vestido siempre de paisano y librarse de desfilar, pero había veces que el oficial se las traía. Esta figura desapareció alrededor de 1970.

El Aspirino: El sanitario.

Batallón disciplinario: Unidad especial a la que iban a parar desertores, violadores, homosexuales, testigos de Jehová… tras una sentencia de un consejo de guerra. Fue famoso el de Cabrerizas (Melilla) trasladado más tarde a Hausa (Sahara). Se disolvió en 1964.

Bicho: Novato recién llegado.

Bisa: Veterano a punto de licenciarse.

La Blanca: Cartilla militar, al ser de ese color después de los años sesenta. Antes era de color verde y, por supuesto, se le llamaba ‘la verde’.

Bromuro: Algunos reclutas sospechaban que les echaban esta sustancia química en el rancho para no tener erecciones. Hay quien asegura que era cierto, pero antes de los años sesenta.

BultoNovato recién llegado.

Calabozo: Pequeña cárcel que había en los cuarteles para aquellos que cometían faltas consideradas graves.

Cantina: Bar para la tropa.

El Chispa: El electricista.

Chivo: Novato recién llegado.

Chopo: Fusil.

Chusco: Ración de pan.

Chusquero: Soldado, cabo o cabo 1º que se reenganchaba para seguir en el Ejército. También acompañaba este apelativo a oficiales y suboficiales que no se habían formado en una academia.

Conejo: Novato recién llegado.

Cuartelero: Soldado que vigilaba la puerta de la compañía, normalmente armado con fusil y bayoneta. Avisaba de la llegada de algún mando con gritos: “¡Compañía, el capitán!” “¡Compañía, el sargento!”. Si entraba alguien desconocido decía en broma: ¡Compañía, sospecha, cierren taquillas!”.

Cuerpo de guardia: Cuarto grande en el que se alojaba la Guardia. Tenía armero, mesas, sillas y literas.

Diana: Toque de corneta para obligar al recluta a dejar la cama. La letra popular decía: “Quinto levanta, tira de la manta./ Quinto levanta, tira del colchón,/ que viene el sargento/ con el cinturón”. Antes del obligatorio y necesario aseo, el sargento o cabo primero de semana pasaba lista.

 

Reclutas de Cáceres de la 9ª Compañía en 1978.

 

Ver Post >
Coronel Fernández Rincón (y 2): “El Campamento Santa Ana era como una ciudad”
img
Sergio Lorenzo | 30-03-2014 | 14:17| 0

En el Campamento Santa Ana de Cáceres he estado con 8 coroneles, que todos fueron buenos. Unos tenían sus manías e inquietudes; unos eran hombres muy profundos, que preparaban unos discursos maravillosos como el coronel Gonzalvo; a otros les preocupaba mucho la seguridad y parecía que nos iban a atacar todos los días. La verdad es que todos han sido buena gente, cada uno en su estilo. Se decía que siempre venía un coronel duro y luego otro más blando, que se alternaban; pero, bueno, yo creo que no, que todos tenían su estilo según su procedencia: si venía de una unidad dura como la brigada Paracaidista, pues eran duros; y si venían de una unidad de enseñanza, pues era otro estilo.

Está fotografía es de la despedida del coronel Oliver, a la izquierda está Ángel Juanes, cuando era presidente del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

 

Despedida del coronel Oliver.

Despedida del coronel Oliver.

 

Esta imagen es de la despedida de Antonio Domínguez que se tuvo que ir de Cáceres al ascender a coronel.

 

Despedida del coronel Antonio Domínguez.

Despedida del coronel Antonio Domínguez.

 

El Campamento Santa Ana era como una ciudad, hasta tal punto que allí se tenían todos los servicios. En mi época llegábamos a vivir allí hasta 2.000 personas. Había cine por las tardes, a las siete, con películas modernas; estaban los bares; había Canal Plus para ver los partidos; un centro deportivo, billares, futbolines… Caja Duero nos pagó una iluminación del campo de deportes y se podía jugar por la noche; a los reclutas se les daba balones, bicicletas para montar, tenían de todo…

Había un kiosco en el que se podía comprar de todo. En la época en la que se podía fumar en cualquier sitio había un estanco, que debía de ser uno de los más rentables de Cáceres. Cuando aún no estaban los teléfonos móviles, había más de 30 cabinas de teléfono con una recaudación muy importante. Llegó a haber panadería y hemos tenido y tenemos un capitán veterinario que controla la cocina que entra y, si no le gusta la echa para atrás. Se consumía en alimentos una barbaridad y en otras cosas… cuando venían los chavales los primeros días, que venían con dinero, yo les veía hacer colas en las tiendas de deportes para comprar deportivas: Se originaba mucha inversión en Cáceres. Luego los autobuses a Cáceres bajaban y subían llenos. Había chavales que igual no bajaban a la ciudad en el primer mes, porque la Pollería estaba bien, hacían amistades, venían familiares a verles, se veían los partidos de fútbol, llamaban a la novia por la cabina de teléfono, se acostaban pronto y no se acordaban de la ciudad; pero luego, los fines de semana salían y nosotros provocábamos que la gente saliera, que conociera la ciudad.

Esta imagen es 1996, es en las obras de la reforma de la ermita Santa Ana, con el teniente coronel Domínguez, y el coronel jefe del Cefot Oliver.

 

En las obras de la ermita Santa Ana.

En las obras de la ermita Santa Ana.

 

Las juras de bandera atraían a mucha gente a Cáceres. Yo les recomendaba a los chavales, nada más incorporarse, que al día siguiente ya reservaran habitación para sus padres, porque yo había reservado para amistades hoteles hasta en Portugal para venir a la jura de bandera. Es que antes no había tantos hoteles en Cáceres como ahora. Cuando había jura de bandera los autobuses estaban llegando toda la noche y se montaban verdaderos negocios de bocadillos a las tres de la madrugada, o de gente vendiendo café y churros. Venían los autobuses de Barcelona, Galicia, País Vasco… Desayunaban y ya se quedaban en el cuartel a esperar la jura de bandera, y cuando terminaban se llevaban al muchacho, que tenían una semana de vacaciones hasta que se incorporaba a su unidad. Eran palizones; pero como puede hacer alguno ahora para ver un partido de fútbol que organiza una peña; es igual.

 

En esta fotografía estoy con el periodista Tico Medina cuando vino a ver a un sobrino a una jura de bandera en 1997.

 

Con el periodista Tico Medina.

Con el periodista Tico Medina.

 

Había épocas duras, como cuando se hablaba de disolver la Unidad, pero siempre manteníamos la calma porque sabíamos que la ciudad de Cáceres nos iba a apoyar, como así ha sido. Ahora se va a entregar al Cefot la medalla de la ciudad de Cáceres, y quiero desde aquí felicitar al coronel, considerando que ha sido un triunfo de todos los mandos y tropa que han pasado por el acuartelamiento de Cáceres, porque han dejado la impronta del cariño a la ciudad.

Estas tres imágenes son del cocido que se hizo para 8.500 personas en la Plaza Mayor de Cáceres el 28 de marzo de1998.

 

En la imagen están el periodista José María Parra, el concejal Rumbo de La Montaña, el coronel Domínguez.

Aquí están el periodista José María Parra, Rumbo de La Montaña, el coronel Domínguez, Pedro Calderón y Raimundo Medina.

 

Aquí estoy con Victoriano Roncero, Teodoro Casado y Domingo Nevado.

Aquí estoy junto a Victoriano Roncero, Teodoro Casado y Domingo Nevado.

 

Otra imagen del cocido de la Plaza Mayor.

Otra imagen del cocido de la Plaza Mayor.

 

 

 

 

Ver Post >
Coronel Fernández Rincón (1): “Una vez encontramos a un recluta escondido en una olla”
img
Sergio Lorenzo | 19-03-2014 | 18:58| 0

Nací en Burgos, pero llegué a Cáceres cuando tenía cuatro años. En esta ciudad estudié el bachillerato en el Colegio San Antonio y luego fui al Instituto. Mi abuelo fue militar, igual que mi padre; también es militar un hermano y varios sobrinos. Yo nunca tuve otro pensamiento más que el de ser militar.

En esta fotografía estoy con mi hermano Jorge, cuando los dos habíamos ascendido a teniente coronel, como cofrades del Cristo de las Batallas de Cáceres.

 

Yo y mi hermano Jorge como cofrades del Cristo de las Batallas.

Yo y mi hermano Jorge como cofrades del Cristo de las Batallas.

 

Estuve destinado en los años 1986 y 1987 en el Campamento Santa Ana de Cáceres. En esta fotografía de 1986 están mandos de la 5ª Compañía. Entonces era el capitán que mandaba la Compañía, están los subtenientes Santos y Solís, el teniente Fernández, al que llamaban ‘El Titi’, y auxiliares de la Compañía.

 

Mandos de la 5ª Compañía en 1986, en el campo de tiro.

Mandos de la 5ª Compañía en 1986, en el campo de tiro.

 

Está foto también es de 1986, en la ermita de Santa Ana que está en el Campamento, antes de ser rehabilitada. En la primera fila, de izquierda a derecha, está Barroso, un mando de la Guardia Civil del que no recuerdo el nombre, el teniente coronel Mata, el coronel Bernabeu, Silveira, Flores, Camuñas y Romero. Detrás estamos: el pater, yo, Castrorey, Antonio Domínguez con la barba aún negra, Freixenet, Porras; por en medio, Rivera, Agustín, Rosado, Jimeno; y a la derecha el médico Solo de Zaldiva, Izquierdo, Antequera y Haro.

 

En la ermita de Santa Ana en 1986.

En la ermita de Santa Ana en 1986.

 

Esta imagen es de 1987, delante del Gobierno Militar, en el Palacio de las Cigüeñas de Cáceres. En la izquierda está el pater, los guardias civiles Rebollo y el comandante Haro, que ahora es coronel. Por el centro estoy yo, Romero Tejado, Camuñas, Molina, el coronel Ortego, Castroviejo, Mogollón y Velázquez. A la derecha está el comandante Hurtado, que ahora es general, el mando superior de la Guardia Civil en Extremadura.

 

Mandos del Ejército de Tierra y la Guardia Civil de la provincia de Cáceres en 1987.

Mandos del Ejército de Tierra y la Guardia Civil de la provincia de Cáceres en 1987.

 

En 1987 fui destinado a Barcelona. Regresé a la provincia de Cáceres en 1989, al CIR de Plasencia en el que estuve hasta 1991, cuando lo mandaba el teniente coronel Tello, que se murió muy joven. Allí estuve con el comandante Molina (que ahora es coronel), los capitanes Prisciliano, Rolando

En esta imagen, de cuando estuve en el CIR de Plasencia, Rolando, Prisciliano (de espaldas) y yo estamos mirando al teniente coronel Tello.

 

En el CIR de Plasencia con el teniente coronel Tello.

En el CIR de Plasencia con el teniente coronel Tello.

 

Esta otra imagen es de una jura de bandera en Plasencia en esa época.

 

Jura de bandera en Plasencia.

Jura de bandera en Plasencia.

 

Después de Plasencia, me destinaron dos años a Cáceres. Luego me marché y volví, estando en el acuartelamiento de Cáceres 17 años seguidos, desde 1995 al 2012. En Cáceres estuve de capitán y conocí como era una compañía como unidad independiente, luego estuve de comandante, jefe de estudios, etcétera.

De la época de la mili me acuerdo de personajes famosos que han hecho el servicio militar en Cáceres. Tuve conmigo al torero Finito de Córdoba, que fue un gran chaval, cualquier cosa que le pedíamos la hacía, como ir a visitar a los discapacitados acogidos en los Hermanos de la Cruz Blanca, que fue un día espectacular. También estuvo conmigo un sobrino de su majestad el Rey, el hijo de la infanta Margarita.

De anécdotas de la mili, me acuerdo una vez que habíamos visto a uno que se había escapado de las clases, salimos corriendo detrás de él para ver si le pillábamos. Se metió en la cocina, y buscando, buscando, no dábamos con él… hasta que al final se le encontró metido en una olla o marmita.

Esta fotografía es de 1997, de una excursión que hizo la Unidad de Servicios, cuando la mandaba yo, a la Peña de Francia, con todos los que estábamos en la Compañía. Están Antolín Galindo, Felipe Sanguino, el capitán Agapito

 

Excursión, en 1997, de la Unidad de Servicios a la Peña de Francia.

Excursión, en 1997, de la Unidad de Servicios a la Peña de Francia.

 

 

Ver Post >
2001 (y 3): Los últimos, los 337 reclutas del adiós a la mili en Cáceres
img
Sergio Lorenzo | 07-03-2014 | 07:46| 0
Un soldado de reemplazo besa a la novia después de la Jura de Bandera.

Un soldado de reemplazo besa a la novia después de la Jura de Bandera.

 

La mayoría, 122, eran de Madrid, otros 101 procedían de Extremadura, 75 de Castilla-La Mancha, otros 17 de Valencia, de Andalucía eran 10, de Cataluña cuatro, dos de Asturias, dos de Galicia, uno de Cantabria, uno de Castilla y León y dos más eran españoles nacidos fuera de su país. En total, eran 337 los jóvenes que el último día del mes de marzo del 2001, sábado para más señas, estaban uniformados en el Campamento Santa Ana, protagonizando el adiós de la mili en Cáceres.

Fueron los últimos que hicieron el servicio militar obligatorio en Cáceres, los últimos una larga lista de miles que aprendieron la instrucción militar en esta ciudad desde 1964, casi 40 años. El coronel jefe del CIMOV, Vicente Gonzalvo, se lo dijo bien claro en su intervención: “Vosotros constituís el final del servicio militar obligatorio en la ciudad de Cáceres“.

A nivel nacional, esta jura fue la penúltima de la mili, la última se celebraría unos días después en Alicante. Estas fotos, realizadas por el fotógrafo del Diario HOY, Lorenzo Cordero, son de la última jura de la mili en Cáceres.

 

La última jura de militares de reemplazo.

La última jura de militares de reemplazo.

 

La mayoría, 122, eran de la comunidad de Madrid.

La mayoría, 122, eran de la comunidad de Madrid.

 

Uno de los nuevos soldados del último año de la mili.

Imagen de la jura de bandera.

 

Esta curiosa fotografía la realizó Lorenzo Cordero durante el acto militar. Un recluta se desmaya y antes de caer al suelo le sostiene su compañero, que aguanta su peso sin dejar caer su fusil.

 

La fotografía del recluta que sostiene a un compañero que se desmaya.

La fotografía del recluta que sostiene a un compañero que se desmaya.

 

En la tribuna de autoridades se encontraba el general jefe del Mando Regional Centro, José Ramón Lago Vázquez; el presidente de la Asamblea de Extremadura, Manuel Veiga; el alcalde de Cáceres, José María Saponi; y el alcalde de Plasencia José Luis Díaz. Este  último acompañó a placentinos de la quinta de 1952 que participaron en el acto militar al renovar el juramento a la Bandera al cumplir el 50 aniversario de su alistamiento a filas. Juraron 41 placentinos, a los que se sumaron 36 esposas de los mismos.

 

Los alcaldes de Cáceres y Plasencia, el presidente de la Asamblea y el general Lago.

Los alcaldes de Cáceres y Plasencia, el presidente de la Asamblea y el general Lago.

 

Un niño vestido de soldado entre el público.

Un niño vestido de soldado entre el público.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uno de los 337 marchándose de permiso tras la jura de bandera.

Uno de los 337 marchándose de permiso tras la jura de bandera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antes de está última jura de jóvenes que hicieron el servicio militar obligatorio, en el mes de febrero, el día 17, hubo otra jura de bandera en la que participaron 306 soldados de reemplazo. Se habían incorporado al Campamento Santa Ana el 15 de enero. Estas imágenes son de esa jura de bandera.

 

 

 

Ver Post >
2001 (2): Las monjas pro CIMOV y nace la plataforma 'El Campamento no se cierra'
img
Sergio Lorenzo | 28-02-2014 | 07:58| 0
Monjas jerónimas con el diputado de Cultura Andrés Rodríguez.

Monjas jerónimas con el diputado de Cultura Andrés Rodríguez.

 

Ante el anuncio de que el CIMOV va a desaparecer el 1 de enero de 2003 y que Cáceres puede perder la guarnición militar que está de forma permanente desde 1919, gran parte de los cacereños se movilizan y el 12 de julio se crea la plataforma ‘El Campamento no se cierra’, haciendo referencia al Campamento Santa Ana, en donde estaba enclavado el CIMOV (hoy CEFOT).

Entre los colectivos que apoyaron al CIMOV (Centro de Instrucción y Movilización) llamó la atención el de las monjas jerónimas, que tienen su convento en la calle Olmo, en plena Ciudad Monumental. Cuando el 11 de julio el diputado provincial de Cultura, Andrés Rodríguez, fue a regalarles 300 libros para su venta al público, las hermanas indicaron a los periodistas que pedían que no se cerrara el Campamento, ya que era una de sus mayores fuentes de ingresos. Las 11 monjas elaboraban dulces para los militares dos veces a la semana. Los martes hacían tortas de hojaldre para el desayuno del miércoles, y los jueves perrunillas para el desayuno de los viernes.

La Plataforma estimaba que si Cáceres se quedaba sin militares se perdían 250 puestos de trabajo directos. La plataforma ‘El Campamento no se cierra’ fue cogiendo fuerza. La formaban, entre otros colectivos: La Federación de Asociaciones de Vecinos, los sindicatos UGT y CC.OO., el PSOE y el PP, la asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios, hogares de pensionistas, Foro Cívico, la Asociación Cultural La Esmeralda, la Asociación de Empresarios del Comercio de Cáceres (AECA), el Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Cáceres y provincia…

 

Reunión de representantes de la plataforma 'El Campamento no se cierra'.

Reunión de representantes de la plataforma 'El Campamento no se cierra'.

 

El 3 de diciembre de 2001, los tres representantes de la Plataforma: Raimundo Medina, Miguel Salazar y Antonio Dionisio entregaron en el registro de la Subdelegación del Gobierno en Cáceres, más de 6.000 firmas de personas que pedían que Cáceres no se quedara sin guarnición militar. También registraron una carta dirigida al ministro de Defensa, Federico Trillo, del que indicaron que se esperaba una mayor sensibilidad y atención hacia Cáceres, ciudad de la que disfrutó en su juventud cuando su padre era gobernador civil de esta provincia.

 

Miguel Salazar, Raimundo Medina y Antonio Dionisio entregando las firmas.

Miguel Salazar, Raimundo Medina y Antonio Dionisio entregando las firmas.

 

Mientras tanto, en el CIMOV se seguía con su actividad. Las siguientes imágenes son de diciembre de 2001 cuando, en teoría, al Campamento Santa Ana sólo le quedaba un año de vida.

 

Jura de bandera de soldados profesionales.

Jura de bandera de soldados profesionales.

 

Dos soldados llevan la imagen de su patrona en la celebración de la Inmaculada.

Dos soldados llevan la imagen de su patrona en la celebración de la Inmaculada.

Ver Post >
2001 (1): Cuarta vez que se asegura que desaparece el Centro de Instrucción de Cáceres
img
Sergio Lorenzo | 21-02-2014 | 10:30| 0
El jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Santayana, junto al coronel Gonzalvo.

El jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Santayana, junto al coronel Gonzalvo, jefe del CIMOV.

 

La primera vez que se habló del cierre del Centro de Instrucción de Reclutas de Cáceres fue en 1978, la segunda en 1983, la tercera en 1998 y la cuarta en el 2001.

Ocurrió el 8 de marzo de 2001. El jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Alfonso Pardo de Santayana, visitó el Centro de Instrucción y Movilización (CIMOV) número 1 de Cáceres, y anunció que la inmediata desaparición de la mili y la puesta en marcha del ejército profesional, suponía que el CIMOV dejaría de formar a los futuros soldados, ya que se haría en academias militares.

Esta noticia hizo que el Ayuntamiento de Cáceres pidiera alternativas para la instalación militar cacereña. En marzo, el ministro de Defensa, Federico Trillo, le señaló al alcalde José María Saponi que aún no había nada decidido sobre el CIMOV.

Ya en abril el Ministerio de Defensa habló por primera vez de cierre del CIMOV. El secretario de Estado de Defensa aseguró en el Congreso de los Diputados que el CIMOV no se cerrará “en ningún caso antes de 2002“.

En medio de la incertidumbre, el 23 de junio de 2001, se celebró en Cáceres una jura de bandera en la que participaron 212 soldados profesionales.

 

Jura de bandera del 23 de junio de 2001.

Jura de bandera del 23 de junio de 2001.

 

Participaron 212 soldados profesionales.

Participaron 212 soldados profesionales.

 

El 18 de agosto hubo otra jura de bandera, en la que sólo participaron 128 soldados profesionales, entre los que había jóvenes de Argentina y Uruguay, hijos de emigrantes españoles.

 

Jura de bandera del 18 de agosto del 2001.

Jura de bandera del 18 de agosto del 2001.

 

Participaron 128 soldados profesionales.

Participaron 128 soldados profesionales.

 

Otra nueva jura de bandera tuvo lugar el 10 de noviembre. En esta ocasión participaron cerca de 150 nuevos soldados profesionales.

 

Jura de bandera del 10 de noviembre.

Jura de bandera del 10 de noviembre.

 

En esta ocasión participaron cerca de 150 nuevos soldados.

Participaron cerca de 150 nuevos soldados.

 

El 26 de octubre de 2001 se publicó una noticia que alimentaba el rumor del cierre del Campamento Santa Ana como centro de formación de soldados: El CIMOV se quedaba fuera de la quinta convocatoria del año para militares profesionales. No se le asignaba ninguna de las 4.500 plazas de la convocatoria, mientras que en el CIMOV de San Fernando (Cádiz) se iba a encargar de formar a 1.200 jóvenes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver Post >
Sobre el autor Sergio Lorenzo
El objetivo del blog 'Dices tú de mili' es recordar el paso por Cáceres de alrededor de medio millón de personas que hicieron en esta ciudad el servicio militar obligatorio, la famosa 'mili', que desapareció en el año 2001. La ciudad de Cáceres ha estado conviviendo con reclutas desde el año 1964, aprendiendo aquí la instrucción militar desde Felipe Gonzalez al torero Finito de Córdoba, el cantante José Luis Perales o el humorista el Gran Wyoming, así como famosos futbolistas y jugadores de baloncesto.

Otros Blogs de Autor