1980 (y 2): Recuerdos de las discotecas Bols, Faunos y Eros | Dices tú de mili - Blogs hoy.es

Blogs

Sergio Lorenzo

Dices tú de mili

1980 (y 2): Recuerdos de las discotecas Bols, Faunos y Eros

Imagen de los barracones del CIR publicada en www.amigosdelamili.com

Imagen de los barracones del CIR publicada en la páginaa web www.amigosdelamili.com

 

Un saludo a todos, soy Fran. Estuve en el CIR número 3, en la 5ª Compañía, desde el 24 de agosto hasta mediados de septiembre de 1980, recuerdo la típica foto en la tanqueta, la pollería, la discoteca Bols, La limpieza de los servicios de batallón los domingos, que era más divertido que escuchar al pater dando misa, y el enseñar a los de Imec a colocarse la boina“. Este es uno de los comentarios recogidos en el blog Historias de El Pardo de reclutas que hicieron la instrucción en Cáceres en el año 1980. Muchos de ellos recuerdan las tres discotecas de Cáceres que entonces eran las más concurridas: La Bols, Faunos y Eros, que ya han dejado de existir.

 

Publicidad de la discoteca publicada en la prensa.

Publicidad de la discoteca publicada en la prensa.

La discoteca Bols, también llamada Bols-club, se encontraba en plena plaza de Albatros, en La Madrila Baja. De ella sólo queda ahora una puerta negra cerrada, sin indicativo alguno, entre Ivanhoe 3.0 y la Sala La Calle, dos conocidos locales que tienen actividad de café-concierto. Mucha gente recuerda sus dos plantas que, por cierto, regentaban dos personas de manera individual. Aquí trabajó uno de los primeros disc jokey de Cáceres Cele Gómez, que se jubiló en el año 2002 después de trabajar 44 años en Cáceres como técnico de sonido, primero de Radio Cáceres y luego de Radio Nacional de España.

 

 

 

 

 

 

 

 

La discoteca Eros, frecuentadas por parejas que buscaban intimidad, se encontraba en la calle de bajada de la avenida de Hernán Cortés a la Madrila Baja, en el edificio de Pita Publicidad. Estaba en los bajos del bloque número 20 de La Madrila y se mantuvo durante bastantes años. El 3 de julio de 1984 se publicaba una carta al director en HOY, en donde 27 vecinos de este bloque se quejaban de los ruidos que tenían que soportar de la discoteca, desde las doce de la noche, que abría, hasta más allá de las cinco de la madrugada; decían en la carta que, “su instalación debe ser tan insuficiente y precaria, que los ruidos de la música se oyen en los pisos más altos del inmueble, no digamos los primeros pisos y la vivienda del señor portero de la finca que está totalmente encima de la discoteca“.

La discoteca Faunos, estaba a unos metros de la Bols, también en La Madrila Baja. Era bastante amplia y con muchos recovecos. Bastantes cacereños recibían aquí los nuevos años en sus famosos cotillones, que en 1977 costaba “500 pesetas para el caballero y 300 pesetas para la señorita“, según la publicidad del momento. Mantuvo el nombre bastante tiempo. El 21 de mayo del 2004 en HOY se publicaba la noticia de que varios agentes de la policía tuvieron que ir a la Discoteca Faunos porque había un cliente que se negaba a abandonar el local. Le llevaron a los calabozos de Comisaría en donde se le pasaría el exceso de alcohol. En la actualidad el local sigue como discoteca, pero con otro nombre, se llama discoteca Shutdown.

El columnista del Diario HOY J.R. Alonso de la Torre, publicó el 1 de febrero del 2007 un artículo en el que recordaba estas discotecas. Escribía que en Faunos muchos cacereños dieron su primer beso, siendo frecuentado por jóvenes con “la líbido desbocada que acudían en tropel cada noche al acecho de las pobres niñas de la Universidad Laboral, que llegaban a Cáceres desvalidas y en el laberinto de Faunos aprendían a lidiar con menestrales, estudiantes y militares sin graduación en perpetua actitud de cacería, para acabar convirtiéndose en expertas en el arte de manejar los codos como si fueran un freno de mano. (…) Del techo de la Sala colgaban unas luces que despedían un haz maléfico que ponía los dientes tan blancos y brillantes como los tubos fluorescentes de la cocina de casa. Del terrorífico laberinto de Faunos, quien más quien menos se iba malherido, con unos moratones en el cuello que parecía que, más que salir de una discoteca, regresabas de un tour por los castillos de Transilvania”. Alonso de la Torre afirmaba que los que lograban emparejar se iban a la discoteca Eros, “y los que no habían cazado nada en Faunos se marchaban al vecino laberinto de Bols, a ver si había más suerte“.

 

Entrada de la Discoteca Bols.

Entrada de la Discoteca Bols.

 

Los reclutas también podía disfrutar de cuatro cines, del ColiseumGran Teatro, Capitol y el Astoria. Este último se convertía a veces en teatro, en la feria de San Miguel de septiembre (entonces Cáceres tenía la fería de mayo y la de septiembre, hasta que desapareció esta última) llegó la compañía de José Rubio con su eterna obra ‘Enseñar a un sinvergüenza’ de Alfonso Paso.

Hay otros comentarios de reclutas del año 1980 en el blog Historias de El Pardo. Uno que firma como Chaparro dice: “Estuve en el CIR número 3 desde noviembre del 80  hasta diciembre del 81. Juré bandera en la sexta compañía y el resto de la mili en la 8ª con el teniente Galindo. Me gustaría contactar de alguna manera con gente de esa época“.  Uno que firma como Alejandro indica, “yo estuve en la sexta compañía, era la más dura de todas con el Titi y el capitán Vicario. En el año 80 y 81“.

El objetivo del blog 'Dices tú de mili' es recordar el paso por Cáceres de alrededor de medio millón de personas que hicieron en esta ciudad el servicio militar obligatorio, la famosa 'mili', que desapareció en el año 2001. La ciudad de Cáceres ha estado conviviendo con reclutas desde el año 1964, aprendiendo aquí la instrucción militar desde Felipe Gonzalez al torero Finito de Córdoba, el cantante José Luis Perales o el humorista el Gran Wyoming, así como famosos futbolistas y jugadores de baloncesto.

Sobre el autor

El objetivo del blog 'Dices tú de mili' es recordar el paso por Cáceres de alrededor de medio millón de personas que hicieron en esta ciudad el servicio militar obligatorio, la famosa 'mili', que desapareció en el año 2001. La ciudad de Cáceres ha estado conviviendo con reclutas desde el año 1964, aprendiendo aquí la instrucción militar desde Felipe Gonzalez al torero Finito de Córdoba, el cantante José Luis Perales o el humorista el Gran Wyoming, así como famosos futbolistas y jugadores de baloncesto.


enero 2013
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031