Hoy

img
Fecha: febrero, 2017
La moneda bitcoin, ¿timo o futuro?
Antonio Sáez 15-02-2017 | 8:28 | 0

La moneda bitcoin, ¿timo o futuro?

La moneda bitcoin, ¿timo o futuro?

Todos hemos oído hablar del la moneda bitcoin, pero la mayoría no tenemos claro que es. La pregunta necesaria es: ¿es un timo o es futuro del dinero? O peor aún ¿es un invento para blanquear dinero?. La moneda bitcoin, ¿timo o futuro?

En realidad se trata de una criptomoneda virtual que tiene valoración real. Como moneda podrás realizar con ella compras, y su utilización dado que no es moneda real, se asemeja al trueque.

¿Cómo se crean los bitcoin?

Se crean  minando los bitcoin. Se minan bloques resolviendo problemas matemáticos, procesos que ayudan a mantener la red bitcoin. Si tu minas, aportas potencia de cálculo para resolver bloques al conjunto mundial de mineros, y mantienes el sistema, y por eso te aportan como pago bitcoin.

¿Cómo consigo los bitcoin si no soy minero?

Invirtiendo a cambio de una rentabilidad en los que sí son mineros. O en plataformas que rentabilizan tus bitcoin en esas actividades. Es una consecuencia de las relaciones P2P virtuales.

Otra opción es “comprarlos” con moneda de curso legal a quienes los tienen. Yo te ingreso euros en tu Banco, y tú me ingresas el contravalor  de bitcoin en el Exchange.

También entrando en páginas que, por el hecho de visitarlas, te regalan bitcoins. Pagan porque tienen banners de publicidad que tú ves cada vez que entras. Las páginas BTC te pagan  bitcoin para que veas sus anuncios o bien porque los viralices. ¿Como algún negocio piramidal que te pagan por publicarlos? Sí, lo mismo.

¿Cómo gestiono mis bitcoin?

Creando monederos de bitcoin y usándolos igual que la banca online que conoces, donde los almacenaríamos en monederos y bancos virtuales a prueba de hackers.

¿Cómo? A través de los bancos de Bitcoin, que son los Exchange, se hacen operaciones en moneda de curso legal entre nuestros bancos, y se comunican para que nos los den en Bitcoin.

Incluso hasta existen cajeros donde tu introduces moneda de curso legal y compras bitcoins.

 

¿Pero es una moneda?

Nuestros euros ya no representan un contravalor en oro. Es un valor virtual basado en la confianza que tenemos en un Banco Central que los emite. Nos creemos que tiene ese valor y, en ese sentido, es muy parecido a un bitcoin, pero como el valor real de la promesa de pago depende del número de veces que se le da a la máquina de fabricarlos, cuantos más billetes se fabrican, menor valor tienen. Se crea, entonces, inflación.

Con el Bitcoin se pretende lo contrario. No crear deuda. Trata de compensar el menor valor que tienen los billetes de curso legal con la fabricación a voluntad de los mismos. El Bitcoin produce deflación porque solo va a haber 21 Millones de Bitcoin por lo que, cuantas más operaciones se realizan con esta moneda, y cuanto más las  acumulan, más valen. Pretenden ser una moneda depósito de valor asegurando éste con su escasez.

 

¿Quién controla los bitcoin?

No hay una autoridad monetaria que lo controle, sino que se basa en la confianza basada en las puntuaciones que se dan entre los usuarios de esa moneda, y esa es la clave. El minero es un protector del entramado, y por ello recibe un valor en bitcoins.

 

¿Y sirven para algo los bitcoin?

Se multiplican los vendedores de servicios online, joyerías, electrónica e incluso restaurantes. Pero la clave más importante es que también se está utilizando para el blanqueo de capitales porque no existe control alguno diferente del control de la propia red.

Como no va a haber más de 21 Millones, cada día valdrán mas. Tienen una finalidad especulativa, pero como no tiene regulación, si es éste tu fin, no es que juegues con fuego, es que es una bomba atómica porque su cotización depende de mil factores que tú, ni prácticamente nadie, controla.Es mejor que organices tus finanzas de otra manera que meterte en “jardines” sin salida.

Las plataformas web de inversión en criptomonedas parecen muy serias con rentabilidades aseguradas espectaculares. Pero en el mundo bitcoin sin control , el fraude está a la orden del día.

Inviertes, te pagan durante un tiempo, engañan a muchos usuarios, y desaparecen en tres meses con todos los bitcoin que han “trincado”, así que cuidado con los sitios que ya proliferan en las redes sociales.

¿Pudiera ser que en un futuro el bitcoin fuera un sustitutivo del dinero? Lo mismo,  pero su volatilidad y su desrregulación abre un futuro desconocido a las transacciones financieras.

Ya sabes lo que siempre digo. Lo que no son cuentas… son cuentos, y mientras vemos si  es  la moneda bitcoin, ¿ timo o futuro? … mis euros, a buen recaudo en mi banco de toda la vida, aunque no me den casi nada.

Ver Post >
Cómo subir una dura cuesta de Febrero
Antonio Sáez 02-02-2017 | 1:01 | 0

Este mes habrá que controlar los gastos porque hemos perdido poder adquisitivo.

Este mes habrá que controlar los gastos porque hemos perdido poder adquisitivo.

 

El año viene avisando. Sube la luz. Sube el petróleo y, con ello, las gasolinas. Subirá la inflación. En el otro lado del Atlántico, el nuevo Presidente de USA hará temblar mercados. La OPEP avisa que el tiempo del barril de petróleo bajo se ha acabado . Llega la cuesta de febrero. Una dura cuesta de febrero.

Y el Estado seguirá exprimiendo la vaca de las clases que cobran una nomina. Los impuestos especiales suben. El copago no baja. El céntimo sanitario que tantas controversias suscitaron en  alguna ocasión, es una maquina de producir dinero que todos los políticos aprovechan, aunque cierto es que todos ellos han prometido su eliminación.

La conclusión. Tendremos menos poder adquisitivo. Sí, menos aún. Sumaremos al 18% que hemos perdido en los últimos años el porcentaje que separa los aumentos de sueldo de la inflación esperada. ES decir, la inflación esperada porque la gran mayoría de los sueldos ya están congelados. Así que, preparados a perder un 3% más de poder adquisitivo, como mínimo.

 

Las consecuencias de un mes de febrero de Pasión

Se paraliza la recuperación del consumo privado que iba escalando poco a poco, aunque a  niveles insuficientes para que las pymes pudieran sobrevivir al estancamiento del consumo privado. Con el poco dinero que tenemos, podremos comprar menos cada vez.

Las inversiones en bienes de equipo de las empresas se pararán bajo la pregunta: ¿Para qué voy a invertir para producir más si no lo voy a poder vender? Las exportaciones  también se irán ralentizando poco a poco.

Esas exportaciones que han hecho sobrevivir la España de la crisis gracias al precio del euro y del petróleo. Nada positivo que imputar al Gobierno la supervivencia de los españolitos de pro. El déficit no habrá forma de pararlo y para mí que, por ese camino, huele de largo a recesión. Otra vez. Sí, otra vez.

Y seguiremos pagando impuestos

 

Y pagamos impuestos. Si compras, pagas transmisiones. Si tienes, pagas patrimonio. Si consumes,  te toca el IVA, y si te mueres,  tus desgraciados herederos, salvo que vivas en Madrid o Canarias, pagarán tantas sucesiones que, en el año 2015, en Extremadura más de 700 herencias tuvieron que ser renunciadas a favor del Estado por no poder pagar sus impuestos.

Gran medida en Regiones con problemas de población como Extremadura para seguir la política de echar gente fuera de los pueblos en vez de fijarlos al territorio ofreciéndoles la posibilidad de seguir manteniendo las viviendas familiares.

Y como bien nos contaba el otro día Pilar Blanco-Morales, la consejera extremeña de Hacienda, los impuestos no van a bajar, así que nos quedaremos los extremeños con una presión fiscal del 48%, y con los impuestos más altos de España, por mucho que ella diga lo contrario, porque los que pagan los impuestos en el tramo más bajo, son los que más pagan. Los que se consideran clases medias, son los que más pagan y, por cierto, a los que subieron el año pasado cuatro puntos más. Y los ricos, ¡Ay¡ pobres ricos extremeños que son alrededor de dos centenas los que ganan más de 150.000 euros al año , también son los que más pagan.

La cuesta de febrero

Así que no nos quedará otra que aguantar la cuesta de febrero como siempre hemos hecho: Apretando los dientes, comprando pollo y patatas, y acordándonos de la clase verdaderamente alta, esa que levanta 4.000 euritos al mes con dos extras, y que se encarga de imponernos las leyes que hacen que los extremeños seamos al final los primeros en algo, en presión fiscal.

 La consejera no ha explicado de una forma comprensible el acertijo de ser los segundos que, en proporción, más debe nuestra Administración. Los españoles con el PIB más bajo y que, además, en el 2016 hayamos pagado un 5.5% más de impuestos. Después de pensármelo, ya sé porqué no la entendí. Porque lo que no son cuentas… son cuentos.

 

Ver Post >
Sobre el autor Antonio Sáez
Licenciado en Derecho y MBA por el Instituto de Empresa, se ha especializado en el mundo de la Economía y los negocios trabajando en varias multinacionales del sector servicios, en empresas de capital riesgo y Banca, e incluso ha disfrutado de la experiencia del servicio público en la Administración en áreas Economicas y de Empleo. Especializado en Márketing y Emprendimiento, también dedica sus conocimientos a la formación, la consultoría y la comunicación. En este blog quiere enseñar a los lectores a proteger su bolsillo en estos tiempos de crisis, enseñando a manejar bien los dineros desde la mesa camilla.

Otros Blogs de Autor