Hoy
img
Autor: bloghoy
Cómo ahorrar cuidando el medio ambiente en el hogar
img
Antonio Sáez | 23-11-2017 | 5:45| 0

Todos los lectores habituales del Hoy.es saben qué es la economía verde y circular. Esa economía que pretende conciliar la rentabilidad económica a través del respeto y uso sostenible del medio ambiente. Pues también podemos ver como ahorrar cuidando el medio ambiente en el hogar.

Y aunque nos parezca raro, esa economía verde y circular en casa puede ser fuente de importantes ahorros en el hogar, además de un salto cualitativo en el respeto del medio ambiente, y ni contamos con lo que puede suponer  en la enseñanza a nuestros pequeños de que el respeto del medio ambiente no solo no está reñido con la economía, sino que es la base de ella a través del ahorro.

Cómo ahorrar en la iluminación eléctrica

Ya sé que tú sabes que las iluminarias led de todo tipo ahorran energía eléctrica. Si aún no lo has probado, esas iluminarias ya no tardan minutos en coger fuerza lumínica como antes, ni dan ya solo una luz amarilla mortecina, o muy potente y molesta de color blanco.

En la actualidad tienes iluminarias para cualquier tipo de casquillo, para lo watios que necesites de los tonos que te resulten más adecuados, y a precios no baratos, pero si suficientemente competitivos. Por ejemplo: Cambiar 10 bombillas incandescentes de 60w a 10 leds de 7w, que es el equivalente que estén encendidas 6 horas diarias, puede suponer un ahorro del 88% del consumo energético en iluminación.

Si tenemos en cuenta que la energía eléctrica ha subido un 60% en los últimos años, echa cuentas. Y no te olvides que, si se funden tienen garantías de años, por lo que guarda las facturas.

Cómo ahorrar en los electrodomésticos

Cocina eléctrica, nevera, horno, congeladores, batidora, secadora, otro congelador, la tostadora, el brasero, el radiador para la abuela… son decenas de los electrodomésticos que usan energía eléctrica en casa y, por tanto, la gastan. Los electrodomésticos represetan el 45% de la electricidad que gastamos en la vivienda.

Pero de entre ellos, hay algunos que se llevan la palma. Las neveras y congeladores que duran años y años son auténticos vampiros energéticos. Esa nevera que estamos encantado de tenerla hace 20 años, y “fíjate que no se me ha estropeado nunca”, más te valiera que hubiera “muerto” porque está encendida 24h y te está consumiendo un 70% más que una A+++. ¿Tú sabes lo rápido que amortizas ese coste? Pregunta a quien haya cambiado su nevera y congelador por alguno de clase A+++ ó incluso A++, y te dirá que lo ha notado en la factura de la luz.

 

Y podríamos seguir, con termostatos programable por radiador, calefacción a no más de 21 grados, pelear la compañía de la luz, discriminaciones horarias, ajuste de potencia contratada, eficiente aislante térmico y demás.

Fotovoltaicas en casa. Economía verde en el hogar

Pero para mí la palma se la lleva la posibilidad de instalar energía fotovoltaica en casa.

Esta energía nos va a ahorrar entre un 25 y 30% de la energía consumida, amortizarla en un plazo de 5 a 7 años en nuestra vivienda, y constatar ahorros importantes en la factura mensual. Ve quitándole a tu factura ese porcentaje, y además nos permitirá bajar la potencia contratada.

Como las posibilidades de venta de electricidad consumida no existen, ni tampoco podemos cederla al vecino, ni  instalar baterías para guardar la energía producida, porque entonces sí que el Decreto Soria caería sobre ti con toda la fuerza del impuesto al sol, habrá un momento en el verano que tendrás que poner tus aires acondicionados en modo “me está sobrando electricidad”.

Pero este tema lo dejamos para la semana próxima.

No olvides,  la base de la economia verde y circular en casa en reducir, reciclar y reutilizar, y eso son cuentas contantes y sonantes, y recuerda que lo que no son cuentas, son cuentos. En defnitiva, saber cómo ahorrar cuidando el medio ambiente en el hogar

 

 

Ver Post >
Tres consejos para ahorrar en familia
img
Antonio Sáez | 16-11-2017 | 7:52| 0

3-consejos-para-ahorrar-en-familia

Tres consejos para ahorrar en familia

Llevamos varios post dedicados al ahorro. Ahora toca algo importante. Inculcar el hábito del ahorro y del valor del dinero en nuestros hijos.  Saber cómo ahorrar en familia va a  ser la clave de nuestro ahorro de y de la adquisición de hábitos financieros por parte de los hijos que, en el futuro, pueden ayudarles a resolver muchos problemas de liquidez.

 

1 EL AHORRO ES UN PREMIO

Nuestros hijos tienen que saber que ahorrar tiene premio. Y ese premio tiene que ser comprar algo que desean. Es complicado enseñarles a ahorrar por ahorrar. Por eso hay que combinar esfuerzo con premio. Ya aprenderán que es una obligación para poder asumir posteriores necesidades. Por el momento, que sea un premio con el que se compran esa “chuche” primero, ese teléfono después, ese viaje con el cole más tarde. Y una vez que tengan el habito creado, no te preocupes, que ellos solos sabrán en el futuro que no se ahorra solo para ocio o consumo.

 

2 EL ESFUERZO Y EL TRABAJO SE RECOMPENSAN

Encargarles tareas domésticas de manera sistemática no solo les hace crecer como personas en la asunción de sus responsabilidades, sino que es la base también de aprender que, por suerte o por desgracia, el dinero no sale del grifo. El dinero se obtiene del trabajo, y de ese trabajo continuado que le lleva a su compensación: el premio del dinero.

Inicialmente no es compensación económica por trabajo, si no premio por asumir sus responsabilidades. Poco a poco, la vida les irá enseñando con posterioridad que realmente el trabajo se remunera, pero cuando llegue ese momento, ya tendrá una impronta en su mente. Para conseguir compensaciones económicas hay que hacer algo útil. No es tontería, nos evitará criar NINIS, esos jóvenes que NI estudian, NI trabajan.

 

3 DEJAR QUE SE EQUIVOQUEN

Y  cuando llega el momento de ir a gastar el dinero hay que dejar que se equivoquen. Si se gastan todo su dinero en ese premio que les daba satisfacción inmediata, pero que les perjudica para esa gran inversión prevista: su juego de la Play, un teléfono nuevo, la bici de segunda mano que ha visto, ha llegado el momento de que se estrellen.

Por mucho que queramos, nadie aprende en cabeza ajena, así que por mucho que se lo advirtamos, terminará comprando esa tontada’ que le perjudica su planificación posterior. Déjale, ahora es momento de confundirse, de quedarse sin la bici porque se ha demorado su ahorro por los caprichos inmediatos.

Así no volverá a cometer ese error cuando se compre el coche, y deje a su familia sin vacaciones cinco años por tener que pagar el capricho inmediato.

 

TRES CONSEJOS PARA AHORRAR EN FAMILIA

Las finanzas son la base de la vida porque  en una sociedad en la que todo tiene intercambio económico, sea eso políticamente correcto o no, por que en esas cosas nosotros no entramos, nos obliga a saber gestionarlas. Siempre he dicho que la asignatura de Finanzas y Ahorro en el colegio es tan importante o más que muchas otras porque, al final puede ser que “el dinero no dé la felicidad”,  pero lo que no son cuentas…son cuentos.

Ver Post >
Cuatro consejos para ahorrar en Navidad
img
Antonio Sáez | 03-11-2017 | 7:36| 0

cuatro-consejos-para-ahorrar-en-navidad

Cuatro consejos para ahorrar en Navidad

Ya veíamos la semana pasada cómo, con un poco de arte y un poco de voluntad y constancia, podemos llegar a ahorrar. Ahora toca el más difícil todavía. Cuatro consejos para ahorrar en Navidad sea más fácil.

Tenemos que llegar a la Navidad con claridad en los gastos. La cantidad de dinero que vayamos a gastar la tenemos que tener, si no ahorrada, lo que ya sé que es imposible, sí en la cabeza.

Sabemos cuáles son los principales gastos que vamos a tener: regalos, comidas con grupos, copas con los amigos, alimentos para esas interminables celebraciones familiares, y algún extra en amigos invisibles de última hora.

1 CELEBRACIONES FAMILIARES

Estas suelen convertirse en maratones gastronómicos. Como siempre, tenemos nuestras especialidades, y nuestros comensales las esperan.

Pues si sabemos lo que vamos a hacer, ¿por qué no empiezas a comprar y congelar? Estás a tiempo. Todavía están bien de precio esos gambones que vas a hacer a la plancha. Ese cordero lechal y el guarrito al horno.

Si hablamos de marisco puro y duro, cómpralo ya congelado. La clave de este alimento es descongelarlo adecuadamente. Aquí sí que puedes ahorrar dinero en cantidad.

¿Y has pensado cambiar esos menús que, por décadas, llegan hasta el aburrimiento?. Si el capón o el pavo suben, el pollo relleno lo sustituye bien. Si el lechón no queremos congelarlo, podemos ir a la ternera. Y esa sopa de marisco, acepta con agrado palitos y caldo de tetrabrik enriquecido.

Recorta aperitivos. Se comen con hambre, y luego te dejan la cena. Ya sabes: si vas a poner mucho menú, recorta aperitivo. O viceversa, si vas a ahorrar en el menú, dale alegría al comienzo de la velada.

2 REGALOS Y PAPA NOEL

Ya sé que siempre estás pensando que lo que te digo, lo vas a hacer este año. Adelanta las compras. Empieza ya. No hay problema como antiguamente, que tenías que esperar a que los escaparates se llenaran de productos navideños.

Hoy internet te ofrece la más variada y completa gama de productos, y lo único que tienes que hacer es ir indagando en los gustos y necesidades de tus allegados para ir comprando regalos desde ya.

Así te permitirá ir repartiendo el gasto en varios meses y no perjudicar tu plan de ahorros.

Ni que decirte tiene que Alibabá y Amazon están encantados de servirte con ofertas espectaculares.

3 COMIDAS Y CELEBRACIONES

¿Te has fijado en los espectaculares precios de las comidas de empresa, que ya no paga la empresa, y de los grupos de amigos? Parece que no va a haber un mañana en la amistad si no nos reunimos en los últimos días.

¿Y por qué no empezamos esas celebraciones unos días antes, cuando todavía están desprevenidos los restaurantes? ¿Has pensado algo más imaginativo como barbacoas campestres, vaquillas, o reuniones caseras donde, por menos de la mitad, cada uno lleva algo, y otro pone la casa? Comerás mejor jamón, beberás mejor vino, y hasta una hora decente, antes de las doce, podrás castigar a los vecinos con el karaoke de Pepe. Por cierto, no olvides ir en taxi porque ambos sabemos cómo va  a acabar la cosa.

4 PON CABEZA.

Ten claro lo que te vas a gastar u organiza sobrecitos mentales: comida, juguetes, celebraciones etc.; compra sabiendo lo que vas a adquirir para cada uno, no te dejes llevar por los impulsos, que el márketing juega duro en estas fechas.

No te tienes que comprar un vestido o chaqueta todas las Navidades para la fiesta de fin de año. Recicla, que el de hace dos años nadie se acuerda, y no vayas de compra con prisas porque comprarás lo que te entre por los ojos.

Empieza a buscarle alternativas al besugo, lechón y cordero y, sobre todo a los mariscos, y si eres rápido y listo, la tarde de Nochebuena habrá autenticas gangas en alimentación, pero quizás eso sea jugar con fuego. Mejor remata el día antes, que ya habrá algunas ofertas.

Y sobre todo no olvides que las Navidades ya están ahí, aunque todavía andemos en manga corta. Hazme caso que, lo que no son cuentas…son cuentos.

Ver Post >
Cómo ahorrar para los imprevistos
img
Antonio Sáez | 26-10-2017 | 7:47| 0

horrar-para-los-imprevistos

horrar-para-los-imprevistos

Veíamos la semana pasada que cuesta arriba se nos presenta el mes de Septiembre con los colegios, las tarjetas de vuelta del verano, y los imprevistos iniciales del nuevo curso. Ahora toca saber como ahorrar para los imprevistos que puedan llegar en cualquier momento.

Nunca es fácil ahorrar, pero el otoño es más corto de cara al ahorro de lo que parece. Septiembre no cuenta. Venimos con el gasto algo descontrolado del verano y la vuelta al cole. Octubre si acaso, de recuperación. Noviembre de todos los Santos, y ya estamos en Navidades, y otra vez a gastar.

Qué hacer para ahorrar en otoño

Lo primero es saber para qué queremos ahorrar. No es lo mismo el ahorro destinado a descargar las tarjetas de cara a las compras de Navidad, lo cual no es ninguna mala idea, que prepararnos para la compra de un electrodoméstico, una necesidad familiar o un coche.

Así que, reflexión y decisión. Para qué vamos a ahorrar. Todos los objetivos a la vez son difíciles. Quitarnos tarjetas, ahorrar para el coche, y además arreglar la cocina es complicado así que lo primero es compartimentar en función de las autenticas necesidades, pero si no lo tenemos claro, ahorrar para los imprevistos no es una mala opción.

Cómo calculamos los imprevistos

La realidad es que es más fácil de lo que parece. De hecho, los llevamos en la cabeza. Sabemos que ese empaste que no está bien acabará en un implante. El coche que falla en el taller y el lavavajillas con 10 años en poco, terminará su vida programada por los fabricantes para que te compres otro.

Así que, en función de los problemas que calculemos, número de miembros de la familia, situación personal de ellos, y las necesidades que sabemos van a surgir deberemos calcularnos un fondo de emergencia de entre tres y seis meses de gastos normales.

¿Dónde debo guardar este ahorro?

Parece muy fácil, en una cuenta corriente o de ahorro. Pero no. Nos confiamos y solemos “enrredar” con el ahorro. Este ahorro de imprevistos no es para que nos dejemos convencer en nuestra entidad bancaria que, como la bolsa está subiendo, es el momento de invertir un poquito, aunque sea en renta fija.

Ni tampoco establecer fondos de inversión ni siquiera a corto plazo. Porque la endodoncia o las gafas rotas del niño no esperan, y todos esos préstamos rápidos que te ofrecen te “desperrarán” a base de intereses. O si lo sacas antes de tiempo, y siendo para imprevistos seguro que sucede, las comisiones de cancelación pueden hacer que hasta te cuesten más que lo que ibas a ganar.

Así que en una cuenta de una entidad no habitual, y de la que no tengas ni tarjeta de debito. Es la cuenta de ahorro de imprevistos, así que no la necesitas.

Pero como lo cortés no quita lo valiente, sácale algo de rentabilidad. Hay productos sin penalización y al alcance de ahorro pequeño.

Como ahorrar para los imprevistos.

Piensa qué te puede surgir. Calcula entre tres y seis meses de gastos normales para este ahorro. No te arriesgues con los productos bancarios de ahorro y en la obtención de algo de rentabilidad , cuidado con las comisiones de cancelación. Y ponte las pilas, porque esos anuncios que te dicen que están ahí para créditos rápidos no son para que ganes dinero tú, sino la entidad, así que no te engatusen con cuentos que ya sabes que lo que no son cuentas…

 

Ver Post >
Cinco consejos para invertir nuestros ahorros
img
Antonio Sáez | 19-10-2017 | 8:25| 0

Invertir los ahorros

Invertir los ahorros

Ha pasado la cuesta de septiembre, pero como siempre, viene la de octubre, noviembre… y así  hasta que llegue la de enero. Mientras, si nos ha sobrado algo, ha llegado el momento de pensar dónde invertir nuestros ahorros para conseguir algo de rentabilidad.

Sabemos que igual que han bajado el coste de los préstamos con los tipos de interés, también han bajado los intereses que nos da el banco en los diversos productos financieros que todos conocíamos de toda la vida: las letras del tesoro, las Imposiciones a Plazo Fijo y demás.

Primero, decidir qué queremos

Primero tenemos que decidir nuestro perfil de inversor. Debemos preguntarnos exactamente de cuántos recursos dispongo, y si puedo seguir disponiendo en el futuro sin que ello perjudique mi forma de vida.

También debemos fijarnos qué objetivos temporales queremos conseguir. Si es un dinero que queremos poner a trabajar para obtener una rentabilidad temporal corta porque lo vamos a destinar en unos meses a otra finalidad, por ejemplo comprar unos muebles o un coche. O si por el contrario es un ahorro a medio plazo para ir invirtiendo en los estudios universitarios de los niños, a un horizonte de cinco o seis años. O si por el contrario se trata de un ahorro destinado a asegurar esa pensión que no sabemos si vamos a cobrar en el futuro.

Tenemos que preguntarnos cuánto riesgo estoy dispuesto a asumir. Si la inversión nos va a tener haciendo cursos de internet de los que están tan de moda ahora para aprender a invertir, cuidado. Tienen que ser productos de inversión que nos dé la seguridad de que el dinero que estoy invirtiendo está relativamente seguro. Si queremos algo más de rentabilidad, deberemos hacer una cesta de fondos o productos que mezcle la segura renta fija con la más “alegre” renta variable, sabiendo que el porcentaje de renta fija tiene que ser lo suficientemente grande como para que sirva de colchón a las posibles bajadas de rentabilidad de la variable.

 

Cinco consejos para invertir nuestros ahorros

1.Invertiremos lo que nos sobre. La crisis ha provocado que, por término general, el 60% de nuestros ingresos vayan destinados a pagar hipoteca y alimentación sin dejar mucho espacio al ocio y los imprevistos, por lo que es importante asumir bien qué cantidades destinar a esta finalidad.

2.Hay que tener en cuenta que repartir los huevos en distintas cestas es una máxima de la inversión que puede hacernos sobrevivir a vaivenes económicos que no controlamos, ni lo pretendemos, pero que pueden afectarnos muy negativamente en nuestra rentabilidad.

3.Busca consejo profesional. No te fíes mucho de los anuncios de las Redes Sociales que te dicen que te vas a hacer rico en dos meses, porque si así fuera ya lo era el que ha puesto el anuncio, así que desconfía.

4.No inviertas en productos que no conozcas o que sepas de antemano que no están controlados ni legislados. Todos hemos oído hablar de las monedas virtuales, y leído leyendas urbanas de cómo se ha hecho multimillonario alguien gestionándolas. No te fíes, no inviertas en nada que no entiendas cómo funciona. Y este tipo de monedas no entiende su funcionamiento ni los que las hacen funcionar.

5. Tómate tu tiempo y compara alternativas, ayúdate de profesionales, destina lo que te sobre, ajusta los plazos, y compara bien comisiones y tarifas. Y sobre todo, recuerda que invertir los ahorros es cosa seria, y lo que no son cuentas, son cuentos.

Ver Post >
Sobre el autor Antonio Sáez
Licenciado en Derecho y MBA por el Instituto de Empresa, se ha especializado en el mundo de la Economía y los negocios trabajando en varias multinacionales del sector servicios, en empresas de capital riesgo y Banca, e incluso ha disfrutado de la experiencia del servicio público en la Administración en áreas Economicas y de Empleo. Especializado en Márketing y Emprendimiento, también dedica sus conocimientos a la formación, la consultoría y la comunicación. En este blog quiere enseñar a los lectores a proteger su bolsillo en estos tiempos de crisis, enseñando a manejar bien los dineros desde la mesa camilla.

Otros Blogs de Autor