Hoy
img
Autor: bloghoy
¿Cómo elaborar un plan de ahorro?
img
Antonio Sáez | 05-11-2013 | 11:49| 0

Aunque parezca imposible, juntar unas cuantas monedas al mes es posible, y necesario.

Aunque parezca imposible, juntar unas cuantas monedas al mes es posible, y necesario.

¿Cómo elaborar un plan de ahorro?

En septiembre la deuda de crédito al consumo ha disminuido hasta un 5,5%, lo que sería positivo si no significara que las cantidades  destinadas al ahorro, las familias las están destinando al mantenimiento de sus hogares. Debido al paro y la reducción de los salarios, y según el último informe del Observatorio del Ahorro, la mayoría de los españoles intentan ahorrar, no tanto de cara al futuro, sino para cubrir los imprevistos, su problema ¿Cómo elaborar un plan de ahorro?

Las difíciles circunstancias hacen que muchos españoles tiren la toalla, y consideren el proyecto de ahorrar una misión imposible. Pero sí lo es siguiendo unas pautas mínimas. Igual que podemos destinar cuatro o cinco euros diarios al tabaco, también podríamos destinar tres euros diarios al ahorro. Y si no fumamos, podríamos meter el importe de una copa en la hucha a la semana, y así ahorrar 20 euros al mes.

Para conseguir ahorrar, es imprescindible elaborar una estrategia, un plan de ahorro familiar, no sólo para hacer frente a cualquier adversidad en la unidad familiar que pudiera acontecer, sino también, como comentábamos en el post anterior, porque los ahorros pueden ser la base de nuestra futura jubilación de ahí la pregunta ¿Cómo elaborar un plan de ahorro?

 

1º) Analizar nuestra economía.

Debemos empezar por analizar el estado de nuestra economía y la capacidad de respuesta ante posibles eventualidades. Si de este estudio deducimos que nuestra situación no es la más adecuada, tendremos que iniciar cuanto antes un plan de ahorro familiar para que nuestras cuentas se equilibren en la medida de lo posible.

2º) Identificar los gastos.

Debemos comenzar a organizarlos mensualmente para llevar su control en una carpeta o similar y así poder establecer prioridades de gastos. Ir apuntando en una libreta todo lo que gastamos a lo largo del día también nos servirá para darnos cuenta de lo que gastamos sin apenas enterarnos.

3º) La base del ahorro pasa por la reducción del gasto

El “busque, compare y si encuentra algo mejor cómprelo” obtiene en estos tiempos su máximo sentido. La comparación de ofertas, los descuentos, los cupones, los vales de gasolina pueden ser importantes ayudas en nuestra cesta de la compra mensual.

El ahorro en electricidad, agua, gas, teléfono, vehículo, ropa, reducción de gastos de ocio, etc, es posible sin que ello suponga una eliminación de las actividades que conlleva identificando los gastos superfluos. Una vez que sepamos qué es lo que estamos gastando de más, será como ponernos a dieta: seguiremos alimentándonos, pero podremos quitar de la comida las calorías innecesarias.

4º Establecer un presupuesto mensual.

Tendremos que controlar el total de gastos e ingresos y, tras equilibrar las partidas, pensar en qué podemos recortar. Como en toda partida contable, la otra opción será intentar aumentar los ingresos para así encontrar excedentes que podamos destinar al plan de ahorro familiar.

5º Fijar un porcentaje de ingresos para el ahorro.

Un plan de ahorro familiar recomienda, como ya hemos apuntado en alguna otra ocasión, que destinemos un 10% de nuestra economía al ahorro en planes de pensiones o de jubilación pero siempre pensando en el futuro. Para que la estrategia funcione, debemos pensar que el ahorro debe convertirse en “un gasto más” mensual de ineludible cumplimiento.

6º Fijaremos metas.

Todo plan, y más un plan de ahorro familiar, tiene que tener objetivos. Esos objetivos deberán ser pequeños y accesibles para que los pequeños éxitos nos den fuerzas para continuar con nuestro proyecto.

7º Y no olvidemos que:

San Agustín ya nos dio la principal clave del ahorro hace siglos, “No es más rico el que más tiene  si no el que menos necesita”.

Este pensamiento debe ser la esencia de la economía doméstica en estos momentos de crisis cuando nos preguntemos:¿Como elaborar un plan de ahorro?

Ver Post >
Tres consejos para vivir de tu jubilación en 2040
img
Antonio Sáez | 29-10-2013 | 7:25| 0

Tres consejos para vivir de tu jubilación en 2040

Dos jubilados descansan mirando el mar. / Eric Gaillard

 Tres consejos para vivir de tu jubilación en 2040

 

En 2051 la esperanza de vida estará en unos 87 años, los nacimientos a partir de 2022 serán menores que las defunciones y, a mediados de siglo, el número de personas activas será igual que las inactivas. Por ello,  me parece que tres  consejos para vivir de tu jubilación en 2040 son los mínimos para poder asegurar la tranquilidad económica durante tu vejez.

Con éstos y otros datos en la misma línea, los políticos saben que una reforma de las pensiones es imperativa.Para ello pretenden elevar la edad de jubilación a los 70 años y los años cotizados para disfrutar de ella  a 40 al menos si no queremos encontrarnos que a mediados de siglo cobramos un 21% menos de pensión que en la actualidad, pero medidas tan impopulares son difíciles siquiera de plantear.

 Y confiemos o no en las soluciones políticas, más nos valdría no fiarnos mucho,  y empezar a correr… hacia el ahorro.

Tres consejos para vivir de tu jubilación en 2040

 

1º)  Cuanto antes, adoptar hábitos de ahorro.

Porque las expectativas no son claras de cara a nuestro futuro, y cuanto antes nos pongamos en la senda del ahorro, menos esfuerzo nos llevará estar preparados en nuestra jubilación. En este sentido, si rondamos los 30 años,  deberíamos destinar un 9% de nuestros ingresos netos a este concepto ; si tenemos 40, deberíamos ahorrar el 15%;   y si ya tenemos los 50 años, destinar a la hucha alrededor del 30% de nuestros ingresos.

2º) Debemos calcular cuánto necesitaremos para mantener nuestro nivel de vida

En ese cálculo deberemos incluir gastos no previstos y médicos, y por supuesto, nuestros gastos fijos  de casa, impuestos, gastos mensuales, seguros, coche, alimentación, ropa, ocio y hasta posibles gastos de dependencia, por si necesitamos ayuda externa para valernos por nosotros mismos.

3º) Contratar un plan de jubiliación o plan e pensiones

Porque el ahorro destinado a planes de jubilación, además de darnos seguridad,  aportarán liquidez al futuro previsto por nosotros y, en la actualidad, beneficios fiscales inmediatos.Para ello deberemos saber cual de los dos planes de ahorro es el más adecuado a nuestras necesidades. Plan de pensiones o plan de jubilación , esa es la pregunta que también te contesto.

Aún así, para disfrutar del mismo nivel de vida que se ha disfrutado durante la vida laboral, harán falta algo más que estos tres consejos. En mi opinión,  si gastamos más de 950 euros al mes, que fue la pensión media durante 2012, no deberíamos dejar sólo en manos del Estado nuestro bienestar durante la jubilación, tres consejos para vivir de tu jubilación en 2040 serán pocos consejos.

 

 

Ver Post >
No puedo pagar la hipoteca, ¿qué hago?
img
Antonio Sáez | 23-10-2013 | 7:20| 0

No puedo pagar la hipoteca, que hacer?

negocios.uncomo.com


Todo ha cambiado a mi alrededor, me he quedado en paro o me han bajado el sueldo, y no puedo pagar la hipoteca. Este es el problema al que se enfrentan hoy miles de españoles. Sin embargo, debemos saber que no todo está perdido, y que tenemos a nuestro alcance algunas estrategias que nos permitirán salir del paso.

Piensa que los bancos no quieren pisos, quieren préstamos que se paguen porque éste es su negocio,  por lo que su predisposición a renegociar la hipoteca será total. No lo olvides: el negocio del Banco es captar y prestar dinero, no quedarse con tu piso.

En su día, el banco nos concedió el préstamo hipotecario tras realizar un exhaustivo estudio largo y tedioso para determinar: tu capacidad de pago, las garantías y la posibilidad de que pagaras el préstamo durante la vigencia del mismo.

Primero: ¿qué estudia el Banco cuando nos concede un préstamo hipotecario?

1 Estudia nuestra capacidad de pago, que supone que destinaremos el 30% de los ingresos netos de la unidad familiar al ahorro, otro 30% al consumo, y otro 30% al pago de préstamos. Por ello, decidieron que nuestra situación económica estaba dentro de estos parámetros.

2 Estudia las garantías. Para ello piden una tasación de nuestra vivienda a la empresa de tasaciones en la que nuestra entidad confía por lo que no cabe error, ya que no es el cliente quien valora su vivienda, sino una empresa independiente elegida por el Banco normalmente, y que nosotros pagamos. Y el valor del piso así determinado da cobertura a la garantía del préstamo que, por términos generales,  llega al 80% de en viviendas.

3 Estudia la estabilidad familiar. Estudia nuestra situación en la empresa, nuestra estabilidad, la de nuestra pareja, la viabilidad de los ingresos, los préstamos que tengamos, las posibles irregularidades en recibos y en financieras, las tarjetas de crédito.

Y con todo ello decide qué tenemos: capacidad de pago, garantías suficientes y estabilidad para pagar el préstamo que nos va a conceder.

Segundo: Pero si ahora ha cambiado mi situación ¿qué hago?

No es difícil que el paro, un ERE, ERTE u otra situación de incapacidad temporal nos acucie  en los pagos y, como vulgarmente se dice, “no llegue la burra al trigo”. El IPC, el IVA y el  incremento del coste  de la vida son malos compañeros de viaje en estos tiempos . El ahorro es muy difícil , y el dinero no alcanza para pagar la hipoteca.

Lo más aconsejable en estos casos es acudir a la entidad con la que negociaste el préstamo hipotecario, y exponer tu situación, porque ellos estudiaron la operación y realizaron un contrato que te obliga en unas determinadas condiciones, pero éstas han cambiado.

Y no es culpa del Banco que estés en la situación más complicada,  pero tampoco es culpa tuya que la empresa en la que trabajas te haya reducido el sueldo, por ejemplo . Ha llegado el momento de que, ante una modificación de tu capacidad de pago , la entidad modifique tu cuota.

Pero no olvides que has firmado un contrato y que ese planteamiento solo puede partir de una negociación con tu entidad.

Tercero: ¿Qué soluciones puedo proponer al banco?

Podemos empezar ofreciendo ampliar el plazo del préstamo hipotecario. Si ya hemos pagado durante unos cuantos años, será la opción más sencilla para disminuir la cuota hipotecaria.

También podemos solicitar una carencia de capital: es decir, dejar de pagar durante un tiempo que ronda entre uno y tres años el capital, carencia de capital,  o capital e intereses,carencia total  . Esta  última posiblemente sea más complicada, pero también la más útil desde el punto de vista del obligado al pago.

Como última opción , solicitar una quita de los intereses que hayan quedado pendientes.

Lo que hay que tratar de negociar, en definitiva, es que las nuevas cuotas se ajusten a nuestra nueva capacidad de pago.

Ver Post >
Seis consejos para emprender con exito
img
Antonio Sáez | 16-10-2013 | 7:03| 0

 Seis consejos para emprender con exito

Seis consejos para emprender con exito

 

Si quieres emprender, qué sabes hacer será la clave de tu plan de negocio. En estos tiempos en los que el emprendimiento es una moda, y también una necesidad, elucubrar con la posibilidad de fabricar “orinales con pedales” en la esperanza de que los organismos públicos que promocionan las ideas novedosas y los bancos nos den el dinero son falsas esperanzas que solo nos llevarán al fracaso.Por eso estos seis consejos para emprender con exito pueden servirte de ayuda.

Una idea, por muy brillante que sea, no es un proyecto ni una empresa, y con ella no se acaba el proceso creativo que nos lleva a plasmar el negocio en una realidad que necesitará de la realización de un Plan de Negocio.

 

Aunque creas que no estás en disposición de hacer un Plan de Negocio, para emprender tendrás que conocer al menos estos seis consejos para emprender con exito :

 Emprender con exito

  1. ¿Cuál es realmente el beneficio y la utilidad que reporta nuestro producto o servicio al cliente?. En definitiva,  debemos saber si hemos dado con ese nicho de mercado que necesita exactamente lo que nosotros producimos.

 

  1. ¿Es novedoso nuestro producto? La novedad y la originalidad de nuestra idea será la clave del éxito. Si es más de lo mismo, tendremos que competir con otros en el precio, y en el mercado siempre habrá grandes empresas dispuestas a mejorar nuestro mejor precio.
  1. ¿Hemos protegido nuestra idea legalmente antes de hacerla pública? Protegerla es un paso necesario que aunque suponga un coste, nos defenderá ante futuros ataques dela competencia. Sobretodo, si tenemos el éxito que esperamos tener.

 

  1. ¿Podremos desarrollar en el futuro nuestra idea? ¿Tendremos capacidad para aumentar nuestra capacidad de producción? Estas dos preguntas son obligatorias si queremos tener éxito en la disminución de nuestros costes y, con ello, el consiguiente aumento de nuestros beneficios.
  1. ¿Sabemos qué productos competidores nos vamos a encontrar, y a qué precio? No hay nada peor que lanzarnos al mercado solo con nuestra ilusión, una economía limitada por nuestro proyecto, y encontrar que somos incapaces de competir con el resto de empresas que hay en el mercado son una llamada al fracaso.

 

  1. ¿Cuánto ganas con tu emprendimiento? ¿Necesitas financiación? Y lo que es más importante: ¿cuánta financiación? ¿Y en qué  momento? La respuesta a estas cuestiones será la clave de tu flujo de tesorería, que te dará cumplida respuesta a todas tus necesidades financieras.

 Y si no?

Lo ideal es que tengas éxito en tu emprendimiento, que tengas una idea genial que suponga una solución novedosa en un segmento de mercado. Pero aunque no tengas la más mínima duda deberás seguir los seis consejos para emprender con exito y sobre todo,  hacer un Plan de Negocio como te propongo en “El Plan de negocio del emprendedor”, porque  si tu plan de negocio no se ajusta a tus expectativas, y tiene visos de fracaso, no olvides que el fracaso del emprendimiento llega hasta el 95% en el quinto año. Así que, fracasa rápido pero, sobre todo, fracasa barato.

Ver Post >
Cómo pedir un préstamo
img
Antonio Sáez | 09-10-2013 | 9:50| 0

5 Consejos para pedir un préstamo

 

como pedir un prestamo

Por dónde empiezo a pedir un prestamo?

1.Deberemos pedirlo en nuestra entidad bancaria habitual, donde tenemos domiciliados nuestros haberes porque será la única posibilidad de tener éxito en nuestra misión y a partir de ahí preparar la documentación. Nos conocen y confían en nosotros.

Aceptar las ofertas de las financieras de consumo que te pueden ofrecer en las tiendas , concesionarios y grandes almacenes encarecerá el tipo de interés y las comisiones aunque normalmente facilitarán  su tramitación y concesión. Ya no hablemos de las condiciones de las tarjetas de crédito de financieras a las que solo debes acudir en casos de extrema necesidad si no quieres terminar pagando TAE que puede rondar el 25% o más.

Ver Post >
Sobre el autor Antonio Sáez
Licenciado en Derecho y MBA por el Instituto de Empresa, se ha especializado en el mundo de la Economía y los negocios trabajando en varias multinacionales del sector servicios, en empresas de capital riesgo y Banca, e incluso ha disfrutado de la experiencia del servicio público en la Administración en áreas Economicas y de Empleo. Especializado en Márketing y Emprendimiento, también dedica sus conocimientos a la formación, la consultoría y la comunicación. En este blog quiere enseñar a los lectores a proteger su bolsillo en estos tiempos de crisis, enseñando a manejar bien los dineros desde la mesa camilla.

Otros Blogs de Autor