Hoy

img
Fecha: noviembre, 2015
Lo mejor para el frío es correr
Carlos de Moreno 25-11-2015 | 12:39 | 0

Es difícil abandonar el calor del brasero a estas alturas del año, y mucha más pereza nos entra si lo que pretendemos es salir a la calle a hacer un poco de ejercicio.

 

Correr en invierno también tiene su encanto, acerca tus zapatillas al calor, que lo mismo cuando termines de leer este artículo te apetece ponértelas.

 

7 maneras de Correr con frío sin quedarnos helados

 

1. Un buen calentamiento. Para correr en condiciones extremas de frío es necesario comenzar con un buen calentamiento tanto articular como muscular. Empieza por el cuello y termina en los tobillos, luego prueba un trote suave en el sitio.

 

2. Empieza en casa. Podemos empezar calentando resguardados del frío, en casa o en el portal haciendo estos ejercicios de movilidad pero resguardados aún, para entrar en calor con más facilidad.

 

3. Entrenamiento de duracion moderada. Trabajamos a intensidades altas y de menor duración en el tiempo. No debemos prolongar demasiado los entrenamientos en condiciones extremas de temperatura y cuidado en las series pues podemos quedarnos fríos al instante.

 

4. Cubre tu cabeza para calentar tus pies. Suena raro pero es así, por la cabeza se pierde mucho calor y si esta se enfría, perderemos temperatura mucho antes en las extremidades. Hay muchas alternativas en el mercado y de muchas clases de tejidos técnicos con especificaciones sobre su uso según temperaturas.

 

5. Extremos y extremidades. No olvides guantes y calcetines de invierno. Igual que hay mucha variedad para proteger nuestra cabeza, la oferta en guantes y calcetines no le va a la zaga. Recuerda que a veces lo económico y sencillo resulta puede ser muy útil.

 

6. Por capas. Utiliza varias capas de ropa, puedes empezar por una camiseta interior muy traspirable y ajustada, luego una de manga larga y por último un cortaviento. Se cuidadoso porque a veces tendemos a abrigarnos demasiado y nos sobra toda la ropa al poco tiempo.

 

7. Después de la tormenta, viene la calma, pero que la calma nos coja en un lugar seco. Cuando el cuerpo pierda temperatura, buscaremos un lugar más adecuado y si tenemos la posibilidad sustituiremos la ropa por ropa seca. Así podremos completar el entrenamiento con estiramientos y abdominales de forma segura.

 

Que nada te impida hacer lo que más te gusta. El frío, el calor o la lluvia son excusas. Son frenos, más sociales que reales, que nada te detenga y disfruta del entrenamiento!

Ver Post >
Cosas motivantes para correr
Carlos de Moreno 20-11-2015 | 11:36 | 0

Una de las cosas más importantes a la hora de empezar a correr, es adquirir el hábito de atarte los cordones y salir a correr. Pero la verdadera dificultad reside en ser constantes y mantener ese hábito en el tiempo. Es cierto que a veces hay que hacerlo rápido y salir sin pensar, ni valorar otras alternativas como la de quedarte en el sofá.

Mantener esa motivación será la clave, tanto para empezar como para ir mejorando. Pero esto del deporte moderno está cada vez más ajustado, es mínima la diferencia entre los competidores y cualquier ayuda cuenta para superar una marca, lograr un mejor tiempo o incluso ganar una carrera.

Los atletas recurren a todo tipo de ayudas para superarse, pero no te asustes, esto no trata de sustancias prohibidas, te cuento algunas ideas para lograr ese empuje extra en tus entrenamientos y mantener la chispa del primer día.

7 COSAS PARA CORRER COMO EL PRIMER DÍA

Correr entre gente. Correr con gente es algo que motiva. Por eso muchas veces cuando empezamos nos gusta sentirnos parte de un grupo de corredores, eso  nos ayuda y nos obliga. Mientras entrenamos vamos hablando y sin querer aumentamos los ritmos sin darnos cuenta. Lo mejor es rodearte de gente de nivel parecido  al tuyo o incluso un poco superior, eso te ayudará a mejorar.

Entrena solo. Igual que correr con gente es motivador, lo mismo pasa al ir solos. Nos sentimos únicos mientras corremos y nos concentramos sólo en eso. Sin nadie que nos distraiga, a veces esa soledad también se disfruta. Además, dicen que no serás un buen corredor si no sabes correr en solitario.

Escuchar música. Está comprobado que la música influye en nuestro estado de ánimo. Utilízala de  manera adecuada, busca canciones alegres, que te den fuerza. Prueba con música muy marcada, yo a veces utilizo salsa  para tiradas largas y algo más heavy para rodajes rápidos, pero cualquier otra también te puede servir. Canta y baila mientras corres. Deja volar tu imaginación y siéntete Rocky subiendo la escalinata del Museo de Arte de Filadelfia.

Apúntate a una carrera. Cada fin de semana cada vez hay más competiciones, no tienes excusa. Apúntate y participa en alguna de estas pruebas y entrena las semanas previas con ese objetivo. Planificar tus entrenamientos con una meta clara en la mente es fundamental para mejorar y mantener la motivación.

Fija metas intermedias. Afronta los entrenamiento fijando metas intermedias que puedas ir superando a lo largo de la sesión.

Corre rápido. Como dice Gomez Noya, no se sufre más cuanto más distancia recorres, si no cuanto más rápido lo haces. Experimenta subir el ritmo de manera progresiva y controlada. Prueba con series cortas de menos a más. Puedes ayudarte en zonas favorables o con el viento a favor. Correr rápido motiva.

Un café, por favor. Un buen café ataca directamente a nuestro ánimo, levantándolo al instante. Puede que eso nos de ese plus que necesitamos para atarnos los cordones y salir a quemar suela, pero por si acaso no te lo tomes sentado en el sofá.

Ver Post >
Nueve cosas que un corredor mentalmente fuerte no hace
Carlos de Moreno 05-11-2015 | 1:16 | 0

Faltaba poco para terminar, menos de dos kilómetros. No podía mas, llegaba sin fuerzas. Venía cargando con el peso de la fatiga acumulada y el ya no puedo más. Miraba el suelo y pasaba lento, mis pasos parecían torpes, trotones y desconfiados.

 

El tiempo se para a esa velocidad, todo pasa rápido y lento a la vez. Es ese instante, que no puedes más, pero que si no aprietas, se te repetirá a camara lenta toda la semana. Cada momento está para vivirlo y disfrutarlo, pero hay momentos que son para sufrirlos.

 

A lo lejos, se sentía música de la megafonía, una meta que andaba cerca. Sin saber como, tirado de un fino hilo de fuerzas, mis piernas cambiaron el ritmo, recuperaron las sensaciones de agilidad y cierta frescura, cruzando la meta con un agradable sabor de boca. El sabor de la superación.

 

No importó el lugar, ni la carrera. Superé mi marca, dejé atrás a mi rival, yo mismo y cumplí con mis objetivos. Quizás sea ese el camino de un corredor, superarse a si mismo.

 

9 COSAS QUE UN CORREDOR MENTALMENTE FUERTE NO HACE

 

1. Vive del pasado. Los corredores mentalmente fuertes no viven en el pasado. Hay muchos días de entrenamiento y muchas carreras. Centran todo su afán de superación y trabajo en el presente y el futuro cercano.

 

2. Permanecer en la zona de confort. Es ese aparente estado de comodidad, que te estanca sin que te des cuenta. Mantenerte en la zona de confort es renunciar a superarte y mejorar. Varía los ritmos y experimenta sensaciones.

 

3. Omitir las opiniones de los demás. Confía en ti, pero escucha a los demás. No lo sabes todo. Toma opiniones expertas y consejos de forma constructiva para mejorar como corredor. No hay una fórmula infalible, aprende. Abre tu mente de corredor.

 

4. Ponerse celoso por el éxito de otro corredor. Alégrate del éxito de otros corredores, intenta mejorar para llegar a su nivel y batirlos. Si ellos pueden, tu también. El éxito de los demás te hará ver que tu también puedes lograrlo.

 

5. Pensar en las probabilidades de fracaso. No pienses constantemente en fracasar. Seguro que todo saldrá bien en la carrera y lograrás tu objetivo. La mente es poderosa y no podemos enfocarla en ese sentido. Piensa en superarte cada día y ten visualizaciones positivas de superación y éxito.

 

6. Tirar la toalla. No te des por vencido, no dejes de correr, mantén el ritmo y supera ese momento de crisis. Enfócate y trabaja con metas claras, no hay margen para rendirse. Supera y logra tus metas.

 

7. Son corredores solo cuando corren. No hay que obsesionarse, pero un corredor se siente corredor todo el día.

 

8. Repetir los mismos errores. Errar es humano y tropezar en la misma piedra también puede resultar una pérdida de tiempo. Para salir de un agujero lo primero que tienes que hacer es dejar de cavar. No cometas errores pasados, con la de errores nuevos que hay para hacer!

 

9. Entrena sin pensar. No consiste solo en entrenar o seguir un entrenamiento. Piensa en lo que estas haciendo y disfruta de ese momento.

 

Ver Post >
Sobre el autor Carlos de Moreno
Me gusta correr bajo la lluvia, llegar a casa empapado y entrar en la ducha directamente. Mi madre dice que mis primeros pasos fueron corriendo, pero no lo recuerdo. Con mi padre hice footing a finales de los '80 y desde bien pequeño he estado ligado al deporte. Los domingos me gusta competir en carreras y poder sentir los nervios instantes antes de salir. Siempre he estado en forma, suelo entrenar 5 veces por semana, corro o hago running, como lo llames no importa. Me gusta sentir el viento aunque no soy el más rápido ni quizás el más resistente. No corro por huir de nada, persigo una meta y cada día que la cruzo lo escribo en mis notas para correr.