Hoy

img
VENTAJAS DE CORRER LENTO
img
Carlos de Moreno | 25-02-2016 | 23:32

Todos a la carrera y bajo este lema se baten año a año los registros de asistencia. Se cuelga el cartel de no hay dorsales a la semana de abrir las inscripciones a eventos “running”.

Hay pruebas en todas las ciudades, pueblos y barrios. Y corredores de todas las edades y perfiles, con ritmos de competición muy diferentes.

Parece que hay hueco para todos aunque en carrera, todo no va a ser ir lo más rápido que puedas. Hay de todo, liebres y tortugas, pero sobre todo gente que lucha y se supera, buscando mejorar su tiempo o posición, y por encima de todo disfrutar del día haciendo deporte en compañía.

Si eres de los que cruza la línea de meta mientras entregan los trofeos, esto al menos te hará sonreír porque correr lento también tiene sus ventajas.



10 VENTAJAS DE CORRER LENTO Y QUE NO SABIAS

1. Sales mejor en las fotos. Detectas al fotógrafo a lo lejos, te apartas del corredor de al lado y eliges cara de sufrimiento.

2. Vas sonriente toda la carrera, y a veces ni sudas.

3. Ves a los amigos y familiares. Los ves a los lados, los saludas, te haces una foto con ellos, comentas la carrera.

4. Puedes conversar con otro compañero. Buscas a otro corredor sonriente, y entablas amistad.

5. El paisaje. Disfrutas de cosas que los demás no ven. El tráfico cortado y tu por la mitad de las calles, es el momento de mirar el paisaje desde otro ángulo.

6. Al llegar a meta, puedes entrar con tu hijo de la mano, tu sobrino y lo mismo hasta con tu suegra.

7. Otra opción es el bailecito con coreo incluida. Ensáyalo días antes.

8. La satisfacción del final es la misma, o parecida. Lo importante es la superación perdonal.

9. Al llegar a meta, di que bajaste tu tiempo del año pasado 3 segundos.

10. Si están recogiendo la meta, puedes inspirar a los del refresco de cola a hacer otro anuncio.

Sobre el autor Carlos de Moreno
Me gusta correr bajo la lluvia, llegar a casa empapado y entrar en la ducha directamente. Mi madre dice que mis primeros pasos fueron corriendo, pero no lo recuerdo. Con mi padre hice footing a finales de los '80 y desde bien pequeño he estado ligado al deporte. Los domingos me gusta competir en carreras y poder sentir los nervios instantes antes de salir. Siempre he estado en forma, suelo entrenar 5 veces por semana, corro o hago running, como lo llames no importa. Me gusta sentir el viento aunque no soy el más rápido ni quizás el más resistente. No corro por huir de nada, persigo una meta y cada día que la cruzo lo escribo en mis notas para correr.