Hoy

img
Fecha: junio, 2017
Cómo correr en verano
Carlos de Moreno 06-06-2017 | 12:37 | 0

carlosmorenoAlrededor de 149.600.000 kilómetros es la distancia que hay de media entre la Tierra y el Sol. Este astro es la mayor fuente de radiación electromagnética del sistema planetario. La energía del Sol, sustenta casi todas las formas de vida sobre la tierra. Y es que Lorenzo es determinante en el clima y la meteorología de nuestro planeta.

Practicar ejercicio en las horas centrales del día con altas temperaturas, resulta una tarea de alto riesgo y solo apta para avanzados en el deporte. Pero no hay que tenerle miedo, que el calor no sea una excusa, sólo debemos modificar algunos aspectos del entrenamiento para hacerlo con la mayor seguridad y sin riesgo para la salud.

A mí el calor me gusta, siento que mi cuerpo rinde más, y mejor que con frío. Es justo pasada la época de alergias, y  me empiezo a sentir bien.

Hablo de elevadas temperaturas, todo lo que sea superar los 28º, y te cuento cinco maneras de entrenar con calor y no quedarte en el intento. Estos son mis consejos:

  1. Entrena siempre en sintonía con tu preparación física. No fuerces la máquina, y mucho menos no hagas experimentos cuando el mercurio se encuentre en las zonas más altas.

2. Planifica el recorrido. Parece algo obvio, pero es fundamental hacer una buena planificación del recorrido. Trata de correr por zonas de sombra, parques con arboles o edificios. Todo lo que puedas encontrar para protegerte del sol directo, mejor.

3. Intensifica la sesión. Corre a ritmos cómodos para ti, no fuerces si vas a hacer un rodaje. Intenta que los entrenamientos sean lo más cortos posibles, no estés demasiado tiempo expuesto a estas temperaturas. Otra opción es hacer pequeñas series cortas, buscando zonas de sombra y cerca de una fuente para refrescarte entre serie y serie. De esta manera estarás poco tiempo expuesto al calor.

4. Además de llevar ropa técnica adecuada, que sea muy transpirable y de colores claros, no olvides utilizar protección solar. Una gorra o visera puede ser tu mejor compañera. Te protegerá de los rayos de sol y además evitará que el sudor te caiga sobre la cara.

5. Hidratación. Lleva agua encima. A día de hoy existen en el mercado muchos sistemas para llevar algo de agua de manera cómoda. Es muy importante en estas situaciones llevar un poco de agua e ir bebiendo pequeños tragos a lo largo del recorrido. No solo para beber, sino que también podemos utilizarla para refrescarnos llegado el caso.

Es evidente que si puedes evitar las horas centrales del día, mucho mejor. Intenta entrenar a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde.

Tampoco hay que tener miedo. No podemos elegir ni planificar el calor que hará en nuestra próxima competición, por eso es conveniente aclimatarse y aprender a correr con calor.

Ver Post >
Sobre el autor Carlos de Moreno
Me gusta correr bajo la lluvia, llegar a casa empapado y entrar en la ducha directamente. Mi madre dice que mis primeros pasos fueron corriendo, pero no lo recuerdo. Con mi padre hice footing a finales de los '80 y desde bien pequeño he estado ligado al deporte. Los domingos me gusta competir en carreras y poder sentir los nervios instantes antes de salir. Siempre he estado en forma, suelo entrenar 5 veces por semana, corro o hago running, como lo llames no importa. Me gusta sentir el viento aunque no soy el más rápido ni quizás el más resistente. No corro por huir de nada, persigo una meta y cada día que la cruzo lo escribo en mis notas para correr.