Hoy

img
Autor: el-blog-de-carlos-moreno
Cambia tu estilo de vida como corredor
img
Carlos de Moreno | 03-04-2017 | 11:33| 0

Carlos Moreno entrenando.

Carlos Moreno entrenando.

Todo pasa deprisa sin apenas darnos tiempo a pensar. Un día tras otro, entrenamientos, carreras y competiciones, todo pasa tan deprisa que apenas nos damos cuenta. Perdemos la consciencia de lo vivido y de cómo vivirlo.

Escucha. Toma tiempo en escuchar a otros corredores. Deja que ellos lleven la iniciativa en conversaciones y entiende lo que les preocupa. En pocos kilómetros te contarán sus sueños y deseos, anímalos a perseguirlos y a que cada uno haga lo que quiera hacer y le haga feliz de verdad.

Decide. Toma tus propias decisiones, no dejes que otros influyan. Participa en carreras si te apetece, o sólo corre los domingos. Inscríbete a una carrera popular o a una de montaña, eso lo decides tú. Lo que otros opinen es desde sus limitaciones, no las tuyas.

Disfruta cada vez que corras. Disfruta el momento, cada día que salgas a entrenar, atarte las zapatillas y sentir la brisa en tu cara mientras avanzas. Ese momento es único, para ti. No lo tomes como una rutina, saborea cada evolución, cada consecución de los objetivos.

Toma nota. Soy muy fan de las libretas, de anotarlo todo, cada entrenamiento, dias de descanso o cómo me he sentido en una competición. Una especie de diario deportivo. No hay que dejarse comer el terreno por dispositivos inteligentes de sincronización automática. Debemos tomar parte de ese proceso recopilando datos y sensaciones, y anotándolos en una libreta.

Consecuente. Sé consecuente con lo que haces, asume las responsabilidades de tus actos. Entrena buscando tu mejor versión y trabaja de manera directa en aquello que quieres mejorar. Entrena para correr rápido si quieres correr veloz, trabaja las cuestas si quieres subir mas cómodo.

Cuestiona. Hazte preguntas y cuestiona todo lo que te rodea. Habla con tu entrenador y hazle preguntas para comprender su metodología, eso te ayudará a entrenar con cabeza y entendiendo los ciclos de la preparación.

Sin papeles. Es importante que hagas lo que hagas tengas un trato acertado y no pierdas los papeles, pues eso no te conducirá a nada. Mantén un tono de elegancia en tus acciones en entrenamientos y en carrera.

Impacto. Corre pensando en el impacto que tendrá lo que haces. En como te hará sentir mejor, mas fuerte y eso te ayudará en tu vida. Podrás conseguir todo lo que te propongas con dedicación, enfocando tus acciones en ello.

Dieta con equilibrio. No es cuestión de hacer una dieta estricta. Traza un plan de alimentación y síguelo trabajando sobre todo en la base de los alimentos y huyendo de azúcares y lo procesado.

Parece sencillo y no son grandes cambios, pero uniendo cada punto de a nuestro día a día, ¡puede suponer un gran cambio de estilo de vida como corredores!

Ver Post >
Por qué no contar a nadie que estás lesionado por correr
img
Carlos de Moreno | 13-02-2017 | 6:48| 0

 

El corredor Carlos de Moreno.

El corredor Carlos de Moreno.

El mayor enemigo de los corredores son las lesiones. Todos hemos estado lesionados o tocados físicamente alguna vez. La clave si no quieres estar lesionado nunca es no moverte del sillón, pero si te mueves corriendo es fácil que, en algún momento, te pase este contratiempo.

El mundo no acaba, aunque parezca un profundo agujero, hay luz al final y, en la mayoría de los casos, con final feliz. Mientras tanto, te explico tres razones por las que no deberías contar que estás lesionado si corres

1. Mantener actitud positiva

Para mí,  la más importante de las razones por las que debes mantener la boca cerrada es porque, aunque pases 300 días al año corriendo, y durante 15 días tengas que parar por motivos físicos, al que se lo cuentes se va a quedar solo con la parte de que estás lesionado. Si por circunstancias, te ves obligado a parar en dos momentos en la temporada, parecerá que has pasado el año entero tumbado en la cama, y dará la sensación de que siempre estás lesionado. No importa lo que la gente piense, pero de esta manera evitarás frases hechas del tipo “los corredores estáis siempre lesionados”.

2. Objetivo: estar recuperado

Tu objetivo es recuperarte, y recuperarte lo antes posible. Por eso siempre debemos hablar en términos positivos quitándole importancia, y dando la visión más optimista de nuestro problema. Puedes compartir tu situación con las personas más cercanas, pero mi consejo es que no vayas contando tu vida a todo que se te cruza por el camino. No utilices la palabra ‘lesión’.  Puedes referirte a este periodo como “pequeñas molestias que me han obligado parar un par de días”.

3. No escuches opiniones que no hayas pedido

Si cuentas que estás lesionado, darás pie a que te den su opinión al respecto, y eso puede terminar por cansarte. Unos te dirán que es porque has entrenado mucho;  otros te dirán que porque entrenas poco;  uno,s que porque entrenas por superficies duras;  otros, que porque entrenas por montaña. All final, todos opinan, y el único que tiene la capacidad para valorar junto con un profesional los porqués de lo que te ha ocurrido, eres tú mismo.

Por último, quejarse es de viejos, No seas un viejo cascarrabias, y no estés todo el día llorando por las esquinas.

Enfréntate de una manera directa, con una actitud positiva, y siempre con las miras puestas en tu regreso” (carlosdemoreno)

Ver Post >
Siete alegrías que solo un corredor puede entender
img
Carlos de Moreno | 03-02-2017 | 5:43| 0

 

Correr da muchas alegrías que solo pueden entender lo que lo hacen.

Correr da muchas alegrías que solo pueden entender lo que lo hacen.

Hay siete alegrías que solo podrás entender si corres: 

 

1. Acabar la carrera. Parece una obviedad, pero nos gusta terminar lo que empezamos. Retirarnos no va con nosotros, por tanto, finalizar una carrera es siempre motivo alegría.

 

2. Mejorar tu tiempo. En este lenguaje de 4.30 ritmo promedio, muchos se pierden, pero para los que saben de lo que hablo, mejorar es fundamental. Bajar los tiempos es algo inevitable si seguimos una buena planificación de entrenamientos. Es para estar satisfechos limarle segundos al crono de nuestras marcas personales.

 

3. Sacar tiempo para entrenar. De tiempos va la cosa, y de tiempo para entrenar. Hoy en día, la mayoría compaginamos esta afición con nuestros quehaceres del día a día. Conseguir una hueco en el día para entrenar, muchas veces es misión imposible. Sacar tiempo, de momento nos saca una sonrisa ese día. Corre, coge las zapatillas…!

 

4. Estrenar zapatillas, sí, otras. Al final siempre parecen pocas, aunque ya no entren en casa. Es una alegría tonta estrenar zapatillas y sentirse como un niño con zapatos nuevos.

 

5. Cruzar la meta. No sé qué tiene ese arco con cronómetro que, cuando lo ves acercarse al fondo, se te quita la fatiga, aprietas los dientes, y lo cruzas con una gran sonrisa. Es ese momento, es esa sensación de superación cruzando la meta. 

 

6. Conocer a alguien que también corra, pero menos. Es un tema muy recurrente esto del “running”, pronto será conversación de ascensores. Conocer a alguien y tener un tema de conversación, al menos nos hará pasar un buen rato. Mucho mejor si corre algún segundo menos por kilómetro.

 

7. Que salga bueno el día de la carrera. El buen tiempo es determinante en nuestro estado de ánimo, por eso, si sale un buen día de carrera, afrontaremos con más ánimos la misma. Aunque la lluvia o el calor es para todos igual. Pero una carrera con buen clima ayuda bastante.

Ver Post >
CORRER A POR POKEMON GO
img
Carlos de Moreno | 16-07-2016 | 6:58| 0

 

Hace apenas unos días que está disponible para España Pokemon go la revolución en el mundo de los juegos para móviles.

Puede que esto de los juegos me venga un poco tarde, pero en esta ocasión quizás merezca la pena pasar a echar un vistazo a algo que empezó como una broma de uno desarrolladores de Google, John Hanke, quien actualmente es el CEO de Niantic Labs y ahora es el juego del verano sin discusión.

Y la verdad que al principio te entran dudas, no sabes si ponerte a jugar o a comprar acciones de Nintendo, que en estos días se han revalorizado un 54%, algo impensable hace unos meses.

Olvida el sofá de casa, porque este juego para tu smartphone te va hacer mover el culo, persiguiendo figuritas por la ciudad. Abajo el sedentarismo con una aplicación que ya ha superado en horas de uso al mismísimo WhatsApp, Instagram o Snapchat.

Lo malo a estas horas que la app para España sigue teniendo algunos fallos, por lo menos la del iPhone, se queda pillada de vez en cuando. Además debemos usarla con precaución, ya que puede causar choques y caídas en esa fusión ficción realidad.

Si todo esto te suena a chino, prueba. Lo primero que te dice la aplicación es: “algunos corren por el campo, otros vuelan por el cielo, algunos vienen de la montaña, otros en el bosque y otros cerca del agua…” Pues eso, a correr tras estas criaturas. A moverse, que de eso trata de moverse, de caminar, de recorrer lugares y descubrir.

La primera vez (por ayer) que instale la aplicación y salí de casa a cazar Pokemon, nada mas salir ya vi a otro usuario cazando, si te fijas hay cazadores por todos lados. Detrás de cada esquina, y cuanto más andes o más corras, mayores posibilidades de mejorar tienes.

Lo mejor es que además es toda una experiencia virtual, porque te permite encontrar y descubrir monumentos para lograr bonos. Por lo poco que he descubierto, si te mueves por zonas más céntricas hay mas figuras esperándote. Luego también hay gimnasios, pero tienes que tener un nivel cinco para poder entrar. De momento voy por el cuatro.

Esta tarde saldré a correr y como dice mi usuario “corredorcazador” a por ellos! Espero que no bajen de 3,20 min/km!

 

Ver Post >
EMPIEZA A CORRER EN VERANO
img
Carlos de Moreno | 23-06-2016 | 1:30| 0

A estas alturas, no voy a convencer a nadie y no es mi intención: correr no es fácil. Seguramente aunque lo pruebes nunca llegue a gustarte. No es sólo un mundo de colores fluor a la moda, de risas y dias de sol. Es la vida, la vida que pasa, despacio o rápido, alegre o triste, al sol o bajo la lluvia, vivirla corriendo sólo una opción.

Pero practicar algo de ejercicio, es como el comer, es necesario para tener bienestar. No importa el tiempo que le dediques, si eres un gran cocinero o apenas sabes freír un huevo, al final todos debemos sentarnos a la mesa.

A mi no me gusta cocinar, pero sí comer y cuando me siento muy hambriento, incluso me cambia el humor. Nadie dijo que esto fuera fácil.

Ni tan malo. No hay que asustar en esto de la vida sana y el ejercicio, pero la clave puede ser la constancia. Esa capacidad que no todos tienen, de ver el lado bueno a sufrir, de encontrar un propósito, una motivación para seguir. Para superarnos y mejorar.

 

 

EMPIEZA A CORRER EN VERANO

 

Vacaciones de verano, este periodo de tiempo es ideal para iniciar nuevos proyectos, no sólo es descansar. Desconecta de actividades que hemos realizado durante todo el año.

Que esta estación del año inspire no es una cosa que vayamos a descubrir ahora. Un amor de verano, un cambio en nuestras vidas o el inicio de algunos hábitos. Por eso sinceramente, creo que es un buen momento, ahora, para iniciarnos a correr o simplemente a hacer ejercicio.

 

OLVIDA LAS EXCUSAS

 

1. TIEMPO. Una de las excusas por excelencia para no hacer cosas es la falta de tiempo, por eso podemos aprovechar este periodo de vacaciones para coger el hábito del deporte. Gana la partida al tiempo y reserva media hora al día, al principio de la mañana puede ser una buena opción para empezar. Los días también son más largos y nos va a resultar más fácil organizar la agenda en esas condiciones.

2. ROPA. Precisamente para salir a correr no hace falta llevar demasiada equipació técnica, pero es con el calor cuando menos ropa llevamos encima. Equiparse ya no es una excusa para no hacer deporte, nos basta apenas con unas zapatillas y un pantalón corto para empezar a correr.

3. CALOR. Encuentra tu momento al día y que no sea en las horas centrales. Como opción puedes terminar la sesión con un baño, el agua fría te vendrá muy bien en las piernas para recuperar.

4. PLAYA. Si estas en la playa, puedes iniciarte a correr allí. Busca zonas cerca del agua con arena compactada, para que no parezca que corres en el desierto. Si vas a correr ligero o más de 30 minutos lo recomendable es no hacerlo descalzo.

 

Ya sabes, no hay excusas posibles. Si se quiere se puede. Si has llegado hasta aquí, no pares, átate las zapatillas y haz un poco de ejercicio diario, que aunque no te guste, con moderación te sentará muy bien!

 

 

 

Ver Post >
Sobre el autor Carlos de Moreno
Me gusta correr bajo la lluvia, llegar a casa empapado y entrar en la ducha directamente. Mi madre dice que mis primeros pasos fueron corriendo, pero no lo recuerdo. Con mi padre hice footing a finales de los '80 y desde bien pequeño he estado ligado al deporte. Los domingos me gusta competir en carreras y poder sentir los nervios instantes antes de salir. Siempre he estado en forma, suelo entrenar 5 veces por semana, corro o hago running, como lo llames no importa. Me gusta sentir el viento aunque no soy el más rápido ni quizás el más resistente. No corro por huir de nada, persigo una meta y cada día que la cruzo lo escribo en mis notas para correr.