Hoy

img
Autor: el-blog-de-carlos-moreno
Cómo empezar a prepararse para un duatlón
img
Carlos de Moreno | 11-10-2017 | 5:48| 0

carlosdemorenoAntes de nada, es importante tener una mínima condición física y sobre todo si nunca has hecho deporte, visita a tu médico.

¿Que es el duatlón?

El duatlón es un deporte de resistencia que reúne dos disciplinas deportivas, atletismo y ciclismo. Normalmente se suele empezar por la carrera a pie, luego se toma la bicicleta, y como último sector se vuelve a correr.

Hay muchas variantes de duatlón. Según el tipo de terreno puede ser duatlón cros, o de carretera, si discurre por caminos o asfalto. En cada caso debe utilizarse un tipo de bicicleta, aunque en los de carretera de promoción es posible utilizar bicicleta de montaña si no dispones de una de ciclismo.

Las distancias recorridas en las pruebas de duatlón suelen partir desde distancia Super Sprint (3km corriendo, 15 de bicicleta, 1,5 corriendo), Sprint (5 km corriendo, 20 km en bici, 2,5 km corriendo), y en adelante.

Pero todo esto puede variar mucho según el organizador de la prueba. Además nos solo puedes participar de manera individual, a veces hay más categorías: por parejas, mixtas o relevos. Si no te atreves solo, puedes hacer equipo para ese día.

Algo muy importante es que te informes bien del tipo de prueba al que te quieres apuntar: Recorrido, distancia de cada sector, tipo de superficies por donde transita, climatología prevista para ese día, zona de transiciones, una información mínima para que nada te coja de sorpresa.

 

COSAS A TENER EN CUENTA

 

1)Normativa

Algo que sorprende de este mundo es que hay bastantes jueces árbitros. Hay un reglamento que estás obligado a conocer si no quieres acabar con tarjeta roja o fuera de carrera. Puedes preguntar a amigos cercanos con experiencia que te cuenten la dinámica básica. Pero no dudes en ponerte en contacto con la federación de tu zona para que te orienten sobre los aspectos técnicos fundamentales del reglamento.

2) Mínimos entrenamientos

Ya sabes más o menos de qué distancia estamos hablando. Por eso es importante tener una mínima condición física para, por lo menos, terminar la prueba con soltura. Si practicas deporte de manera frecuente, no tendrás ningún problema.

3) Material

Un aspecto determinante es que la bicicleta debe estar en perfectas condiciones. Asegúrate de que está bien preparada y a punto para poder terminar una prueba así. El casco evidentemente es obligatorio en el sector de bici.

4) Transiciones

Antes del día de tu debut debes probar a practicar las transiciones, y que no te pille todo por sorpresa. Con esta práctica lograrás que luego en carrera te resulte más fácil la adaptación.

5) Disfrutar

Suelen ser pruebas cortas y bastante explosivas. No te agobies al principio, y sal con tranquilidad buscando tus propios ritmos. Guarda algo de energía para el último tramo corriendo y, sobre todo, y lo más importante, disfruta de ese momento porque, aparte del resultado, no volverá a repetirse.

 

Ver Post >
Cómo correr en verano
img
Carlos de Moreno | 06-06-2017 | 12:37| 0

carlosmorenoAlrededor de 149.600.000 kilómetros es la distancia que hay de media entre la Tierra y el Sol. Este astro es la mayor fuente de radiación electromagnética del sistema planetario. La energía del Sol, sustenta casi todas las formas de vida sobre la tierra. Y es que Lorenzo es determinante en el clima y la meteorología de nuestro planeta.

Practicar ejercicio en las horas centrales del día con altas temperaturas, resulta una tarea de alto riesgo y solo apta para avanzados en el deporte. Pero no hay que tenerle miedo, que el calor no sea una excusa, sólo debemos modificar algunos aspectos del entrenamiento para hacerlo con la mayor seguridad y sin riesgo para la salud.

A mí el calor me gusta, siento que mi cuerpo rinde más, y mejor que con frío. Es justo pasada la época de alergias, y  me empiezo a sentir bien.

Hablo de elevadas temperaturas, todo lo que sea superar los 28º, y te cuento cinco maneras de entrenar con calor y no quedarte en el intento. Estos son mis consejos:

  1. Entrena siempre en sintonía con tu preparación física. No fuerces la máquina, y mucho menos no hagas experimentos cuando el mercurio se encuentre en las zonas más altas.

2. Planifica el recorrido. Parece algo obvio, pero es fundamental hacer una buena planificación del recorrido. Trata de correr por zonas de sombra, parques con arboles o edificios. Todo lo que puedas encontrar para protegerte del sol directo, mejor.

3. Intensifica la sesión. Corre a ritmos cómodos para ti, no fuerces si vas a hacer un rodaje. Intenta que los entrenamientos sean lo más cortos posibles, no estés demasiado tiempo expuesto a estas temperaturas. Otra opción es hacer pequeñas series cortas, buscando zonas de sombra y cerca de una fuente para refrescarte entre serie y serie. De esta manera estarás poco tiempo expuesto al calor.

4. Además de llevar ropa técnica adecuada, que sea muy transpirable y de colores claros, no olvides utilizar protección solar. Una gorra o visera puede ser tu mejor compañera. Te protegerá de los rayos de sol y además evitará que el sudor te caiga sobre la cara.

5. Hidratación. Lleva agua encima. A día de hoy existen en el mercado muchos sistemas para llevar algo de agua de manera cómoda. Es muy importante en estas situaciones llevar un poco de agua e ir bebiendo pequeños tragos a lo largo del recorrido. No solo para beber, sino que también podemos utilizarla para refrescarnos llegado el caso.

Es evidente que si puedes evitar las horas centrales del día, mucho mejor. Intenta entrenar a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde.

Tampoco hay que tener miedo. No podemos elegir ni planificar el calor que hará en nuestra próxima competición, por eso es conveniente aclimatarse y aprender a correr con calor.

Ver Post >
Carlos Moreno: 10 errores que no volveré a cometer en una carrera
img
Carlos de Moreno | 18-05-2017 | 6:54| 0

carlosmorenofeten

Para mí una de las cosas más motivantes de correr es participar en una carrera. No importa la distancia o el tipo de carrera que sea, lo importante es disfrutar de un día de competición. 

Sin buscar grandes marcas ni hacer sobre esfuerzos, plantearnos participar en alguna carrera nos ayudará a fijar objetivos y a mantener un buen estado de forma durante todo el año.

Llevo participando en competiciones federadas y populares desde que tenía 16 años, empecé en ciclismo, mountain bike, probé el triatlon, los duatlones, orientación y ahora sobre todo atletismo, carreras populares y de montaña.

De esta experiencia he aprendido mucho,  y también he cometido errores, pero me quedo con lo importante, que es el aprendizaje a través de la experiencia. Para que te resulte más fácil si vas a dar el salto a la competición te dejo unos consejos a tener en cuenta que son fruto de mis propias experiencias.

  1. Llega con tiempo. Parece una obviedad, pero es importante llegar a las carreras con tiempo. Prepárate con tranquilidad, y si puedes seguir siempre una rutina preparatoria, mucho mejor. De esta manera evitarás inconvenientes de última hora.

2. Lleva al menos dos pares de zapatillas. Si tienes dudas, lleva varios pares, y decide cuáles utilizar en el ultimo momento. Una vez localizado el circuito, y viéndolo en directo, puedes encontrar nuevas claves que te ayuden a elegir de manera mas objetiva.

3. Sé realista con tu nivel. Fija metas acorde a tu preparación y a tu nivel. Sé realista, de esta manera evitarás sentirte frustrado por no poder alcanzar tus objetivos.

4. De los avituallamientos, solo agua. Una vez, no hace mucho bebí un vaso de bebida isotónica, al parecer en mal estado, y me arruinó la carrera, llegué a meta con mareos y nauseas. Pasé una noche malísima y me dije a mí mismo que no volvería a beber algo que no fuera agua en los avituallamientos, y escribí este post.

5. Te perderás. Sobre todo en carreras de montaña y de tipo trail. Asume que, alguna vez, te perderás. Ese tiempo nadie te lo devolverá en meta y puede arruinarte una victoria. Permanece atento, y buscando siempre la indicaciones y balizas.

6. Traza por el interior las curvas apurando al máximo. Recorta todo lo que puedas dentro del circuito trazado. Busca la manera más rápida de pasar por cada curva. Todo suma.

7. Los imperdibles se pierden. Parece obvio, pero no está de más llevar imperdibles en la mochila por si los organizadores andan escasos o incluso un compañero puede necesitarlos.

8. No pierdas las amistades que haces en carrera, son para toda la vida. Las carreras unen y mientras compartes kilómetros puedes hacer verdaderos amigos. Un saludo a todos ellos.

9. No te dejes nada dentro. Al Igual que en la vida, todo pasa, por eso no debes dejarte nada dentro. Una vez cruces la línea de meta ya no habrá forma de volver atrás. Siempre digo que un instante mas de intensidad en carrera, puede evitar una semana entera de darle vueltas a la cabeza.

10. La carrera termina al cruzar la meta. No vendas la piel del oso antes de cazarlo. Hasta que no se cruza por la línea de meta no se termina la carrera. Por muy buen ritmo que lleves o con muy buenas sensaciones, tienes que seguir manteniendo el nivel y la concentración hasta que pases por meta. Relajarte puede hacer que te descentres, y pierdas intensidad y la carrera.

Lo más importante, saborea cada instante al máximo porque será irrepetible.

Ver Post >
Cambia tu estilo de vida como corredor
img
Carlos de Moreno | 03-04-2017 | 11:33| 0

Carlos Moreno entrenando.

Carlos Moreno entrenando.

Todo pasa deprisa sin apenas darnos tiempo a pensar. Un día tras otro, entrenamientos, carreras y competiciones, todo pasa tan deprisa que apenas nos damos cuenta. Perdemos la consciencia de lo vivido y de cómo vivirlo.

Escucha. Toma tiempo en escuchar a otros corredores. Deja que ellos lleven la iniciativa en conversaciones y entiende lo que les preocupa. En pocos kilómetros te contarán sus sueños y deseos, anímalos a perseguirlos y a que cada uno haga lo que quiera hacer y le haga feliz de verdad.

Decide. Toma tus propias decisiones, no dejes que otros influyan. Participa en carreras si te apetece, o sólo corre los domingos. Inscríbete a una carrera popular o a una de montaña, eso lo decides tú. Lo que otros opinen es desde sus limitaciones, no las tuyas.

Disfruta cada vez que corras. Disfruta el momento, cada día que salgas a entrenar, atarte las zapatillas y sentir la brisa en tu cara mientras avanzas. Ese momento es único, para ti. No lo tomes como una rutina, saborea cada evolución, cada consecución de los objetivos.

Toma nota. Soy muy fan de las libretas, de anotarlo todo, cada entrenamiento, dias de descanso o cómo me he sentido en una competición. Una especie de diario deportivo. No hay que dejarse comer el terreno por dispositivos inteligentes de sincronización automática. Debemos tomar parte de ese proceso recopilando datos y sensaciones, y anotándolos en una libreta.

Consecuente. Sé consecuente con lo que haces, asume las responsabilidades de tus actos. Entrena buscando tu mejor versión y trabaja de manera directa en aquello que quieres mejorar. Entrena para correr rápido si quieres correr veloz, trabaja las cuestas si quieres subir mas cómodo.

Cuestiona. Hazte preguntas y cuestiona todo lo que te rodea. Habla con tu entrenador y hazle preguntas para comprender su metodología, eso te ayudará a entrenar con cabeza y entendiendo los ciclos de la preparación.

Sin papeles. Es importante que hagas lo que hagas tengas un trato acertado y no pierdas los papeles, pues eso no te conducirá a nada. Mantén un tono de elegancia en tus acciones en entrenamientos y en carrera.

Impacto. Corre pensando en el impacto que tendrá lo que haces. En como te hará sentir mejor, mas fuerte y eso te ayudará en tu vida. Podrás conseguir todo lo que te propongas con dedicación, enfocando tus acciones en ello.

Dieta con equilibrio. No es cuestión de hacer una dieta estricta. Traza un plan de alimentación y síguelo trabajando sobre todo en la base de los alimentos y huyendo de azúcares y lo procesado.

Parece sencillo y no son grandes cambios, pero uniendo cada punto de a nuestro día a día, ¡puede suponer un gran cambio de estilo de vida como corredores!

Ver Post >
Por qué no contar a nadie que estás lesionado por correr
img
Carlos de Moreno | 13-02-2017 | 6:48| 0

 

El corredor Carlos de Moreno.

El corredor Carlos de Moreno.

El mayor enemigo de los corredores son las lesiones. Todos hemos estado lesionados o tocados físicamente alguna vez. La clave si no quieres estar lesionado nunca es no moverte del sillón, pero si te mueves corriendo es fácil que, en algún momento, te pase este contratiempo.

El mundo no acaba, aunque parezca un profundo agujero, hay luz al final y, en la mayoría de los casos, con final feliz. Mientras tanto, te explico tres razones por las que no deberías contar que estás lesionado si corres

1. Mantener actitud positiva

Para mí,  la más importante de las razones por las que debes mantener la boca cerrada es porque, aunque pases 300 días al año corriendo, y durante 15 días tengas que parar por motivos físicos, al que se lo cuentes se va a quedar solo con la parte de que estás lesionado. Si por circunstancias, te ves obligado a parar en dos momentos en la temporada, parecerá que has pasado el año entero tumbado en la cama, y dará la sensación de que siempre estás lesionado. No importa lo que la gente piense, pero de esta manera evitarás frases hechas del tipo “los corredores estáis siempre lesionados”.

2. Objetivo: estar recuperado

Tu objetivo es recuperarte, y recuperarte lo antes posible. Por eso siempre debemos hablar en términos positivos quitándole importancia, y dando la visión más optimista de nuestro problema. Puedes compartir tu situación con las personas más cercanas, pero mi consejo es que no vayas contando tu vida a todo que se te cruza por el camino. No utilices la palabra ‘lesión’.  Puedes referirte a este periodo como “pequeñas molestias que me han obligado parar un par de días”.

3. No escuches opiniones que no hayas pedido

Si cuentas que estás lesionado, darás pie a que te den su opinión al respecto, y eso puede terminar por cansarte. Unos te dirán que es porque has entrenado mucho;  otros te dirán que porque entrenas poco;  uno,s que porque entrenas por superficies duras;  otros, que porque entrenas por montaña. All final, todos opinan, y el único que tiene la capacidad para valorar junto con un profesional los porqués de lo que te ha ocurrido, eres tú mismo.

Por último, quejarse es de viejos, No seas un viejo cascarrabias, y no estés todo el día llorando por las esquinas.

Enfréntate de una manera directa, con una actitud positiva, y siempre con las miras puestas en tu regreso” (carlosdemoreno)

Ver Post >
Sobre el autor Carlos de Moreno
Me gusta correr bajo la lluvia, llegar a casa empapado y entrar en la ducha directamente. Mi madre dice que mis primeros pasos fueron corriendo, pero no lo recuerdo. Con mi padre hice footing a finales de los '80 y desde bien pequeño he estado ligado al deporte. Los domingos me gusta competir en carreras y poder sentir los nervios instantes antes de salir. Siempre he estado en forma, suelo entrenar 5 veces por semana, corro o hago running, como lo llames no importa. Me gusta sentir el viento aunque no soy el más rápido ni quizás el más resistente. No corro por huir de nada, persigo una meta y cada día que la cruzo lo escribo en mis notas para correr.