Hoy

img
Etiqueta: recuperación
Por qué no contar a nadie que estás lesionado por correr
img
Carlos de Moreno | 13-02-2017 | 17:48 |0

 

El corredor Carlos de Moreno.

El corredor Carlos de Moreno.

El mayor enemigo de los corredores son las lesiones. Todos hemos estado lesionados o tocados físicamente alguna vez. La clave si no quieres estar lesionado nunca es no moverte del sillón, pero si te mueves corriendo es fácil que, en algún momento, te pase este contratiempo.

El mundo no acaba, aunque parezca un profundo agujero, hay luz al final y, en la mayoría de los casos, con final feliz. Mientras tanto, te explico tres razones por las que no deberías contar que estás lesionado si corres

1. Mantener actitud positiva

Para mí,  la más importante de las razones por las que debes mantener la boca cerrada es porque, aunque pases 300 días al año corriendo, y durante 15 días tengas que parar por motivos físicos, al que se lo cuentes se va a quedar solo con la parte de que estás lesionado. Si por circunstancias, te ves obligado a parar en dos momentos en la temporada, parecerá que has pasado el año entero tumbado en la cama, y dará la sensación de que siempre estás lesionado. No importa lo que la gente piense, pero de esta manera evitarás

Ver Post
Sobre el autor Carlos de Moreno
Me gusta correr bajo la lluvia, llegar a casa empapado y entrar en la ducha directamente. Mi madre dice que mis primeros pasos fueron corriendo, pero no lo recuerdo. Con mi padre hice footing a finales de los '80 y desde bien pequeño he estado ligado al deporte. Los domingos me gusta ir a las carreras y poder sentir los nervios instantes antes de salir. Siempre he estado en forma, suelo entrenar 5 veces por semana, corro o hago running, como lo llames no importa. Llevo colores vivos, fluorescentes o incluso voy sin camiseta. Me gusta sentir el viento aunque no soy el más rápido ni quizás el más resistente. No corro por huir de nada, persigo una meta y cada día que la cruzo lo escribo en mis notas para correr.