Hoy

img
Los ensayos de ‘Viriato’ desde una cámara
img
Jorge Armestar | 01-09-2017 | 16:02

ensayoviriato

Para ver la galería completa de @JorgeArmestar, pincha AQUÍ.

La nueva obra de ‘Viriato, que se estrena el miércoles en el Festival de Teatro Clásico de Mérida, no dejará a nadie indiferente. Y lo digo convencido, porque he podido presenciar los ensayos, y he visto el tremendo trabajo que hay detrás de esta obra.

Una vez más reitero que admiro profundamente el trabajo de los actores y actrices. Dar vida y, sobre todo, credibilidad a un personaje, me parece algo de otro mundo. Excepcional es lo segundo, convencer al público que el actor es en realidad el personaje, es la clave que hace que una obra funcione, o que no.

En otra esfera está el director, que pone orden o desorden, sosiego o euforia en las medidas exactas para que todo cuadre y tenga sentido. Y qué decir del dramaturgo, que es el inventor de todo este maravilloso puzzle.

ensayoviriato2

Por lo que he podido ver mientras fotografiaba los ensayos de la obra, en ‘Viriato’ no hay mentiras ni medias tintas, hay un trabajo serio y responsable, y se ha cuidado cada detalle al milímetro. Recuerdo el ensayo del viernes pasado, el día 18 de agosto, cuando estuve en las naves de la productora Verbo Producciones, y llegué en el momento en que el director le decía a un actor del coro el ángulo exacto con el que debía mirar a su compañera. Parecía un detalle a priori sin importancia, pero cuando repitieron la escena me percaté de que ese pequeño detalle era un toque importante que le aportaba fuerza al conjunto.

Asistir como fotógrafo a los ensayos de esta producción extremeña me he sobrecogido desde el punto de vista personal. Desde el minuto uno, he tenido los pelos de punta; por supuesto, he llorado, y por mi cuerpo han pasado varias emociones que no voy a nombrar porque prefiero que lo sientan en sus carnes. Les aviso: ‘Viriato’ no les dejará indiferentes.

 

Sobre el autor Jorge Armestar
Nací en Lima (Perú), y en mi hogar siempre hubo una cámara de fotos. Con 17 años decidí estudiar Ciencias de la Comunicación y en paralelo me especialicé en fotografía. Tuve la suerte de encontrar mi pasión muy joven, y para mí la fotografía lo es todo, a través de ella, cuento historias, opino sobre situaciones, rescato instantes y, en ocasiones, hago feliz a la gente.