Hoy

img
Que no te engañen
img
El Zurdo | 06-03-2017 | 17:46

«Los niños tienen pene. Las niñas tiene vulva. Que no te engañen. Si naces hombres, eres hombre. Si eres mujer seguirás siéndolo». Este es el ya tristemente célebre eslogan que exhibía el primer autobús que Hazte Oír paseó por Madrid, inmovilizado por un juez que aprecia que ese mensaje menosprecia a los transexuales y lesiona su dignidad. Para burlar la orden judicial, la organización ultracatólica ha fletado una autocaravana que luce el ultramontano lema levemente modificado. Pone entre interrogantes las dos primeras frases: «¿Los niños tienen pene? ¿Las niñas tienen vulva?». Y arteramente suprime el resto, que es lo más punible, porque niega el derecho de las personas a decidir su identidad sexual, su género, que, en su tercera acepción, el diccionario de la RAE define como «grupo al que pertenecen los seres humanos de cada sexo, entendido este desde un punto de vista sociocultural en lugar de exclusivamente biológico».

El presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, alega que la soflama de marras «habla de biología», «con independencia de que un señor se sienta mujer u hombre». Pase que es así en su primera parte, pero no precisamente en la eliminada, pues nacer hombre o mujer no obliga a sentirse y, por tanto, seguir siendo hombre o mujer. Es lo mismo que pregonar que si naces esclavo, seguirás siendo esclavo. Justamente esclavos de su cuerpo, de su condición orgánica, se sienten los niños y las niñas que nacen con un sexo con el que no se identifican y negarles la libertad de ser lo que quieran es condenarlos a la esclavitud o peor, negar su existencia. Pero si el ser humano es el rey de la creación, la vida inteligente del planeta es porque ha sido capaz de trascender su animalidad, su estado natural y de controlar sus instintos primarios a través de la cultura. El hombre es cultural por naturaleza o no es.

Hazte Oír se considera víctima de la «ideología de género» y de la «dictadura de la inquisición gay». «¿Estamos en democracia o estamos en ‘apartheid’?», cuestiona, haciendo alarde de un orwelliano ‘doblepensar’, Arsuaga, el vocero de un ente que tacha de «anomalía» la homo y la transexualidad y que difunde una guía escolar en la que rechaza que se hable en los colegios de ellas como algo normal y arremete contra las «leyes de adoctrinamiento sexual» que garantizan los derechos del colectivo LGTBI. ¿Y qué busca Hazte Oír si no adoctrinar e imponer su particular ideología sexista y un ‘apartheid’ sexual?

Mas en una democracia hasta Arsuaga y su caterva de cavernícolas tienen derecho a expresar su opinión por muy deleznable que sea. La mejor forma de combatirla no es prohibiéndola o silenciándola, sino conociéndola para refutarla. De lo contrario, nos pondríamos al nivel de quien perpetró la ‘ley mordaza’ y declaró a Hazte Oír asociación de utilidad pública, al tiempo que alimentaríamos el victimismo de esos pobres blancos heterosexuales y biempensantes, hechos de la misma madera áspera de los que llevaron a Trump a la Casa Blanca.

Creo con el filósofo inglés Jeremy Bentham que «todo acto humano, norma o institución deben ser juzgados según la utilidad que tienen, esto es, según el placer o el sufrimiento que producen en las personas» y que el objetivo último de toda sociedad debe ser lograr «la mayor felicidad para el mayor número de ciudadanos». Hazte Oír debe hacérselo ver, porque está lejos de dicho objetivo con sus prédicas segregacionistas y carpetovetónicas por mucho que las travista de cientificistas. Que no te engañen.

(Publicado en el diario HOY el 5 de marzo de 2017)

Sobre el autor El Zurdo

Últimos Comentarios

veintitresydoce 25-05-2016 | 16:46 en:
Regreso al futuro
mripalda 19-01-2015 | 12:14 en:
A salvo de la libertad

Otros Blogs de Autor