Blogs

El Zurdo

El rincón del Zurdo

Váyase, señor M. Rajoy

(FILES) In this file photo taken on September 07, 2017 Spanish Prime Minister Mariano Rajoy (L) welcomes Pedro Sanchez, the leader of Spanish Socialist Party (PSOE) at La Moncloa palace in Madrid on September 7, 2017. 'Spain's biggest opposition party, the Socialists, filed a no-confidence motion on May 25, 2018 against Prime Minister Mariano Rajoy after his conservative Popular Party was found guilty of benefiting from illegal funds in a mega graft trial. / AFP PHOTO / PIERRE-PHILIPPE MARCOU/

Nuestra democracia está en estado de emergencia. La demoledora sentencia del caso Gürtel inhabilita a M. Rajoy y al PP para continuar al timón. Este país no puede seguir siendo gobernado ni un minuto más por un partido condenado por lucrarse con un «auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional» y por financiarse con una caja B desde 1989, como considera acreditado la Audiencia Nacional. No solo estaban podridas unas cuantas manzanas, estaba podrido el cesto entero. No era un mero tumor, era una metástasis.

El tribunal no ha apreciado que M. Rajoy tuviera alguna responsabilidad penal en la trama, pero sí lo ha puesto por mentiroso al cuestionar la credibilidad de su testimonio en el juicio. El señor presidente negó la existencia de la mentada contabilidad paralela, pues hubiera sido reconocer que no fue sobornado pero sí cobró dinero procedente de sobornos.

De lo que no hay dudas es de que M. Rajoy tiene una responsabilidad política por lo que ha sido y es en el PP. Por ello, si le quedaran unas gotas de vergüenza, debería tomar el camino de Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes y el murciano Pedro Antonio Sánchez y dimitir de todos sus cargos. No hacerlo es una incoherencia mayor que la mostrada por Pablo Iglesias e Irene Montero con la compra de su dacha.

Dado que M. Rajoy ha decidido atrincherarse en La Moncloa, urge desalojarlo del poder por la única vía constitucional: una moción de censura, como la que ha presentado el PSOE. Ciudadanos prefiere que M. Rajoy se vaya por donde vino y convoque elecciones. Es lo que más le conviene, porque los vientos demoscópicos soplan a su favor. Sin embargo, Pedro Sánchez ha estado ágil, porque ha desactivado así la estrategia de Cs al cerrar al jefe del Ejecutivo la posibilidad de adelantar los comicios, pues el artículo 115 de la Carta Magna impide disolver las Cortes cuando esté en trámite una moción de censura.

Lo ideal hubiera sido que PSOE, Cs y Podemos hubieran consensuado un candidato independiente, un hombre de prestigio y probada probidad que ventilara La Moncloa y condujera al país lo antes posible hasta las generales, a fin de restaurar la normalidad democrática. Pero en la ‘realpolitik’ nadie da duros a cuatro pesetas y Sánchez sabe que está ante su gran oportunidad, quizá la única, de asaltar los cielos.

De resultas, el renacido líder socialista obliga a Albert Rivera a retratarse. Este ya no puede poner una vela a Dios y otra al diablo. No apoyar la moción es ser cómplice de un partido sentenciado. Cs, si, como alardea, ha venido a regenerar la política nacional, debe apoyar sin ambages la moción socialista. De no hacerlo, dejará a Sánchez en manos del coco para los naranjas, los nacionalistas e independentistas vascos y catalanes, pues este necesitaría de sus votos para ser investido presidente.

Por tanto, el cacareado patriotismo de Rivera y compañía quedaría en evidencia. Porque es la hora de los verdaderos patriotas, de los que tienen la Democracia por bandera. Mas me temo que el de Cs no es el patriotismo constitucional propugnado por Jürgen Habermas, que se define por la adhesión a unos valores democráticos comunes plasmados en la Constitución, no a una historia o un origen étnico. Me temo que el patriotismo naranja no es más que el reverso del nacional-populismo que reprueba a catalanes y vascos, un españolismo de aires joseantonianos cantado al ritmo de la rancia versión del himno de Marta Sánchez.

(Publicado en el diario HOY el 27 de mayo de 2018)

Temas

blog personal del periodista Antonio Chacón Felipe

Sobre el autor

mayo 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031