Blogs

El Zurdo

El rincón del Zurdo

Casado, otro ‘marxista’

Decía la semana pasada que Albert Rivera es un hombre de principios, pero si no te gustan, tiene otros, siguiendo la sentencia con la que Groucho Marx sintetizó y caricaturizó la ‘realpolitik’. En este sentido, el líder de Ciudadanos es un ‘marxista’. Pero no es el único; su gemelo político, Pablo Casado, también lo es. Lo ha demostrado tras el histórico desplome de su partido en las urnas el pasado 28 de abril. No tardó ni 48 horas en abjurar del aznarismo puro y duro para volver sus ojos al centro y abrazar el pragmatismo marianista del que renegaba. Tampoco tuvo empacho en situar en la extrema derecha a Vox, el mismo al que dos días antes de las elecciones ofreció entrar en su hipotético gobierno. Ya avisó Groucho que «la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados».

Para más inri, Casado ha pasado de alardear de su «excelente relación» con Santiago Abascal a afearle que «debe mucho al PP, del que ha estado cobrando de fundaciones, chiringuitos y mamandurrias, como él dice, hasta antes de ayer». Fundaciones como la madrileña para el Mecenazgo y el Patrocinio Social, en la que su madrina política, Esperanza Aguirre, enchufó como director al hoy caudillo voxista, quien cobró por tal sinecura la mamandurria de 82.000 euros.

Abascal contraatacó llamando «veleta azul» a la formación en que medró y metiéndole a Casado el dedo en la llaga al recordarle: «Toda la campaña plagiando nuestro mensaje y tratando de imitar nuestro estilo, y ahora, como los progres, insultáis a los votantes de Vox por tener principios. Se os está poniendo cara de UCD». Solo le faltó haber apostillado, citando a Groucho: «Nunca pertenecería a un club que admitiera como socio a alguien como yo».

Con todo, Casado parece que ha entendido, o le han hecho entender sus barones, que la supervivencia del PP pasa por parecerse más a UCD y menos a Vox. De hecho, el hoy ‘neocon’ Aznar, el mismo que se retrató en las Azores con los otros tres jinetes del Apocalipsis iraquí, fue el que le ganó las elecciones a Felipe González en 1996 y alcanzó la Moncloa apoyándose en los hombros de los hogaño «enemigos de España» y reclamando la herencia reformista y centrista de UCD. Herencia que dilapidó tras lograr mayoría absoluta en 2000, emborracharse de poder y convertirse en derechita valiente. Su viraje a estribor lo pagaría en las urnas su sucesor y hoy enemigo íntimo, Rajoy, quien logró el trono monclovita a la tercera, en 2011, cuando consiguió librarse del sambenito aznarista y centrarse, aunque también tuvo la inestimable colaboración de Zapatero con su nefasta gestión de la crisis.

Acuciado por el desastre del 28-A, el veleidoso Casado ha corregido el rumbo y ahora pretende salvar su cabeza en los comicios del 26-M acuñando como lema de campaña ‘Centrados en tu futuro’, parafraseando el ‘Centrados en ti’ con el que el PP de Rajoy arrasó en las autonómicas y municipales de 2011, seis meses antes de reconquistar el Ejecutivo.

Sin embargo, está por ver si el propósito de enmienda de Casado es sincero o una mascarada más para eludir el peligro inminente de que el PP sea sobrepasado por Cs. Creo que, como buen ‘marxista’, sigue otra máxima de Groucho: «El secreto del éxito se encuentra en la sinceridad y la honestidad. Si eres capaz de simular eso, lo tienes hecho». Pero, como el propio genio del humor nos advirtió, si alguien parece un idiota y actúa como un idiota, no se deje usted engañar, es realmente un idiota.

(Publicado en el diario HOY el 5 de mayo de 2019)

blog personal del periodista Antonio Chacón Felipe

Sobre el autor


mayo 2019
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031