Hoy

img
Europa en el diván
img
El Zurdo | 05-12-2011 | 14:21| 0

La vieja y depresiva Europa no anda bien de la cabeza. Necesita urgentemente ayuda psiquiátrica. Dudo si padece esquizofrenia o trastorno de personalidad múltiple (también llamado de identidad disociativo), aunque me inclino por el segundo. Según tengo entendido, dicho trastorno es un mecanismo de defensa de la persona, que se escapa de la realidad para poder sobrellevar el dolor y el miedo provocado por un abuso repetido durante la infancia. Consiste en la existencia en el individuo de dos o más identidades o personalidades. Al menos dos de ellas controlan de forma recurrente su comportamiento. Además, el paciente sufre amnesia y es frecuente que intente suicidarse o automutilarse.

Nuestro paciente europeo presenta 27 personalidades, pero las que llevan la voz cantante son el castrador superego germano y el gallito ego francés, quienes, una y otra vez, reprimen los deseos del ello ciudadano y mangonean al resto de identidades. En su infancia sufrió varios abusos, los más traumáticos y recientes a manos de dos padrastros totalitarios y crueles: Hitler y Stalin. Esos abusos le han llevado a intentos de suicidios, como las dos guerras mundiales, o de automutilación, como la guerra fría o la manera en que está afrontando la crisis del euro: primero, demorando en exceso el rescate de su personalidad más disoluta, la griega, lo que desestabilizó a otras también frágiles, como la irlandesa, la portuguesa, la italiana y la española; luego, apretándose el cinturón hasta la asfixia, sangrándose y dándose tijeretazos, incluso en órganos vitales para su estado de bienestar. También parece tener pérdidas de memoria, pues no recuerda o no quiere recordar que su modo de hacer frente a la crisis solo agravará su salud mental, como ya le sucedió durante la Gran Depresión de los años 30.

El tratamiento de este mal suele ser arduo, largo y doloroso. El individuo puede sufrir muchas crisis debido a acciones de las personalidades y por la desesperación que puede acarrear la terapia. El objetivo del terapeuta es facilitar la comunicación entre las distintas identidades, estabilizarlas e integrarlas en una única o, al menos, alcanzar una interacción armoniosa entre ellas. El problema de nuestro paciente es que su personalidad dominante, la alemana, torea e ignora sistemáticamente al inoperante equipo médico que lo trata, encabezado por Durão Barroso y Van Rompuy. Se echa de menos al doctor Delors, quien ha advertido que la raíz del trastorno europeo está en la falta de un poder central que coordine las acciones (políticas económicas) de sus personalidades (naciones), lo que permitió que algunas de ellas actuaran sin control (incurriendo en deudas imposibles de pagar). Pero ese poder central debe recaer en un terapeuta que sea totalmente autónomo de la identidad teutona o cualquier otra y que ayude al paciente a integrar todas sus personalidades en un yo que satisfaga racionalmente los deseos y demandas del ello ciudadano no subordinándolos al superyó germano, sino conciliándolos con él. Menuda empanada mental, ¿verdad?

(Publicado en el diario HOY del 4/12/2011)

Ver Post >
Con voto pero sin voz
img
El Zurdo | 02-12-2011 | 17:02| 0

Hoy, 20-N, casi 36 millones de españoles estamos convocados a las urnas. Todos los agoreros vaticinan que la gran mayoría se lanzará, entre desesperados y esperanzados, en brazos de un gallego que ha hecho profesión de su ambigüedad. No, no es don Paco redivivo, vade retro, sino don Mariano, un demócrata como Dios manda… o no.

Mariano está cortado por el mismo patrón que el españolito medio y que nuestros dos últimos presidentes, Josemari y José Luis: es un hombre gris, corriente y moliente, ni chicha ni limoná. El secreto del éxito de los tres es haber sido para el partido el tercero en discordia, el candidato de consenso entre dos extremos, el punto medio, lo que no significa que en ellos esté la virtud. He aquí tres políticos hegelianos: síntesis de la acción y la reacción. Aunque una vez dejada la Moncloa, Josemari pasó a la reacción. ¿Se hará José Luis un hombre de acción?

Fiel a su estilo ambiguo, Mariano se dice de centro, lo que no quiere decir que esté centrado. Mas esa ambigüedad nos puede salir cara. Lo advierte el diario conservador británico ‘The Times’, propiedad del grupo de Rupert Murdoch, del que, curiosamente, Josemari es consejero. Ya dicen que no hay peor cuña que la de la misma madera. En un artículo firmado por un tal Charles Bremmer, ‘The Times’ culpa a la falta de concreción de Mariano de que la prima de riesgo española batiera récords en los últimos días, porque asustó a los mercados cuando, bromeando, dijo en un acto de campaña: “No tengo por costumbre no cumplir con mis compromisos y hasta ahora no me he comprometido a nada”.

Sin embargo, los usureros no están para bromas y exigen garantías de que se les devolverá lo prestado, y con crecientes intereses. Y eso pasa por más ajustes de cuentas. Mariano se puso gallito y dijo que no admitirá órdenes ni de Europa ni de nadie, pero luego se le bajaron los humos y les ha pedido más de media hora de margen para juntar el dinero. ¿Cómo? Solo ha dejado claro que recortará en todo, salvo en sanidad, educación y pensiones. No me cuadra, pues se me hace misión imposible que, sin subir impuestos ni meter la motosierra en los pilares del Estado del bienestar (sanidad y educación se llevan más de dos tercios de las cuentas autonómicas y las pensiones la mitad del presupuesto consolidado del Estado), don Mariano, sin ser Harry Potter, logre los más de 30.000 millones que dice que necesita para cumplir el objetivo de déficit exigido por la UE en 2012.

No te preocupes, Mariano, que desde Wall Street, Berlín y Washington ya te dirán qué debes hacer y a quién debes poner como tesorero. Porque, desengáñense, nuestro derecho al voto es más nominal que real; poco le importa a los titiriteros del planeta a quien elijamos, ya que no hará lo que nosotros le digamos, ni siquiera lo que le dé la gana, sino lo que ellos le manden.

Lo siento, Mariano, no te quiero aguar la fiesta de esta noche. ¡Venga, champán y mujeres para todos! Lo ha prometido el presidente del PP de Valencia, Alfonso Rus. ¡Toma ejemplo de austeridad e igualdad!

(Publicado en el diario HOY el 20/11/2011)

Ver Post >
Más con menos
img
El Zurdo | 01-12-2011 | 12:00| 0

La sociedad opulenta está en extinción. Ya no está todo al alcance de nuestro bolsillo ni siquiera de nuestra tarjeta de crédito. La economía era la ciencia que administraba la abundancia; ahora va a administrar la escasez, como sostiene el economista Santiago Niño-Becerra en ‘Más allá del Crash’.
Los recursos menguan mientras somos cada vez más para repartir. Las empresas quieren seguir maximizando sus beneficios, pero ya no venden toda su mercancía. Y ya no podemos seguir endeudándonos hasta el infinito y más allá para seguir comprando o invirtiendo. Hemos ido a toda pastilla por la autovía global, sin temor a ser multados porque desde los años 80 las autoridades han ido eliminado los límites de velocidad y los radares y han bajado la guardia. ¿Consecuencia? Hemos perdido el control y crash. Toca optimizar los recursos, hacer más con menos; en plata: exprimir a tope al trabajador, y, por supuesto, pagándole menos y obligándole a currar más.
Don Dinero está aprovechando la crisis para dinamitar los cimientos del Estado del bienestar. El modelo socieconómico está mutando hacia otro en el que el crecimiento no será general, no se buscará el pleno empleo ni la redistribución de la renta y la clase media se irá empobreciendo, según Niño-Becerra. Por eso, dice, “puede esperarse que la vida de los jóvenes se parezca más a la de sus bisabuelos que a la de sus padres”.
Tras la Gran Depresión de los años 30, la clase media fue creciendo y se convirtió en el cemento de la democracia. Pero ahora está en claro declive, ahogada por las deudas, el paro y el deterioro de la protección social. De forma proporcional declina la democracia. El crecimiento de las desigualdades sociales está favoreciendo el resurgir del fascismo, que presenta dos caras: la populista, más tradicional y agresiva, y la tecnócrata, más sofisticada y amable. El que lo ha tenido todo y pasa a no tener nada tiende a buscar soluciones extremas y es presa fácil de carismáticos caudillos o ‘sabios’ cirujanos de hierro. Y tantos unos como otros apelan a los ciudadanos a ser menos individualistas y más solidarios, a sacrificarse por el grupo, a subordinar sus intereses al interés general. La trampa está en que este coincide con el de la grandes corporaciones. A estas les interesaba en los tiempos de vacas gordas fomentar el individualismo y el egoísmo en la plebe, el “lo quieres, lo tienes”, el “comprar, usar y tirar”; pero en momentos de vacas flacas toca racionar lo que hay y explotar lo que se tiene. De ahí, que les interese estimular una versión espuria del apoyo mutuo -si Kropotkin levantara la cabeza-, en vez de, como hasta ahora, la darwinista ley del más apto. Vamos, como les dije hace un par de semanas, hacia un mundo similar al de ‘Rollerball’, deporte cuyo propósito, amén de entretener, es, en palabras de Mr. Bartholomew, alto ejecutivo de una de las seis corporaciones que controlan el mundo en la película, mostrar la futilidad del esfuerzo individual. Por eso, dichas corporaciones pretenden prejubilar al Messi del Rollerball; no pueden consentir que un individuo destaque sobre la masa y sea un héroe popular.

(Publicado en el diario HOY el 27/11/2011)

Ver Post >
Corporatocracia
img
El Zurdo | 14-11-2011 | 17:17| 1

Año 2018. Tras la bancarrota de las naciones y el fin de las guerras corporativas, el mundo está controlado por seis grandes empresas que han reemplazado a los estados y que monopolizan la energía, el transporte, el lujo, la vivienda, la comunicación y los alimentos. La gente carece de libertad, pero disfruta de una confortable esclavitud y se desahoga con el Rollerball, un violento deporte sustitutivo de la guerra.

Esta es la sinopsis de la película ‘Rollerball’ (1975), dirigida por Norman Jewison. En España, se tituló ‘Un futuro próximo’, y así parece a tenor de lo que está ocurriendo en la aldea global. La democracia cede terreno ante la corporatocracia. El Estado pierde su poder regulador de la economía y los servicios públicos están siendo privatizados. Nuestros gobernantes toman cada vez más decisiones a espaldas del pueblo que los ha elegido y al dictado de los grandes bancos y empresas. Estos, cuyo único fin es maximizar beneficios, compran políticos financiando sus campañas, al tiempo que acogen en su seno a ex altos cargos públicos y colocan sus peones a sueldo en las administraciones públicas e instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial y el FMI. Es el fenómeno de la ‘puerta giratoria’. Como botón de muestra repasen la carrera política y empresarial de la petrolera familia Bush y sus compinches Rumsfeld, Cheney, George Shultz y Henry Paulson. Este último pasó a la Secretaría del Tesoro con George W. Bush desde la cúpula de Goldman Sachs, dejando caer al archirrival de este, Lehman Brothers. Antes, otro ex de Goldman, Robert Rubin, ocupó el mismo puesto con Bill Clinton y acometió la máxima liberalización del sector financiero.

Para ese banco de inversión, uno de los mayores del mundo, también han trabajado dos técnicos italianos: Mario Draghi, nuevo presidente del Banco Central Europeo, y el excomisario europeo Mario Monti, futuro primer ministro de Italia. Curiosamente, Monti sustituirá a la versión exacerbada y caricaturesca de la corporatocracia, Berlusconi. Con Draghi y Monti en nómina, Goldman Sachs ayudó a Grecia a ocultar su onerosa deuda con trucos contables. Otro técnico y exvicepresidente del BCE, Lukás Papadimos, gobernará el país heleno. Papadimos y Monti son miembros de la Comisión Trilateral, un lobby fundado en 1973 por el todopoderoso banquero David Rockefeller. Papadimos y Draghi se formaron en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), gran laboratorio de la tecnocracia, de un gobierno global de técnicos y expertos que tomen decisiones basándose en su eficacia y no en consideraciones ideológicas, políticas o sociales o en las peticiones de la ciudadanía, vista como una masa infantil e incapaz. Es la elitista ideología de los que sentencian el fin de las ideologías; es una actualización del despotismo ilustrado y del monstruoso sueño platónico de una sociedad dirigida por sabios o un filósofo rey. Es el sobrio ropaje que adopta don Dinero para subordinar la política a sus intereses, diluir la democracia e instaurar la corporatocracia.

(Publicado en el diario HOY el 13/11/2011)

TRÁILER DE ROLLERBALL (1975), en inglés

 

Ver Post >
Nada es imposible
img
El Zurdo | 08-11-2011 | 17:19| 0

Ya estamos en campaña electoral. ¡Qué chupi! Estos días los candidatos de todo pelaje y condición le harán la pelota más que nunca para comprar su voto. Sobre todo los de PP y PSOE (partidos que se reparten más del 90% de los escaños del Congreso, aunque representan juntos a un 60% del censo electoral), que le bombardearán con llamadas al voto útil, vendiéndole que son los únicos con experiencia de gobierno y capacidad para sacar al país del agujero en que las recetas económicas que promueven nos han metido. Sus simpatizantes y voceros, convertidos a la única fe verdadera, el realismo político, le reprocharán que elegir otra alternativa es tirar el voto; le llamarán irresponsable si lo hacen; le dirán que sea sensato, que se deje de imposibles, utopías y quimeras y que tenga sentido común, el disfraz bajo el que se esconde ahora el pensamiento único, o sea, el liberalismo en sus dos versiones: la dura o neoliberal y la blanda o socioliberal. Para ellos, allende las hercúleas columnas del capitalismo no hay nada, solo caos o totalitarismo. Fin de la historia.

Sin embargo, según Arthur C. Clarke, escritor de obras de ciencia ficción, «la única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos, hacia lo imposible», refugio de cobardes y timoratos. Por eso, como Goethe, amo a los que desean lo imposible, a los quijotes, a los valientes que creen que intentando lo imposible se realiza lo posible; ellos son los motores de la evolución, los que mejoran el mundo. Por eso amo a gente como Molly Katchpole, esta David de 22 años que se ha plantado ante los abusos de ese Goliat que es Bank of America.

El mayor banco de Estados Unidos ha retirado su propuesta de cobrar a sus clientes una comisión mensual por usar la tarjeta de débito, al no soportar la pacífica presión de Molly. Nuestra indignada heroína se limitó a denunciar en Internet los excesos del gigante financiero. «Cuando escuché que el banco quería cobrarme un extra por tener acceso a mi propio dinero me frustré mucho, porque yo subsisto entre sueldo y sueldo, como millones de personas más (…). Ya estaba enferma de oír las miserias de los bancos, que han sido rescatados
con el dinero de los contribuyentes», se queja esta joven recién licenciada que se ve obligada a compaginar dos trabajos de niñera de media jornada para llegar a fin de mes. Su causa logró en las redes sociales, en menos de un mes, la adhesión de más de 300.000 personas, y el banco recibió un torrente de solicitudes de clientes que querían cerrar sus cuentas. Al final, Bank of America plegó velas. Con su gesta, propia de un filme de Capra, Molly nos ha dado una lección: la voluntad del pueblo «sí puede cambiar las cosas». La misma voluntad mueve al 15-M. Y debería mover a nuestros políticos; pero no es así, sino que obedecen la voluntad de don Dinero, más empeñado que nadie en hacernos creer que cambiar el sistema es imposible. ¿Será por ello que, como decía el filósofo Bertrand Russell, «los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible; los políticos por hacer lo posible imposible»?

(Publicado en el diario HOY el 6/11/2011)

Ver Post >
¿Truco o trato?
img
El Zurdo | 31-10-2011 | 18:48| 0

El jueves, de madrugada, los 27 brujos y brujas de la UE adelantaron Halloween y, reunidos en torno al macho cabrío de Durão Barroso y la calabaza de Van Rompuy, consensuaron un esperadísimo plan para proteger el euro del ataque de los vampiros del parqué. Horas después, las bolsas acogieron con regocijo más el trato en sí que su contenido, pues ya es una buena noticia que esa jaula de grillos que es el aquelarre europeo se ponga de acuerdo en algo. Los griegos también lo celebran, porque les van a quitar la mitad de la onerosa deuda que cargan sobre la chepa. Sin embargo, los cinco grandes usureros de nuestra piel de toro (Santander, BBVA, Popular, Bankia y Caixabank) están que trinan. No es para menos, el aquelarre europeo, liderado por la severa bruja del este y el pequeño druida galo, les obliga a recapitalizarse, o sea, a llenar más la hucha (mucho más que a sus colegas alemanes y franceses, pese a su elevadísima exposición al mal heleno), y eso que habían pasado con nota los malditos test de estrés, demostrando su solvencia. Le echan la culpa, como no, a Zapatero, un muerto viviente al que, una vez más, le han faltado bemoles para plantarse ante frau Angela y le petit Nicolas, quienes le han engañado con un truco que le han vendido como trato.

Pero el pato lo vamos a pagar los de siempre. Si los bancos españoles tienen que guardar más en la caja y no van a pedir ayuda a Papá Estado, que no está para nuevos dispendios, darán otra vuelta de tuerca al grifo del crédito: prestarán menos aún, amén de freírnos a comisiones. Papá Estado también se resentirá, porque los usureros patrios le comprarán menos títulos de deuda. Consecuencia: menos inversión, menos consumo, menos crecimiento económico, más morosidad, más cierre de negocios y más paro. Y ya son casi cinco millones las almas que penan sin oficio ni beneficio por el purgatorio del desempleo. Si es una de ellas, quizá encuentre trabajo como cobrador del frac y en los equipos de recobros de los bancos, uno de los pocos sectores en alza. Los usureros no perdonan las deudas y no escatiman esfuerzos para recuperar lo prestado. Dos ejemplos: el Popular ha duplicado, de 300 a 600 personas, el equipo que tiene para apretarle las clavijas a los morosos y Bankia cuenta ya con 900 cobradores.

No obstante, los usureros no tienen dinero para prestar a curritos y autónomos, pero sí para pagar generosamente los servicios prestados por sus altos ejecutivos. Según un informe de Comisiones Obreras, el salario que percibieron los consejeros y los directivos de las 15 entidades financieras españolas más importantes entre 2004 y 2010 se incrementó el 48%, el doble que su beneficio, que creció el 27%. Entretanto, la competencia bancaria merma, para desgracia de la gente con cuenta corriente: los peces gordos siguen comiéndose a los chicos, y el dinero cada vez se concentra en menos manos: las de Botín (el nuevo hombre del saco) y pocas más. Y llamarán a nuestras puertas para hacernos una oferta que no podemos rechazar: ¿la bolsa o la vida?, ¿truco o trato?

(Publicado en HOY el 30/10/2011)

Ver Post >
El horror
img
El Zurdo | 24-10-2011 | 10:22| 0

El jueves, 20-O, fue un día histórico. ETA, por fin, anunció que deja las armas y el Ubú libio, Muamar el Gadafi, fue liquidado. Sin embargo, ¡cuán divergentes han sido las vías para derrotar a ambos! La democracia ha acabado con la antidemócrata banda, mientras que la barbarie ha acabado con el bárbaro tirano.

Los libios, presas del horror, se han adentrado en el corazón de las tinieblas para eliminar de forma horrorosa a su coronel Kurtz particular, que de libertador pasó a dictador. Se han puesto a su bajura, ejecutándolo a sangre caliente y sin juicio previo. La ley del Talión se ha impuesto al Estado de derecho. Es el triunfo de la voluntad transmitida en ‘Apocalypse now’ por Kurtz (Marlon Brando) a su verdugo, el capitán Willard (Martin Sheen): «Tú no tienes derecho a llamarme asesino. Tienes derecho a matarme. Tienes derecho a hacerlo… pero no tienes ningún derecho a juzgarme (…). El horror y el terror moral son tus amigos; de lo contrario, se convierten en enemigos espantosos, en enemigos de verdad (…). Se precisan hombres con moral y que al mismo tiempo sepan utilizar sus instintos primarios para matar, sin sentimiento, sin pasión, sin juicio, sin ningún juicio, porque es el juicio el que nos derrota». Y como pregunta el propio Kurtz: «¿Cómo hay que llamarlo cuando los asesinos acusan a los asesinos?».

ETA también hizo suyo el terrible sofisma de Kurtz para imponer a sangre y fuego sus tesis independentistas. Y el Estado español, con los GAL, estuvo a punto de caer en la tentación de combatir al terrorismo con terrorismo, al horror con el horror, como sí está haciendo EE UU con Al Qaida o Israel con Hamás. Eso hubiera deslegitimado nuestra lucha contra la banda terrorista; nos hubiera rebajado moralmente; hubiera convertido a los verdugos en víctimas. En cambio, como bien dicen las víctimas del terrorismo etarra, aquí unos mataban y otros ponían los muertos; solo unos eran los asesinos y otros los asesinados. Y hemos demostrado una superioridad moral sobre el horror etarra combatiéndolo y derrotándolo con las armas que nos otorga legítimamente el Estado de derecho: ejerciendo el acoso y derribo policial, capturando y encarcelando a los terroristas.

Sin embargo, parece que algunos diestros sofistas y sus voceros no se alegran mucho de que ETA anunciara el cese definitivo de la violencia poco antes del 20-N, porque piensan, torticera y egoístamente, que puede perjudicar a los suyos en las urnas y provocar un vuelco electoral similar al que, según sostienen erre que erre, causaron los atentados del 11-M en 2004. Son los mismos que practican un terrorismo dialéctico, porque infunden miedo en los ciudadanos intoxicándoles con que el Gobierno de Zapatero se ha bajado los pantalones ante ETA y ha pagado a la banda un precio político a cambio de la paz. Son mentirosos y cínicos, pues cuando ellos sentaban sus posaderas en la Moncloa sí estuvieron dispuestos a pagar ese precio. Y si en algo coincido con Kurtz es en que «no hay nada que deteste más que la peste de las mentiras».

(Publicado en HOY el 23/10/2011)

 

APOCALYPSE NOW: EL HORROR (ESCENA)

http://www.youtube.com/watch?v=PStIdCh45ns

Ver Post >
Europa, en las nubes
img
El Zurdo | 18-10-2011 | 16:49| 0

La familia europea no gana para disgustos. Cuando no es el hermano irlandés el que la mete en líos, es el luso, el español o el italiano. Pero el que más quebraderos de cabeza le da es el manirroto griego. Su situación es desesperada: está asfixiado por las deudas y solo cuenta con plata para aguantar lo que queda de mes. Los cobradores del frac hacen cola ante su puerta y, por eso, urge a su parentela un préstamo, uno más, por el amor de Dios, para impedir que le quiebren las piernas. Pero en la familia hay quienes consideran al heleno un primo lejano y no se fían de él; quieren garantías de que dejará de ser un calavera. Piensan, con la matriarca teutona a la cabeza, que si le ayudan darán a entender a los hijos pródigos del sur que, cuando pierdan el norte, siempre estarán mamá Angela y papá Nicolas para salvarles el culo. Pero, ¿para qué está la familia si no para ayudarse?

El griego jura y perjura que se acabó la vida loca: echará a buena parte del servicio, meterá la tijera hasta el corvejón, venderá todo lo que pueda de la casa pública… Los parientes más severos le exigen más: que se arrodille en el parqué, se golpee la testa contra el muro de las lamentaciones y se fustigue, aun a riesgo de abrirse una enorme brecha y de arrancarse la piel social que lo protege. Por lo pronto, mamá Angela le ha leído la cartilla neoliberal y lo ha mandado al rincón de pensar, similar al caviladero de ‘Las nubes’. Ojo, Angela, a ver si te va a ocurrir lo que al protagonista de esta comedia de Aristófanes. El viejo Estrepsiades también está agobiado por las deudas de juego de su hijo. Decide, entonces, mandarlo al caviladero, que dirige un caricaturesco Sócrates, donde enseñan los argumentos justo e injusto que le pueden librar de sus deudas haciéndole ganar los pleitos con los acreedores. El hijo aprende el injusto y acaba agrediendo al padre. Estrepsiades, muy cabreado, prende fuego al caviladero y lo derriba.

Por Dios, Angela y compañía, echad abajo el caviladero neoliberal, releed la parábola del hijo pródigo, tened un poco de misericordia y rescatad ya al griego que se está desangrando. Si seguís apretándole las tuercas terminará eligiendo el argumento injusto, lo que le empujará a recortar más derechos sociales y sangrar a impuestos a su pueblo, hundiéndolo en la miseria, y a rebelarse contra sus parientes europeos, abandonar el euro y suspender pagos sin ton ni son. Y un escándalo así puede acabar con la familia europea. Lo mejor es una solución a la argentina: una quiebra ordenada; es decir, que el griego, respaldado por la parentela, renegocie con sus acreedores las condiciones de pago, ofreciéndoles varias alternativas. Por ejemplo, de lo que te debo, te pago solo la mitad; si quieres que te abone todo, me debes reducir los intereses sustancialmente y dar más tiempo; también te puedo cambiar mis bonos por eurobonos, con un menor rendimiento pero mucho más fiables porque están avalados por mi clan al completo… Ay, pero esto supondría que papá Nicolas y, sobre todo, mamá Angela tendrían que rascarse más el bolsillo, y no están por la labor, aunque sea por un hijo.

(Publicado en HOY el 25/9/2011)

Ver Post >
La familia y uno más
img
El Zurdo | 17-10-2011 | 15:31| 0

Pobre Don José, le están lloviendo piedras por preocuparse, como buen padrino, por su numerosa familia política y por sus amigos, procurándole oficio y beneficio a su cuñado, amén de a su ‘consigliere’ y a sus colegas de raqueta y carreras. Oye, que Don José no engaña a nadie, siempre lo ha dejado clarito: su compromiso es por el empleo y la familia. Y ahora que es mayoral del cortijo, él y su cuadrilla se han apresurado a dar empleo a la familia, colocando a primos y otros parientes entre el personal de servicio. No están haciendo nada que no hicieran los del clan del puño y la rosa en 28 años como administradores de la finca regional. Y allí donde fueres haz lo que vieres, ¿no? Con razón su mastín ladra: «Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra».

Ay, Don José, la tentación vive arriba: una vez habéis alcanzado el ansiado paraíso del poder, no habéis tardado mucho en probar la fruta prohibida del manzano del bien y del mal. Y esa es una fruta teniente que se os puede indigestar. Con tanto nepotismo, tenéis disgustado al abuelo Don Miguel. Vale, Don José, no estáis haciendo nada ilegal, cierto, pero sí algo muy feo, y ya sabéis que no hay ética sin estética, y viceversa. Mira al ministro de Defensa británico: el amiguismo le ha forzado a dimitir. Además, prometisteis un gobierno de los mejores y airear y barrer el cortijo a conciencia, hasta debajo de las alfombras. Para ello contáis con una escoba inesperada e inestimable, que os han prestado los mismos que os dieron las llaves del cortijo, los del clan de la hoz y el martillo. Pero la escoba, que tenéis bien sujeta por su mango de madera de nogal, está siendo en vuestras manos demasiado maleable. Mas, Don José, como eres un tío agradecido, has recompensado al clan rojo dándole un carguito en el cortijo a uno de los suyos, que, oh, casualidad, ya trabajaba para uno de los capos de la familia popular.

Los cabecillas del clan de la hoz y el martillo, llevados por su animadversión histórica hacia el clan del puño y la rosa, se están comportando como Bonasera, aquel funerario de ‘El Padrino’ que se negaba hacer tratos con la familia Corleone hasta que violaron a su hija y, desesperado y sediento de venganza, acabó acudiendo a Don Vito para suplicarle un favor: que castigara a los maltratadores. Don Vito se muestra reticente, pero finalmente accede a su petición. Bonasera, entonces, se prosterna ante Don Vito, solicita su amistad, le besa la mano y le llama padrino. El Don queda satisfecho y le dice a Bonasera que está en deuda con él y que algún día, «y puede que ese día nunca llegue», podría solicitarle un favor a cambio, a lo que Bonasera no podría negarse. Pero ese día sí ha llegado, varias veces ya, la última vez a cuenta de la elección del presidente de la radiotelevisión autonómica. Pero el clan rojo sigue siendo leal al Don y no se baja de la parra, digo, del nogal. No obstante, en dicho clan hay quienes empiezan a estar hartos de ser cascarón de nuez del Don y su familia; quieren hacer mucho ruido y pocas nueces. Para eso necesitan más sosa cáustica y más cabeza y retirarle la escoba al Don.

(Publicado en HOY el 16/10/2011)

EL PADRINO: ESCENA INICIAL DE BONASERA

http://www.youtube.com/watch?v=DDI2FEa5fzQ

Ver Post >
IDEAS DE BOMBERO
img
El Zurdo | 10-10-2011 | 16:14| 0

Corren malos tiempos para la lírica… y para la cultura en general. Es la primera víctima de los tijeretazos de los barones rampantes, que no se andan por las ramas para cuadrar las cuentas. Ni centro Niemeyer en Avilés, ni Semana negra de Gijón, ni Mostra de cine de Valencia, ni festival de documentales Punto de Vista de Pamplona, ni más libros para las bibliotecas de Navarra, ni Cidade da Cultura en Galicia, ni gaitas. Como repite hasta la saciedad nuestro vizconde demediado –mitad derecha, mitad izquierda y todo sentido común–, se acabó la fiesta y, por tanto, no es de recibo que siga tocando la orquesta, mientras el Titanic se hunde, ni que Dioniso y su coro de sátiros despilfarren su talento sobre el caro escenario del Teatro Romano. Es pan o circo, y la plebe aplaude a sus señores del acero azul porque lo tiene claro: primum vivere, deinde philosophari (lo primero es vivir, luego filosofar).

Pero no solo de pan vive el hombre, pues si así fuera, en nada nos diferenciaríamos de las bestias. Los barones rampantes y nuestro vizconde demediado tienen ideas de bombero. Sí, de bombero de ‘Fahrenheit 451’. En esta novela distópica de Ray Bradbury, adaptada al cine por François Truffaut, los bomberos tienen la misión de quemar libros, ya que, según su gobierno, leer impide ser felices porque llena de angustia; al leer, los hombres empiezan a ser diferentes cuando deben ser iguales, que es el objetivo de los que llevan la batuta, que velan para que la vida de los ciudadanos sea «allegro ma non troppo» y así no cuestionen sus acciones y rindan en su trabajo. En la sociedad de ‘Fahrenheit 451’, gentes como la joven Clarisse son tachadas de antisociales y locas por pensar y cuestionar el mundo en el que viven. El poder siempre teme al pensante, porque, parafraseando al poeta Gabriel Celaya, la cultura es un arma cargada de futuro.

A nuestros gobernantes aún no les ha dado por quemar libros, pero todo se andará. Por lo pronto han comenzado a arrojar a la hoguera de las vanidades y a sacrificar en el altar de la eficiencia económica cualquier manifestación o actividad cultural (cine, teatro, música, pintura…) que se salga del presupuesto y que sea susceptible de llenar de pájaros las cabezas de las nuevas generaciones.
Han comenzado a mutilar a Minerva para dar alas a Mercurio, el dios del comercio al que en realidad hace referencia la leyenda «In God we trust» («En Dios confiamos») que aparece en los billetes de dólar. Y no caen en la cuenta de que quien mutila la cultura, mutila a su hermana siamesa, la educación, uno de los pilares que sostiene nuestra sociedad del bienestar y al que algunos barones rampantes han enseñado ya sus afiladas garras. Les da igual, solo les importa cuadrar las cuentas; porque en el mundo de Don Dinero todo se valora por lo que cuesta y no por lo que vale. Demuestran así una gran miopía, pues, como decía el poeta y líder revolucionario cubano José Martí, «la madre del decoro, la savia de la libertad, el mantenimiento de la República y el remedio de sus males es, sobre todo lo demás, la propagación de la cultura».

(Publicado en HOY el 9/10/2011)

INICIO DE FAHRENHEIT 451

http://video.google.com/videoplay?docid=-8155348700288245840

Ver Post >
Sobre el autor El Zurdo

Últimos Comentarios

genadiew_7077 02-10-2017 | 17:37 en:
Choque de nacionalismos
veintitresydoce 25-05-2016 | 16:46 en:
Regreso al futuro

Otros Blogs de Autor