Hoy
img
La gran mascarada
img
El Zurdo | 20-02-2012 | 17:58| 0

Señoras y señores, comienza el mayor espectáculo del Carnaval: el gran desfile de comparsas nacional. Abre la marcha, sobre una tartana hecha de agrietados ladrillos y patrocinada por conocidos bancos, Mariano disfrazado de Pinocho, luciendo una hermosa nariz que no deja de crecer. Moviendo sus hilos está frau Angela trasvestida de Geppetto. A la derecha de Mariano está Soraya de señorita Rottenmeier y a la izquierda, De Guindos como pitufo gruñón y Montoro como Eduardo Manostijeras. Detrás va el resto de ministros. Mira, el doble de Aznar, capaz de apagar el sol y parar los vientos. Ahí va Cañete, de verdulera con gorra de gasolinero. Ese armado hasta los dientes es Pedro ‘Rambo’ Morenés. ¡Alabado sea Dios!, la virgen de Fátima, que ha revelado su tercer secreto: una «extremadamente agresiva» reforma laboral, que la patronal, lobo con piel de cordero, ha acogido con palmas y los sindicatos, borregos con piel de lobos, han recibido con pitos. ¿Y ese vestido de chulapo madrileño? Ah, es Ruiz-Gallardón, quien lleva del brazo a la Suprema Diva, que cubre sus vergüenzas con una toga negra con una balanza, algo desequilibrada, bordada en el pecho, mientras sujeta, con la mano derecha, una correa atada al cogote de un Garzón metamorfoseado en chivo.

Escoltando la tartana y haciendo la gaviota desfilan los barones rampantes populares de riguroso azul, aunque hay un verso suelto que da la nota… de color exhibiendo un pañuelo rojo al cuello. Detrás va don Miguel con una caravana de palomos. Y algo más rezagado, Paquito el chocolatero, que se pavonea con su traje nuevo tras su absolución. Entretanto, Urdangarin hace el egipcio, mientras el Rey, vestido de campechano, intenta darle esquinazo.

Tirando del carro va una menguante cabaña de asnos de clase media, que, pese a tener mucho aguante, están en extinción, víctimas de la sobrecarga a la que les someten los amos, de los mercachifles que les sacan la pelleja a latigazos y de los vampiros que les chupan la sangre a sorbitos. Sobre sus cabezas revolotea una bandada de buitres. El lento carruaje es seguido de cerca por los cobradores del frac. Tras ellos va un autobús rosa, conducido por Alfredo, el monje del poder, disfrazado de Largo Caballero, puño izquierdo en alto y capullo marchito en el ojal. En el asiento de atrás, cabizbaja, pese a su eterna sonrisa, va Carme de España, embutida en una bata de cola. A su lado, ido, Griñán, que cuenta las horas como mayoral del cortijo andaluz. En la última fila, un prejubilado de oro de la Universidad reparte collejas a los de delante y rompe cristales. Fuera, chupando rueda, Cayo, el del disputado voto de la izquierda, avanza renquente por culpa de un pedrusco de la cantera de la dehesa que se le ha metido en el pie.

Cierra la comitiva un creciente ejército de nazarenos, con la cruz a cuesta, para los que la Cuaresma ha tiempo que llegó y tiene visos de que se alargará más allá del Jueves Santo, sin que advenga el ansiado Domingo de Resurrección. Y mientras la desesperación lleva a unos a encomendarse a Dios, a otros les empuja a dejarse embriagar por Baco y a unos pocos indignados a hacer frente al toro de Wall Street como valientes forcados. Ya decía Bakunin: «Para escaparse de su miserable suerte, el pueblo solo tiene tres caminos: dos imaginarios y uno real. Los dos primeros son los de la taberna y la iglesia; el tercero es el de la revolución social».

(Publicado en el diario HOY el 19/2/2012)

Ver Post >
Un mundo feliz
img
El Zurdo | 13-02-2012 | 00:56| 0

Los jóvenes tienen que acostumbrarse a la idea de que no tendrán un puesto fijo de trabajo para toda la vida. Por otra parte, digamos la verdad, qué monotonía es tener un puesto fijo para toda la vida», Mario Monti, primer ministro italiano, dixit. No os preocupéis jóvenes, y no tan jóvenes, españoles, Mariano acabará con vuestra monotonía. Su gobierno ha aprobado una reforma laboral que, según se le escapó al contable del reino, es «extremadamente agresiva». Vamos, hecha a la manera americana para que trabajemos como chinos. A que suena divertido.

La indemnización de todos los contratos indefinidos por despido improcedente baja de 45 días por año trabajado (con un máximo de 42 mensualidades) a 33 (con un límite de 24). Y digo todos: los actuales fijos que se vayan a la calle cobrarán 45 días por cada año que hayan trabajado antes de la publicación del decretazo y 33 por los que trabajen después. Los patronos lo tendrán más fácil para despedir más barato aún, con una indemnización de 20 días con un máximo de 12 mensualidades; bastará que demuestren que sus ingresos o ventas han caído durante nueve meses consecutivos. ¡Oh, oh!, la mayoría de las empresas están en esa situación. Para más inri, no necesitarán la autorización del Ministerio para ejecutar un ERE. No termino de entender esa obsesión neoliberal de que el abaratamiento del despido ayudará a crear empleo. Más bien rejuvenecerá y abaratará plantillas y hará que los 5,3 millones de parados sean muchos más a final de año. Hasta Rajoy ha reconocido que el paro empeorará en 2012. El BBVA precisa que se destruirán 2.000 empleos diarios. Un empresario contratará si vende, y para eso necesita compradores. Y los tijeretazos para reducir el déficit, la otra gran obsesión neoliberal, no contribuyen a estimular el consumo ni la inversión. Como tampoco el cierre del grifo del crédito y las bajadas salariales.

También destruirá empleo, aunque reducirá el gasto en personal de los ayuntamientos, otra ocurrencia de Rajoy que parece hecha a medida para Ana Botella. La alcaldesa de Madrid había solicitado voluntarios, o sea, mano de obra gratis total, para «sacar adelante y hacer rentables» espacios públicos, como centros culturales, polideportivos y bibliotecas. Su jefe le sirve en bandeja ‘voluntarios’ forzosos, pues obliga a los parados con prestación a realizar «un trabajo social para la comunidad».

Para indignarse, verdad. Pues no crean que hay muchos indignados: caben en Sol y aledaños. Ha calado entre la ciudadanía que de la crisis se saldrá con sangre, sudor y lágrimas. El 65% de los desempleados aceptaría un contrato indefinido con una indemnización por despido improcedente de 20 días, según una encuesta de Sigma-dos para El Mundo. Y la mitad estaría dispuesta a cobrar por debajo del salario mínimo. Lógico, como se pregunta Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión Europea, «¿qué es mejor, tener un trabajo mediocre o no tenerlo?». En el prólogo de ‘Un mundo feliz’, Aldous Huxley ya advierte: «Un estado totalitario realmente eficaz sería aquel en el cual los jefes políticos todopoderosos y su ejército de colaboradores pudieran gobernar una población de esclavos sobre los cuales no fuese necesario ejercer coerción alguna por cuanto amarían su servidumbre».

(Publicado en el diario HOY el 12/2/2012)

Ver Post >
Bancos y petroleros
img
El Zurdo | 07-02-2012 | 08:54| 0

 

Rajoy quiere ser el buen desenladrillador que desenladrille la enladrillada banca española. Tiene un plan que, dice, sacará al mercado miles de pisos a precios de ganga y abrirá el grifo del crédito. Da cuatro meses a los bancos y cajas más entrampados con el juego del Monopoly para que se casen con un banquero rico. El casamentero de Mariano aportará una jugosa dote con cargo, en su mayoría, al agujereado bolsillo de papá Estado, o sea, de todos los contribuyentes: 15.000 millones de euros del ala a repartir entre todos los recién casados, 6.000 millones más de los que ya había para casorios bancarios. Curiosamente, 6.000 millones son los que Rajoy espera recaudar con la subida de impuestos, pero son para recortar el déficit. Entonces, ¿de dónde va a sacar esos 6.000 extras? Los pedirá prestado a los mercaderes de Venecia. No se preocupen, los nuevos matrimonios devolverán la dote a papá con intereses. Veremos.

Asimismo, Rajoy quiere que todas las entidades financieras, solteras o casadas, sean de fiar. Con este fin, les exige que rebajen drásticamente el valor de los solares y viviendas que se han quedado con los embargos. Eso les obligará a guardar más dinero en la hucha. Así, según el contable de Mariano, Luis de Guindos, estarán dispuestos a soltar el lastre del ladrillo vendiendo casas con importantes descuentos. Con ello, se camelarán de nuevo a los mercaderes, que, en consecuencia, estarán dispuestos a prestarles dinero a espuertas. Dinero que luego fluirá en forma de créditos hacia familias y pymes. Bonito cuento de la lechera: si los bancos deben ahorrar más, tendrán menos para prestar. Además, hasta ahora, han empleado las ayudas estatales y los préstamos del Banco Central Europeo en tapar agujeros o comprar deuda pública que les reporta un rendimiento superior al interés que pagan por sus créditos. Incluso algunos han vuelto a meter plata prestada por el BCE en el calcetín de este. También dudo que se compren más pisos, pues el problema es que cada vez hay más parados y trabajadores precarios que no pueden pagarse una casa ni cumplen las condiciones que exigen los bancos para conceder una hipoteca. Y la inminente reforma laboral –esa que dice Rajoy que le va a costar una huelga general– no ayudará, ya que, me temo, favorecerá las contrataciones temporales, los despidos y las bajadas de sueldo.

Para más inri, el plan de Mariano, al incentivar las fusiones bancarias, concentrará el dinero en cada vez menos manos. ¡Qué peligro! Se crearán bancos demasiado grandes para caer, pues su derrumbe tendría un efecto dominó en todo el sistema financiero, con lo que se garantizan el rescate público en caso de apuros. Se repite el error que ha facilitado que la crisis se expandiera como un marea negra. En el documental ‘Inside job’, el especulador Georges Soros lo explica con la metáfora de los petroleros: estos son muy grandes y por eso hay que dividirlos en compartimentos estancos para evitar que el movimiento del petróleo haga zozobrar el barco; y la desregularización financiera ha eliminado los compartimentos.

(Publicado en el diario HOY el 5/2/2012)

Ver Post >
Ni más ni menos
img
El Zurdo | 31-01-2012 | 09:32| 0

El jueves le tocaron más de cinco millones de euros en la Primitiva a Máximo, ‘el maño’, un vecino de La Pesga (Cáceres). Tres semanas antes, los Reyes Magos agraciaron a una familia en serios apuros de Gévora (Badajoz) con el premio gordo del sorteo de los Euromillones: 36 millones. Por mucho que lo nieguen ‘el maño’ y su mujer, tal barbaridad de dinero cambia la vida al más pintado. Y, sinceramente, creo que para mal. Les pareceré un estúpido, pero convertirse en millonario de la noche al día opino que es más una maldición que una bendición.

El dinero, como el poder, es una droga tremendamente adictiva que corrompe al más probo y de la que es muy difícil desengancharse. Quien la prueba nunca tiene bastante, como Bretton James, el insaciable tiburón de las finanzas que interpreta Josh Brolin en la película ‘Wall Street 2: el dinero nunca muere’. Cuando le preguntan cuál es la cifra por la que aceptaría retirarse, contesta: “Más”.

Tendemos a creer que cuanto más dinero tengamos más felices seremos. En 1974, el economista Richard Easterlin desmintió este sofisma con su famosa paradoja, según la cual, una vez cubierta nuestras necesidades básicas, no aumenta nuestra felicidad a medida que se incrementan nuestros ingresos. Por tanto, hay un nivel de renta óptimo, por debajo o por encima del cual seremos infelices, unos eternos insatisfechos. ¿Por qué? Según el también economista Richard Layard porque, garantizada la subsistencia, empleamos el dinero para compararnos con los demás y lo que nos quita el sueño es que el vecino o compañero de trabajo gane más, tenga un coche mejor o una casa más grande. Por tanto, nunca estaremos satisfechos mientras haya alguien que nos supere en bienes o sueldo. Esta insatisfacción perenne nos empuja, al ritmo de ‘Money’ de Pink Floyd o ‘Money, Money’ de ‘Cabaret’, a una carrera de ratas, una competición permanente con los demás, alentada por las empresas, porque nos lleva a trabajar más para cobrar más y gastar más. Es por eso que los deportistas que obtienen la medalla de bronce son más felices que los que ganan la de plata, como argumenta Manuel Conthe, expresidente de la CNMV, en ‘La paradoja del bronce’.

En la misma línea, otro economista, el chileno Manfreed Max-Neef, planteó en los 90 la hipótesis del umbral: “En toda sociedad parece haber un periodo en el cual el crecimiento económico genera un mejoramiento de la calidad de vida. Ello solo hasta un punto umbral, cruzado el cual el crecimiento económico genera un deterioro en la calidad de vida”. Max-Neef considera, por tanto, que el producto interior bruto (PIB) de un país es un indicador bastante absurdo porque en él todo se suma. En consecuencia, se da la aberración de que una guerra o un enorme desastre serían beneficiosos para la economía, pues estimularían la inversión y el consumo.

En definitiva, la política económica debería estar dirigida más a elevar la calidad de vida y el bienestar de la gente que la renta o el PIB. Y eso pasa por reforzar los pilares del estado de bienestar y no por debilitarlos, como se está haciendo con tanto tijeretazo.

Ver Post >
El talento de Mr. Ripley
img
El Zurdo | 22-01-2012 | 23:01| 0

 

En la película ‘El talento de Mr. Ripley’ (1999), que adapta la novela homónima de Patricia Highsmith, hay una escena en la que se pregunta al protagonista cuál es su talento. Tom Ripley responde que mentir, falsificar firmas e imitar voces. Similar talento tienen los poderosos y aspirantes a serlo. Manuel Fraga lo poseía; solo hay que ver su metamorfosis política: de ministro de la mordaza franquista pasó, muerto el Caudillo, a padre de la actual Constitución española. Y su cachorro Mariano Rajoy está demostrando ser un discípulo aventajado.

Fraga, Rajoy y todos los que ambicionan o ejercen el poder tienen piel de camaleón, corazón de águila imperial, lengua de serpiente y siete vidas como los gatos. Son supervivientes natos, como Flavio Josefo, y sus libros de cabecera son ‘El príncipe’ de Maquiavelo y ‘El arte de la guerra’ de Sun Tzu. Pisarán cuantas cabezas sean necesarias y cambiarán de discurso y chaqueta las veces precisas. No tienen la habilidad de Ripley para falsificar firmas, pero sí las estadísticas y la historia; ni saben imitar voces, pero sí plagiar y apropiarse de ideas ajenas. Su ideología se basa en el terrible principio que revela a sus fieles más íntimos el ‘Viejo de la montaña’, creador a finales del siglo XI de la secta de los asesinos, en la novela histórica ‘Alamut’, de Vladimir Bartol: “¡Nada es verdadero, todo está permitido!”. Rajoy ha venido a decir lo mismo en respuesta a la pregunta de si iba a subir el IVA: “En la vida nada es para siempre”.

El poder se sustenta en la inestable base de la mentira y, por tanto, tiene que decir continuamente falsedades, según argumenta el también recientemente fallecido intelectual Vaclav Havel, último presidente de Checoslovaquia, en su ensayo ‘El poder de los sin poder’ (1978). Como explica Havel, el poder no caerá, pues, mientras los ciudadanos estén dispuestos a vivir en la mentira, confundirse con la masa anónima, dormirse cómodamente en el lecho de la vida inauténtica y, así, ratificar y consolidar el sistema. Havel se refiere al sistema que llama ‘postotalitario’, el de los regímenes comunistas. Sin embargo, plantea que “¿acaso no se corresponde con la repugnancia general del hombre de la sociedad de consumo (la nuestra) a sacrificar cualquier seguridad material en nombre de su integridad espiritual y moral?”.

De hecho, nuestro sistema es un totalitarismo ‘light’: gozamos de derechos más formales que reales y nuestras vidas son objeto de un control y una estandarización sutiles. Y el que se rebela o se sale de lo normal no es enviado al gulag pero es marginado. Ello queda sintetizado en el monólogo inicial del film ‘Trainspotting’: “Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas…”.

Nuestra sociedad no solo sufre una profunda crisis económica, sino también de identidad y moral. Dice Havel que el hombre que ha elegido la escala consumista de valores es un hombre desmoralizado; en esta desmoralización se basa el sistema. Por ello, el poder combatirá al que vive en la verdad, al que dice que el rey está desnudo; no puede consentir que despierte la conciencia de los que viven en la mentira.

Ver Post >
Dios salve al Rey
img
El Zurdo | 17-01-2012 | 11:40| 2

 

Su majestad está triste, qué le pasa a su majestad. No se le veía así desde el 23-F. La culpa la tiene ese yerno codicioso al que creía un clon del Príncipe y le ha salido rana. Vaya mala pata la del Rey: primero la rodilla, luego el tendón de Aquiles y ahora este don Juan que cazó a su hija y ha resultado peor que un juanete. De jugar con la mano a la pelota, pasó, presuntamente, a dar pelotazos y meter la mano en la caja pública de Valencia y Palma, con la supuesta complicidad del trajeado Paquito, el chocolatero, y Jaume, el hombre de Arena, dos ejemplares de probada probidad para el hoy presidente del Gobierno hasta que se chamuscó la mano que puso en el fuego por ellos.

El duque de Palma usó, presuntamente, una fundación sin ánimo de lucro para lucrarse. ¡Nóos, hijo, Nóos, eso no se hace, “no es ejemplar”! Enterado de sus tejemanejes, el Rey, al parecer, ordenó en 2006 al marido de la infanta Cristina que abandonara sus turbios negocios. Pero el excelentísimo señor se pasó el mandato real por el arco del triunfo y siguió viviendo con su real mujercita a cuerpo de rey sin dejar su reality show. Hoy cumple 44 inviernos -como su cuñado Felipe- imputado por varios delitos de corrupción.

Ahora le toca hablar a la Justicia, que, según dijo el Rey cuando nos dio la Nochebuena, “es igual para todos”, te llames Alfredo Sáenz o Miguel Montes Neiro. ¡Ya! La prueba es que, en una de sus últimas contribuciones al malestar del país, el gabinete del doctor Zapatero indultó al consejero delegado del Santander de una condena, nunca cumplida, de tres meses de arresto e inhabilitación para ejercer su oficio de banquero por un delito, cometido hace 17 años, de acusación falsa cuando presidía Banesto. En cambio, el considerado preso común de España que lleva más tiempo en la cárcel, 36 años, pese a no tener delitos de sangre en su expediente, también fue indultado parcialmente en vísperas de las navidades, pero aún sigue entre rejas porque la Audiencia de Granada rechaza que se le computen los días que ha pasado en prisión preventiva (o sea, antes de ser juzgado y condenado) “al carecer de competencias para ello”.

Esperemos que la Justicia trate a Iñaki con justicia. Por lo pronto, la justicia del Rey no ha tardado en condenar al ostracismo al apestado yernísimo, no vaya a ser que su escándalo acabe logrando lo que no pudo Tejero. No obstante, no parece que peligre la monarquía, aunque va perdiendo apoyo ciudadano. Según un reciente sondeo de Metroscopia, el 49% de los súbditos la prefiere frente al 37% que preferiría una república; hace cuatro años, el 69% frente al 22%.

Como cantarían los Sex Pistols, “Dios salve al rey, / el régimen popular / Te han convertido en un idiota, / una bomba H en potencia. // Oh, Dios salve la historia / Dios salve tu loco desfile / Oh, señor ten piedad / Todos los crímenes se pagan. // Dios salve al rey / En serio, hombre, / amamos a nuestro rey, / que Dios le salve. // Dios salve al rey / En serio, hombre / No hay ningún futuro / en el sueño de España. // No hay futuro, no hay futuro / No hay futuro para ti / No hay futuro, no hay futuro / No hay futuro para mí”.

(Publicado en el diario HOY el 15/1/2012)

CANCIÓN ‘GOD SAVE THE QUEEN’ DE SEX PISTOLS

http://www.youtube.com/watch?v=yInsMNJ4fcM

Ver Post >
Pesadilla después de Navidad
img
El Zurdo | 08-01-2012 | 22:52| 0

 

Qué desastre, qué desastre. Mister Bean ha dejado el país para el arrastre. Se creía el rey del mundo, el capitán del Titanic, un tipo genial, del que grandes historias recordarán. Solo quería para todos lo mejor, mas todo lo que hizo fue un error. No lo podía comprender, nunca imaginó esta locura que nos legó. Pero el se jacta de que lo intentó y triunfó, de que el cielo estuvo a punto de tocar, aunque al final catacloc, en el infierno de cabeza nos hundió.

Menos mal que aquí ya está el nuevo rey Calabaza. Don Mariano no esperará hasta Halloween para meternos el miedo (y la mano) en el cuerpo porque tiene un nuevo plan con el que todos se asustarán. Nos aguó la fiesta. Navidad, Navidad, amarga Navidad. Toca pagar el empacho de turrón más caro del mundo. Y ya no tenemos crédito para gastar más y más. Con gran esfuerzo va a intentar el desastre del señor Alubia enmendar, pero me temo que lo agravará. Ha puesto a cortar y cortar a Luis Manostijeras de Guindos, que ya afila con fruición las tijeras de podar. 16.500 millones del ala debía este año recortar para cumplir la promesa hecha a la bruja del Este, Angela; pero diez días después ya eran casi 40.000. Mariano sabe que lo prometido es deuda; aunque todo depende de a quién prometas. No es lo mismo prometer a tus electores que los impuestos no subirás, que prometer a la bruja del Este que el déficit hasta el 4,4% reducirás. Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras. Pero Mariano es el maestro de la mascarada, del ‘donde dije digo, dije diego’. Lon Chaney a su lado es un aprendiz de hombre de las mil caras. Si Mister Bean era el Maquiavelo de León, don Mariano es un gallego de pro. “La subida del IVA es el sablazo que un mal gobernante le pega a todos sus compatriotas que ya están muy castigados por la crisis”, decía. “Es un disparate en tiempos de crisis subir los impuestos”, añadía. “Más impuestos es más paro y más recesión” y ello “va a afectar a las clases medias y trabajadoras”, advertía. “Mi intención es no subir los impuestos porque con las dificultades que están teniendo las empresas y los españoles no me parece lo más razonable”, prometía. Dicho y no hecho: subida de IRPF e IBI para todos. A todos nos toca arrimar el bolsillo.

Y eso es solo “el inicio del inicio” de la pesadilla, pues el nuevo rey Calabaza tiene más sorpresas preparadas para convertir en una noche de brujas inolvidable la vida del 99% que no tenemos nada o casi nada. Si es del 1% pudiente, no desespere, aún hay margen de beneficio. Los más ricos entre los ricos españoles ya ganaron el 8,6% más en el terrible año que cerramos y apuesto mi esperanza, que es lo único que nos queda por perder, que se apuntarán otro tanto en el annus horribilis que comenzamos. El dinero llama al dinero. Dos datos así lo demuestran: en 2011 las ventas de coches cayeron el 17,7% y las de autos de lujo subieron el 83,1%. ¿Por qué unos tanto y otros tan poco? El periodista Matt Taibbi, autor de ‘Cleptopía’, lo tiene claro: “Unos cuantos mamones le están robando el dinero a la gente”. Algún que otro, incluso, con la connivencia real.

(Publicado en el diario HOY el 8/1/2012)

CANCIÓN ‘¡QUÉ DESASTRE!’ DE LA PELÍCULA ‘PESADILLA ANTES DE NAVIDAD’

http://www.youtube.com/watch?v=BpZg9tPUAhU

 

Ver Post >
El árbol del bienestar se muere
img
El Zurdo | 18-12-2011 | 22:37| 0

 

Hace justo dos semanas murió ‘el Abuelo’, un alcornoque de 500 años, en la finca La Herguijuela, cerca de Monfragüe. Este árbol singular no soportó el peso de sus ramas y se desplomó. Quizá, como sostiene el dueño de la finca, una discreta poda le hubiera salvado la vida. Pero la normativa medioambiental prohibía que se tocara.

Nuestro árbol del bienestar se encuentra en similar estado crítico. Urge podarlo para evitar su caída. A ello se han entregado sin mesura nuestros jardineros infieles, mas temo que se les vaya la mano con la motosierra y acaben talando el tronco o alguna rama capital. Cortar no basta para sanearlo; también se necesita regarlo y abonarlo, algo que se está descuidando. Cierto que el agua y el estiércol escasean en estos tiempos de sequía, pero habrá entonces que reclamárselos a los que tienen el pozo y el estercolero a rebosar, amén de intensificar la limpieza de fosas sépticas y emplear más zahoríes en la búsqueda de manantiales ocultos. Sin embargo, nuestros mayorales han decidido reducir en 3.000 personas la plantilla de la Agencia Tributaria, entre cuyas funciones está perseguir el fraude fiscal: o sea, a los que nos roban agua y la esconden en oasis.

Por su parte, los patrones de la finca quieren más facilidades para echar a labriegos y braceros e incluso al personal de servicio público. Y, por supuesto, pagarles menos jornal. Por eso, se le van los ojos detrás de los ‘minijobs’, que no son unos pantalones cortos, sino miniempleos. Esta fórmula laboral se creo en Alemania en 2003 para atajar el galopante paro -en especial, el juvenil- y la economía sumergida. Consiste en contratos con un sueldo de no más de 400 euros para faenas de “escasa consideración” (camarero, cuidador de ancianos o discapacitados, dependiente de tienda, cajero de súper…). El empleador paga menos al fisco y la Seguridad Social. Y hasta 2003 un ‘miniempleado’ no podía currar más de 15 horas semanales; desde entonces, no hay límite. Así, para un empresario es de recibo contratar a tres trabajadores con un miniempleo antes que a uno con jornada completa. Ello ha ayudado a elevar el número de curritos pobres en la próspera Alemania. Según un reciente informe del comisario europeo de Empleo, representan el 6,8%, dos puntos porcentuales más que en 2005. En España son el 11,4%, y creciendo, pues la gran obsesión de los patrones es aumentar la productividad de sus empleados, y eso pasa por que hagan más en menos tiempo y por menos dinero.

La creciente precarización laboral contribuirá a reducir más aún el poder adquisitivo de los españolitos, que no deja de menguar: ya es ocho puntos inferior a la media de la eurozona. Pero los patrones se empeñan en solicitar medidas que incrementarán esa precarización. Se están tirando piedras sobre su tejado, porque cada vez menos gente podrá comprar sus productos y acabarán cerrando el negocio y haciendo cola ante el comedor de Cáritas como los curritos a los que echó o paga una mierda.

Nuestro árbol del bienestar se muere, pero más por falta de agua y abono que por exceso de ramaje.

(Publicado en el diario HOY el 18/12/2011)

 

 

Ver Post >
Más ricos, más pobres
img
El Zurdo | 12-12-2011 | 12:40| 0

La distancia, medida en euros, entre ricos y pobres no deja de crecer y ya es la mayor en 30 años. El 10% más afortunado de la población gana nueve veces más que el 10% más desdichado, según un informe publicado esta semana por la OCDE, el club de los países ricos. En España esa brecha es superior: de 11 veces a una; pero por debajo de la de la tierra de las oportunidades, Estados Unidos, que es de 14 a una. Ojo, el estudio abarca hasta 2008, con lo que no recoge el impacto de la crisis, y la organización advierte que datos recientes muestran que la desigualdad ha aumentado durante los dos últimos años.

Estas cifras echan por tierra el mito capitalista de que los beneficios del crecimiento económico se filtran automáticamente a los desfavorecidos, como reconoce el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. A su juicio, “la redistribución de los ingresos debe estar en el centro de gravedad de una gobernanza responsable” no solo por razones éticas sino también económicas. Con este fin, defiende subir los impuestos a los más ricos porque han ganado más y han aportado menos a la caja pública que las clases medias. Tamaña injusticia ha desencadenado un rápido y creciente descontento popular desde Sol a Wall Street ante la sensación, como subraya Gurría, de que están pagando la crisis los que no la crearon.

La desigualdad social ha contribuido a generar la crisis y supone un freno para el crecimiento. ¿Por qué? “En vez de distribuir la renta, una gigantesca bomba aspirante ha confiscado una parte de la riqueza producida en beneficio solo de algunos (…), y, como en una partida de póquer donde las fichas estuviesen cada vez más concentradas entre un número cada vez más pequeño de jugadores, los que no tenían fichas solo podían continuar jugando pidiéndolas prestadas, y la partida continuó hasta que el crédito se agotó, y entonces la partida se acabó. Si los miles de millones de dólares que se han invertido en la especulación financiera se hubiesen repartido en forma de renta a las clases medias y bajas, se habría podido mantener el consumo y la actividad y nos habríamos ahorrado la crisis”. Estas palabras describen perfectamente lo que ha pasado, aunque fueron dichas en 1934, en plena Gran Depresión, por Marriner Eccles, quien no era un rojo peligroso sino el presidente de la Reserva Federal de EE UU, como recuerda Josep Borrell, expresidente del Parlamento Europeo, en el libro ‘La crisis del euro’.

Por eso, para salir de la crisis y evitar su repetición, Borrell propone “distribuir mejor la renta y evitar el recurso sistemático al endeudamiento público, y eso exige doblemente una mayor equidad fiscal”. En plata, que paguen más los que más tienen.

Sin embargo, nuestros gerifaltes han tomado la dirección contraria: rebajar salarios y prestaciones sociales y subir impuestos indirectos como el IVA, incluso en artículos de primera necesidad, un duro zarpazo a la bolsa y la vida de las clases medias y bajas y, por consiguiente, un palo en la rueda del consumo, la ‘mano invisible’ que mueve la economía.

(Publicado en el diario HOY el 11/12/2011)

Ver Post >
Europa en el diván
img
El Zurdo | 05-12-2011 | 14:21| 0

La vieja y depresiva Europa no anda bien de la cabeza. Necesita urgentemente ayuda psiquiátrica. Dudo si padece esquizofrenia o trastorno de personalidad múltiple (también llamado de identidad disociativo), aunque me inclino por el segundo. Según tengo entendido, dicho trastorno es un mecanismo de defensa de la persona, que se escapa de la realidad para poder sobrellevar el dolor y el miedo provocado por un abuso repetido durante la infancia. Consiste en la existencia en el individuo de dos o más identidades o personalidades. Al menos dos de ellas controlan de forma recurrente su comportamiento. Además, el paciente sufre amnesia y es frecuente que intente suicidarse o automutilarse.

Nuestro paciente europeo presenta 27 personalidades, pero las que llevan la voz cantante son el castrador superego germano y el gallito ego francés, quienes, una y otra vez, reprimen los deseos del ello ciudadano y mangonean al resto de identidades. En su infancia sufrió varios abusos, los más traumáticos y recientes a manos de dos padrastros totalitarios y crueles: Hitler y Stalin. Esos abusos le han llevado a intentos de suicidios, como las dos guerras mundiales, o de automutilación, como la guerra fría o la manera en que está afrontando la crisis del euro: primero, demorando en exceso el rescate de su personalidad más disoluta, la griega, lo que desestabilizó a otras también frágiles, como la irlandesa, la portuguesa, la italiana y la española; luego, apretándose el cinturón hasta la asfixia, sangrándose y dándose tijeretazos, incluso en órganos vitales para su estado de bienestar. También parece tener pérdidas de memoria, pues no recuerda o no quiere recordar que su modo de hacer frente a la crisis solo agravará su salud mental, como ya le sucedió durante la Gran Depresión de los años 30.

El tratamiento de este mal suele ser arduo, largo y doloroso. El individuo puede sufrir muchas crisis debido a acciones de las personalidades y por la desesperación que puede acarrear la terapia. El objetivo del terapeuta es facilitar la comunicación entre las distintas identidades, estabilizarlas e integrarlas en una única o, al menos, alcanzar una interacción armoniosa entre ellas. El problema de nuestro paciente es que su personalidad dominante, la alemana, torea e ignora sistemáticamente al inoperante equipo médico que lo trata, encabezado por Durão Barroso y Van Rompuy. Se echa de menos al doctor Delors, quien ha advertido que la raíz del trastorno europeo está en la falta de un poder central que coordine las acciones (políticas económicas) de sus personalidades (naciones), lo que permitió que algunas de ellas actuaran sin control (incurriendo en deudas imposibles de pagar). Pero ese poder central debe recaer en un terapeuta que sea totalmente autónomo de la identidad teutona o cualquier otra y que ayude al paciente a integrar todas sus personalidades en un yo que satisfaga racionalmente los deseos y demandas del ello ciudadano no subordinándolos al superyó germano, sino conciliándolos con él. Menuda empanada mental, ¿verdad?

(Publicado en el diario HOY del 4/12/2011)

Ver Post >
Sobre el autor El Zurdo

Últimos Comentarios

genadiew_7077 02-10-2017 | 17:37 en:
Choque de nacionalismos
veintitresydoce 25-05-2016 | 16:46 en:
Regreso al futuro

Otros Blogs de Autor