Hoy

img
Etiqueta: Fiodor Dostoievski
El palacio de cristal
img
El Zurdo | 19-12-2016 | 18:03 |0

Para describir el mundo globalizado o «sincrónico» actual, el filósofo alemán Peter Sloterdijk recurre a la imagen del palacio de cristal, acuñada por Fiódor Dostoievski en la novela ‘Memorias del subsuelo’ (1864): una metáfora que remite al famoso gran recinto de la Exposición Universal de Londres de 1851. El escritor ruso creyó ver en dicho palacio la esencia de la civilización occidental como en un último concentrado.

Según cuenta Sloterdijk en su obra ‘En el mundo interior del capital’, Dostoievski reconoció en el monstruoso edificio londinense una estructura devoradora de lo humano, un contenedor de culto en el que los seres humanos rinden homenaje a los demonios de Occidente: al poder del dinero, al movimiento puro y a los placeres narcoestimulantes. Ese palacio alberga el espacio interior del mundo del capital, que no es un ágora ni una feria de ventas al aire libre, sino un invernadero que ha arrastrado hacia dentro todo lo que antes era exterior. En definitiva, la metáfora del palacio de cristal ilustra bien lo que los economistas llaman «sociedad de consumo», una Babilonia horizontal en la que, como explica Sloterdijk, «la condición

Ver Post
Dios Fidel
img
El Zurdo | 05-12-2016 | 12:38 |0

Ríos de tinta se han escrito sobre Fidel Castro desde que murió hace una semana. Fue, espero, el último dictador de América Latina (o mejor dicho, el penúltimo si no consideramos a su hermano Raúl su mera prolongación), donde los ha habido de todos los colores. Fidel era verde caqui por fuera y rojo por dentro; un falso mesías que traicionó la revolución que encabezó al poco de asaltar el cielo. No tardó en emular al caudillo que derrocó. Era la cara de la misma moneda trucada de la que Fulgencio Batista era la cruz. Batista fue un tirano Banderas apadrinado por el Tío Sam que hizo de Cuba el burdel y el casino de EE UU. Fidel, quien tras la máscara de Marat escondía el rostro de Sade, se sacudió el ala de la rapaz águila imperial americana, que se lo pagó con un embargo que solo sirvió para empobrecer más al pueblo cubano y apuntalar más el régimen castrista, que encontró la coartada perfecta para perpetuarse y hostigar al disidente.

Nadie que se declare demócrata y de izquierdas puede justificar una dictadura, ni siquiera la del proletariado. Fidel era un justo que proyectaba la sombra de un asesino; pertenecía a esa izquierda jacobina

Ver Post

Últimos Comentarios

veintitresydoce 25-05-2016 | 16:46 en:
Regreso al futuro
mripalda 19-01-2015 | 12:14 en:
A salvo de la libertad

Otros Blogs de Autor