Sexo, adolescentes e internet: menudo reto | Escuela de Padres - Blogs hoy.es

Blogs

Carlos Pajuelo

Escuela de Padres

Sexo, adolescentes e internet: menudo reto

Las nuevas circunstancias sociales nos obligan a los padres a abordar la sexualidad con nuestros hijos con nuevas fórmulas.

Las nuevas circunstancias sociales nos obligan a los padres a abordar la sexualidad con nuestros hijos con nuevas fórmulas.

Hija, ten mucho cuidado, le dijo la madre de Begoña a su hija de 16 años poco antes de salir de casa. “Mamáaaaaaaaa. ¿¡¡¡Quieres confiar en mí?!!!, respondió, entre ofendida e irritada, la niña.  A lo que la madre le contestó, hija, si yo confío en ti. Es que no sea que te vayan a echar “algo” en la Coca-Cola”.

Que afición tenemos los padres, a veces, a hablar a los hijos con metáforas, sobre todo cuando no sabemos cómo abordar ciertos temas. Realmente la madre de Begoña no tiene mucho miedo a que le echen algo en la Coca-Cola, tiene miedo a otra cosa. ¿A que sí?

La educación sexual de los hijos va mucho más allá que hablar de  los embarazos, de la fecundación, del pene y de la vagina. La educación sexual está enmarcada dentro de la educación afectiva de nuestros hijos y  pretende que tengan información veraz sobre la dimensión afectiva y sexual del ser humano informando sobre las conductas sexuales de riesgo, que están a la orden del día, y de las consecuencias de dichas conductas.

En este post me quiero referir fundamentalmente a hablar con nuestros hijos del intercambio de fotografías y vídeos de contenido sexual asociadas al uso, tanto de teléfonos móviles, como de ordenadores personales

Los padres educamos a nuestros hijos en una sociedad que va avanzando continuamente, en la que se producen cambios de forma vertiginosa, y en la que  aparecen nuevas manifestaciones de las conductas afectivo-sexuales. Y no sólo para los adolescentes: os recuerdo que este pasado verano apenas ha habido sol en las playas con tanta Sombra de Grey.

Los padres, ante la educación afectivo-sexual,  debemos de aprender a anticiparnos, a dar información clara a nuestros hijos, y estar dispuestos a dar respuestas si nos preguntan.

¿Cómo se habla de sexo con los hijos? Con decisión y con cariño, controlando los mensajes que nacen de  nuestros miedos. Debemos evitar frases como  “para mí es inadmisible, me defraudarías totalmente, eso sólo lo hacen las pilinguis, etc.”. Los mensajes catastrofistas no ayudan. Nuestros hijos adolescentes están aprendiendo y, si se equivocan y creen que nosotros les hemos cerrado las puertas, ¿dónde buscarán ayuda?

Hablar de sexo con nuestros hijos no precisa de buscar un vocabulario lleno en metáforas.  Hablar de sexualidad requiere tranquilidad  y mucha comprensión porque el despertar de la sexualidad se produce en un momento en el que nuestros hijos adolescentes son sacos de hormonas revueltas, que creen que están “enamorados”, y que pueden considerar determinadas conductas, como enviar una foto comprometedora, como una  prueba de amor.

Por eso hay que decirles a los hijos que entendemos que estén enamorados . Y dicho que nos alegra que se “sientan”  enamorados, también entendemos también que, cuando alguien te abraza, “te dice te quiero”, “te dice que eres especial”, “eres el aire que respiro”, etc., etc., uno se siente muy bien

No les niegues sus emociones, no le digas que eso que sienten son tonterías y que ahora, lo que tienen que hacer es dedicarse a los estudios, y que ya tendrán tiempo de enamorarse.

En la actualidad los padres tenemos que hacer especial  mención  sobre los peligros de enviar y de solicitar  fotos o vídeos con contenido sexual explícito (desnudos, masturbación, etc.) porque nunca se sabe qué ojos ven esas fotografías, ni tampoco el daño que la divulgación de dichas fotos puede acarrear a nuestros hijos e hijas.

Debemos dejar claro a nuestros hijos que las pruebas de amor no necesitan de fotografías ni videos comprometidos, porque eso puede conllevar  un uso fraudulento de esas imágenes y distribuirlas con intención de dañar, de chantajear.

He visto en éstos últimos años a algunas chicas y chicos completamente abatidos por esta razón, y os aclaro que son chicas y chicos como tus hijos, como los míos, buenos chicos, buenas chicas…pero que creían que estaban enamorados de un pedazo de cielo y, en realidad, habían caído en la red de un manipulador o de una manipuladora.

La sexualidad es una manifestación más de nuestra vida afectiva y las conductas sexuales y afectivas de nuestros hijos necesitan también de patrones, de información, de normas y de límites.

Así que, os animo a hablar con los hijos, y expresarles vuestras opiniones respecto al tema,  lo que creéis y los valores que queréis transmitir. Educar para que les quede meridianamente claro que pase lo que pase siempre podrán recurrir a vosotros,  a sus padres, que sabréis cómo prestarles ayuda.

A lo mejor hoy es un buen día para sentarte a hablarles, un buen día para ejercer de padres, un buen día para mostrar cuánto queremos a nuestros hijos. Un día más.

 

Para saber más:  Amber Madison,  Cómo hablar de sexo con los adolescentes… para que te escuchen.

La tarea de ejercer de padres

Sobre el autor

Carlos Pajuelo Morán, psicólogo y padre de dos hijos, ejerce su tarea de Orientador en el Equipo Psicopedagógico de Atención Temprana de la Consejería de Educación y Empleo. Durante 21 años ha sido profesor asociado en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura. En este blog los padres y madres interesados por los temas de la educación encontrarán información fácil y accesible, basada en aportaciones de la psicología y la psicopedagogía, que les ayude a identificar las competencias y habilidades que como padres poseen y a utilizarlas de la manera más eficaz para poder seguir ejerciendo esta apasionante, aunque a veces ingrata, tarea de ser padres.


marzo 2013
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031