¿Cómo deben organizarse los deberes? | Escuela de Padres - Blogs hoy.es

Blogs

Carlos Pajuelo

Escuela de Padres

¿Cómo deben organizarse los deberes?

Mejorar las tareas un reto para padres y maestros

“Te dejo Carlos que ya hemos empezado el curso y  con él llegan las tareas y  me tengo que poner a leer con la niña y con la caligrafía del otro… ¡Madre mía con las ganitas que tenía de que empezaran las clases! y no veas qué tardes, discuto más que los tertulianos del “sálvame”. Y no te rías”, fue lo último que me dijo mi amiga Paqui mientras se marchaba como alma que lleva el diablo.

Este, el de las tareas escolares, es un tema de mucha enjundia y que considero que su regulación y  su justificación se encuentran en una especie de  “limbo” que tiene que ver más con el “uso y la costumbre” que con una planificación coordinada entre familia y escuela del papel de las tareas en el ámbito familiar.

En un pasado post hablé sobre cómo ayudar a los hijos en las tareas escolares, y en éste me gustaría hacer hincapié en algunos aspectos para optimizar el valor de las tareas para que éstas no se conviertan en una situación de crispación, pelea, llantos y además durante todo un curso.

¿Son necesarias las tareas escolares?

De entrada yo digo que las tareas son buenas, y si además están bien diseñadas, organizadas y coordinadas entre centro y familia, son muy buenas.

1.- Los deberes deberían tener como función principal la de dar apoyo y consolidar los aprendizajes realizados en el colegio, y no la de “sustituir” lo que no se ha hecho en el colegio. Ya sé que muchos padres estareís pensando “es que como no me ponga con mi hijo a hacer las tareas no aprueba el curso“.

2.- Los deberes requieren una importante coordinación entre los profesores del centro para que distribuyan la carga de las tareas de manera equitativa porque se puede dar el caso que alumnos con diferentes profesores se vean sometidos a una ingente cantidad de tareas.

3.- Los deberes tienen que tener en cuenta las características personales del alumno. Porque los alumnos no son iguales, no todos tienen las mismas necesidades ni las mismas capacidades a la hora de aprender.

4.- Lo que se busca con los deberes es la calidad y no la cantidad. El aburrimiento por realizar una tarea repetitiva mina la motivación. Hacer 20 sumas cuando has demostrado que haces bien cinco sumas, es solo sumar por sumar.

5.- Los deberes necesitan, sobre todo, de una buena coordinación entre profesores y padres para que a ambos les quede claro que el tipo de tareas que se van a realizar tienen un porqué y un  tiempo que le tienen que dedicar. Cuanta más comunicación, mayor entendimiento y por lo tanto mayor posibilidad de que los deberes no se conviertan en un punto de fricción entre padres y profesorado y sobre todo entre padres e hijos.  (“El niño se puede quedar atrás y yo tengo que seguir la marcha de la clase” es una frase que a veces escuchan los padres, y si no se les explica bien pueden entender que lo que se les pide es que la “avería” hay que repararla en casa.)

6.- ¿Cuánto tiempo haciendo tareas/estudiando?

El horario al final va a depender de cómo es el alumno-hijo; hay algunos que hacen las tareas en poco tiempo y otros que se eternizan. Lo mejor es hablar  con los tutores de tus hijos para junto con ellos determinar cuál debe ser el horario más apropiado. Te recuerdo que las actividades extraescolares también cansan, física y mentalmente, no son un “recreo” por lo que influyen en el horario de hacer deberes y estudio.

  • En Educación Infantil es bueno comenzar a crear el hábito de sentarse un ratito todos los días de lunes a viernes y que las criaturas “jueguen” a hacer tareas. (Ojeando cuentos, realizando dibujos, puzles, construcciones, etc., en los que la única instrucción es terminar lo que se empiece.)
  • En Educación Primaria, en el primer ciclo las tareas no deberían de ocuparles más de 30 minutos al día. 45-60 minutos como máximo en el segundo ciclo y hasta una hora y media en el tercer ciclo.  Insistir en que esto hay que hacerlo todos los días de lunes a viernes y en el fin de semana o bien sábado o bien domingo el mismo tiempo para repasar.
  • En Educación Secundaria, creo que entre una hora y media y dos horas y media es más que suficiente para hacer tareas y estudiar.

Os dejo que tengo tareas.

 

La tarea de ejercer de padres

Sobre el autor

Carlos Pajuelo Morán, psicólogo y padre de dos hijos, ejerce su tarea de Orientador en el Equipo Psicopedagógico de Atención Temprana de la Consejería de Educación y Empleo. Durante 21 años ha sido profesor asociado en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura. En este blog los padres y madres interesados por los temas de la educación encontrarán información fácil y accesible, basada en aportaciones de la psicología y la psicopedagogía, que les ayude a identificar las competencias y habilidades que como padres poseen y a utilizarlas de la manera más eficaz para poder seguir ejerciendo esta apasionante, aunque a veces ingrata, tarea de ser padres.


septiembre 2014
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930