Hoy

img
¿Prohibir los deberes en vacaciones?
img
Carlos Pajuelo | 19-06-2016 | 19:54

las vacaciones son para descansar. Pero nunca se descansa de aprender.


El tema de los deberes escolares no es más que un síntoma de un problema para mí mayor, la falta de sintonía, en algunos temas educativos, entre escuela y familia. Una falta de sintonía que tiene como consecuencia una cierta radicalización de posiciones entre los que piensan o dicen abiertamente “es que los padres no quieren aguantar a sus hijos ” y los que piensan o dicen “los maestros venga a poner tareas y ellos tan tranquilos en su casa”.

Y de esta manera, cada vez que surge la ocasión, aprovechamos, familias y profesorado, para atizarnos.

Establecer un debate para ver quién tiene razón si los “deberistas” o los “antideberistas” me parece, además de aburrido, inútil. Porque los deberistas tienen razón en algunas de sus propuestas  y los antideberistas tienen razón en algunas de su propuestas y ambos, a la vez están, según mi criterio,  equivocados en algunos de los argumentos de sus propuestas.

Hace tiempo publiqué un artículo respecto a los deberes escolares en el que los deberes se entienden de forma diferente según pongas el énfasis en la escuela como favorecedora del desarrollo o la escuela cono favorecedora del rendimiento.

Está claro que en el tema de los deberes escolares, como en casi todos los temas que hacen referencia a la educación, es conveniente hacer análisis lo menos apasionados posibles. Los deberes no son ni buenos ni malos en su esencia. La bondad o maldad vendrá dada por su manera de ser utilizados.

Las vacaciones son para descansar, claro que sí. Pero nuestros hijos menores están en proceso de formación y por ello están en periodo de aprendizaje constante. Viven y aprenden y en vacaciones se viven muchas situaciones que ayudan a aprender.

En las vacaciones se hacen cosas diferentes, se cambia el “chip” por eso no se trata de “repetir” el mismo formato de la escuela, se trata de utilizar lo aprendido en la escuela en otros formatos diferentes.

¿Es acaso la lectura un deber? ¿No tenemos los padres el deber de animar a la lectura donde se pueden vivir aventuras?,

¿Es acaso escribir un relato, un diario, un resumen de una película vista o de un video juego un deber?

¿No tenemos los padres el deber de animar a nuestros hijos a que aprendan a relatar sus experiencias en diarios, comics, libros de viaje, etc.?

¿Es acaso, escuchar música o tocar un instrumento musical o grabar un cd con canciones para un amigo o amiga especial, un deber? ¿No tenemos los padres el deber de animar a nuestros hijos a practicar ejercicios que faciliten el manejo de ese instrumento musical, o enseñar a disfrutar escuchando música y seleccionando aquello que más se ajusta a lo que sentimos?

¿Es que, acaso, aprender es algo negativo y perjudicial en vacaciones?

La escuela hace una propuesta sobre lo que sus alumnos deben de reforzar en vacaciones. Y claro está, las familias tienen la potestad de decidir si están de acuerdo o no con que su hijo haga, o no, dichas tareas y desde luego elegir también el medio para hacerlas. Pero esto último requiere tiempo por parte de los padres, por eso son tan socorridos los libritos de ejercicios y ¡hasta que no hagas dos páginas no vas a la piscina!

Ya sabéis que mi opinión frente a los deberes es muy clara, los que NO tiene que hacer los deberes son ni los padres ni las madres.

El aprendizaje, aprender, es emocionante. Una aventura ésta la de aprender. Y las vacaciones siempre son estupendos momentos para hacer cosas emocionantes.

Esperemos que el tema de los deberes no se convierta en un asunto de estado y sí en una necesidad para establecer mejores vínculos de comunicación entre  familias y escuela.

Las vacaciones son para disfrutar, claro que sí. La sensatez ayuda mucho a disfrutar de las vacaciones y de los hijos también.

 

Otros artículos sobre el tema de los deberes:

¿Tienen muchos deberes nuestros hijos?

Quién tiene que hacer deberes en tu casa?

Cómo deben de organizarse los deberes?

 


 

 

Sobre el autor Carlos Pajuelo
Carlos Pajuelo Morán, psicólogo y padre de dos hijos, ejerce su tarea de Orientador en el Equipo Psicopedagógico de Atención Temprana de la Consejería de Educación y Empleo. Durante 21 años ha sido profesor asociado en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura. Miembro del Comité Científico y Vocal del Observatorio de la Familia y la Infacia de Extremadura. En este blog los padres y madres interesados por los temas de la educación encontrarán información fácil y accesible, basada en aportaciones de la psicología y la psicopedagogía, que les ayude a identificar las competencias y habilidades que como padres poseen y a utilizarlas de la manera más eficaz para poder seguir ejerciendo esta apasionante, aunque a veces ingrata, tarea de ser padres.

Otros Blogs de Autor