Hoy

img
Fecha: octubre 1, 2017
Los padres que creían tener tesoros en vez de hijos
Carlos Pajuelo 01-10-2017 | 4:11 | 0

 

Los hijos no son un tesoro, el verdadero tesoro es educar a los hijos.

                      Los hijos no son un tesoro, el verdadero tesoro es educar a los hijos.

Mi tesoro, mi tesoro” con esa frase Gollum se trastorna, y bien trastornado, en la trilogía del Señor de los Anillos. No digo yo que los padres nos trastornemos con nuestros “tesoros” caseros, pero la verdad es que quizás, algunas veces, tanto brillo nos deslumbre y no nos deje ver con claridad que nuestros “príncipes” y “princesasno son más que niños y niñas, que, además de parecerse un montón a su padre y/o a su madre, lo que necesitan es educación. Educación porque, además, muchos de esos “príncipes y princesas” van a mutar en adolescentes “republicanos” y para esos días ya tienes que tener adelantada mucha tarea.

Ver a los hijos como niños y niñas en vez de verlos como tesoros nos permite verlos como son, con sus defectos y sus virtudes y esto es lo que más nos puede ayudar a la hora de educarlos, a la hora de establecer límites, a la hora de afrontar los momentos difíciles, a la hora de señalar lo que los padres consideramos tolerable y lo que es intolerable.

No seas injusto, ver a tu hijo como un tesoro lo que hace es que te quitas la responsabilidad de educar.Mi niño es un tesoro, un figura, un no veas lo que sabe, etc.” y cuando se haga adolescente, “¡ayyy, este niño ha cambiado!, ¡ay, se está perdiendo!, ¡ay, ha mutado de encanto a cactus con pinchos”. O sea, otra vez la culpa del niño.

Abre los ojos, educas a una persona, le estás dando a tu hijo o a tu hija herramientas para que se construya, para que aprenda a vivir en una sociedad en la que va a recibir múltiples influencias y la tuya es fundamental.

Si crees que tienes un tesoro vas a dejarlo huérfano, huérfano de guía, huérfanos de límites, huérfano de maneras de actuar.

Si crees que tienes un tesoro vas a hacerle creer que el mundo que le rodea es hostil cuando no vea su brillo.

Si tratas a tus hijos como si fueran tu tesoro solo vas a ver “piratas patapalo” al acecho de tu tesoro. Nadie será lo bastante bueno para tu tesoro.

Si crees que tienen un tesoro no querrás que sufra, le evitarás todo el sufrimiento posible, le vivirás su vida. Le engañarás. Y el día que tenga que enfrentarse al sufrimiento se vendrá abajo y tú detrás de él o de ella. Y ¿quién va a poner orden, tranquilidad, guía, etc. entonces?

Si crees que tienes un tesoro, te perderás la vida real de tu hijo o de tu hija y sufrirán porque ellos saben que no son unos tesoros y nada de lo que hagan podrá satisfacer las altas expectativas que tienen sus padres puestas en ellos.

Abre los ojos, tienes algo mucho mejor: eres padre, eres madre y ejercer esa tarea, educar, si que es un tesoro para tus hijos. 

El tesoro de educar.

Guardar

Ver Post >
Sobre el autor Carlos Pajuelo
Carlos Pajuelo Morán, psicólogo y padre de dos hijos, ejerce su tarea de Orientador en el Equipo Psicopedagógico de Atención Temprana de la Consejería de Educación y Empleo. Durante 21 años ha sido profesor asociado en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura. Miembro del Comité Científico y Vocal del Observatorio de la Familia y la Infacia de Extremadura. En este blog los padres y madres interesados por los temas de la educación encontrarán información fácil y accesible, basada en aportaciones de la psicología y la psicopedagogía, que les ayude a identificar las competencias y habilidades que como padres poseen y a utilizarlas de la manera más eficaz para poder seguir ejerciendo esta apasionante, aunque a veces ingrata, tarea de ser padres.

Otros Blogs de Autor