Hoy

img
Etiqueta: single
Nidos vacíos. ¿Y ahora, qué?
img
Carlos Pajuelo | 29-06-2017 | 16:36 |0

Se van los hijos y de repente hay que aprender, re-aprender, a vivir en pareja o en elegida soledad.

Se van los hijos y de repente hay que aprender, re-aprender, a vivir en pareja o en elegida soledad.

El otro día me contaba una amiga,  cuyos hijos “por ley de vida” han ido “abandonado el nido”, la sensación de tristeza que tuvo al pasar por un pasillo del Mercadona y mirar el estante donde estaban los tarros de la nocilla y pasar de largo porque en su casa ya no hay nadie que la utilice. “Tantos años comprando nocilla y de pronto mi cesta se queda huérfana de nocilla. Tantos años criando hijos y ahora qué.”

1.- Los hijos se van, unos antes que otros la verdad, y nos dejan para hacer su vida. Desde que nacen todo lo que van aprendiendo les lleva a ser cada vez más independientes, educamos a nuestros hijos para que el día que salten lleven la maleta cargada de herramientas para que vivan su propia vida.

Los hijos no son nuestra razón de ser, los hijos no son el sentido de nuestra vida. Los hijos no nos pertenecen, se pertenecen a sí mismos y por eso los educamos para que sean lo que ellos quieran o sean capaces de ser.

Dañinos amores esos que se basan en que “tú eres

Ver Post
Sobre el autor Carlos Pajuelo
Carlos Pajuelo Morán, psicólogo y padre de dos hijos, ejerce su tarea de Orientador en el Equipo Psicopedagógico de Atención Temprana de la Consejería de Educación y Empleo. Durante 21 años ha sido profesor asociado en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura. Miembro del Comité Científico y Vocal del Observatorio de la Familia y la Infacia de Extremadura. En este blog los padres y madres interesados por los temas de la educación encontrarán información fácil y accesible, basada en aportaciones de la psicología y la psicopedagogía, que les ayude a identificar las competencias y habilidades que como padres poseen y a utilizarlas de la manera más eficaz para poder seguir ejerciendo esta apasionante, aunque a veces ingrata, tarea de ser padres.

Otros Blogs de Autor