Hoy

img
Etiqueta: suspensos
"¡Tú eres de sobresaliente!": los padres insaciables
img
Carlos Pajuelo | 17-03-2016 | 20:35 |0

Padre, Madre, ¿Tú eres de sobresaliente?

Hoy quisiera hablar de los padres insaciables, de los padres que sólo valoran el rendimiento ya sea académico, ya sea deportivo, ya sea intelectual de sus hijos.  No es que los hijos tengan que ser buenos, es que tienen que ser los mejores. A la voz de “¡Porque tú eres de sobresaliente!”, hacen sentir a sus hijos la más áspera sensación  de inutilidad. No valoran el  esfuerzo, lo que tiene valor es el rendimiento, el resultado. El mejor de los resultados, porque tú eres de sobresaliente.

Yo no soy un padre de sobresaliente, a lo mejor por eso no entiendo a los padres que educan hijos como si fueran un producto bursátil, educar para obtener el máximo rendimiento.

Padres que hacen de la infancia, adolescencia y juventud  de sus hijos una exigente academia preparatoria como medio de alcanzar el éxito futuro. Hijo, tú eres de sobresaliente.

Estos padres entienden el futuro como territorio del éxito. Los  padres que educan con sus ojos puestos en el futuro, porque el futuro es el imperio de los más capaces. Los padres que viven el

Ver Post
Sobrevivir a los suspensos
img
Carlos Pajuelo | 24-06-2015 | 21:03 |0

Los padres no construimos hijos, les damos herramientas para que se construyan ellos

Hoy me vais a permitir que os hable de mi libro.  Ya sabéis que cuando uno escribe un libro se contagia del Síndrome de  Paco Umbral: una necesidad imperiosa de hablar de tu libro.

Un libro para los padres y madres que se tienen que enfrentar a una de las muchas adversidades que la tarea de educar conlleva. Suspender es una pequeña o gran adversidad, lo dejo a tu elección, pero sobre todo es una estupenda oportunidad de enseñar a nuestros hijos cómo afrontar las adversidades que la vida nos presenta.

Un libro que vino a mí por una serie de causalidades y casualidades. Todo empezó el día que una persona me escuchó en una charla para padres en un colegio. Esa persona, Celia Herrera, resultó ser una periodista, jefa de información en hoy.es, y me animó a escribir este blog. Una causalidad y otra casualidad hicieron que gracias a que este blog es una ventana en la que, para mi satisfacción se asoman muchas personas, a mediados de enero de este año  me llegó una proposición, de estas que son

Ver Post
¿Sabes por qué suspenden tus hijos?
img
Carlos Pajuelo | 21-12-2014 | 18:24 |0

la indefensión aprendida: otra manera de entender los suspensos

Porque no estudian lo suficiente. Es obvio, lo sabes tú, lo saben sus profesores, lo saben ellos.

Estudiar es la solución. Pero no basta con repetir hasta la saciedad ¡estudia!, porque si fuera por decírselo, todos los hijos obtendrían un buen puñado se sobresalientes.

Ayer pasé un par de horas con un grupo de adolescentes de esos que son expertos en suspender, un grupo de 16 chicos y chicas que asisten al programa REMA (Refuerzo, Estímulo y Motivación del Alumnado) alumnos que, con apenas 14 o 15 años, están empezando a dejar de creer en que puedan hacer algo que cambie su destino académico.

Son capaces de decir “si estudio podré aprobar“, pero lo dicen como el que expresa un deseo, un sueño en voz alta, como algo difícil de alcanzar. “Si estudio podré aprobar” repiten como una letanía con la que ahuyentar los negros presagios de la incompetencia.

Les decimos que, si quieren pueden aprobar, pero a veces se lo decimos con la misma poca confianza con la que se lo dicen ellos. “Si quieres puedes” es para

Ver Post
Qué deben hacer los padres si llegan malas notas: Actúa
img
Carlos Pajuelo | 18-06-2014 | 18:42 |0

Si llegan las malas notas, los padres tendrán que actuar según lo que hayan anunciado que iban a hacer. Si se prometió castigo, habrá que cumplirlo.

Si llegan las malas notas, los padres tendrán que actuar según lo que hayan anunciado que iban a hacer. Si se prometió castigo, habrá que cumplirlo.

Ésta puede ser una escena que se repita en muchos hogares estos días: Los padres sentados en el sofá de su salón, con  sus miradas perdidas en ninguna parte, mientras por la televisión se escuchan rumores de que el “tiki taka” de la selección ya no es lo que era. En sus manos, un boletín de notas que más bien podría llamarse “crónica de una muerte anunciada”. Un boletín que leen y releen a ver si, por fuerza de leer, alguno de los suspensos hubiera desaparecido. Los suspensos no pesan en el papel, pero sí en el ánimo de los padres.

La mirada permanece perdida durante mucho tiempo, pero la cabeza de los padres no para de buscar respuestas, pero siempre pasa quecuando más necesitamos respuestas, buenas respuestas que nos den una solución, lo que aparecen son cientos de “quesís, quesís de todos los tipos y de todos los colores:  “Que si no los motivan; que si los maestros; que si no valoran el esfuerzo; que si el

Ver Post
Guía para padres desesperados por los suspensos de sus hijos
img
Carlos Pajuelo | 16-12-2013 | 11:30 |0

No perder la calma es fundamental a la hora de abordar el problema. / HOY

No perder la calma es fundamental a la hora de abordar el problema. / HOY

Cuando los padres leemos el boletín de notas de nuestros hijos por lo general nos encontramos con algo que ya sospechábamos que pasaría. La lectura silenciosa de las notas, si éstas incluyen suspensos, termina con una mezcla de sentimientos de decepción, irritación y temor que no se manifiestan a partes iguales.

La razón de tanta preocupación  reside en que los padres  creemos que las notas son una señal que indica el rumbo que están tomando nuestros hijos. Desde esta óptica, la frase “Mi hijo ha suspendido” viene a ser algo así como “mi hijo está descentrado, mi hijo tiene problemas, como siga así va a terminar siendo un desgraciado”.

Y aquí estamos su madre y su padre, los que más lo quieren,  observando impotentes y asustados el inicio del fin.

Hoy me gustaría hablar del modo en que nuestros hijos “viven” sus suspensos. Así que hoy hablaremos de tipos de “suspendedores”, para que los padres sepamos cómo actuar ante ellos. Me vais a permitir que, aunque el tema es serio, yo lo aborde

Ver Post
¿Qué hacemos si nuestro hijo repite curso?
img
Carlos Pajuelo | 11-09-2013 | 10:18 |0

Niño intentando solucionar un problema de matemáticas.

Niño intentando solucionar un problema de matemáticas.

San Judas Tadeo ha vuelto a ser estos días el santo más popular dentro del santoral ya que durante los exámenes de  septiembre ha sido muy demandado para que mediara en el dilema que ha sido rumiado durante todo el verano por muchas familias: que nuestros hijos lograran pasar de curso o tuvieran que repetir.

Hay padres y madres que, por momentos, han creído que lo mejor es que el hijo repitiera curso para ver si madura un poco la criatura. Esta tendencia a entender la madurez de los hijos como si fueran tomates, esperando a que el paso del tiempo, a ser posible rapidito, solucione los problemas académicos que nuestros hijos presentan, es la que lleva a muchos padres y madres a decantarse por la repetición como una solución a esa falta de madurez.

También hay padres que temen que, si sus hijos repiten, se sientan fracasados e inferiores a sus compañeros y puedan perder la poca motivación que tienen por los estudios si tuvieran que repetir.

Así qué tenemos a muchos padres dudando al estilo de Hamlet ¿Repetir o no repetir?

Ver Post
Sobre el autor Carlos Pajuelo
Carlos Pajuelo Morán, psicólogo y padre de dos hijos, ejerce su tarea de Orientador en el Equipo Psicopedagógico de Atención Temprana de la Consejería de Educación y Empleo. Durante 21 años ha sido profesor asociado en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura. Miembro del Comité Científico y Vocal del Observatorio de la Familia y la Infacia de Extremadura. En este blog los padres y madres interesados por los temas de la educación encontrarán información fácil y accesible, basada en aportaciones de la psicología y la psicopedagogía, que les ayude a identificar las competencias y habilidades que como padres poseen y a utilizarlas de la manera más eficaz para poder seguir ejerciendo esta apasionante, aunque a veces ingrata, tarea de ser padres.

Otros Blogs de Autor